20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘soul calibur’

Soul Calibur V afila espadas para el online

Si los desarrolladores de Capcom son los reyes de la lucha 2D, en Namco encontramos a los maestros de los combates uno contra uno en 3D, ya sea con la saga Tekken o con Soul Calibur, que estrena ahora en PlayStation 3 y Xbox 360 su quinta entrega. El resultado es una vez de notable alto, pero por desgracia tiene sus “peros”.

Entrega tras entrega, la franquicia ha demostrado una clara tendencia que en Soul Calibur V se acentúa más que nunca: todo está pensado para una experiencia multijugador plena pero dejando a un lado en muchos casos el disfrute que producen los modos de juego individuales.

De este modo, nos encontramos con un modo Historia que está protagonizado por Patroklos, el hijo de la mítica Sophitia, pero que ni es especialmente espectacular ni demasiado largo. Además, la mayoría de personajes del juego quedan relegados a papeles secundarios sin ningún interés ni profundidad.

Cierto es que ningún modo historia de Soul Calibur ha llegado a entusiasmarme, pero en este caso el defecto se torna aún más grave debido a lo que le han hecho al modo Arcade, reducido a una sucesión de combates sin hilo argumental que los una. De este modo, todos los luchadores, viejos (Mitsurugi, Raphael, Ivy, Yoshimitsu…) y nuevos (Natsu, Xiba, Aeon…), quedan carentes de profundidad e incluso, en el caso de los recién llegados (salvo Patroklos y alguno más, Ezio Auditore incluido), de carisma.

¿Dónde están las historias individualizadas de cada personaje?, ¿dónde está su pequeña intro, sus motivaciones, sus amigos y enemigos, su desarrollo y la conclusión de su viaje? No creo que hubiese supuesto un esfuerzo titánico introducir algo que es característica común de todos los juegos de lucha y que, de un modo u otro, siempre ha estado presente en la saga.

Para mí, esta carencia y la ausencia de más modos de juego individuales dejan a Soul Calibur V un poco cojo. Sin embargo, hay que reconocer que como juego de lucha es impecable. Los combates son dinámicos, los movimientos resultan bellos y espectaculares y el control es lo suficientemente sencillo como para que todo el mundo pueda jugar pero con matices suficientes como para deleitar a los expertos.

Mientras que los novatos pueden disfrutar haciendo virguerías simplemente pulsando los botones de ataque, los jugadores avanzados disfrutarán perfeccionando tanto las habilidades ofensivas (tajos verticales, tajos horizontales, patadas y filos que rompen la guardia del rival) como las defensivas (desde la guardia convencional, hasta las guardias especiales, los contraataques o la evasión mediante desplazamiento alrededor del enemigo.

Varios elementos vienen a completar la experiencia de Soul Calibur V: la calidad técnica general, los hermosos escenarios y, sobre todo, un completísimo editor que nos permite crear a casi cualquier personaje imaginable, ya sea partiendo de uno de los modelos del juego, ya sea desde cero.

Aunque algunos elementos no ofrecen una cantidad exagerada de opciones (no se puede decir que haya muchísimos rostros o muchísimos peinados), la gran cantidad de detalles configurables da pie a dejar volar la imaginación: altura, corpulencia, ropajes, estampados, complementos, tatuajes, estilo de lucha, armas…

Si tenemos todas estas cuestiones en cuenta, ¿quiénes van a sacar más partido a Soul Calibur V? Yo diría que los jugadores a los que les gusta personalizar a su luchador, convertirse en expertos es un estilo de lucha determinado y dedicarle horas y horas al completísimo modo online.

Si no eres muy aficionado al juego en línea, disfrutarás de un buen título de lucha. Si eres un apasionado del juego en red, prepárate para dejarte horas de sueño blandiendo una espada virtual.

Duelo gráfico entre Xbox 360 y PS3

Un clásico de los debates consoleros: ¿qué plataforma tiene mejores gráficos?, ¿la Super o la Mega Drive?, ¿la Play o la Saturn?, ¿la Dreamcast o la Play 2? En la nueva generación se ha repetido esta pregunta con la PlayStation 3 y la Xbox 360 como contrincantes (sería ridículo incluir a la Wii aquí).

Nunca me han importado demasiado los gráficos, menos aún en las potentes máquinas actuales. Muy chapucero tiene que ser un juego hoy día para mostrar un apartado visual pobre. A la hora de comparar consolas, el catálogo de juegos resulta mucho más determinante que cualquier aspecto técnico. Aun así, siempre hay personas ansiosas por encontrar el más mínimo detalle gráfico que ponga a su consola por delante de la rival.

No hay que rebuscar mucho por Internet para encontrar decenas de comparaciones y discusiones sobre los gráficos de la Xbox 360 y de la PS3: que si el Assassin’s Creed se ve mejor en la 360, que si la Play 3 es técnicamente superior, que si Metal Gear Solid 4 nunca se vería igual en la consola de Microsoft…

He recopilado algunas de las comparaciones gráficas que circulan por la Red y yo y mi vista defectuosa no hemos notado apenas una mínima diferencia entre los juegos de una consola y los de otra:

– Bioshock:

– Soul Calibur IV:

– Grand Theft Auto IV:

– Race Driver:

– Devil May Cry IV:

– Assassin’s Creed:

¿Has notado las diferencias entre unas y otras versiones? Si es así… ¡enhorabuena!, tu capacidad visual te acredita para trabajar como maestro de pista de un circo de pulgas, como superhéroe voyeur a tiempo parcial o como localizador de características no vomitivas en Superman 64.

Ahora en serio, ¿alguien nota alguna diferencia gráfica significativa?

¿A qué has jugado este verano?

Se acabó agosto y, aunque el otoño no llegará hasta el 22 de septiembre, para muchos ya se han terminado las siestas de tres horas en el sofá, el tapeo nocturno en una terracita a pie de playa o las largas tardes pegados a la consola o al ordenador.

Vuelve el trabajo, vuelven los tediosos viajes en trenes y autobuses atestados de personas (¿de qué si no?) y todo recupera el movimiento, también el mundillo de los videojuegos, algo aletargado con el calor.

¿Qué es lo que nos espera de aquí a fin de año? Lo más inmediato es Spore, después está Star Wars: The Force Unleashed (me niego a llamarlo El Poder de la Fuerza), Little Big Planet, Gears of War 2… Interesante, aunque poco bombazo veo yo previsto para la que se supone que es la temporada alta de lanzamientos.

No quiero comenzar esta nueva etapa del blog con una actitud negativa, ya habrá tiempo para despotricar en días sucesivos, así que me limitaré a depositar mi fe en los lanzamientos sorpresa y confiaré en que Chuck Norris escuche mis plegarias.

Ahora prefiero saborear lo que ha dado de sí el tiempo libre veraniego. Por mi parte, casi todas las horas de juego las he invertido en dos títulos: el interminable Super Smash Bros. Brawl (tras tropecientas horas de juego sigo sin desbloquearlo todo) y Final Fantasy VII (nunca se sabe cuándo le dará a Square por hacer el tan ansiado remake y siempre conviene tener fresco el original).

Además, pasando el rato con los colegas, he vuelto a disfrutar, cortesía de Xbox Live de la apabullante jugabilidad del Street Fighter II. Aún me sorprende lo increíblemente bueno que es y lo inferiores que resultan la mayoría de juegos de lucha a su lado. De hecho, tras una horita y pico de ha-do-kens y yoga flames, nos dio por poner el Soul Calibur IV… No aguantamos ni dos combates, lo quitamos. No es que el Soul Calibur sea malo, es que el Street Fighter es demasiado bueno.

Mi gran descubrimiento del verano ha sido Top Spin 3. Siempre me han gustado los juegos de tenis (desde el Tennis de la Atari 2600 hasta los surrealistas Mario Tennis), más divertidos que los de cualquier otro deporte. Ya hace años que Virtua Tennis se convirtió en el principal exponente del género. Yo ni siquiera me había molestado en probar otros juegos aparte del de Sega, pero este Top Spin 3 merece mucho la pena.

Se trata de un gran simulador, muy realista y con un control exigente pero que recompensa con creces el esfuerzo una vez se le pilla el tranquillo. Sólo una pega: Nadal aparece únicamente en la versión de PlayStation 3, un fastidio para los usuarios de otras consolas, que se quedan sin poder jugar con el mallorquín en un momento en el que Rafa causa furor en medio mundo.

He probado otras cosillas estos días, algunas de ellas muy buenas, pero ya las comentaré en otro momento. Ahora prefiero daros la palabra: ¿a qué habéis jugado (o estáis jugando) vosotros estos días?, ¿alguna recomendación interesante?

Darth Vader y Yoda, invitados de lujo

Hace un par de días aparecieron nuevas imágenes de Soul Calibur IV. Muy bonito, muy luminoso, pero nada nuevo a simple vista.

El sorpresón de este juego ya se vio en el pasado CES de Las Vegas, donde se desveló que habrá dos invitados de lujo: Darth Vader y Yoda, el primero en exclusiva para PlayStation 3 y el segundo para Xbox 360. Ambos se verán las caras con luchadores clásicos de la saga como Mitsurugi, Taki o Kilik.

Sé que estos cameos, al igual que los crossovers y spin offs, forman parte del abc de los trucos comerciales, de los cebos más simples para atraer compradores, pero… ¿qué le voy a hacer?, ¡a mí me encantan! (deseandito estoy que salga el Smash Bros. Brawl).

Namco ya hizo lo mismo con Soul Calibur II, donde cada versión tenía un luchador exclusivo: Link en GameCube, Heihachi Mishima en PlayStation 2 y Spawn en Xbox. En esa ocasión, los invitados estaban bastante bien integrados en el juego. Quizá con Vader y Yoda resulte más chocante y fuera de lugar. Veremos…

Aunque no sea uno de mis adorados juegos de lucha en 2D estoy seguro de que ‘le echaré unos cuantos vicios’.

Este tema me ha traído a la memoria un buen número de cameos curiosos en la historia de los videojuegos, pero prefiero dejaros con la curiosidad y dedicarles un post en exclusiva más adelante.

Volviendo al Soul Calibur 4, ¿qué esperáis del juego?, ¿os gusta la saga?, ¿no os parece que la inclusión de Yoda y Darth Vader está un poco forzada? (nunca mejor dicho lo de “forzada”, por cierto).

Postdata al post: Perdón por este penoso chiste final, tenía que soltarlo. No lo volveré a hacer, lo juro por los midiclorianos de Anakin Skywalker.