20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘bioshock’

Bioshock Infinite Pleasure

¡Qué placer produce cuando algo que deseamos con ganas logra superar nuestras expectativas! Pues eso es lo que me ha sucedido hoy con Bioshock Infinite, el esperado juego de 2K Games que, para mí, a partir de ahora que he podido probarlo, se ha convertido en un anhelo que durará, al menos, hasta el próximo 26 de marzo, que es cuando verá la luz el juego.

3Infinite

Es tan parecido y al mismo tiempo tan diferente al Bioshock original que es capaz de atraer tanto por su regusto a manjar conocido como por sus llamativas novedades. Similitudes y diferencias se aprecian desde un primer momento. En esta ocasión nos enfrentamos a una nueva sociedad distópica ubicada en el pasado, pero ya no es la claustrofóbica Rapture bajo las aguas sino la luminosa ciudad flotante de Columbia, también repleta de elementos propios del steampunk. El visionario magnate Andrew Ryan deja su lugar de idolatrado líder al autoproclamado profeta Zachary Comstock.

El mismo inicio de Bioshock es un homenaje al primer título de la saga, con el héroe —Booker DeWitt— ascendiendo en un cohete a los cielos (en vez descendiendo a las profundidades) y descubriendo los supuestos logros de Comstock según se acerca a Columbia (del mismo modo que Jack descubría los de Ryan).

El primer contacto con la nueva urbe resulta abrumador. Es inmensa, está llena de vida, de personas de todas las edades que pasean, charlan y realizan actividades de lo más variado. La angustia de Rapture no existe, pero no importa, porque todo parece grande y maravilloso y despierta la curiosidad. Prometo que podría haber estado horas contemplando los mil y un detalles de los escenarios.

Según se avanza, aparecen otros elementos conocidos como, por supuesto, la acción en primera persona o las sustancias que otorgan poderes al protagonista. Habré jugado en torno a media hora, quizá más, pero me he quedado con ganas de descubrir muchas de las novedades que cimientan la jugabilidad de Bioshock Infinite, como el uso del gancho que permite desplazarse por los cables que recorren la inmensa Columbia o, sobre todo, el papel de la joven Elizabeth en el desarrollo de la aventura.

Esta misteriosa chica, poseedora de extraordinarios poderes, es el núcleo de la historia del juego, pero al parecer no nos topamos con ella hasta las tres horas de juego aproximadamente. Es a partir de ahí cuando el periplo toma un nuevo rumbo, tanto argumental como jugable. Los desarrolladores aseguran que Elizabeth es el gran pilar sobre el que se construye Bioshock Infinite. Yo estoy deseando descubrir el por qué de tal afirmación.

Bioshock Infinite, más que un espejismo

Tal vez me equivoque, tal vez muchos nos equivocamos, pero espero que no: Bioshock Infinite es uno de los videojuegos más prometedores que han pasado por el E3, quizá uno de los mejores títulos que están por llegar de aquí a un año. Corremos el riesgo de dejarnos llevar por las altas expectativas y acabar sufriendo una monumental decepción, como muchas otras veces (para muchos, la última gorda ha sido L.A. Noire),  pero algo me dice que esta vez el resultado va a ser bueno.

Yo sólo me puedo fiar de las capturas, los vídeos y los reportajes que he leído, pero son ya muchos los que han probado el juego en Los Ángeles y han quedado encantados con la experiencia. Supongo que una de las claves del éxito es que, pese a tratarse de la tercera parte de una saga, Bioshock Infinite desprende una imagen fresca. Es algo nuevo, no un refrito o una especie de expansión, tal y como era la segunda parte.

El juego comparte muchas rasgos con las entregas precedentes. Se trata de un shooter subjetivo, podemos utilizar poderes especiales y el escenario es una ciudad que aspira a ser utópica pero que es completamente hostil. Eso sí, mientras que Rapture era una urbe subacuática, Columbia es una hermosa construcción que flota entre las nubes. Este cambio afecta de lleno a toda la aventura, tanto en su estética y en su argumento como, por supuesto, en su desarrollo.

Los escenarios son amplísimos y luminosos, de diseños fantásticos. Por ellos debemos movernos tanto corriendo por tejados,  azoteas y terrazas como deslizándonos velozmente por unos raíles que recorren toda la ciudad. Otro de los cambios más significativos de este capítulo de Bioshock es la constante compañía de Elizabeth, una chica a la que tendremos que ayudar a escapar de Columbia.

La joven es el objetivo de dos facciones que pretenden emplear sus extraordinarios poderes para su propio beneficio. Mientras seamos los guardianes de Elizabeth, esas habilidades cuasi divinas estarán a nuestra disposición. Eso sí, su uso implicará un gran agotamiento para la muchacha, así que no podremos contar con ella hasta que se recupere. Por otro lado, no serán pocas las veces en las que deberemos tomar una decisión que determine el desarrollo de la aventura. Esto le añadirá aún más valor jugable (y rejugable) al título.

Si el nivel de diversión consigue igualar el nivel de espectáculo y la calidad gráfica y artística de lo visto hasta ahora, estamos sin duda ante una joya que no debemos perder de vista.

Ya (casi) nada sorprende

Será la edad, será la falta de ideas de los creadores, será el que ya está todo inventado… El caso es que me cuesta muchísimo encontrarme con un videojuego que me sorprenda. Recuerdo lo maravillosa que me parecía mi vieja Atari 2600 con su cartucho de tropecientos juegos, recuerdo el bar en el que descubrí primero Donkey Kong y después Green Beret, los recreativos del Parque de Atracciones de Madrid en los que vi por primera vez un Super Mario Bros., el anuncio del Castle of Illusion, el primer Dragon Ball Z: Super Butouden de la Super Nintendo, el chip FX, el Aladdin de Mega Drive, el descubrimiento del JRPG gracias a Breath of Fire II, el alucinante Super Mario 64…

La lista podría extenderse líneas y líneas, pero la cantidad de sorpresas se reduciría mucho a medida que nos acercásemos a 2010. Por fortuna, aún hay cosillas capaces de llamar mi atención. No os voy a engañar, nada de lo visto últimamente me ha parecido revolucionario, pero sí hay algunos títulos que espero con ganas. Los motivos del anhelo son diversos, aunque ninguno de ellos es la originalidad, todo sea dicho.

Bioshock Infinite

Tras un Bioshock 2 con un desarrollo y estética continuistas, la saga abandona la submarina y decadente ciudad de Rapture para construir una luminosa urbe flotante llamada Columbia. Tanto la intro como los diez minutos de juego que ya se han mostrado (algo retocadillos, intuyo) me han parecido realmente impresionantes. Os dejo ambos vídeos para que los disfrutéis.

 

Marvel vs. Capcom 3

Me encanta Capcom, me encantan los juegos de lucha , me encantan los crossovers y me encanta Marvel. Este juego tiene todo lo necesario para entusiasmarme. No quiero extenderme mucho porque es seguro que le voy a dedicar más de un post a MvC3. Me gusta el estilo gráfico, que se estén introduciendo nuevos personajes y que se hayan rediseñado los antiguos, pero quizá lo que más me ha impresionado es algo puramente estético: las dos fantásticas secuencias cinemáticas que se han mostrado hasta el momento.

World of Warcraft: Cataclysm

Ya tenemos tráiler inicial de la nueva expansión del WoW. No es de los mejores vídeos de Blizzard que he visto, pero remueve algo en mi interior. Tras verlo casi me entran ganas de volver a engancharme a un vicio del que ya hace casi dos años que me alejé. Mentiría si dijese que no me apetece redescubrir los que antaño fueron para mí hermosos y familiares parajes que ahora serán sacudidos por un cataclismo que los cambiará para siempre.

Destinos vacacionales virtuales: Rapture

¿Alguna vez ha viajado a una ucronía? Pues ahora tiene la oportunidad. Simplemente debe adquirir una sencilla máquina del tiempo, introducir las coordenadas espacio-temporales adecuadas y viajar a la esplendorosa ciudad de Rapture, en 1960. Construida por el magnate Andrew Ryan en las profundidades del Océano Atlántico, estaba destinada a convertirse en una tierra utópica. La ingeniería y la biogenética avanzaban a gran velocidad.

Sin embargo el progreso trajo la desgracia: humanos adictos a una sustancia llamada ADAM, una brecha cada vez mayor entre ricos y pobres… Little Sisters, niñas con las que es mejor no cruzarse. Eso por no hablar de los colosales Big Daddy. Pese a todo, seguro que muchos le encuentran su punto a la decadente belleza de este mundo submarino.

Duelo gráfico entre Xbox 360 y PS3

Un clásico de los debates consoleros: ¿qué plataforma tiene mejores gráficos?, ¿la Super o la Mega Drive?, ¿la Play o la Saturn?, ¿la Dreamcast o la Play 2? En la nueva generación se ha repetido esta pregunta con la PlayStation 3 y la Xbox 360 como contrincantes (sería ridículo incluir a la Wii aquí).

Nunca me han importado demasiado los gráficos, menos aún en las potentes máquinas actuales. Muy chapucero tiene que ser un juego hoy día para mostrar un apartado visual pobre. A la hora de comparar consolas, el catálogo de juegos resulta mucho más determinante que cualquier aspecto técnico. Aun así, siempre hay personas ansiosas por encontrar el más mínimo detalle gráfico que ponga a su consola por delante de la rival.

No hay que rebuscar mucho por Internet para encontrar decenas de comparaciones y discusiones sobre los gráficos de la Xbox 360 y de la PS3: que si el Assassin’s Creed se ve mejor en la 360, que si la Play 3 es técnicamente superior, que si Metal Gear Solid 4 nunca se vería igual en la consola de Microsoft…

He recopilado algunas de las comparaciones gráficas que circulan por la Red y yo y mi vista defectuosa no hemos notado apenas una mínima diferencia entre los juegos de una consola y los de otra:

– Bioshock:

– Soul Calibur IV:

– Grand Theft Auto IV:

– Race Driver:

– Devil May Cry IV:

– Assassin’s Creed:

¿Has notado las diferencias entre unas y otras versiones? Si es así… ¡enhorabuena!, tu capacidad visual te acredita para trabajar como maestro de pista de un circo de pulgas, como superhéroe voyeur a tiempo parcial o como localizador de características no vomitivas en Superman 64.

Ahora en serio, ¿alguien nota alguna diferencia gráfica significativa?

¿El mejor juego de 2007?

El espectacular shooter de PC y Xbox 360 Bioshock va camino de convertirse en todo un clásico moderno.

A los galardones que ya lleva acumulados, entre los que se encuentra el premio BAFTA a mejor juego de 2007, hay que sumar ahora un buen kilo de nominaciones a los premios Game Developers Choice y otra tonelada de nominaciones en los premios que concede la Academia de las Artes y Ciencias Interactivas de EE UU.

Estoy seguro de que la cosa no se quedará en meras nominaciones y el juego se meterá otros cuantos premios más en el bolsillo. Estas cosas suelen ser bastante predecibles. Por ejemplo, está claro que Call of Duty 4, Super Mario Galaxy o Rock Band tampoco se irán con las manos vacías.

Aún no he tenido la oportunidad de jugar mucho al Bioshock, pero lo poco que he visto me lleva a pensar que todos estos elogios no son nada desmerecidos. La transición de la intro al juego es impresionante, no sabes cuando acabo lo uno y cuando comienza lo otro.

Todo empieza en un avión de pasajeros, de pronto algo falla y el aparato se precipita hacia el mar, estás en el agua, rodeado de fuego y restos del accidente, pasan los segundos, pasan otros pocos segundos más… y entonces alguien te dice (en la vida real, no en el juego): “Eh, tío, que ya puedes moverte”. Y, si me permitís la licencia, yo digo: “¡Pa’ flipar!”.

Aparte de la impecable factura técnica, creo que otro gran acierto del juego, como bien me comentaba un buen amigo, es la elección de planteamiento y estética. Bioshock tiene un argumento interesante, mucho más elaborado que la mayoría de los shooters, y no se desarrolla ni en la II Guerra Mundial, ni en mundos robóticos de dentro de varios siglos, ni en claustrofóbicas y monótonas mazmorras. La aventura tiene lugar en un extraño y escalofriante mundo de ciencia ficción de los años 60, una especie de “futuro arcaico” que le confiere al juego una personalidad única.

¿Vosotros habéis jugado al Bioshock?, ¿creéis que es el mejor juego de 2007?