20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘project natal’

Mi primera vez con Project Natal

Hace un rato que he llegado de probar el esperado Project Natal. Microsoft ha reservado un pequeño piso en el centro de Madrid al que han acudido decenas de representantes de los medios españoles. La expectación se palpaba en el ambiente (muy cargado debido a la aglomeración), y eso que todos sabíamos que no íbamos a ver nada nuevo, tan sólo la famosa demo de las pelotas que ya se pudo ver en el pasado E3.

Como cuando Wii vio la luz, la gracia está en probarlo, en experimentar la sensación de jugar con todo el cuerpo. Son muchas las dudas y rumores que se han generado en torno a Project Natal (me costará acostumbrarme al nombre oficial una vez que lo revelen, éste me gusta bastante). En multitud de artículos y vídeos se ha buscado poner de relieve el problema del lag.

Por otro lado, durante los últimos meses, Microsoft ha insistido en que la tecnología de Natal ha mejorado de forma significativa respecto a la primera versión. Las acusaciones de unos y las “excusatio non petita” de otros me hacían esperar una demo técnica bastante pobre en la que los problemas de latencia fueran la nota predominante. Al fin y al cabo sólo era un minijuego que ya tiene un añito de antigüedad.

Me equivoqué. Después de jugar un par de partidas a lanzar pelotas contra un muro de ladrillos puedo asegurar que todas las acusaciones sobre el lag son más bien exageradas. Mientras juegas no se nota ningún retraso significativo en la pantalla. El “muñeco” que te representa en el juego hace exactamente los mismos movimientos que tú.

He forzado la demo con algunas posturas y es cierto que las que son un poco rebuscadas crean movimientos extraños en los avatares. Además, al saltar o dar patadas al aire apenas despegan los pies del suelo. Pero ni lo uno ni lo otro es especialmente destacable, ya que no tiene que ver con la tecnología de Natal ni se trata de un videojuego real que vaya a comercializarse.

Intuyo que Microsoft volverá a dar que hablar en el próximo E3. Tal vez no sorprenda como lo hizo el año pasado pero, a poco que haya mejorado Natal y que los títulos que presente resulten atractivos, la compañía volverá a ganarse al personal. No me cabe duda de que apostar por este sistema ha sido un acierto mucho mayor que tratar de imitar a la Wii. Me consta que hace un par de años Microsoft tenía preparado un mando similar al Wiimote o al próximo PlayStation Move, pero finalmente desecharon la idea. Creo que hicieron bien.

Ahora sólo queda esperar a junio y ver qué nuevas sorpresas nos tiene reservadas la Xbox 360 y su tecnología de detección de movimientos.

Dudas y rumores sobre Project Natal

La fecha de lanzamiento de Project Natal, la gran apuesta de Microsoft para 2010, el terror de los periféricos, parece cada vez más cercana. Pero cuanto más próximo parece ese acontecimiento, más dudas y rumores surgen en torno al invento. Las primeras giran, en su mayoría, en torno a un asunto algo espinoso: la latencia. El ligero retraso que se observa entre los movimientos que realiza el sujeto y la reproducción de los mismos en pantalla puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso.

En los últimos días se han publicado varios vídeos en los que se muestra claramente el retraso en la respuesta de Project Natal, un pequeño retardo de una décima de segundo que puede resultar anecdótico en un minijuego pero que sería desastroso en géneros como los shooters, los títulos deportivos o los de conducción. Uno de los vídeos realizados pertenece a cnet.tv mientras que el otro está protagonizado por Jonathan Ross, un famoso presentador británico. En ambos casos puede apreciarse claramente el defecto citado.

Este problema ha hecho saltar las alarmas de los más críticos y de los más escépticos, pero Microsoft asegura que Project Natal aún mejorará mucho y que estará listo y sin pizca de lag para el momento de su salida. Tiempo para solucionarlo tienen. ¿Pero cuánto? En principio, el ingenio vería la luz el próximo mes de noviembre, poquito antes de las suculentas fechas navideñas. Sin embargo, también han surgido muchos rumores en torno a esta cuestión. Si bien esa fecha es la que dio oficialmente Microsoft en el pasado CES de Las Vegas, el anteriormente mencionado Jonathan Ross ha asegurado en Twitter que Project Natal comenzará a venderse en octubre. Microsoft lo ha desmentido, claro.

Este adelanto no sólo no me suena a farol del presentador sino que lo veo muy factible. La competencia directa de Project Natal es el Sony Motion Controller / PlayStation Arc de PS3, ya anunciado para otoño de este año. Me parecería lógico que Microsoft lanzase su ataque también durante la caída de la hoja para impedir que sea la competencia la que aseste el primer golpe.

La programación del calendario es importante. Si las filtraciones son ciertas, Sony ya quiso dar una estocada rápida lanzando su Motion Controller en marzo. Finalmente, la lógica se impuso al ansia y tuvieron que dar una fecha más realista. Volviendo al universo Xbox 360, a mí me han llegado rumores de que Microsoft podría estar preparando una campaña de promoción de Project Natal para poco antes del verano. Parece pronto, pero nunca se sabe…

Para avivar un poquito más las llamas de la contienda, el director creativo de Red Steel 2 se ha tirado a la piscina declarando que el juego funcionaría muy bien con el Arc de Sony pero no con la tecnología de Project Natal. Su argumento es el mismo que el utilizado por Sony desde un principio: para obtener una experiencia de juego satisfactoria es necesario un controlador, tener algo en las manos.

Con objetivo de suavizar sus declaraciones, el diseñador dice creer que Microsoft aún no han enseñado todas sus cartas. Estoy de acuerdo en eso, pero me parece que su reflexión sobre Red Steel 2 puede matizarse desde un punto de vista más sencillo: este juego está pensado para el mando de Wii con Wii Motion Plus, un sistema de control mucho más similar al Arc que a las peculiaridades de Project Natal.

Concluyo la sesión de rumorología recurriendo a Michael Patcher, un concido analista con ínfulas de futurólogo que asegura que el invento de Microsoft venderá más que el de Sony en una proporción de 5 a 1, consiguiendo colocar unos 10 millones de dispositivos sólo durante el primer año. Este éxito procedería del carácter innovador del producto, muy a lo Minority Report, y de su bajo precio. Según Patcher, el precio de Natal rondará los 50 dólares (50 euros nos caerían aquí en ese caso) y servirá como reclamo para que todo el mundo lo compre y se convierta en público objetivo de nuevos productos pensados para este sistema de juego.

¿Qué esperáis de Project Natal?, ¿cuándo saldrá?, ¿cuánto costará?, ¿tendrá problemas de latencia?, ¿se venderá bien? Sacad la bola de cristal y haced vuestras predicciones.

Killer Instinct vuelve para destruirnos

Una de las últimas noticias que han surgido relacionadas con el Project Natal de Xbox 360 me ha dejado bastante sorprendido: Rare quiere relanzar la franquicia Killer Instinct adaptándola al sistema de control de movimientos de Microsoft.

La información ha surgido a raíz de una entrevista concedida por el jefazo de la compañía, Mark Betteridge, a Games TM. El tipo comenzó refiriéndose a Street Fighter IV, a cómo Capcom ha conseguido revitalizar la saga de forma muy acertada: “Street Fighter IV es genial, han hecho un estupendo trabajo con él. Soy un gran fan de esos juegos, pero con Killer Instinct queremos hacer algo diferente, en vez de volver a lo clásico”.

Vamos, que el tío no lo dice, pero lo dice. El próximo juego de la saga será para Natal. “Es una cuestión de tiempo, depende de la oportunidad creativa y del control que se podría ofrecer. Creo que se trata de hacer algo diferente a lo que se realiza con un control tradicional”, comenta. Más claro, el agua.

Comprendo que Rare, que fue una grande entre las grandes, quiera recuperar un poco del estatus que ha perdido en los últimos años, ¿pero seguro que este es el camino?, ¿os acordáis bien de Killer Instinct? Era un juego de lucha 2D con gráficos prerrenderizados ,a lo Donkey Kong Country y un diseño algo irregular con personajes molones como Fulgore o Glacius y otros simplones o feos como Cinder o la lagartija Riptor.

Aunque a mí me molaba, sobre todo la versión de Super Nintendo (en mi opinión mucho mejor que la de recreativa y que el Killer Instinct 2 de Nintendo 64), lo cierto es que el juego de Rare tenía poco que hacer frente a Street Fighter y Mortal Kombat, los reyes del género en aquella época. El título de Capcom había establecido los estándares y el de Midway rivalizaba con gráficos digitalizados y una violencia que alcanzaba su cénit sangriento con los fatalities.

Killer Instinct cogía la mecánica del primero y los golpes finales del segundo e intentaba aportar algo con su estilo gráfico y, sobre todo, con los combos, combos larguísimos, combos complejos que exigían mucha práctica y habilidad. Ésa era la característica definitoria de Killer Instinct: los combos. ¿Alguien quiere explicarme cómo van a adaptar eso a Project Natal? De mantener una mecánica de juego similar, se nos podría salir el corazón por la boca. Igual pretenden que seamos nosotros las víctimas de los “fatalities“. Entonces sí que podrían presumir de ofrecer la experiencia de juego más real de la actual generación.

Supongo que eso de ponernos a dar patadas y puñetazos como locos en el salón queda descartado. Lo más probable es que cambien radicalmente el estilo del juego. Pero esto me genera mucha preguntas: ¿cómo van a hacerlo sin cargarse el espíritu de los originales?, ¿veremos un Killer Instinct lento y sin combos? Igual el control de movimientos se reserva tan sólo para los menús. Eso sería un poco cutre, ¿no? ¿Y para los golpes finales? Ahí no quedaría tan mal. No sé, yo no lo veo.

Toca esperar y ver con qué nos sorprenden… y descubrir si la sorpresa es grata o desagradable.

Project Natal, ¿una amenaza para los periféricos?

Uno de los debates más insistentes que surgieron tras la presentación de Microsoft en el pasado E3 fue la referente al futuro de los periféricos. El asunto tenía un ejemplo muy práctico, un ejemplo que vimos en la misma conferencia de la compañía.

En los primeros compases de la gala apareció en escena Tony Hawk, el skater más popular del mundo, para presentar el nuevo título de la franquicia que lleva su nombre. El juego en cuestión es el Tony Hawk Ride, de Activision, y su gran novedad es que utiliza un periférico con forma de tabla de skate sobre el que debemos realizar diversos movimientos que se traducen en piruetas en el juego.

Muy bien, muy bonito, original (al menos respecto a otros juegos de skate) y muy bien presentado. El problema es que, hacia el final de la conferencia, Microsoft presentó su impresionante Project Natal. El invento tiene muchísimas posibilidades y no requiere ningún periférico especial.

Curiosamente, una de las demos que se vieron en el vídeo demostrativo de esta tecnología mostraba a un chaval jugando a un juego de skate sin necesidad de mando ni tabla ni nada parecido. Aún más impresionante, el chico escaneaba su propia tabla y después la seleccionaba dentro del supuesto juego. Podría decirse que Microsoft pisoteó con esta demo la presentación previa de Tony Hawk Ride.

Es cierto que aún falta mínimo un año para que podamos llevarnos el “proyecto Natalio” a casa y que el nuevo Tony Hawk tiene vía libre en el mercado, pero no creo que a Activision le haya parecido muy bien la falta de tacto de Microsoft.

Esto abre un debate aún más amplio. Durante la semana pasada en Los Angeles, una amiga me comentó en varias ocasiones y visiblemente preocupada que no sabía qué sucedería con el mercado de los periféricos. Los accesorios son una parte importantísima del negocio de los videojuegos: producen importantes beneficios y, aún más importante, dan empleo a multitud de personas. ¿Puede convertirse el Project Natal en una amenaza para esta parte del sector?

Yo creo que no. Aunque no me gustase demasiado el invento “Eyetoy-Wiimote” de Sony, creo que durante su presentación dijeron una cosa muy importante: “los botones son importantes”. ¿Qué mola más, tocar un periférico que simula ser una guitarra o tocar el aire como si fuera una guitarra? Lo mismo podría decir con los juegos de disparos y los de muchos otros géneros. Yo imagino que los accesorios no desaparecerán totalmente. Project Natal simplemente permitirá que sean menos sofisticados, objetos con una determinada forma (sin ningún mecanismo) que podremos escanear y utilizar en los juegos. Tal vez espadas, pistolas o instrumentos de plástico que nos transmitan la sensación de que de veras estamos sujetando esas cosas en los juegos.

¿Qué pensáis vosotros sobre este tema?

Microsoft se echa un órdago

Era lunes por la mañana, Microsoft celebraba su conferencia previa al E3. Estuve a punto de no asisitir. Por fortuna fui. Digo “por fortuna” porque fue todo un espectáculo, una gala de la que todos los asistentes salimos boquiabiertos. La impresión general es que habíamos asistido a un evento histórico.

Todo comenzó con un bonito vídeo del juego de Los Beatles, después aparecieron Yoko Ono y la viuda de Harrison y, más tarde (cuando las damas ya habían abandonado el escenario), los mismísimos Paul McCartney y Ringo Starr. La gente estaba flipando, pero eso era sólo porque no sabíamos lo que aún estaba por venir.

Apareció Tony Hawk para hablar del nuevo título de su franquicia, que se jugará con un periférico con forma de tabla de skate. También vimos el espectacular Modern Warfare 2 (nada nuevo, pero es que este juego me impresiona cada vez que lo veo), un combate de Final Fantasy XIII, el impresionante Splinter Cell Conviction (sin duda, lo mejor de Sam Fisher hasta la fecha), un título de descarga de los creadores de Gears of War, Crackdown 2 y Left 4 Dead 2 (ambos exclusivos de Xbox 360), Forza Motorsport 3 y sus elevadísimas posibilidades de tuneo, Halo ODST y el anuncio de Halo Reach, el esperadísimo Alan Wake

Muchos títulos, sí, pero la cosa ya pintaba más convencional. Además, el aire acondicionado, que estaba a tope, me estaba dejando helado y algo inquieto. Pero Microsoft no tardó en volver a caldear el ambiente. Él siguiente anuncio no me resulta especialmente emocionante, pero reconozco que es todo un acierto, un movimiento muy inteligente: la integración de Facebook y Twitter en Xbox Live. La radio llega a la consola con Last.fm y la televisión online a través de Sky TV.

Don Matrick sube al escenario y pregunta qué juego siempre han deseado jugar los usuarios de Xbox 360. El tipo que hay sentado a mi derecha dice “Mario Kart”. No puedo evitar reirme, pero entonces aparece Hideo Kojima y anuncia, en inglés (todo un detallazo de cortesía), que Metal Gear Solid llegará a Xbox 360. El año pasado fue Final Fantasy, este año, Metal Gear. Microsoft se lo está currando.

Pero la gala seguía y aún quedaba lo mejor: Matrick anunció una nueva forma de jugar para la que no se necesitarán mandos. Vimos un vídeo de algo que parece ciencia ficción. Sinceramente, yo pensaba que era una parodia de Nintendo, ¡pero no! ¡Apareció Steven Spielberg!, ¡¡¡Steven Spielberg!!! Todo el mundo comentaba la jugada con sus vecinos de asiento. Yo lo comentaba con los chavales que estaban a mi derecha, los chicos de Estopa, que estaban allí para promocionar el nuevo Lips y un videojuego propio.

Creía que el mundo se había vuelto loco: estaba en Los Angeles, viendo a Steven Spielberg en un escenario y comentando con Estopa que Microsoft nos acababa de enseñar el futuro de los videojuegos. ¡Surrealista!

Para quitarnos todas las dudas sobre el invento, al que de momento han llamado Project Natal, nos hicieron una demostración en vivo. ¡Y nos convenció! Después apareció Peter Moulynex y nos presentó nuevas posibilidades de este ingenio capaz de reconocer movimientos, expresiones faciales, voz… El vídeo de “Milo & Kate” volvía a dejarnos sin aliento.

¿Pero esto es verdad?, ¿de veras funciona? La demo fue bastante convincente, pero es que además he tenido la oportunidad de hablar con compañeros que pudieron comprobar en sus propias carnes las posibilidades de Project Natal. Todos aseguran que es perfecto, que es como estar dentro de la pantalla. Ahora sólo nos queda ver cómo se aplicará esta tecnología, ¿sólo para party games?, ¿en juegos de gran profundidad jugable? Tendremos que esperar para verlo, ya que es muy probable que aún pasen unos dos aítos antes de que el sorprendente invento llegue a los hogares.

El caso es que, cuando terminó la conferencia, todos pensamos (los Estopa incluidos) que mucho se lo tendrían que currar Sony y Nintendo para alcanzar el mismo nivel de espectáculo y sorpresa. Microsoft había ganado la batalla del E3 2009 veinticuatro horas antes de que comenzase. La intensa semana terminó y los pronósticos se confirmaron por unanimidad.

¿Qué os ha parecido el papel de Microsoft en el recién terminado E3 2009?