20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘hideo kojima’

Grandes figuras: Hideo Kojima

Nadie puede decir que este tipo no es especial. Como todo genio tiene sus manías… y también muy poca modestia. Hace poco, en una entrevista declaraba sin tapujos que todas las ideas de sus juegos provenían de él y que sus compañeros nunca aportan nada. “Puede parecer extraño, pero casi ninguna idea procede de otros miembros del equipo. […] Los nombres y las ideas siempre vienen de mí”, comentaba el conocido diseñador.

Pero a Kojima se le perdonan esas cosas. ¿Por qué? Pues básicamente por Metal Gear. Mientras que otras conocidas personalidades del mundo del videojuego como Tim Schafer o Shigeru Miyamoto tienen el honor de haber creado múltiples personajes y franquicias de renombre, el reconocimiento de Kojima procede casi en exclusiva del universo en el que vimos nacer a Solid Snake.

Metal Gear fue el primer juego de Kojima, vio la luz para MSX 2 (la versión de NES fue posterior) en 1987 y supuso un éxito de crítica. Sin embargo, el triunfo de público a nivel mundial aún se hizo esperar un poco. Metal Gear 2: Solid Snake volvió a conquistar los corazones de los expertos, pero sólo para degustación del mercado japonés.

Fue la consola PlayStation la que, en 1998, produjo el renacimiento de la saga MG y su consagración como obra de culto. El culpable de este hecho se llamó Metal Gear Solid, un juegazo que aún hoy es aclamado por su interesante trama, su variado desarrollo, la originalidad de muchas de las situaciones que planteaba (inovidable el momentazo de Psycho Mantis), el excelente diseño de personajes, su buena mecánica de infiltración y, algo muy importante en la versión española del juego, su soberbio trabajo de doblaje.

Este exitazo estaba condenado a tener secuelas, continuaciones que buscaban alcanzar la misma brillantez sin conseguirlo pero siempre alcanzando el sobresaliente. Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty gustó pero sufrió el “efecto Jar Jar Binks” por culpa de Raiden, un nuevo protagonista que no logró mantener los desbordantes niveles de carisma de los que hacía gala Solid Snake. Metal Gear Solid 3: Snake Eater, en realidad una precuela de MGS, obtuvo un recibimiento más caluroso por parte de los jugadores.

Dejando la PlayStation 2 a un lado, hemos podido disfrutar de MGS: Twin Snakes para GameCube (un remake del MGS original), varios capítulos para la PSP y Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots, exclusivo de PS3. A la vista tenemos Peace Walker, un nuevo título para PSP, y el multiplataforma MGS: Rising.

Entre los trabajos de Hideo Kojima como guionista y director también hay que destacar dos obras de culto: Snatcher y Policenauts, dos aventuras maduras y de tramas elaboradas que aún hoy cuentan con un buen número de fans. A nivel de producción, la firma de Kojima aparece en la para mí infravalorada serie Zone of the Enders, y también en los peculiares Boktai.

Estos últimos pueden presumir de desarrollar una originalísima idea que, por desgracia, no acaba de explotar. Se trata de una serie de juegos cuyos cartuchos incluyen un sensor fotométrico que mide la cantidad de luz solar. Esta peculiaridad se complementa con una historia sobre cazadores de vampiros en la que, como es de esperar, la luz juega un papel fundamental.

Hideo Kojima es grande, pero queremos más, y no sólo Metal Gear Solid. De momento pone su nombre y su apoyo al proyecto del nuevo Castlevania (Lords of Shadow es español, no lo olvidemos), pero estoy seguro de que no tardará en presentar algún otro bombazo propio.

Microsoft se echa un órdago

Era lunes por la mañana, Microsoft celebraba su conferencia previa al E3. Estuve a punto de no asisitir. Por fortuna fui. Digo “por fortuna” porque fue todo un espectáculo, una gala de la que todos los asistentes salimos boquiabiertos. La impresión general es que habíamos asistido a un evento histórico.

Todo comenzó con un bonito vídeo del juego de Los Beatles, después aparecieron Yoko Ono y la viuda de Harrison y, más tarde (cuando las damas ya habían abandonado el escenario), los mismísimos Paul McCartney y Ringo Starr. La gente estaba flipando, pero eso era sólo porque no sabíamos lo que aún estaba por venir.

Apareció Tony Hawk para hablar del nuevo título de su franquicia, que se jugará con un periférico con forma de tabla de skate. También vimos el espectacular Modern Warfare 2 (nada nuevo, pero es que este juego me impresiona cada vez que lo veo), un combate de Final Fantasy XIII, el impresionante Splinter Cell Conviction (sin duda, lo mejor de Sam Fisher hasta la fecha), un título de descarga de los creadores de Gears of War, Crackdown 2 y Left 4 Dead 2 (ambos exclusivos de Xbox 360), Forza Motorsport 3 y sus elevadísimas posibilidades de tuneo, Halo ODST y el anuncio de Halo Reach, el esperadísimo Alan Wake

Muchos títulos, sí, pero la cosa ya pintaba más convencional. Además, el aire acondicionado, que estaba a tope, me estaba dejando helado y algo inquieto. Pero Microsoft no tardó en volver a caldear el ambiente. Él siguiente anuncio no me resulta especialmente emocionante, pero reconozco que es todo un acierto, un movimiento muy inteligente: la integración de Facebook y Twitter en Xbox Live. La radio llega a la consola con Last.fm y la televisión online a través de Sky TV.

Don Matrick sube al escenario y pregunta qué juego siempre han deseado jugar los usuarios de Xbox 360. El tipo que hay sentado a mi derecha dice “Mario Kart”. No puedo evitar reirme, pero entonces aparece Hideo Kojima y anuncia, en inglés (todo un detallazo de cortesía), que Metal Gear Solid llegará a Xbox 360. El año pasado fue Final Fantasy, este año, Metal Gear. Microsoft se lo está currando.

Pero la gala seguía y aún quedaba lo mejor: Matrick anunció una nueva forma de jugar para la que no se necesitarán mandos. Vimos un vídeo de algo que parece ciencia ficción. Sinceramente, yo pensaba que era una parodia de Nintendo, ¡pero no! ¡Apareció Steven Spielberg!, ¡¡¡Steven Spielberg!!! Todo el mundo comentaba la jugada con sus vecinos de asiento. Yo lo comentaba con los chavales que estaban a mi derecha, los chicos de Estopa, que estaban allí para promocionar el nuevo Lips y un videojuego propio.

Creía que el mundo se había vuelto loco: estaba en Los Angeles, viendo a Steven Spielberg en un escenario y comentando con Estopa que Microsoft nos acababa de enseñar el futuro de los videojuegos. ¡Surrealista!

Para quitarnos todas las dudas sobre el invento, al que de momento han llamado Project Natal, nos hicieron una demostración en vivo. ¡Y nos convenció! Después apareció Peter Moulynex y nos presentó nuevas posibilidades de este ingenio capaz de reconocer movimientos, expresiones faciales, voz… El vídeo de “Milo & Kate” volvía a dejarnos sin aliento.

¿Pero esto es verdad?, ¿de veras funciona? La demo fue bastante convincente, pero es que además he tenido la oportunidad de hablar con compañeros que pudieron comprobar en sus propias carnes las posibilidades de Project Natal. Todos aseguran que es perfecto, que es como estar dentro de la pantalla. Ahora sólo nos queda ver cómo se aplicará esta tecnología, ¿sólo para party games?, ¿en juegos de gran profundidad jugable? Tendremos que esperar para verlo, ya que es muy probable que aún pasen unos dos aítos antes de que el sorprendente invento llegue a los hogares.

El caso es que, cuando terminó la conferencia, todos pensamos (los Estopa incluidos) que mucho se lo tendrían que currar Sony y Nintendo para alcanzar el mismo nivel de espectáculo y sorpresa. Microsoft había ganado la batalla del E3 2009 veinticuatro horas antes de que comenzase. La intensa semana terminó y los pronósticos se confirmaron por unanimidad.

¿Qué os ha parecido el papel de Microsoft en el recién terminado E3 2009?