Entradas etiquetadas como ‘concurso’

Nuestras futuras casitas en Marte y otras arquitecturas (por ahora) imposibles

Podríamos llamarlo arte marciano o arquitectura espacial. Nada parecido a lo que imaginó Ray Bradbury en su brillante obra Crónicas marcianas, pero sí un primer paso.

En julio la Nasa presentó los cinco prototipos ganadores. Vencieron en un concurso que buscaba los mejores proyectos para levantar nuestras futuras casitas en Marte. Se presentaron 300 aspirantes.

Las viviendas de los colonos tenían que cumplir con dos características comunes: poder ser impresas en tecnología 3D, una vez llegados al Planeta Rojo -nada de mandar la casa volando en un cohete-, y que fueran hábitats viables para la vida humana.

Debían además medir 100 metros cuadrados y poder ser construidas con materiales marcianos.

La NASA escogió estos cinco proyectos, que compartirán el premio de 100,000 dólares, con el Equipo Zopherus a la cabeza.

Prototipo de Team Zopherus de Rogers, Arkansas. NASA.

Primer puesto: Prototipo de Equipo Zopherus de Rogers, Arkansas. NASA.

Lee el resto de la entrada »

Un sencillo corto de terror que ya es un fenómeno de Internet

En las menciones especiales del concurso de cortometrajes de terror Who’s there? (¿Quién anda ahí?), que acaba de celebrar su primera edición, premiado como el mejor director aparece David F. Sandberg (Suecia, 1981) con Lights Out (Luces fuera). El autor confía en la efectividad de la situación cotidiana —una mujer, antes de acostarse, apaga progresivamente las luces de su casa— y utiliza con habilidad uno de los temores más primarios del ser humano, el miedo a la oscuridad, para grabar sin apenas presupuesto una historia que en 2 minutos y 41 segundos aterra al espectador.

La productora de cine británica Bloody Cuts ha animado a cineastas de todo el mundo a participar en el concurso. Las condiciones de los organizadores eran pocas, pero claras: el corto no podía durar más de 3 minutos, el presupuesto no debía exceder los 1.000 dólares (725 euros) y tenía que ser una obra original producida expresamente para el certamen y que guardara relación con la frase “¿quién anda ahí?”. Formaron parte del jurado el director de cine Joe Dante, el guionista y director Marcus Dunstan, el guionista Patrick Melton, la productora y coguionista de Terminator (James Cameron, 1984) Gale Anne Hurd

David Sandberg y su mujer Lota Losten en el "misterioso" pasillo de su casa, donde se grabó el corto

David Sandberg y su mujer Lota Losten en el “misterioso” pasillo de su casa, donde se grabó el corto

Los tres grandes premios fueron para Play Time, de Ryan Thompson (una pesadilla que comienza con una tele encendiéndose sola y mostrando imágenes perturbadoras en blanco y negro); A…, de Peter Czikrai (de toque lynchiano y con trasfondo satánico) e Invectum de Adam-Gabriel Belley y Francis Fortin, un corto que apuesta más por la ciencia ficción que por el terror clásico.

Más visto que las tres propuestas ganadoras, la de Sandberg (que no recibió más que una mención) tiene 1.414.630 vistas en YouTube y en Vimeo ha llegado ya a los 5.300.000. Incluso hay una lista de reproducción de vídeos en YouTube que recopila las reacciones de quienes la ven por primera vez. El autor admite estar “estupefacto por la respuesta” de los internautas ante el humilde corto protagonizado por su mujer Lotta Losten.

El germen de Lights Out se ve con claridad en obras anteriores de Sandberg, en particular en Cam Closer, protagonizada también por Losten y grabado en la misma casa, una historia de poco más de dos minutos en la que buena parte del desarrollo tiene que ver con la pantalla de un smartphone. Esta última pieza sin embargo se ha convertido en viral, ha despertado el deseo de los internautas de compartir el vídeo y lo que han experimentado al verlo.

En su página web personal, Losten (ante el aluvión de visionados del corto) decidió hace unos días recopilar algunos de los comentarios que más le han llamado la atención en las redes sociales. Del “yo hubiera dejado la casa después de ver eso en mi pasillo” al “lo he parado a los 56 segundos hace ya media hora y no sé qué hacer” pasando por el que opina que Lights Out es la película más terrorífica del concurso; la colección de opiniones reafirma la teoría de que el miedo más profundo es el que nos transporta a la intimidad de la situación cotidiana, de repente alterada por un suceso que no tiene explicación.

Helena Celdrán

El Rijkmuseum organiza un concurso de diseño para ‘jugar’ con la colección permanente

Conjunto de lencería de 'Norwegian wood' inspirado en un lujoso mueble alemán del siglo XVII

Conjunto de lencería de ‘Norwegian wood’ inspirado en un lujoso mueble alemán del siglo XVII

Desde que inauguró su expectacular web hace poco más de un año, el Rijksmuseum de Amsterdam (la Galería Nacional de Holanda) ha querido que el espectador se enamorara de la exquisita colección permanente que tiene la pinacoteca. Para conseguirlo se volcó en la creación del portal Rijksstudio, que mezcla la dinámica de las redes sociales y de otras webs como Pinterest para que el visitante virtual contemple y descargue en alta resolución hasta el último detalle de los óleos de los maestros holandeses del siglo XV al XVII; las piezas de porcelana oriental, las acuarelas botánicas, las estatuillas art dèco, los cuadros impresionistas…

Con las imágenes el usuario puede componer galerías personales con sus obras favoritas e incluso recopilar detalles de bigotes, mariposas, piezas de juegos de té decimonónicos, juguetes y cualquier minucia que aparezca lo suficientemente pequeña en un cuadro para pasar desapercibida en el inmenso conjunto de salas del edificio, inaugurado al mismo tiempo que la página web tras una intensa y costosa reforma.

Aprovechando el primer aniversario del portal web Rijksstudio, el centro organiza Make your own Masterpiece (Crea tu propia obra maestra). El museo holandés quiere seguir con su dinámica de “despertar al artista que vive en cada uno de nosotros” e involucra ahora al público en la creación de piezas de diseño basadas en la extensa colección digitalizada.

Utilizando pinturas, grabados, dibujos, objetos, fotos o incluso piezas de vídeo de los fondos permanentes; los participantes deben reconvertir las obras en creaciones propias. Hay tres premios: el primero es de 1.500 euros y ofrece al autor producir en serie la pieza y venderla después en la tienda del museo. El segundo premio es de 500 euros y el tercero; de 250. El plazo para registrarse está abierto hasta el 1 de marzo y los ganadores se anunciarán en una presentación en el Rijksmuseum el 1 de abril.

Para dar una idea de las posibilidades que ofrece el certámen, los organizadores se han aliado con cinco diseñadores de Etsy: un conocido portal utilizado por artistas para compartir y vender creaciones. El pequeño estudio de diseño de moda y complementos Norwegian Wood crea un conjunto de lencería basado en un lujoso armario alemán de Augsburgo del siglo XVII. LAPHILIE crea una vajilla con detalles de un bodegón de 1627 de Pieter Claesz y les añade ilustraciones realistas de hormigas.

Helena Celdrán

Vajilla de LAPHILIE inspirada en 'Naturaleza muerta con pastel de pavo' (1627), de Pieter Claesz

Vajilla de LAPHILIE inspirada en ‘Naturaleza muerta con pastel de pavo’ (1627), de Pieter Claesz

'Naturaleza muerta con pastel de pavo' (1627), obra de Pieter Claesz

‘Naturaleza muerta con pastel de pavo’ (1627), obra de Pieter Claesz

Bolso de Tovicorrie inspirado en un retrato anónimo a un oficial de la corte de Java en el siglo XIX

Bolso de Tovicorrie inspirado en un retrato anónimo a un oficial de la corte de Java en el siglo XIX

Retrato a un oficial de la corte de Java. Obra de autor anónimo y datada entre 1820 y 1870

Retrato a un oficial de la corte de Java. Obra de autor anónimo y datada entre 1820 y 1870

Kimono de seda de Norwegian Wood inspirado en 'El cisne amenazado' (c.1650), de Jan Asselijn

Kimono de seda de Norwegian Wood inspirado en ‘El cisne amenazado’ (c.1650), de Jan Asselijn

'El cisne amenazado' (c.1650), de Jan Asselijn

‘El cisne amenazado’ (c.1650), de Jan Asselijn

Las mejores sillas hechas con el corcho y los alambres de las botellas de champán

Sillas de corcho de ediciones anteriores del concurso

Sillas de corcho de ediciones anteriores del concurso

Tras abrir el champán, el corcho, la lámina de aluminio y la chapa de metal con alambres, que preservan el contenido de la botella, quedan abandonados sobre la mesa mientras los invitados se afanan en entrechocar las copas unos con otros. Es probable que, cuando vuelva la calma y fluya la conversación, alguien decida juguetear con el tapón, imaginar los alambres y la chapa como las patas y el asiento de la refinada miniatura de un asiento.

La tienda estadounidense de muebles de diseño Design Within Reach (DWR) organiza anualmente un concurso en el que se premia la creatividad del diseño de una silla utilizando todos los elementos de una botella de champán salvo el vidrio. El plazo de la convocatoria de este año se abrió el 27 de diciembre y terminará el 14 de enero.

El DWR Champagne design Contest se celebra desde 2002, cuando Rob Forbes —el fundador de la empresa— en una celebración, llevó más allá el pasatiempo de sobremesa y junto a sus invitados se esmeró más de lo habitual en construir sillas originales con el corcho y el metal sobrantes. El acontecimiento se ha convertido en una tradición de la compañía.

Silla diseñada por el concursante Monte Allen

Silla del concursante Monte Allen

Para participar, el diseño debe ser original (no se permiten réplicas), sólo se puede utilizar el material de dos botellas, el único modo válido de unir las piezas es el pegamento y la silla no debe medir más de 4 pulgadas (unos 10 centímetros) de ancho, de largo y de profundidad. Hasta ahora, las creaciones finalistas han sido un exquisito alarde de imaginación: hay taburetes minimalistas, sillones inspirados en la Bauhaus, asientos que serían incómodos a tamaño real, experimentos técnicos que recuerdan a un panal de abejas o al asiento de una nave espacial.

Los concursantes deben enviar una foto de su creación (sólo se permite una obra por persona) y un jurado de tres expertos en champán y diseño de sillas elegirá 10 modelos finalistas que tendrán que ser enviados físicamente a DWR. Los ganadores se anunciarán el 28 de enero. Las compensaciones son atractivas, aunque sean tarjetas regalo para la tienda: El primer premio es de 1.000 dólares (757 euros); el segundo, de 500 dólares (378 euros) y el tercero, de 250 (189 euros). Busquen sus corchos, todavía están a tiempo de recuperar los sobrantes de los brindis de ayer.

Helena Celdrán

 

Brandy Shih

Brandy Shih

Ivan Supraha

Ivan Supraha

Alex Garzon

Alex Garzon

Lynne Mulvihill

Lynne Mulvihill

Edward Cristma

Edward Cristma

Isaac Krady

Isaac Krady

Tony Nemyer

Tony Nemyer