Entradas etiquetadas como ‘Filip Dujardin’

Nuestras futuras casitas en Marte y otras arquitecturas (por ahora) imposibles

Podríamos llamarlo arte marciano o arquitectura espacial. Nada parecido a lo que imaginó Ray Bradbury en su brillante obra Crónicas marcianas, pero sí un primer paso.

En julio la Nasa presentó los cinco prototipos ganadores. Vencieron en un concurso que buscaba los mejores proyectos para levantar nuestras futuras casitas en Marte. Se presentaron 300 aspirantes.

Las viviendas de los colonos tenían que cumplir con dos características comunes: poder ser impresas en tecnología 3D, una vez llegados al Planeta Rojo -nada de mandar la casa volando en un cohete-, y que fueran hábitats viables para la vida humana.

Debían además medir 100 metros cuadrados y poder ser construidas con materiales marcianos.

La NASA escogió estos cinco proyectos, que compartirán el premio de 100,000 dólares, con el Equipo Zopherus a la cabeza.

Prototipo de Team Zopherus de Rogers, Arkansas. NASA.

Primer puesto: Prototipo de Equipo Zopherus de Rogers, Arkansas. NASA.

Lee el resto de la entrada »

Fotos imaginarias de pesadillas arquitectónicas

Los edificios imposibles de Filip Dujardin

Los edificios imposibles de Dujardin

Filip Dujardin (Gante, 1971) es como el escenógrafo de un sueño que se torna pesadilla. Entre sus fantasías hay casas de las que no se puede salir, estructuras que parecen a punto de perder el equilibrio, pasadizos que no llevan a ninguna parte.

El fotógrafo belga manipula imágenes de edificios reales para inventar estructuras imposibles. Muchas estarían destinadas al fracaso si fueran reales, ninguna parece tener una función determinada. Algunas podrían ser la excentricidad del arquitecto que ha perdido la cabeza y se sienten por encima del bien y del mal.

Confiesa que se siente como un niño jugando con cajas de cartón. En cada modificación busca el equilibrio entre realidad y ficción, para que la construcción no parezca demasiado rocambolesca, pero tampoco posible.

La imagen del edificio fantástico se le viene a la cabeza antes que el real. Tras realizar un boceto y una maqueta con cartón o Lego, Dujardin sale a la caza de la construcción real que va a convertir en su nueva fantasía. Le resultan especialmente inspiradores las fachasas con “mucho de lo mismo”: las hileras de ventanas, puertas y balcones son un filón para la locura posterior.

Estudió Historia del arte en la Universidad de Gante y se especializó en arquitectura y hace fotos de edificios reales para publicaciones especializadas. Dujardin vive rodeado de construcciones, pero no construye. El artista sugiere que sus fantasías tienen algo de frustración, que juega a ser un arquitecto en lugar de un documentador de edificios que otros han realizado.

Helena Celdrán