Entradas etiquetadas como ‘arte conceptual’

Una campaña pide que Trump sea considerado un artista conceptual

Justifiquemos lo injustificable en esta provocación, o ironía, o puede que audaz declaración dadaísta: ¿Es Donald Trump, constructor jefe del muro, un artista conceptual? ¿Son sus votantes artistas involuntarios? ¿Es el muro, la valla anti-inmigración, una escultura colectiva? ¿Puede ser considerada Land Art?

Acting Deputy Commissioner Ronald D. Vitiello visits the Border Wall Construction Site near the Otay Mesa Port of Entry as eight different prototypes of the Border Wall were unveiled at the U.S. border with Mexico. October 26 2017. Photos Courtesy of U.S. Customs and Border Protection Taken by Yesica Uvina

Acting Deputy Commissioner Ronald D. Vitiello visits the Border Wall Construction Site near the Otay Mesa Port of Entry as eight different prototypes of the Border Wall were unveiled at the U.S. border with Mexico. October 26 2017. Photos Courtesy of U.S. Customs and Border Protection. Taken by Yesica Uvina

En la frontera con México abrió sus puerta una exposición que aglutina extrañas figuras. Prototipos, ocho bloques de hormigón reforzado con acero. Han sido levantados cual muestra de qué materiales podría soportar el famoso muro de Trump.

Lo cierto es que si uno observa estos prototipos que han levantado y presentado conjuntamente en Otay Mesa (San Diego) los seis contratistas privados que pujan en su construcción, se genera una rareza en el paisaje, una especie de muestra minimalista compuesta por estas piezas austeras que buscan comprador, solitarias, espinosas y enigmáticas como los cactus en el desierto. Nuevos menhires de un culto cerrado. La pureza del nativismo americano tiene sus propios moáis.

Lee el resto de la entrada »

Thomasson o el arte conceptual de la arquitectura inútil

Puertas ciegas. Buzones sin casa. Escaleras que se deslizan hacia el precipicio… digamos “Thomasson”. Letreros que nadie puede leer. Restos de edificios nunca derrumbados. Fenómenos urbanísticos contrarios a la lógica: “¡Thomasson!”. Paradojas en la calle, supensos en la facultad de arquitectura, pasillos hacia la incertidumbre.

Puede que te hayas topado con alguno de estos rompecabezas arquitectónicos y que nunca dijeras…

Ejemplo de Thomasson. Por yosukesan - old days. Wikimedia Commons.

Ejemplo de thomasson. Escalera que no conduce a ningún sitio. Por Yosukesan – old days. Wikimedia Commons. Licencia Creative Commons.

Portales que cuelgan del vacío. Peldaños en caracola que ascienden hacia un cielo infinito y cuya única finalidad solo puede ser la de una trampa para invidentes.

Todo eso es un Thomasson. Un despropósito, errores, construcciones sin sentido, que acaban siendo una forma de arte según la mirada del espectador.

Lee el resto de la entrada »

Retratos desfigurados con aguarrás, disolvente y alcohol

'Heavy Lies the Crown' - Brian Donnelly - Foto: briandonnelly.org

‘Heavy Lies the Crown’ – Brian Donnelly – Foto: briandonnelly.org

Después del cariño y la dedicación llega el destrozo, un desastre buscado que arrastra el trazo y los colores del retrato. Brian Donnelly logra terroríficas imágenes de caras derretidas cuando vierte sobre cada lienzo disolvente, alcohol, aguarrás o gel antiséptico para las manos.

Hay algún homenaje pop, es fácil localizar el peinado engominado de John Travolta y la coleta recatada de Olivia Newton-John en la película Grease. Las cabezas tienen un pelo lustroso, a veces de colores, presumen de tatuajes en el cuero cabelludo, de moños espontáneos y también enrevesados: caprichos que el pintor canadiense disfruta contrastando con la brutalidad de la destrucción.

Lee el resto de la entrada »

Una intervención artística con ondas cerebrales

El movimiento de los ojos, las ondas alfa, beta, delta y thetaLa actividad eléctrica de nuestro cerebro no cesa y se torna demasiado compleja para poder analizar sus reacciones como se haría con el corazón o el estómago, pero hay parámetros que ayudan a entender con algo más de claridad qué sucede en el órgano más desconocido del cuerpo humano.

La artista y performer Lisa Park experimenta en su último proyecto con NeuroSky EEG, un dispositivo que traduce la actividad cerebral en datos con el fin de estudiar con más claridad las reacciones a los estímulos. Eunoia (en griego, pensamiento bueno), es una interveción artística que utiliza el invento con fines artísticos, conectando los datos del cerebro a un software que a su vez los transforma en ondas de sonido.

Sobre cada uno de los cinco amplificadores del proyecto hay platos planos de metal llenos de agua que representan cinco emociones: tristeza, odio, felicidad, deseo e ira. Aunque no con una precisión científica, en ellos se refleja la vibración resultante de cada tipo de onda, según lo que piensa Park, que ha estado ejercitándose durante casi un mes para dirigir y concentrar imágenes mentales que le sugirieran cada uno de los cinco sentimientos.

Helena Celdrán

Algo más que hacer en los baños de un avión

'Lavatory Self-Portraits in the Flemish Style'

'Lavatory Self-Portraits in the Flemish Style'

En un vuelo doméstico por Estados Unidos, la artista conceptual Nina Katchadourian (Stanford-California, 1968) fue al minúsculo cuarto de baño del avión, una de las pocas excusas que hay para estirar las piernas, curiosear y perder de vista el asiento por unos minutos.

Los clásicos protectores para sentarse asomaban de la caja discretamente insertada en el lateral del W.C. En un acto espontáneo, Katchadourian cogió uno de esos aros de papel encerado y se lo puso en la cabeza. El resultado del experimento le sorprendió recordando la pintura flamenca del siglo XV, en particular los retratos de mujeres con tocados blancos y expresión ambivalente que protagonizaron las obras de maestros como Jan Van Eyck o Rogier van der Weyden.

Hizo una foto con el móvil de su reflejo en el espejo. Así nació en 2010 Lavatory Self-Portraits in the Flemish Style (Autorretratos de estilo flamenco en el cuarto de baño), una serie de imágenes que oscilan entre la curiosidad y la burla, en las que la artista se vale solo de elementos que tiene a mano en el baño del avión para convertirse en una mujer holandesa de 1496.

Nina Katchadourian

Nina Katchadourian

Katchadourian aprovechó su siguiente vuelo, de San Francisco (California-Estados Unidos) a Auckland (Nueva Zelanda) para dar rienda suelta a su imaginación en las 14 horas que duraba el vuelo. Desde entonces sigue sumando imágenes a su colección, oscureciendo el fondo de las fotos con una bufanda negra, utilizando papel higiénico, toallitas, kleenex, vasos de plástico y hasta el cojín cervical para hacer cada vez tocados más sofisticados.

Ya ha realizado más de 70 viajes y unas 2.500 fotos. Tras exponer en varias galerías de Estados Unidos y Nueva Zelanda, el compendio de caricaturas se puede ver estos días en la Catharine Clark Gallery de San Francisco. Si llega a España y tienen ocasión de verla, no se olviden del papel higiénico.

Helena Celdrán