10 curiosidades increíbles que -probablemente- no sabías de ‘American Psycho’

Hay películas que, personalmente, soy incapaz de ubicar en el tiempo. Siempre que pienso en ellas las avanzo o retrocedo, fácilmente, cinco años (cuando no son diez o quince). Y una de ellas es esta, American Psycho, la que fue el salto a la fama de Christian Bale.

american-psycho

Esta cinta, llevada al cine por Mary Harron en el año 2000 y basada en la novela homónima de 1991 de Bret E. Ellis, convirtió los horrores perpetrados por Patrick Bateman en una experiencia de terror delicioso, reflejando con absoluta fidelidad cada pequeña obsesión del protagonista.

Y, como todas las películas (buenas y malas), está cargada de curiosidades sorprendentes. Os traigo diez:

1. El autor de la novela recibió amenazas de muerte

 

libro-american-psycho

The Observer, un periódico dominical británico, escribió que algunos países la consideraban tan potencialmente perturbadora que solo estarían dispuestos a venderla envuelta en plástico. La Asociación Estadounidense de Bibliotecas lo declaró “uno de los libros más prohibidos y desafiantes de la década de los ’90”. Ellis recibió en su buzón postal correos de odio incluso amenazas de muerte durante meses después de la publicación de la obra.

 

2. Líos con el protagonista

la-playa

Mary Harron había empezado a trabajar, poco después de la publicación de la novela, en su proyecto de adaptación a cine (suyos son la dirección y el screenplay), y lo hizo casi codo a codo con Christian Bale. Pero, finalmente, en 1997 Lionsgate se hizo con los derechos del libro, y quiso poner a trabajar en ello al director Oliver Stone y al actor Leonardo DiCaprio, pero finalmente la pareja propuesta por Lionsgate no llegó a un acuerdo con la productora, y Harron y Bale (después de algún otro tiento de Lionsgate) se hicieron con el proyecto. DiCaprio, en su lugar, hizo La playa de Danny Boyle.

 

3. Casi fue Ewan McGregor

ewan-mcgregor-moulin-rouge

Cuentan que Bale llevaba cerca de un año rechazando todos los proyectos que le proponían, esperando ser elegido para American Psycho. Cuando DiCaprio se fue finalmente a La playa, Lionsgate le ofreció el papel de Patrick Bateman a Ewan McGregor quien, de hecho, pensaba aceptarlo, pero el propio Bale lo instó personalmente a que lo rechazara, y McGregor le hizo caso. En su lugar, se incorporó a Moulin Rouge.

 

4. Bale no gustaba a nadie

american-psycho-bale

No hace mucho, Bale contó en una entrevista que se enteró recientemente durante el rodaje de Le Mans ’66, al volver a trabajar con Josh Lucas (Craig McDermott en American Psycho), de que nadie, en el set de la de miedo, lo consideraba un buen actor y que, de hecho, casi todo el mundo comentaba a sus espaldas que no entendían por qué Harron se había empeñado en que fuera el protagonista.

 

5. Un acento confuso

Para ser tan mal actor, les dio a todos en los morros en la fiesta de fin de rodaje: como parte de su preparación para el papel, Bale perfeccionó un acento estadounidense que utilizó en todo momento durante el rodaje de la película, tanto delante de la cámara, como en el set como fuera de él. Cuando terminaron de rodar, en la fiesta de despedida dejó de forzar el acento estadounidense y empezó a hablar con su acento galés natal. La gente pensó que el acento galés era parte de la preparación de su siguiente papel: todos habían pensado, durante todo el rodaje, que Bale era estadounidense.

 

6. Podría haber terminado con una escena musical

Hubo otro director (aparte de Stone y Harron) que tonteó con el proyecto, y ese fue David Cronenberg (La mosca, M. Butterfly). En la visión de Cronenberg, la película terminaba con Bateman en el World Trade Center, en un número musical con Daybreak de Barry Manilow.

 

7. Bale se inspiró en una entrevista de lateshow a Tom Cruise

Cuando Bale habló sobre cómo había preparado el papel, contó que había entrenado durante varias horas diarias para adquirir el físico que quería, y que había inspirado el carácter de Bateman en dos grandes de la pantalla: en el papel de Nicolas Cage en Vampire’s Kiss (1989) y en una entrevista que David Letterman le había hecho a Tom Cruise, en el 99, en la que Cruise había estado “particularmente enérgico e intenso”.

 

8. A Phil Collins le gustó el monólogo sobre él

Una de las características más particulares de Patrick Bateman era la de ser un exagerado melómano. “¿Os gusta Phil Collins?” es una de las frases más tensas de la película (para el espectador, que sabe lo que se viene). El monólogo de Bateman sobre la estrella musical británica aparece tanto en la película como en la novela, y dijo que “no había querido saber nada de la novela porque glorificaba toda esa basura”, pero cuando vio la película y descubrió el extraño humor que había detrás pensó que era “muy divertido”.

 

9. Bret Easton Ellis “no quería una película”

Esta la pongo porque me hace mucha gracia. Afirmó que él “no pensaba que su novela fuera apta para el cine y que no necesitaba convertirse en una película”, pero que, cuando vio el resultado, se dio cuenta de que le habían dado una segunda vida “al presentársela a un público nuevo”. Pero el dinero de los derechos lo cobraste antes de ver el resultado, Ellis, no cuela.

 

10. Tuvo una secuela que nadie recuerda

american-psycho-2

Protagonizada por Mila Kunis, cogida por los pelos y su frasecilla promocional (“Más enfadada. Más mortal. Más sexi) os puede dar una idea de la calidad de la cinta en general. Originalmente iba a titularse La chica que no moría, pero en el último momento retocaron el guion para meter una minúscula subtrama relacionada con Patrick Bateman y así poder ponerle la pegatina de American Psycho 2, también conocida como All American Girls.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.