Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘Movimiento 15-M’

Por una corrupción soportable

La corrupción cero es un sueño inalcanzable, un objetivo utópico. No es cosa de humanos. Ya sabemos que la corrupción, alentada por la avarica, es el lubricante del capitalismo. Por eso, lo que importa no es liquidarla sino cambiar la tendencia para que la corrupción apunte al cero y no, como hace ahora, al infinito. Invertir la actual tendencia diabólica nos hará mejores personas, más libres y más justos. Quizás, incluso, más felices,

Manifestación de "indignados" en Madrid

Manifestación de “indignados” en Madrid

¿Quién puede estar en desacuerdo con esta propuesta tan noble y democrática? ¿Alguien se atreve a oponerse publicamente a este objetivo? Ni los políticos más cínicos lo harían. Seguirían como hasta ahora: diciendo una cosa y haciendo la contraria. Cambiar esa tendencia va en contra de sus intereses económicos y políticos a corto plazo. Por lo que vemos, el Indice de Corrupción Ambiental (ICA), tan dificil de medir, está triplicando a la prima de riesgo y tiene difícil arreglo. Los principales responsables son seguramente los líderes políticos que nos representan a casi todos. Pero, del rey abajo, nadie puede ni debe escurrir el bulto: el Indice de Corrupción Ambiental, como Hacienda, es cosa de todos.

¿Qué hacer?

La observación de la realidad nos ha demostrado que los principales enemigos del cambio de tendencia hacia la “corrupción cero” son precisamente los encargados de dicha tarea: los partidos políticos y sus dirigentes. Acabo de repasar los 10 casos principales de corrupción, en manos de los tribunales, que publica nuestra web. En todos ellos, aparecen los partidos políticos de uno u otro signo. Varían las cantidades robadas (cutres en la izquierda, faraónicas en la derecha) pero las intenciones que mueven a los políticos corruptos son muy semejantes, al margen de su ideología.

Decia Durremat: “Triste la época en la que hay que luchar por cosas evidentes”.

Entre todas las propuestas que he leído últimamente me ha llamado la atención la que José A. Gómez Yañez y César Molinas hacen en El País. ¿Quien regula al regulador? Ellos proponen que sean regulados desde fuera, como en Alemania. Vale la pena su lectura. Aunque mejor sería que empezaramos a recoger firmar al pie de un manifiesto benéfico titulado: Por una corrupción soportable.

Alguien debería tirar la primera piedra… como cuando luchábamos contra la Dictadura por la Democracia. Claro que entonces éramos más jóvenes y seguramente más generosos. Algo habrá que hacer desde fuera de los partidos políticos (que son, sin duda, la base de la Democracia) para salvarlos de ellos mismos y para que nuestros hijos y nietos (los del 15-M) no nos echen en cara -y con razón- la mierda de herencia que les estamos dejando.

Copio y pego:

Qué hacer con la corrupción

Hay que regular a los partidos políticos desde fuera, como en Alemania

José Antonio Gómez Yañez / César Molinas

22 ENE 2013 – El País

El funcionamiento de los seres vivos, de los motores de explosión y de los organismos sociales produce, inevitablemente, residuos tóxicos que se deben eliminar. Si no se hace, sobrevienen la muerte y la descomposición. De ahí la existencia de los riñones, de los tubos de escape y de la regulación de los partidos políticos, por ejemplo.

En todos los sistemas políticos hay corrupción: es tan consustancial con la política como el monóxido de carbono con el automóvil. Por ello, en las democracias avanzadas, existen leyes que regulan la actividad interna de los partidos políticos. Esta regulación impone los mecanismos de reciclaje de toxinas que permiten que la democracia siga funcionando de manera saludable. El nivel insoportable que ha alcanzado la corrupción política en España se debe a la ausencia de reciclaje de los residuos tóxicos que generan nuestros partidos. La democracia española es como un cuerpo sin riñones o un coche sin tubo de escape.

La ley española de partidos políticos está vacía de contenido y permite que, en la práctica, los partidos se autorregulen. Esto es una anomalía gravísima e insólita en las democracias avanzadas. Los partidos políticos no deben autorregularse porque son entidades especiales a las que se les reconoce el monopolio de la representatividad política y se financian con recursos públicos. Este reconocimiento no debe darse sin un riguroso control legal para evitar que los partidos acaben, como en España, convirtiéndose en élites extractivas. En Alemania, por ejemplo, la ley obliga a los partidos a celebrar congresos bienales, a que los delegados en estos congresos sean elegidos por votación secreta entre los militantes, a que los candidatos a cargos electos sean elegidos en primarias, a someterse a auditorías externas… El sistema genera competencia entre los dirigentes y los candidatos a serlo. Como no puede ser de otra manera, los mecanismos de reciclaje de residuos son la democracia interna, la transparencia y la competencia. ¿Hay corrupción política en Alemania? Por supuesto que la hay, pero los mecanismos legales previstos evitan una espiral degenerativa y contagiosa como la española. La corrupción puede llegar al tobillo, pero el drenaje impide que llegue al cuello.

No hay que esperar que el sistema actual se regenere de manera endógena

En España los congresos los convocan las direcciones partidarias cuando les conviene, los candidatos son nombrados por cooptación, gran parte de los afiliados son cargos públicos o allegados, las auditorías las hace el Tribunal de Cuentas —cuyos miembros son nombrados por los partidos— con años de retraso… ¿Por qué no hay sistemas de dragado de residuos en la política española? Porque en la Transición se decidió potenciar la estabilidad de los partidos cediendo un poder casi ilimitado a sus cúpulas dirigentes. Pesaba mucho el recuerdo de la inestabilidad política durante la II República y se confiaba en que partidos estables dieran lugar a una democracia estable. Además, se creía que este tipo de partidos era una garantía de unidad política ante el proceso descentralizador del Estado de las Autonomías. Hoy hay que reconsiderar esa decisión, porque el precio que se ha pagado por ella ha sido excesivo.

La falta de competencia interna y de control externo en los partidos españoles ha tenido dos consecuencias. Primera, una corrupción a la que no es posible poner límites y que tiene efectos cancerígenos. No se trata de cargos cometiendo delitos o de partidos buscando dinero extra. Se trata de empleados y políticos integrados en los aparatos que los utilizan para enriquecerse sin control o para conseguir ingresos adicionales escapando al control de Hacienda. De la corrupción individual se ha pasado a una fase institucional. La segunda consecuencia ha sido la degeneración de la competencia técnica y capacidad de liderazgo de nuestros políticos, cooptados en base a su fidelidad a las cúpulas en cada vuelta del torno electoral con grave detrimento de su iniciativa e independencia de pensamiento, pese a la supervivencia en los engranajes partidarios de muchas personas capaces y honestas.

¿Qué hacer? No hay que esperar que el sistema actual se regenere de manera endógena. No lo hará. Y la solución no pasa por más fiscalía y más tribunales. Eso es necesario, pero insuficiente. Hay que regular a los partidos españoles desde fuera, como en Alemania. Hace falta una nueva ley de partidos políticos que imponga la democracia interna y la transparencia, es decir, que obligue a tener mecanismos de reciclaje de residuos tóxicos. Esto es lo último que hará una élite extractiva porque vive de la opacidad y de la cooptación. La reforma habrá que hacerla contra la resistencia numantina de las élites partidarias, que antes prefieren pasar por el juzgado de vez en cuando que someterse a controles externos. Es necesario un amplio movimiento ciudadano para exigir una Ley de Partidos como la alemana, que imponga congresos periódicos, que obligue a que los delegados se elijan por sufragio secreto entre la militancia, que obligue a hacer primarias para elegir a todos los candidatos a cargos representativos, y que obligue a auditorías externas independientes. Se tendría que recoger firmas para llevar una propuesta de ley en este sentido al Congreso de los Diputados. ¿Quién se va a oponer públicamente?

(José Antonio Gómez Yáñez y César Molinas son politólogos.)

Desde la Puerta del Sol… que sale para todos

Asamblea en la Puerta del Sol de Madrid

Asamblea del Movimiento 15-M en la Puerta del Sol de Madrid.

 

 

Tengo una idea malvada, pero eficaz, para que algunas propuestas del 15-M se hagan realidad. En este Movimiento de los indignados veo el embrión de una renovación/revolución importante de la vida política española… que tanta falta nos hace. Imagino que la Junta Electoral Central (de la todavía vigente Ley Electoral que quieren cambiar nuestros hijos)  se habrá percatado ya de que hizo el ridículo prohibiendo la concentración pacífica de los “indignados”. Desde luego, estoy de acuerdo con Eduardo Punset cuando dice -como el 15-M- que “el cambio del sistema electoral es esencial”.

No pretendo ser oportunista, y nadie me ha dado vela en este entierro de los partidos políticos con los cimientos podridos pero, como digo, tengo una idea práctica para el 15-M.

Bueno, en realidad, la idea no es mía, pues la estoy copiando de algo que hicieron/hicimos en 1974-75  a través de las ilegales y clandestinas Comisiones Obreras.  Los “rojos” (les llamabamos “enanos infiltrados”) se presentaron finamente a las elecciones sindicales de risa del sindicato vertical de la Dictadura disfrazados de “oficialistas“.

El resultado fue que, por primera vez, había en la España de Franco más representates sindicales de CC.OO. que del sindicato franquista. Yo dirigía entonces un semanario llamado “Doblón” (crítico, dentro de que se podía, con la Dictadura) y pusimos en la portada a los enanitos de Blancanieves, subidos en un andamio, pintando de rojo la fachada del sindicato franquista en el Paseo del Prado (lo que hoy es el ministerio de Sanidad). El título de portada (que no olvidaré nunca), y que nos costó más de un susto, era este:

Ha ganado el equipo colorado

Pues bien, para que algunas de estas propuestas del 15-M se conviertan en realidad deberíamos copiar a los “enanos infiltrados” de CC.OO. durante el franquismo.  Y, por nada del mundo, voy a comparar la Democracia demediada actual con la cruel Dictadura de Franco. Pero me gustaría explicar esta idea con más detalle: se trata de cambiar los cimientos podridos de los partidos políticos desde dentro antes de que ellos nos cambien y nos pudran también a nosotros. Pero no me atrevo aún  a ir, con esta pinta de abuelo cebolleta, a la Puerta del Sol para contarsela a los coordinadores de las distintas comisiones de trabajo. Intentaré escribirla aquí mismo mañana, con mayor detalle, cuando mi hijo me haya contado como va la cosa.

Mi compadre me ha enviado este mensaje, con el ruego de que lo lea y lo incluya en mi blog. Eso hago de mil amores, aunque no estoy de acuerdo con todas las propuestas del Movimiento 15-M tal como están escritas aquí. Nadie se ha molestado en sumar el coste de todas ellas ni, sobre todo, en señalar el origen de los fondos necesarios para que sean sostenibles. Pero la música me gusta.

Mi hijo aún no ha regresado y no se, de primera mano, cómo acabó la sesión informativa de hoy en la Puerta del Sol de Madrid. Por tanto, copio y pego el mensaje de mi compadre tal como me ha llegado:

“Hola, estas son las propuestas aprobadas en la asamblea de la protesta de Sol. Difícilmente se oirán en los medios y la página web no para de caerse así que está bien difundirlas por email.

Haced un esfuerzo por leerlas!!

Estas son algunas de las medidas que, en cuanto ciudadanos, consideramos esenciales para la regeneración de nuestro sistema político y económico. ¡Opina sobre las mismas y propón las tuyas en el foro!

1. ELIMINACIÓN DE LOS PRIVILEGIOS DE LA CLASE POLÍTICA:

o Control estricto del absentismo de los cargos electos en sus respectivos puestos. Sanciones específicas por dejación de funciones.

o Supresión de los privilegios en el pago de impuestos, los años de cotización y el monto de las pensiones. Equiparación del salario de los representantes electos al salario medio español más las dietas necesarias indispensables para el ejercicio de sus funciones.

o Eliminación de la inmunidad asociada al cargo. Imprescriptibilidad de los delitos de corrupción.

o Publicación obligatoria del patrimonio de todos los cargos públicos.

o Reducción de los cargos de libre designación.

2. CONTRA EL DESEMPLEO:

o Reparto del trabajo fomentando las reducciones de jornada y la conciliación laboral hasta acabar con el desempleo estructural (es decir, hasta que el desempleo descienda por debajo del 5%).

o Jubilación a los 65 y ningún aumento de la edad de jubilación hasta acabar con el desempleo juvenil.

o Bonificaciones para aquellas empresas con menos de un 10% de contratación temporal.

o Seguridad en el empleo: imposibilidad de despidos colectivos o por causas objetivas en las grandes empresas mientras haya beneficios, fiscalización a las grandes empresas para asegurar que no cubren con trabajadores temporales empleos que podrían ser fijos.

o Restablecimiento del subsidio de 426€ para todos los parados de larga duración.

3. DERECHO A LA VIVIENDA:

o Expropiación por el Estado de las viviendas construidas en stock que no se han vendido para colocarlas en el mercado en régimen de alquiler protegido.

o Ayudas al alquiler para jóvenes y todas aquellas personas de bajos recursos.

o Que se permita la dación en pago de las viviendas para cancelar las hipotecas.

4. SERVICIOS PÚBLICOS DE CALIDAD:

o Supresión de gastos inútiles en las Administraciones Públicas y establecimiento de un control independiente de presupuestos y gastos.

o Contratación de personal sanitario hasta acabar con las listas de espera.

o Contratación de profesorado para garantizar la ratio de alumnos por aula, los grupos de desdoble y los grupos de apoyo.

o Reducción del coste de matrícula en toda la educación universitaria, equiparando el precio de los posgrados al de los grados.

o Financiación pública de la investigación para garantizar su independencia.

o Transporte público barato, de calidad y ecológicamente sostenible: restablecimiento de los trenes que se están sustituyendo por el AVE con los precios originarios, abaratamiento de los abonos de transporte, restricción del tráfico rodado privado en el centro de las ciudades, construcción de carriles bici.

o Recursos sociales locales: aplicación efectiva de la Ley de Dependencia, redes de cuidadores locales municipales, servicios locales de mediación y tutelaje.

5. CONTROL DE LAS ENTIDADES BANCARIAS:

o Prohibición de cualquier tipo de rescate o inyección de capital a entidades bancarias: aquellas entidades en dificultades deben quebrar o ser nacionalizadas para constituir una banca pública bajo control social.

o Elevación de los impuestos a la banca de manera directamente proporcional al gasto social ocasionado por la crisis generada por su mala gestión.

o Devolución a las arcas públicas por parte de los bancos de todo capital público aportado.

o Prohibición de inversión de bancos españoles en paraísos fiscales.

o Regulación de sanciones a los movimientos especulativos y a la mala praxis bancaria.

6. FISCALIDAD:

o Aumento del tipo impositivo a las grandes fortunas y entidades bancarias.

o Eliminación de las SICAV.

o Recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio.

o Control real y efectivo del fraude fiscal y de la fuga de capitales a paraísos fiscales.

o Promoción a nivel internacional de la adopción de una tasa a las transacciones internacionales (tasa Tobin).

7. LIBERTADES CIUDADANAS Y DEMOCRACIA PARTICIPATIVA:

o No al control de Internet. Abolición de la Ley Sinde.

o Protección de la libertad de información y del periodismo de investigación.

o Referéndums obligatorios y vinculantes para las cuestiones de gran calado que modifican las condiciones de vida de los ciudadanos.

o Referéndums obligatorios para toda introducción de medidas dictadas desde la Unión Europea.

o Modificación de la Ley Electoral para garantizar un sistema auténticamente representativo y proporcional que no discrimine a ninguna fuerza política ni voluntad social, donde el voto en blanco y el voto nulo también tengan su representación en el legislativo.

o Independencia del Poder Judicial: reforma de la figura del Ministerio Fiscal para garantizar su independencia, no al nombramiento de miembros del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial por parte del Poder Ejecutivo.

o Establecimiento de mecanismos efectivos que garanticen la democracia interna en los partidos políticos.

8. REDUCCIÓN DEL GASTO MILITAR

——————————————————–

ELIMINAR EL SENADO.

NORUEGA, SUECIA, DINAMARCA, NO TIENEN SENADO, ALEMANIA SOLO 100 SENADORES y EE.UU. UN SENADOR POR CADA ESTADO.

LOS GRANDES TEÓRICOS DEL DERECHO INTERNACIONAL Y CONSTITUCIONAL OPINAN QUE ES UNA CÁMARA INNECESARIA, PRESCINDIBLE Y QUE ESTÁ EN EXTINCIÓN, ¿ENTONCES POR QUÉ TENEMOS QUE MANTENER A 260 SENADORES?

DE ESTA FORMA AHORRAREMOS 3.500 MILLONES DE EUROS CADA AÑO.

ELIMINAR LA PENSIÓN VITALICIA DE TODOS LOS DIPUTADOS, SENADORES Y DEMÁS “PADRES DE LA PATRIA”.

ELIMINAR A TODOS los diplomáticos excepto un embajador y un cónsul en cada país. No es posible que gastemos en esto más que Alemania y el Reino Unido).

Con eso, y con rebajar un 30% las partidas 4, 6 y 7 de los PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO (transferencias a sindicatos, partidos políticos, fundaciones opacas y varios), se ahorrarían más de 45.000 millones de Euros y no haría falta tocar las pensiones ni los sueldos de los funcionarios, como tampoco haría falta recortar 6.000 millones de Euros en inversión pública.

CON LA MITAD DEL DINERO QUE EL ESTADO SE AHORRARÍA CON ESTAS MEDIDAS, SE ACABARÍA LA CRISIS EN ESPAÑA

Por el cambio de la ley electoral, y por una democracia participativa de verdad, donde nuestra opinión, la de los ciudadanos, sea lo que gobierne, no una papeleta cada cuatro años y que hagan con ella lo que quieran sin dar cuentas ni explicaciones.

Por el cambio de la ley electoral, y por una democracia participativa de verdad ¡Espabilemos de una vez! ¡No sigamos dormidos y aletargados!

SI ESTÁS DE ACUERDO, DIFÚNDELO.

No consiste en hacer lo que nos guste, sino en que nos guste lo que hacemos.

No es más feliz el que hace lo que quiere, que el que quiere lo que hace.”

FIN del mensaje.