BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

¿Quién compara al PSOE con los nazis? Pedro Jeta

Una vez se me escapó como errata (escribí Pedro Jeta en vez de Pedro Jota) y lo rectifiqué de inmediato. “Aliquando bonus dormitat Homerus” (“Hasta el gran Homero de vez en cuando se duerme”)

Hoy, sin embargo, lo de Pedro Jeta no es una errata. Es una voluntaria y clara referencia a la cara dura y a la frivolidad que luce hoy el director de El Mundo, Pedro Jota Ramírez, a través de su lamentable comentario editorial.

No creo que su miserable comparación entre el PSOE y los nazis (por el trato dispensado por el PSOE al PP y por el que los nazis dieron a los judíos) haga ninguna gracia a los judíos ni a las personas decentes que compran y leen El Mundo.

Maldita la gracia que me hace a mí esta comparación calumniosa de Pedro Jeta o cualquiera semejante que se tome a cachondeo el Holocausto.

¿Habrá perdido nuestro infame ex periodista algún tornillo o es pura estulticia?

Llevo varios días con la mosca tras la oreja. Ayer mismo escribí en este blog que encontré El Mundo más fino que El País; es decir, el mundo al revés. Mi gozo en un pozo.

El Pedro Jota ultramontano ha vuelto a donde solía. Pasen, pasen y lean el editorial de marras. No tiene desperdicio.

También les recomiendo – petición muy acertada de elvizca en el hilo anterior- que lean el artículo de Patxo Unzueta en El País y la carta de Luis García Martín, lector de El País, que voy a pegar a continuación.

Ambos diarios mandan en portada con el mismo tema e, incluso, con casi el mismo sujeto.

¿Dónde está la diferencia?

Sujeto de El País:

Todos los partidos…

Sujeto de El Mundo:

El PSOE y sus socios…

Ninguno de los dos miente. No obstante, hay entre ambos una gran diferencia en la presentación sesgada del sujeto:

El PSOE y sus socios” equivale, en este asunto, a “Todos los partidos” salvo el PP

Cuestión de matices.

—-

Como contrapunto a los artículos de los últimos días, es interesante la lectura de este artículo de El País:

¿Cómo fortalecer el Pacto por las Libertades?

ROGELIO ALONSO

18/01/2007

El 1 de octubre de 1998, el entonces secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, y José María Aznar, se reunieron por segunda vez tras la declaración de tregua de ETA. Ese día, Almunia advirtió de que los socialistas “no van a tener una actitud seguidista haga lo que haga el Gobierno”, añadiendo: “Nuestro deseo es coincidir, pero la coincidencia debe basarse en posiciones asumibles por todos, no en planteamientos hechos por unos y seguidos por otros. Ésa no sería forma de llegar a un auténtico consenso”. Como esta declaración muestra, el comportamiento del partido que hoy dirige Rajoy coincide con el que Almunia exigió entonces desde la oposición, exponiendo cuán injustas son muchas de las críticas hacia el Partido Popular por su rechazo al fracasado proceso de diálogo con ETA. Si las palabras de Almunia en 1998 eran razonables, también lo es la reluctancia del actual líder de la oposición a apoyar una política antiterrorista carente de un “auténtico consenso” sin “posiciones asumibles por todos”. Así ocurre al haber arrinconado el presidente un Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo cuyo punto primero señala: “Al Gobierno de España corresponde dirigir la lucha antiterrorista, pero combatir el terrorismo es una tarea que corresponde a todos los partidos políticos democráticos, estén en el Gobierno o en la oposición”. Es evidente que la resolución del Congreso de 2005 fue propuesta por Zapatero sin buscar esa “colaboración permanente” con el PP, basada en “el intercambio de información” y “la actuación concertada” que exigía el Pacto.

De ahí que la oposición interpretara que la autorización del diálogo con ETA, que no había demostrado su voluntad inequívoca de poner fin a la violencia, tal y como reclamaba la citada resolución, no era compatible con esa obligación de “combatir el terrorismo” que corresponde a “todos los partidos políticos democráticos”. Quienes acusan a la oposición y a muchos ciudadanos de haber bloqueado la paz al dificultar la negociación del Ejecutivo con hipotéticos “moderados” de ETA, ignoran la necesidad de ejercer una contención ante un Gobierno que ha incumplido su mandato parlamentario de dialogar en condiciones que no se daban, vulnerando otro acuerdo del referido Pacto.

Estos antecedentes convierten la reactivación del Pacto por las Libertades en un elemento decisivo de la política antiterrorista, pues de lo contrario se brindaría a la banda un valioso rédito político. El Pacto sirvió de marco para articular la más efectiva política antiterrorista contra ETA, al sustentarse en un importante consenso entre los principales partidos democráticos, negando la esperanza de cambios en la política antiterrorista con indiferencia del Ejecutivo que gobernara. La propia banda ha reconocido cómo esta iniciativa logró propagar “el fantasma de la destrucción de la izquierda abertzale”.

De ahí que abandonar el Pacto constituya un altísimo precio político al presentar la estrategia terrorista como eficaz, aportando un poderoso argumento de propaganda y motivación a ETA. El cambio de circunstancias con el que se justifica su marginación no representa una sólida explicación habida cuenta del contraproducente mensaje que transmite. Son justamente las circunstancias descritas las que obligan a su férrea aplicación. Precisamente por ello la ampliación del Pacto propuesta por Zapatero exige criterios claros que eviten una desnaturalización del mismo que equivaldría a su abandono de facto y al incumplimiento del programa electoral socialista.

La adhesión de quienes deseen respetar los principios en los que descansa el Pacto precisa una voluntad de sumarse a unas máximas ya planteadas que no deben ser modificadas, sino reforzadas, tras el fracaso del diálogo con ETA. A pesar de las positivas valoraciones sobre Imaz, presidente del PNV, queda por demostrar si esta formación comparte los mecanismos administrativos y judiciales que han impedido en el pasado la presencia de Batasuna en la vida política como si fuera una formación legal. La reactivación de esas iniciativas, que deben aplicarse a partidos sustitutivos vinculados a ETA y a Batasuna, es crucial en una sociedad como la vasca en la que el terror y la intimidación impiden que ciudadanos no nacionalistas ejerzan libremente sus derechos.

Si el nacionalismo comparte estos principios, no sería difícil su incorporación al Pacto. Si no los compartiese, quedaría expuesta la inutilidad de romper el Pacto por un nacionalismo que rechazaría fundamentales instrumentos contra ETA, pero con el que se podría colaborar desde otro ámbito. Respetando estas premisas, la ruptura formal con Lizarra que se demandaba del nacionalismo en 2000 podría no aplicarse o ser sustituida por el requerimiento de un firme compromiso con elementos clave derivados del Pacto.

La profundización en el antagonismo entre Gobierno y oposición que provocaría la desnaturalización del Pacto beneficiaría a esos sectores nacionalistas que defienden como inevitable el diálogo con ETA, a pesar incluso del último y negativo ensayo, y que todavía entienden la paz como la satisfacción de aspiraciones nacionalistas que apacigüen a la banda.

Para ser útil la ampliación del consenso antiterrorista debe sustentarse en la reactivación del Pacto evitando una rebaja del mismo que podría atraer a otras formaciones, si bien a cambio de un coste político como el que ETA rentabilizaría al conseguir debilitar la filosofía inicial del Acuerdo.

La hasta ahora eficaz estrategia de división propugnada por ETA podría contrarrestarse supeditando la ampliación del consenso a la aceptación de determinadas adendas que fortalecerían el Pacto y la credibilidad de la respuesta estatal. Explicitándose en el Pacto que mientras ETA exista jamás se abordará la reforma del Estatuto vasco se oficializaría la premisa de “primero la paz y después la política” como criterio para aceptar incorporaciones de quienes asumieran un principio tan reivindicado como incumplido durante los últimos meses.

La presencia de ETA, incluso en situación de “alto el fuego”, es un factor de coacción enorme que jamás deben aceptar ciudadanos privados de libertad, siendo preciso por ello descartar categóricamente negociaciones con la banda incluso bajo promesa de desaparición, máxima que podría recoger un Pacto reforzado. Esta contundencia impediría que cualquier Gobierno cayera en las trampas que ETA tiende en momentos de debilidad al emitir señales equívocas sobre sus intenciones de concluir con el terrorismo. Evitaría además que la ansiedad colectiva por el final del terrorismo fuera manipulada mediante un lenguaje que puede mentir al enfatizar la incompatibilidad del diálogo con la violencia a pesar de la permanencia de ambos en condiciones inadmisibles, como las que se desprenden de la mera existencia de una organización terrorista. Nuestro sistema democrático permite ya la salida del terrorismo sin contraproducentes diálogos con ETA como los que vienen proponiéndose.

Rogelio Alonso es profesor de Ciencia Política de la Universidad Rey Juan Carlos.

FIN

11 comentarios

  1. Dice ser elvizca

    JAMS, al hilo de las dudas del cambio de posición del Pais con respecto a ZP,¿qué le parece el artículo de O. Garrido en portada de elconfidencial.com?http://www.elconfidencial.com/noticias/noticia.asp?id=20809&edici

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Montanelli

    Cierta gente del PP (sus actuales dirigentes) y alguna prensa, parecen haber perdido la cabeza. Como se puede frivolizar tanto el sufrimiento de millones de personas (sean las víctimas de Stalin o las de Hitler) Hay que ser o un ignorante en Historia o un mezquino sin límites.Me preocupa una cosa (como elector que desde hace años se abstiene) y es si el PP está pensando que un día, no sé si en 1 año o en 5 o en 9 años volverá a gobernar. Que ocurrirá. Por pura lógica y porque la alternancia se da y además es buena. Se dan cuenta los pensadores del PP (que tiene que tenerlos) de que entonces todo este discurso antisistema, todo este NO por sistema a todos los demás, ¿se lo van a tener que comer con patatas? Es muy fácil que un partido que nunca va a gobernar se oponga a todo, por negar puede estar hasta en contra de la ley de la gravedad. Pero cuando gobiernan la cosa cambia, han de entrar en el mundo de lo posible, de los pactos, de la realidad. Es que si Rajoy o quien sea del PP gobierna y ETA en el, pongamos 2013, hace una tregua, pues se tendrán que sentar y esperar, igual que hicieron Felipe, Aznar y Zapatero. Porque lo harán, que nadie tenga duda, lo vimos en el 98 y además hace mal el PP en renegar de aquello. Esta política de tierra quemada parece suicida para el propio PP y por desgracia para la salud política del país. Que vuelva Rato por favor, cuanto antes. Le tengo fe, creo que es la prueba de que hay una derecha civilizada e imprescindible.

    18 Enero 2007 | 23:44

  3. Dice ser gretel

    Pues no te enfades Martinez, no merece la pena… yo creo a veces que la gente habla en relativo y la gente se lo toma en absoluto y al revés… la gente se entiende fatal, yo creo que una mudez general andaría bien.Yo creo que Pedro Jota, es una persona diáfana como los muebles, que sirve para poner de diapasón o de tendero, de lámpara y de manta… jajaja, y te sorprendes cuando te le encuentres camuflado o cambiado de sitio. Pero yo también me adapto por días así que nada que objetarle a eso.De más pequeña no entendía que era buscar el punto a las personas para llevarse bien con ellas mi razonamiento era:-Yo no tengo que buscar ningún punto porque a cerebros iguales relaciones normales. Eso es manipulación o engaño.Pero creo que lo he entendido para las relaciones con ciertos chicos machistas ( o no), que les mola mucho analizarte, protegerte y enseñarte, pero sin contraprestación de que aprenda él también de ti. Lo he considerado para impedir mis malos rollos con gran cantidad de hombres que no les agrada que les trates de igual. Les escucho, aprendo de sus enseñanzas y consejos, y me callo lo que ellos nunca querrán aprender. Es una pena porque solo mejoro yo… pero no se puede forzar culturas ancestrales.Yo creo que, aunque no lo consiga, hay que pasar mientras los codigos se respeten, el penal, el civil… por cierto que el civil nadie respeta : dinero negro por aquí, por allá… el hipotecario y fiscal tampoco: compraventas fantasmas, engañar todo lo que se puede al fisco…Mucho tendría que cambiar el país para que fuera de principios, a mi me mola más la igualdad… entonces pues no me gusta mucho… y no lo veo para nada como vosotros, que parece que solo os parece el tema cosa de formas y no de fondo… porque a frases nadie se ha muerto.

    19 Enero 2007 | 02:13

  4. Dice ser gretel

    no, me rectifico ( reciente conversación con individuo) hay gente imposible… a no ser que quieras que te mine la moral por completo, debes ignorarles y no relacionarte con ellos. E impedir que te invadan.

    19 Enero 2007 | 02:53

  5. Dice ser RealJSM

    La realidad es que sea por el motivo que sea sistemáticamente no se tendrá en cuenta al segundo partido en votos. Y guste o no hay mucha gente que apoya eso. Guste o no eso es la democracia. Si luego los votantes deciden cambiar su voto en las próximas elecciones la cosa será diferente, pero lo cierto es que el PP representa una cantidad de gente que jamás debería dejar dada de lado en una democracia.

    19 Enero 2007 | 02:57

  6. Dice ser gretel

    Mensaje en mi correo: “Por cierto…acabo de ver que en tu blog has publicado la conversacion quetuvimos el otro día. Tambien he visto que me llamas “gilipollas”.Como mínimo creo que me debes una explicación”jajaja yo tb tengo mis enemigos…me van a llover las demandas, al ser chica noto que hay algunos tíos que se creen con la prerrogativa de colgarse de mí y de mis opiniones… creo que al revés no pasa… ni entre los chicos tampoco ( pero no sé, no tengo experiencia de chico, solo les soporto desde el exterior)Al menos los enemigos de Jams le hacen ganar dinero… yo quiero eso que cada vez que soporte a uno ; 4000 euros de indemnización… así se puede vivir… sino no hay quién viva…. he pensado hasta en dedicarme a otra cosa ( a una sola)Saludos y besos 😀

    19 Enero 2007 | 03:05

  7. Dice ser Acteón

    Lo malo que tienen las democracias es que, en ellas, la mayoría manda.En este caso, lo que me parece a mí es que la mayoría está expresando que, por fin, le ha visto la patita al PP y que no desea seguirles el juego.Nadie boicotea iniciativas parlamentarias, (tarea en la que sí es experto Pedro José), que son legítimas, sino que se impide la contínua utilización del abuso de ley por parte del PP. Un PP que lleva con la negativa irracional por bandera desde las pasadas elecciones, que culmina su estrategia de crispación en los insultos y descalificaciones del pasado pleno del lunes y que ahora pretende añadir, a dicha estrategia, un nuevo elemento en forma de supuestas “iniciativas” que sabe perfectamente que se enfrentan de plano a la estrategia de la mayoría pero con las que pretende que la vida política de este país continúe girando en torno al debate de sus postulados, en vez de alrededor del desarrollo de las propias iniciativas de la mayoría.Vamos, que pretende que sólo se hable de lo que el PP quiere, pasándose por el forro a la mayoría que expresa, en esta legislatura, el arco parlamentario que dió su consentimiento al diálogo político sin costes para avanzar en el proceso de paz (que sí, que no hay paz cuando una parte está en guerra, ¿o no?, que llevábamos pancartas por la paz porque hay una gente que nos pone bombas y nos mata a veces y eso no nos gusta).El hecho de que los partidos que forman esta mayoría a la que el PP no respeta decidan hacer a esa estrategia política “oídos de mercader” no parece gustarle al ex-periodista experto en el uso de las cloacas.Pues que le den.

    19 Enero 2007 | 10:06

  8. Dice ser Fétido

    Tras publicar la famosa encuesta al amigo Pedro le llovieron hostias desde todos los rincones del espectro derechón. Los foros de Libelortad Digital y PD eran un clamor. Así que el amigo se olió el boicot, y aprovechando las últimas tendencias libeggales -que hacen que las consultas de los psicólogos estén abarrotadas de neonazis, skinheads y fascistas varios a los que han enfrentado a su nueva realidad semántico/libeggal de que nacionalsocialismo=marxismo- cuela el nazismo en su editorial como quién no quiere la cosa.Piyei se considera astuto, pero no pasa de ser ramplón.P.S. Gret: a pesar de todo lo que nos separa, yo sí creo que eres una persona de la que se podrían aprender muchas cosas.Saludos.

    19 Enero 2007 | 10:44

  9. Dice ser elvizca

    La comparación con los nazis y con Stalin que hacen los lideres de la derecha nacionalcatolica Sr. Ramírez y Raroy es depravado, inmoral y posiblemente(si fueran pobres seguro) ilegal.Frivolizar y minimizar la extrema crueldad de los dos grandes genocidas responsables de crimenes y sufrimiento de millones de seres humanos, para utilizarlos como comparación chusca y castiza en sus soflamas partidistas, no debería se aceptado ni justificado por todo ciudadano bien nacido, y debería, si los españoles tuviesemos un poco verguenza y dignidad, provocar un clamor general que llevase a estos dos degenerados como mínimo, puesto que tienen bula/impunidad, al desprecio social general y a la inhabilitación moral y profesional.

    19 Enero 2007 | 12:52

  10. Dice ser Raúl

    Hola:He escrito un pequeño manifiesto pidiendo a los bloggeros que tomen parte activa contra ese editorial de EL MUNDO y la manipulación propagandística a la que estamos asistiendo desde hace meses. Os pido que, si lo creéis oportuno, la difundáis, la comentéis y la firméis.Os dejo el enlace:http://radiaciones.elvarapalo.com/blog/vigilar-la-opinion-publica

    19 Enero 2007 | 13:08

  11. Dice ser Felipe Punto G

    Llama la atención de EL MUNDO que cuando critica algo al PP, siempre reparte culpas entre este partido y el gobierno, pero cuando critica al gobierno, lo hace con una desmesura total en muchas ocasiones.

    19 Enero 2007 | 13:58

Los comentarios están cerrados.