BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

El Mundo, más fino que El País.
Aquí pasa algo

Hay días en los que nuestros dos principales diarios de pago se cambian los papeles. Hoy es uno de ellos: El Mundo dice” y El País impide“. El País suele ser un diario bastante “declarativo” y su titulares utilizan muchos verbos como “dice“, “afirma“, “asegura“, etc..

En cambio, El Mundo tiene una tendencia bastante más “interpretativa“, u opinativa, y prefiere verbos cargados de intención como “elude“, “impide“, “rechaza“, “se aferra“, etc.

Hoy va todo al revés. El Mundo informa hoy, arriba, a dos columnas:

Otegui dice que las amenazas de ETA “restan credibilidad” al alto el fuego

El País opina hoy, arriba, a cuatro columnas:

Las exigencias de Ibarretxe y del PP impiden el pacto que impulsa Zapatero

Además de la valoración exagerada de los titulares presuntamente informativos, con alta carga de opinión, creo que El País se equivoca hoy al no prestar atención en su portada, ni en su página editorial, al cambio de posición de Otegui -con matices- con respecto a la disciplina de las pistolas impuesta tradicionalmente por ETA.

Tengo la impresión de que Otegui quiere superar el “síndrome Yoyes” y eso -de ser cierto- puede tener una enorme relevancia para el futuro en paz y en libertad del País Vasco. O, a lo peor, es un oportunista que, como avisa El Mundo, Otegui “intenta sencillamente eludir el inminente horizonte carcelario que le espera”.

En todo caso, no me explico cómo se le ha pasado esta noticia a El País en su portada y en su página editorial. En cambio, El Mundo , ademas del tema de portada, publica hoy los dos chistes de Gallego y Rey y de Ricardo , dedicados a Otegui , y este comentario editorial, bastante afinado:

El País deja hoy la opinión sobre el terrorismo en manos de sus colaboradores:

Verdadera locura

SUSO DE TOROen El País 17/01/2007

Ante el atentado contra las Torres Gemelas, la sociedad norteamericana reaccionó uniéndose en torno de su Gobierno. El temor, comprensiblemente, reforzó su unidad interna. Y debe de ser que España no teme a nada, porque aquí una parte de la sociedad hizo lo contrario tras el atentado del 11-M en Atocha. La derecha se negó a aceptar el resultado electoral y en vez de unirse en aquel momento de crisis grave en torno al nuevo Gobierno empezó a cavar una trinchera que nos divide.

A la conmoción y unidad iniciales, en la creencia compartida de que era obra de ETA, se pasó en horas a sospechar que el Gobierno de Aznar manipulaba la información para beneficiarse electoralmente. Ese Gobierno presionó a la prensa y siguió atribuyendo a ETA el atentado, ante la opinión pública y ante las instituciones internacionales, hasta unas horas antes de abrirse las urnas.

En el día siguiente a la jornada electoral, Atocha era aún carne viva y humeante, seguidores del PP se manifestaron frente a su sede en la misma ciudad pidiendo, brazo en alto, paredón para el candidato ganador. Lo ocurrido entonces, algo inédito en Europa en años, es la base de nuestra situación, la piedra terrible sobre la que ha venido descansando toda la legislatura. Y ahí están en la oposición los miembros del Gobierno anterior, que nunca han admitido error o fallo en la gestión de aquellos días terribles.

Aquel 11 de marzo no fundó una unión, pues una parte de la sociedad, la derecha política que ha conseguido mantener en torno de sí a la derecha sociológica, no sintió dolor; nunca consideró aquellas víctimas como propias. Y con las mentiras sobre el 11-M en sus periódicos y ETA como disculpa en las instituciones cavó con constancia la división social, una trinchera y un búnker a prueba de verdades.

Pasma la posición tan extrema en que se ha instalado esta derecha. Lo explica su duro integrismo y casticismo, apenas influenciada por las derechas parlamentarias europeas. Y porque hereda una memoria: agitando y usando la mentira para sembrar miedo, provocando división y entorpeciendo las instituciones se gana el poder. Lo ensayó sin límites la derecha en los años treinta y quizá para sus descendientes el recuerdo que quede es que así gobernó una época larga y pudo realizar su proyecto nacionalista y clasista. Con la historia que tenemos debemos considerar cómo se relaciona cada discurso político con nuestro pasado: en el caso de esta derecha parece que no aprendió a evitar la división, aprendió a utilizarla. De cada asunto hizo un frente: trasvases, estatutos, matrimonio gay, ley antitabaco… No ha dudado en azuzar una campaña para enfrentar comunidades: la pura xenofobia. Es un instrumento que separa política, social y territorialmente; pasmosa su irresponsabilidad y su falta de sentido de Estado. Su grosería brutal es el signo de su violencia interna y el insulto y descalificación obsesiva a la figura del presidente del Gobierno pretenden liquidar a quien considera un enemigo, no un adversario.

Así fue ya en la última etapa de Gobierno de Felipe González. Y así, desde el comienzo de esta legislatura, utilizan el terrorismo como arma. Así acosaron salvajemente a las víctimas de Atocha hasta apartarlas de la circulación, insultadas y tratadas como apestadas. Y se hizo fríamente porque estorbaban al protagonismo de “sus” víctimas, las de ETA, que han conseguido rentabilizar políticamente. A pesar de la voluntad fundacional de algunas víctimas de tener una voz propia para expresar su punto de vista político, el resultado hoy es el señor Alcaraz, impulsado por el Partido Popular. Ahí están las manifestaciones contra el Gobierno, la agresión a un ministro, insultos a su presidente, para quien piden “paredón”. Bajo el paraguas de las víctimas, consignas de verdugos. Quienes comenzaron ese movimiento deben sentir frustración y amargura ante tal perversión e impostura.

No es extraño entonces que unas horas después de que ETA reventase el diálogo que había ofrecido, con un gran edificio en ruinas y dos personas muertas, los dirigentes del PP, en lugar de ofrecer su apoyo inmediato al Gobierno, afirmasen nada menos que el Gobierno estaba fuera del Estado de derecho y le negasen su apoyo. Nada menos y en una hora de emergencia así. ¿Deslealtad o traición? Demuestran una continuidad de hierro en todo lo que hacen desde el comienzo de la legislatura.

La campaña contumaz de intoxicación de medios que dicen ser “nacionales” pero que realmente son faccionales surte efecto: el buen envenenamiento es eficaz en dosis pequeñas pero diarias. La realidad de una economía razonable y ciertas reformas sociales en marcha es suplantada por la alucinación de que vivimos una catástrofe histórica. Debido a que perdieron las elecciones. Y así un día y otro: la culpa es del presidente, pues los anteriores eran competentes y éste no; el Gobierno debió haber atraído al PP al consenso, no se esforzó bastante; se equivocó al no unirse con el principal partido de la oposición en vez de tratar con los demás partidos… Partidos a los que se les niega legitimidad.

Que haya gente que, viniendo de la izquierda, compre estos argumentos y siga ese juego nos hace considerar la crisis y desorientación histórica que vive la izquierda.

Este Gobierno, ante el diálogo con el mundo enfermo de ETA, sufrió un revés, como los anteriores. Quizá se equivocó al evaluar la maduración del terrorismo vasco, al creer que había comprendido que el terror como arma política era inútil. Pues nada más inútil y menos rentable que el terrorismo etarra; en tantos años no ha conseguido ningún resultado político, ninguno. Sólo ha conseguido, poniendo la pistola en la cabeza de las víctimas, que su sociedad se haya degradado bajo una especie de síndrome de Estocolmo. Pero si hubo algún error del Gobierno, sería similar a los de los anteriores, a los que no se les recriminó el fracaso en su diálogo con ETA.

El Gobierno hizo lo que debía. Quien hizo lo que no se debía de hacer jamás fue esta derecha que no aceptó el resultado de las urnas y cree que el Gobierno, por destino, siguen siendo ellos. Como tal se comportan. Viviendo en su búnker de mentiras atribuyeron al Gobierno todo tipo de traiciones, trataron al presidente y sus ministros como si fuesen los terroristas. Un día pedirán perdón por el daño hecho al país, por la división social creada conscientemente sólo para volver al Gobierno. Un Gobierno no vale nunca lo que un país.

Y un día habrá otra derecha liberal y con verdadero sentido nacional, no faccional. Mientras, debiéramos atender al sentido común y la decencia básica de esos inmigrantes que trabajan duro entre nosotros y lloran a sus muertos; son un mínimo común múltiplo que niega a esos máximos comunes divisores. Los nuevos ciudadanos que se han hecho visibles estos días traen aire fresco, ignoran esos viejos rencores y nos recuerdan lo esencial. Desnudan tanta mentira e insensatez que nos envuelve, esta verdadera locura.

Suso de Toro es escritor.FIN

El editorial de El País (“Manual de urbanidad”) tiene tela y su lectura es altamente recomendable sobretodo para escándalo de la derecha educada de toda la vida.

Muy fino ha estado El Mundo con las declaraciones de Otegui y, sin embargo, muy tosco, con el caso estravagante de los peritos de elmundobórico.es al que dedica tres columnas de la portada y una página completa en su interior. Pedro Jota domina el arte de suplantar la falta de chicha informativa con el abuso de centímetros cuadrados. Este es un caso menor, muy de su gusto, que va a toda página y con foto:

El Mundo jalea el papel de la juez Gallego, una de sus juezas favoritas -próxima al PP– dándole también tres columnas en su portada:

La juez precisa que Santano dio la orden de falsear el informe ETA/11-M

El País, en cambio, trata con gran mesura este minúsculo, raro y sorprendente asunto de control de calidad de los jefes policiales sobre los subordinados (el caso “matacucarachas”), y da la información a media columna, con este titular:

La juez del “ácido bórico” reabre las imputaciones a los jefes policiales

Si yo tuviera responsabilidad editorial en El País -no es mi deseo, desde luego- daría más importancia a las actuaciones sesgadas de los jueces, según el color del cristal con que miran los presuntos delitos. En mi opinión, la justicia es la asignatura pendiente de la democracia española.

Conociendo los nombres y la biografía de los miembros de un tribunal, resulta bastante previsible el resultado de cualquier juicio en el que se perciba algún interés político por diminuto que sea. Basta con mirar con lupa las instrucciones escandalosas del “ácido bórico/jueza Gallego“, del “caso Bono/caso Hidalgoo del “caso policías corruptos/ ETA-11-M” para que las personas más sensatas, honradas y moderadas de España se echen a temblar antes de verse frente a semejantes magistrados. A muchos jueces se les ve el plumero más que a los periodistas. Y ya es decir.

Ahí está El Roto para recordarnos en El País que la tecnología avanza y mejoran las máquinas pero, no obstante, las intenciones del ser humano permanecen intactas.

11 comentarios

  1. Dice ser madridleño

    ¿Por qué lo escaneado de “El País” se puede leer mejor que lo escaneado de “El Mundo”?No se puede apenas leer con claridad.

    17 Enero 2007 | 19:38

  2. Dice ser elvizca

    Desde luego algo está pasando en el País y en el Mundo. A lo peor para quitarse clientes pero estan cambiando sus enfoques tradicionales como JAMS apunta. Además de sus comentarios vease el artículo de la Prego comentando las encuestas de Sigma sobre el “varapalo” de ZP al Sr. Ambrosio (el de la carabina).

    17 Enero 2007 | 19:42

  3. Dice ser Esteban Rosador

    Lo he dicho hace poco tiempo y lo repito: en las ocasiones clave Pedro J. no tiene dudas de lo que tiene que hacer y escribir. Su problema es que tiene que guardar las formas para mantener los lectores que no son de (extrema) derecha. Pero dejad que se acerquen las elecciones y veréis si tengo razón (recordad la entrevista a Rajoy en la jornada de reflexión del 13-M en la que expresaba su convicción moral de que ETA era la autora del atentado del 11-M).

    17 Enero 2007 | 19:57

  4. Dice ser JAMS

    Hola madrileño:Preguntas por qué se lee mejor lo escaneado de El País que lo de El Mundo.Depende. No siempre es así. Otras veces es al revés.Si compara artículos de ambos diarios homogéneos, por su anchura de columnas, no hay distinción alguna, puesto que yo los amplío por igual. Por ejemplo, el editorial de El Mundo de hoy (creo que ocupa el ancho dos columnas del diario) se lee exacamente igual que el editorial de El País (que tiene el mismo o parecido ancho).En cambio, la página completa de El Mundo sobre los peritos del bórico (que ocupa las cinco columnas) no la puedo ampliar más, va al tope máximo, y lo que trato de mostrar al reproducirla son los titulares y sumarios y el tipo de maquetación. Ya se que es tan difícil de leer como si reprodujera una página completa de El País. Hay muchos casos en este blog en días pasados que muestran lo que digo.La informacion de los peritos del bórico de El País se lee hoy mejor que la de El Mundo porque va a una columna (y no a 5) y el ancho del blog me permite darle un cuerpo algo mayor.No tengo, por el momento, ningún interés en hacer la lectura de El Mundo más difícil de lo que ya es por su contenido sesgado y, a veces, retorcido o torticero.SaludosJAMS

    17 Enero 2007 | 20:37

  5. Dice ser Lantastic

    Hasta donde yo llego, que en el diccionario no es mucho, no consigo pasar de la página 14, unanimidad significa que TODOS, sin excepción, están de acuerdo, y no equivale a mayoría absoluta, aunque está claro que está es suficiente y legítima para la aprobación de las leyes……. Perico, cuando hablas de “responsabilidad criminal del Presidente” ¿te refieres a Zapatero?. Es que hace unos dias que no entraba por este foro y ando poco perdido….. algo no me cuadra.

    18 Enero 2007 | 02:45

  6. Dice ser Esteban Rosador

    Poco tiempo he tenido que esperar para confirmar mi comentario anterior. El editorial de hoy de “El Mundo” equipara la actitud con el PP de TODOS los demás grupos de la cámara con la actitud de Hitler con los judíos. Es posible que Pedro J. no haya podido esperar más para contrarrestar la encuesta de ayer en su periódico. Esperemos a los sabios comentarios de JAMS en su próxima entrega.

    18 Enero 2007 | 10:36

  7. Dice ser elvizca

    “Es evidente que la estrategia de tierra quemada del PP resulta eficaz y acabará contaminándonos a todos. Incluso EL PAÍS y la mayoría de sus columnistas ponen un exquisito cuidado en no significarse demasiado y en aparentar ecuanimidad, subrayando con insistencia machacona “los errores” del presidente y del Gobierno, cosa que no se había hecho nunca antes en la política antiterrorista española…”Carta(excelente y de recomendada lectura) de Luis García Martin en el Pais de hoy 18.01.Excelente también el artículo”Arnaldo y Pernando” de PATXO UNZUETA

    18 Enero 2007 | 11:34

  8. Dice ser Perico, el de los Palotes

    Bien. Bien.Por lo visto y leído a última hora de la tarde, ni es tan difícil que se pongan de acuerdo todos los partidos políticos y diputados de la Cámara (excepto el PP y su rígida disciplina de partido), ¡¡ni es ninguna tontería llegar a pensar que puedan volver hacerlo una vez más!!Recuerdo el primero. Unanimidad (mayoría absoluta necesaria) en iniciar diálogo y negociación con la banda terrorista bajo determinadas condiciones. Todos excepto el PP (que, libremente y sin mayores agobios, lo había realizado unos años antes… -dialogar y negociar con la banda terrorista-).La segunda a media tarde de hoy: PSOE y demás grupos de la oposición se negarán a debatir las propuestas del PP para el Pacto Antiterrorista.¡¡Espero y deseo que la tercera… o cuarta!!:El artículo 102 de la Constitución (Capítulo IV –Del Gobierno y la Administración-) determina:102.1. La responsabilidad criminal del Presidente y los demás miembros del Gobierno será exigible, en su caso, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.2. Si la acusación fuere por traición o por cualquier delito contra la seguridad del Estado en el ejercicio de sus funciones, sólo podrá ser planteada por iniciativa de la cuarta parte de los miembros del Congreso, y con la aprobación de la mayoría absoluta del mismo.3. La prerrogativa real de gracia no será aplicable a ninguno de los supuestos del presente artículo.Mayoría Absoluta: matemáticamente (y así lo entiende la Real Academia Española de la Lengua), es una mayoría con más de la mitad de los votos.El total de Diputados en el Congreso es de: 350.La mayoría absoluta sería: 176.El PP posee: 148El PSOE: 164.Legalidad (Leyes, Constitución), Legitimidad (ética, Derechos Humanos) y Justicia (Igualdad), contemporánea, moderna, acorde a los tiempos actuales. No histórica ni prehistórica.Esta depende, exclusivamente, de nosotros. Y los tenemos ahí, a tiro de piedra.Lo siento, pero tienen una enorme deuda pendiente con toda la sociedad española. Enorme. Conmigo también.¿Un error? ¿Una equivocación? ¿Un desliz?Da igual. Que reconozcan su error (o desliz o equivocación) y pidan perdón públicamente (nadie habla de ejecutarlos ni colgarlos)… entre otras cuestiones, ¡¡por el tremendo daño que hizo su política exterior al país y por la gran falta de respeto y consideración mostrada hacia todo el pueblo español!!Ayer, humildemente, lo solicitó ZP a todos los partidos políticos y diputados de la Cámara (y por extensión a todo el pueblo español) y hoy, también humildemente, lo suplicó el Presidente del Real Madrid: el señor Calderón… después de que con prácticas mafiosas, un periodista de la COPE se colará en una charla universitaria privada y grabara una conversación de carácter privado (entre unos alumnos, estudiantes, y susodicho Presidente) y las hiciera públicasa sin consentimiento de nadie.Más o menos como hizo, parece ser, el Alcalde de la Rioja.Como para fiarse de ellos.

    18 Enero 2007 | 12:34

  9. Dice ser Felipe Punto G

    Para “fino” el editorial de hoy de EL MUNDO. Como imagino que JAMS no tardará en colgarlo, no lo voy a comentar.También parece sumamente interesante saber lo que opinaba Rajoy hace 20 años acerca de la “igualdad”:Mariano Rajoy y la igualdad18-01-2007 CADENASER.COMEl pasado martes, Mariano Rajoy decía en una entrevista que “para ser presidente del Gobierno deberían exigir algo más que ser mayor de 18 años y ser español”. El líder del PP tiene una idea negativa de la igualdad que viene de antiguo. En 1983 y 1984 publicó sendos artículos en los que defendía la idea de que la desigualdad es algo natural al género humano y que toda búsqueda de la igualdad es “radicalmente contraria a la esencia misma del hombre”Más:http://www.cadenaser.com/articulo/espana/Mariano/Rajoy/igualdad/c

    18 Enero 2007 | 19:41

  10. Dice ser imagina

    Abundando en la tesis de Felipe Punto G, sobre los criterios de Rajoy relativos a la desigualdad entre unas personas y otras, dicho en plata “la superioridad” de unos pocos hombres, sobre la gran mayoría, teoría que aprende, como todos los liberales neo/con (a lo mejor se la inyectan en vena), del gurú del liberalismo:“Leo Strauss, judío alemán, que creía que el racionalismo igualatario del XVIII había conducido al nazismo y al comunismo, ante lo que oponía un derecho natural, un esencialismo referido al bien y al mal, por lo que había que imponer el bien incluso a tiros: “Para que las democracias occidentales estén seguras, hay que convertir el planeta entero en democrático”En esta labor, convertir a todo el planeta en democracias, está embarcado Bush y sus maestros del liberalismo, en Irak, por ejemplo.Saludos

    18 Enero 2007 | 21:10

  11. Dice ser Felipe Punto G

    Llama la atención de EL MUNDO que cuando critica algo al PP, siempre reparte culpas entre este partido y el gobierno, pero cuando critica al gobierno, lo hace con una desmesura total en muchas ocasiones.

    19 Enero 2007 | 13:57

Los comentarios están cerrados.