Los lectores y autores de literatura infantil y juvenil merecen todo el respeto

Es una constante que las reflexiones del escritor, maestro y dramaturgo Nando López son muy necesarias. Sobre educación, sobre igualdad y sobre cultura es una de esas personas a las que si no se las puede llamar referentes, desde luego deberían serlo.

Este viernes me encontré con otro de esos valiosos hilos suyos, que me tocó especialmente, porque habla de literatura infantil y literatura juvenil (yo misma soy autora de una novela juvenil, Mastín y la chica del galgo) y tiene toda la razón.

Se la desprecia, se la considera de segunda, un asunto menor. ¿Un escritor de infantil o juvenil premio Cervantes? ¡Pero qué nos estás contando! Para eso creamos un Cervantes Chico como mucho. Y no estoy segura de que más allá de nuestras fronteras el panorama sea mejor. A fin de cuentas, si es en los premios prestigiosos en los que hay que fijarse, tampoco hay ningún Nobel en estos géneros. Está el ‘pequeño Nobel’ o premio Hans Christian Andersen. Como la literatura infantil y juvenil no fuese exactamente literatura, sino otra cosa para la que hay que crear sus propios galardones.

(GTRES)

He hablado y entrevistado a un buen puñado de escritores de infantil y juvenil durante todos estos años (23 como periodista, 13 con este blog). Es un tema que ha salido de forma recurrente con ellos. Con frecuencia, sobre todo si es una entrevista formal, manifestaban su contrariedad elegantemente.

Por ejemplo hace no mucho Roberto Santiago, autor de entre otros libros de la saga Futbolísimos que ha acercado a muchísimos niños a la lectura en los últimos años. En la entrevista me decía:

A veces la literatura infantil se considera literatura de segunda. Estos prejuicios son absurdos y solo hablan mal de aquella persona que emite ese tipo de juicios. Si hoy en día se publicara, por ejemplo, La isla del tesoro, que es una de las mejores novelas jamás escritas en la historia, estoy seguro de que se publicaría en una colección de literatura juvenil.

O algo antes, Gemma Lienas, otra escritora prolífica de juvenil, en una charla para este mismo blog:

La literatura juvenil como algo de segunda fila es propio de nuestro país, en otros no pasa. En Estados Unidos, Inglaterra o Alemania no es así. Pero en España es cierto que es la Cenicienta. Tal vez porque es un fenómeno relativamente joven. Me parece tonto que los haya que tengan ese desprecio por la literatura juvenil. La literatura es buena o mala, independientemente del género. Los escritores que solo escriben para adultos olvidan que hay que crear lectores.

Es un malestar, un desprecio, que por cotidiano hace que estemos acostumbrados. Aunque no debería ser así, deberíamos reclamar su calidad y espacio.

Termino con la reflexión de Nando López en forma de hilo, que es extrapolable a determinados géneros como la fantasía, la ciencia ficción, el terror, los mangas o los cómics. También se los mira equivocadamente con desprecio. Tengo una amiga experta en incentivar la lectura en niños y adolescentes que me contaba cómo el profesorado reniega de que sus alumnos solo lean cómics o esos libros de Blue Jeans o cosas así. Sobre todo en el Instituto, cierto es que en Primaria me cuenta que es otra cosa, que la mirada de los maestros es más abierta y flexible.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Clyde Shelton

    Leyendo tu artículo y lo que dices de extrapolar a ciertos géneros me he acordado de mi etapa escolar. Una vez al año por indicación de la escuela nuestros padres nos daban 2000 antiguas pesetas y teníamos que comprar en un recinto que habilitaba ésta al menos dos libros correspondientes a nuestro margen de edad. En una ocasión escogí los libros de Pesadillas de RL Stine que se encontraban en nuestro margen de edad y que por aquél entonces estaban bastante en boga. A la hora de pagar los encargados posiblemente ex-alumnos reconvertidos en monitores. Me pusieron bastantes pegas, que si acabaría traumatizado, que si todo son monstruos, que si esto lo otro. Pero lo cierto es que estaban bien y al final nuestros actos siempre tienen consecuencias a título individual o colectivo que es lo que permitía el libro y la función del lector era “prevenirse” al analizar las fortalezas de los personajes y cual es el talón de Aquiles del antagonista y hay que tener una mentalidad muy pueril para pensar que un preadolescente de 12 años no sabe (por regla general) dejar las historia dentro de la portada, o los cachas de los videojuegos en un circuito de 16 o 32 bits. Igual fui a una escuela equivocada. De una forma u otra brindo por los cambios de mentalidad.

    26 octubre 2019 | 13:19

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.