Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de abril, 2019

Del 28A al 26M

Se abre un plácido interregno. De las elecciones generales a las locales, algunas autonómicas y europeas. Del 28-A al 26-M. Nadie puede dormirse en los laureles de la derrota. Y menos en los de la victoria. El censo está al quite y puede dar un susto, un vuelco, un aviso. Es lo que tiene la libertad.

Europa cada día mola más. Dentro del caos y el trumpismo mundial el invento de la Unión Europa sigue su rutina impenetrable. Impone multas, genera documentos, directivas, leyes… ¡existe!

Nadie entiende nada, pero la Unión aguanta. UK se quiere salir, pero se queda. No se aclara. Nadie se aclara. Pero la UE funciona. Schengenmente. La juventud va y viene. Los viajes del Imserso, si es que existe, deberían ir todos por Europa, como un Erasmus para mentores. Europa aguanta por los Erasmus y la Champions.

Es el sueño de Kafka pero aligerado por una capa de democracia, libertad de consumo, Ilustración (algo cuestionada, como las vacunas), algo de ciencia que nos cura y nos trae fotos de galaxias cada vez más distantes. Y la Champions.

Europa funciona mejor que la mayoría de las ficciones del mundo. La prueba es que desde la de Bosnia (1992-95) no hay guerras interiores. Bueno, la invasión de Ucrania por Rusia con soldados camuflados en el 16.

Lo que le falta a la UE para vertebrarse ya del todo es un carril bici de punta a rabo. Carril bici de placas solares, claro. El propio carril alimenta el vehículo. ¡Y al piloto!

Todo esto viene a que el 26M, además de elecciones municipales y autonómicas hay europeas. Que no sirven para nada. Pero algo hacen. Es nuestro sino, ir progresando a tozolones, pero sin matarnos. Tras dos guerras mundiales iniciadas por la fogosidad de Europa no matarse es el éxito.

–No matarsen.

Europa vive de las multas que lo impone a Google y a otros imperios de la nube. No es mala idea. Cada trimestre, zas, multazo.

El flamante electo (es un título guay, como La esfinge maragata, de Concha Espina: El flamante electo), o sea, Sánchez, ya quiso cobrar a las grandes corporaciones digitales, pero se ha quedado, como tantos otros anuncios, en nada. Hay que porfiar en eso: vivir de las multas. Y que innoven ellos.

Ha habido elecciones generales o genéricas (en las que se eligen las células madre) y es como si no hubiera pasado nada.

El sanchazgo ha salido purificado por el otro lado de la urna y ya puede seguir decretando esto y lo otro en vano. La realidad pantojil es tremenda.

Gracias a estos ciclos electorales encadenados Sánchez dispone del mejor espacio-tiempo para disfrutar, ya que no puede hacer nada, no puede decretar ni hacer socialdemo de viernes, ¿o sí?.

Sus funciones son contemplativas de sí mismo, puede ser narcisista sin que nadie le importune, puesto que es una prolongación de un yo extinguido y revalidado. Un resucitado.

La urna, que hasta el invento de la democracia era algo funerario, es una incubadora de bebés frankensteines.

El que no sea un transformer híbrido que tire la primera app.

Sánchez está totalmente legalizado, con papeles nuevos, con todos esos votos. Y ahora, a preparar las mismas urnas del domingo pasado: se friegan bien para quitar esos dedazos que traen las jornadas históricas y se disponen para el 26 de mayo.

¿Y qué vamos a hacer mientras tanto?

Reflexionar hacia adentro y hacia fuera. Es el juego de la oca del mes de mayo. Combinaciones, expectativas, ¡dinero!

Elecciones locales, algunas autonómicas y europeas. ¿Acaso hay algo mejor que votar?

 

 

____

 

Tras el 28-A el Congreso representa a casi todos

Tras las elecciones 28 abril el Congreso representa mejor al país plural y variado, hay más alternativas y se ha votado más.

Sánchez gana y puede pactar hasta con el PP, que se hunde (corrupción e ineficacia, corrupción ó ineficacia). (El PSOE, que ha compartido con el PP el turno corrupto, tiene otra oportunidad). CS sube como comparsa, le da para coaligarse con el PSOE.  Se conjura la amenaza VOX, al menos por un mes. El independentismo gana en Cat y País Vasco. ERC dobla a Puigdemont en Cat.  El nacionalismo gana y podrá influir y/o mandar, según pactos. En Navarra ha funcionado el pacto a tres, dos diputados. Revilla saca un escaño en Santander. Canarias, 2. Compromís cae pero saca un representante. Un diputado vale oro.

La eleciones son un invento genial. Día de paz y concordia: en vez de matarse, se echa un papel en una caja transparente. Y la vida cotidiana, la apacible normalidad. Día grande en España plural. Entra VOX con sus 24 diputados, ya están casi todos las posibilidades en el hemiciclo. Todo el pack dentro de la civilización: terroristas apaciguados, nacionalistas independentistas, ultraderecha… Todos en la ley. Recuento, rutina, paz. Ni un disparo.

El bipartidismo ha cedido. La experiencia 15-16 atempera los egos de todos. Hasta Sánchez, que ha ganado, tiene su minuto de humildad (ya ha pasado). Lo bueno es que en un mes hay otra oportunidad. Ganadores y perdedores siguen en el aire.

 

PSOE 123

PP 66

Cs 57

UPodemos 35

VOX 24

ERC 15

ECP 7 (En Comú Podem)

JxCat 7

PNV 6

EH Bildu 4

CCA PNC 2 (Canarias)

NA+ (Navarra: UPN+CS+PP) 2

COMPROMIS 1 (Valencia)

PRC 1 (Revilla, Santander)

 

(Continuará)

 

 

 

 

 

Datos completos según la web oficial Elecciones Generales 2019 (enlace)

2019 2016
CANDIDATURAS DIPUTADOS/AS VOTOS PORCENTAJE DIPUTADOS/AS VOTOS PORCENTAJE CANDIDATURAS

PSOE

123 7.480.755 28,68% 85 5.443.846 22,63%

PSOE

PP

66 4.356.023 16,70% 137 7.941.236 33,01%

PP

Cs

57 4.136.600 15,86% 32 3.141.570 13,06%

C’s

PODEMOS-IU-EQUO

35 3.118.191 11,95% 45 3.227.123 13,42%

PODEMOS-IU-EQUO

VOX

24 2.677.173 10,26% 0 47.182 0,20%

VOX

ERC-SOBIRANISTES

15 1.015.355 3,89% 9 632.234 2,63%

ERC-CATSÍ

ECP-GUANYEM EL CANVI

7 614.738 2,36% 12 853.102 3,55%

ECP

JxCAT-JUNTS

7 497.638 1,91%

 

EAJ-PNV

6 394.627 1,51% 5 287.014 1,19%

EAJ-PNV

EH Bildu

4 258.840 0,99% 2 184.713 0,77%

EH Bildu

CCa-PNC

2 137.196 0,53% 1 78.253 0,33%

CCa-PNC

NA+

2 107.124 0,41%

 

COMPROMÍS 2019

1 172.751 0,66%

 

PRC

1 52.197 0,20%

 

 

 

 

 

 

 

Casado se agarra a Abascal

Casado abraza a Abascal. El PP ya flirtea con Vox. Admite que lo necesita. Se caen los velos. Lo estamos viendo, el ascenso de Vox es obvio, el voto oculto está cada vez más claro.

Tanto que quizá Casado lo que está diciendo es que Vox le haga un sitio a él en su gobierno. Es un cierto mensaje inverso, o al menos de doble dirección: dice que hay que sumar y que Vox podrá estar en su gobierno. Y también dice implícitamente que él no hace ascos a estar en el gob de Abascal, que todo puede ocurrir.

Son declaraciones peligrosas, arriesgadas, ya al filo de la papeleta, que corta como un bisturí. Falta Ribera, que juega a doble o triple baraja. Ribera dijo que nada con el PSOE de Sánchez, pero como ya otra vez hizo lo contrario de lo que había dicho, él mismo sabe que sus palabras no significan nada. Y que todos lo sabemos.

Nada nuevo en el anuncio de Casado x Abascal. Es el pacto de Andalucía y el trío de la plaza de Colón, urgidos por las cifras que se nos vienen encima.

Vox es una apisonadora.

Este acercamiento o esta entrega de Casado a Vox puede venir bien a Sánchez/Iglesias, o a Sánchez Rivera, o a Sánchez Rivera Iglesias. Siempre ha de haber un comodín, una variable insospechada.

El flotador que Casado se echa a sí mismo puede empujar a las urnas a los abstencionistas que no quieren ver el ascenso de Vox, o que viéndolo quieren castigar un poco, pero solo un poco, a los partidos reinantes, los cuatro: los dos de siempre y los dos seminuevos, semiusados, que ya van mandando y chaleteando en los últimos años, y ya forman parte de star system de luxe político.

La llamada de Casado puede empujar a las urnas a algunos votantes fugados. O no. Él lo hace para que algunos de los que van a votar a Vox le voten a él, ya que al final va a ser lo mismo, el mismo pack, pero con malo conocido al mando.

 

______

Preparando el gran día 28-A: empaticemos

Visto el género, lo mejor es que no pase nada. Que haya paz y buen ánimo. La sabiduría trae el buen ánimo, marca Acme, tipo outlet.

Vamos a hombros de gigantes, Einstein ya lo dejó todo anotado, aunque a él no le gustara lo que descubría. No le salían las cuentas. Nadie está contento: descubres el sentido del universo (si va palante o patrás) y se sale del eje por el otro lado.

El universo es así.

Pero en la vida básica actual estamos en el segundo mejor momento de la historia de la humanidad, o casi. España es el primer país en esto y el tercero en lo otro y el cuarto en lo de más allá, según los rankings. Y así llegamos al domingo 28 de abril aguas mil, elecciones generales, entresuelo derecha, o izquierda.

Lo bueno es que no pase nada malo. Por la crecida electoral, que haya paz y buen animus coyundi, en sentido de encuentro o, como se dice ahora, empatía.

Empatizar, realizar y trasladar son la trinidad de este lustro.

Que no pase nada, que el domingo 28 de abril sea una jornada normal, dentro de la excepcionalidad básica, etc. Que si alguien quiere ir a votar pueda hacerlo sin mucho gasto de energía.

Que empaticemos bien, que realicemos el acto y que nos trasladen el resultado de la mejor manera posible.

Que las células celulíticas respiren y que el domingo se esponje. Es día de aperitivo, de paseo incluso familiar, aunque ya familias casi no quedan fuera de Madrid y la costa, que es donde está casi todo.

Jornada empática del censo virtuoso, día histórico como una final de Champions en la era. Solo pido paz y buen ánimo, disposición a sonreír a cualquiera, aunque sea un torero. Un día es un day. Hagámoslo con amabilidad. Aunque haya que empatizar.

 

 

______

Debate 2 (Antena 3): Gana Vox

El segundo debate tv de las elecciones del 28A lo ha ganado Vox.

Excepto Iglesias incurren en el griterío que es habitual en las teles nacionales, y es lamentable. Rivera se parodia a sí mismo, Casado se consolida algo, ya sin margen. Y Sánchez se hunde. Iglesias estuvo el mejor al salirse del gallinero.

La cara de Sánchez ya lo dice todo: sabe que pierde la Moncloa. Y por eso está desencajado. Más desencajado cuanto más tranquilo.

Por seguir con la numeración de ayer: Casado: 2 / Sánchez: 2 / Rivera: 2 / Iglesias: 4. Pero eso ya es irrelevante.

Vox va a sacar un 25%. El voto oculto y secreto, el voto indeciso, el voto de desguace, viene de estos años en los que nadie ha sabido o ha podido hacer nada más que machacar a la gente. De la corrupción que, como dijo Iglesias, es una forma de gobierno, y en la que su partido socio también participó.

La tragedia estaba en el plató, la angustia, la desconexión con el censo, que en gran parte ya ha pasado de estos políticos.

 

____

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Debate 1 (TVE): Casado: 2 / Sánchez: 2 / Rivera: 4 / Iglesias: 4 // Lamentable el extra de Ábalos

Sánchez no ha estado bien. Ha flojeado. Estaba inquieto, como dopado, desencajado, errático o distante.

Rivera e Iglesias han salido airosos. Casado ha estado bien, moderado, dando por hecho lo imposible.

A PP y PSOE les penalizan sus respectivos pasados corruptos, que son sus respectivos presentes en la medida en que no los asumen con claridad, piden disculpas, etc. Algunos casos demasiado recientes. De ambos. Los candidatos han estado bien, pero con semejante estadística histórica es difícil destacar. Sánchez iba algo sobrado y displicente. Quizá demasiado. Como si el debate no fuera con él. Y entre los tres restantes le han hecho daño.

El turno postdebate ha tenido un poco de trampa: han comparecido un instante Rivera, Casado e Iglesias para decir qué les ha parecido el debate (¿?) en el que ellos mismos han participado ¿¿¿??? y cuando tenía que salir Sánchez se ha producido un cambiazo que seguramente irá a la JEC (Junta Electoral Central): en vez de Sánchez ha salido Ábalos y se ha marcado una intervención de diez minutos prolongando la propaganda de forma totalmente irregular. Después, en vez de dejar a los comentaristas de TVE que valoraran semejante disparate, han enchufado los sorteos.

___

Luego los partidos prolongan el asunto como si ya fuera la noche electoral. Un ensayo del triunfo, quizá ceremonias propiciatorias.

 

____

La encuesta de 20 Minutos a las 6,14 de la mañana.

Pedro Sánchez (PSOE) 20,78 %(8544 votos)

Pablo Casado (PP) 8,71 %(3581 votos)

Pablo Iglesias (Unidas Podemos) 34,7 %(14263 votos)

Albert Rivera (Cs) 35,81 %(14721 votos)Votos totales: 41109

 

___

Heraldo de Aragón

Sánchez: 18%

Casado: 13%

Rivera: 41%

Iglesias: 28%

Votos: 7.551  – 6,29 horas

___

La encuesta de La Vanguardia, a las 6,15

  • Pedro Sánchez  18.54%(4461)
  • Pablo Iglesias  26.27%(6324)
  • Albert Rivera  43.34%(10428)
  • Pablo Casado11  85%(2851)

  Han votado 24064 personas

El voto nunca ha sido tan secreto y las letras del ADN: Sá, Ca, Ri, Ig, (Ab)

La previsible ausencia de mayoría tiene cosas buenas: moderación, educación, humildad. Y control. Para coaligarse hay que renunciar al ego recrecido. Claro que los budistas no se aplican su propia doctrina, al menos en Sri Lanka.

La clave del doble debate puede estar en dejar aparcado el odio, la crispación y el sectarismo. Claro que con el modelo actual, cuyo paradigma es Trump, parece difícil amortiguar esas pasiones. Hay cuatro hombres (como las letras del ADN): Ri, Ca, Ig, Sá.

Sá, Ca, Ri, Ig

Admiten muchas combinaciones. En los debates falta el quinto elemento, temible potencia del averno: Ab. (Absalón: Wikipedia, sí, la Biblia es terrible).

IgRiSáCaaB

RiCaSaAbIg

Solo salen nombres bíblicos. Es cuestión de probar, usando la cábala.

Parece que nadie dice nada, voto vergonzante, o nadie sabe nada, voto ignoto. Eso hace más emocionante el domingo 28-A. Aemet produce lluvias al 90% que luego no ocurren. Chispea, nublea, gotea. Igual que en las elecciones, el español no sabe qué ponerse. El español y la española no saben qué ponerse.

La idea sería que los candidatos reconozcan, al igual que lo hacen sus vacíos programas, que salgan quiénes salgan, apenas podrán modificar la terca realidad. Las cosas del mundo global. Niños instagramers.

En el ¡HOLA! en curso, aparte realezas y cupletistas, sale una exinfluencer que muestra su palacio de Teruel, por el río Jiloca. Dice que decidió dejar las redes, en las que tanto triunfaba, porque eso no era vida. Vida propia. Vuelve el carlismo, siempre latente. El mundo se hace un poco carlista, enfadado.

Ha muerto Manuel Alcántara, columnista y poeta, o viceversa, fundador de las veladas poéticas del Café Varela, Versos a Medianoche, con Rafael Azcona, Mingote y tantos ilustres del hambre y la pluma, larga posguerra que aun serpea.

Volvemos a las bases nitrogenadas del ADN electoral: Sá, Ca, Ri, Ig, Ab.

Ab es un extra, base sulfurada. La química del 28A trae un emergente tremebundo, en la línea trumpiana que tanto abunda por esos mundos. Todos somos algo hutus y tusis. La idea es morigerar esos ardores (morigerar: “Moderar o contener las costumbres, las pasiones o el modo de vida”).

Cinco lobitos detrás de la escoba. Cuando todo el mundo es influencer (influyente, influyentador), los cabezas de cartel influyen poco, o influyen en la clandestinidad, sin que sus adeptos lo reconozcan. Antes de que cante el gallo me negarás tres veces. Los debates de hoy y mañana son los primeros kikirikís del canto del gallo.

El voto nunca ha sido tan secreto.

La sombra del ausente.

Hablen para todos sin decir nada.

 

_____

 

 

 

Sánchez cede y proporciona doble ración de egos

Sánchez ha cedido en el barullo o falso conflicto de los debates tv. Y en un mundo tan abrasado y tan polarizado, el que cede gana. Da una idea de versatilidad, cintura, incluso educación. Algo inédito, increíble. En el circo de machos alfa, el que cede gana.

Quizá ha cedido porque veía que la tele pública estaba quedando fatal, al servicio del que manda, como casi siempre por otra parte, pura rutina servil lamentable.

Da igual, el caso es que ha cedido. Y ha conseguido lo que todos, incluidísimo él, pretendían: tener más horas de audiencia cautiva, abrasar al electorado que se resiste a sus antiencantos.

El debate autista de los candidatos ha consistido en el propio debate de los candidatos autorreferenciales.

Al final, tras una trifulca artificial, han conseguido su objetivo: salir más horas, doble debate. Monserga pertinaz.

Aparte de eso, de la suprema egolatría, Sánchez ha estado bien, dentro de sus limitadas posibilidades, cediendo.

El que cede gana. En general, en chorradas, en lo accesorio. Los principios, si los hubiera (que no es el caso) quizá deberían mantenerse.

Sánchez, que sale de ganador (aunque quizá es un bluff), triunfaría algo en los debates si estuviera tranquilo. La tarea de sus rivales es irritarle, hacerle aflorar la fiera. Si sabe estar zen, tendrá algo. Si además consiguiera una cierta humildad, reconocer sus errores, incluso aumentarlos, reconocer que la presidencia apenas otorga más poder que colocar a unos cientos de amigos y familiares (que no es poco, tal como están las cosas), que el mundo es incomprensible y que solo aspira a pactar y a sentarse a hablar con todos… podría rascar algo. Moderación y humildad son las claves para sacar cuatro votos. Siendo todo hombres, no se puede aspirar a más.

De momento, al ceder, ha propiciado lo que todos querían: doble ración de sí mismos. Y eso se aproxima a lo que viene ser gobernar.

 

_______

Erratas corregidas.

Agradecimiento especial a Ignotibus Parentibus por sus siempre acertados comentarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El debate es cómo hacer el debate

La tele ya da o quita el gobierno. Bailan los escaños por los pueblos, saltan los candidatos como palomitas en la sartén. Verlos juntos es el espectáculo de la campaña, verlos y no verlos. La tele es el mundo. Es antiguo, es la realidad del mundo de la bolsa de plástico, que desaparece y sigue.

Crece la disputa entre las cadenas, las horas, los días. Los organismos internacionales del dinero, si es que hay otros, avisan de su preocupación por el resultado: son los curas de ahora, que predican desde sus púlpitos aúreos. Su sola aparición ya incita a votar, o sea, a abstenerse. Para qué.

La catedral de Europa ha desplazado al Brexit-brasa. El debate se mueve, los asuntos enquistados, cat, brexit, Trump, tratan de resucitar en la atención de las gentes, que buscan nuevas emociones milenarias: la paz, la concordia, el caos.

España se detiene, vive en un bombo-limbo. El éxito de algo, una carrera popular, una manifestación, una procesión, se mide por el número de transportes públicos que inutiliza. La excepcionalidad programada.

Los debates de las teles son el asunto principal de la campaña, el auténtico debate es cómo hacer el debate. la autorreferencialidad de la política, y de todo en general, es insuperable.

Bien mirado, no hay mucho más que debatir. La realidad viene construida por defecto, fatalismo de poderes, corporaciones y fenómenos remotos. Drones en la niebla.

 

______

 

 

 

 

 

 

 

La caída de la aguja gótica

Hoy se quema una catedral, mañana hay seiscientos millones encima del altar para arreglarla. Grandes marcas simbólicas, eso es Europa. Lujo y frenesí. Pateras venid. Se incendia Notre Dame y es como las torres gemelas de Europa, los fallidos o incipientes Estados Unidos de Europa, solo que no hay Bin Laden ni enemigo ni aviones asesinos, solo un accidente, una chispa mal dada, el error 404 que siempre acecha en las obras y en las apacibles veladas donde nunca, durante siglos, ocurre nada. Algún bombardeo ocasional de una guerra mundial o dos guerras mundiales. El continente aguanta, la idea se deshace, si es que había una idea más allá de no matarse entre vecinos, matarse por errores, disputas, rencores: rencoerrores en el paraíso. Problemas en el paraíso, que tituló Zizek. ¿Dónde está Zizek?

Se quema algo valioso en alguna parte emblemática y el gentío tiene algo remotamente simbólico y valioso para comentar y el que ha estado recuerda –y abrasa los que no han ido jamás– y machaca con sus fotos y sus monsergas y todo vuelve a la dudosa normalidad Aemética, a mirar si va a llover o hará frío y la jornada de cien mil horas con el taper que se comerá una ballena se podrá sobrellevar con un chubasquero o un chambergo y luego hará calor y atasco y bus y metro sin mirar a nadie ni dar los buenos días para qué a quién en el largo periplo idéntico Matrix versión gore rótulos que ya no significan nada entre la llovizna y el caos error 404 métricas hinchadas mil seguidores por cuarenta céntimos a bulto humanos o divinos o bots y renacen las ilusiones mientras sacan las marcas de lujo los millones en la mejor forma de contribuir a la defensa de los valores y principios etc.

Y cae el ahorro de los hispanos que se endeudan tímidamente algo habrá que comprar, algo superfluo hay que comprar para sentir la vida comprar es la última espiritualidad residual crepusculoide alcalina mientras salen las procesiones y el atribulado zombi se queda sin bus o tranvía de ida o de vuelta porque no lleva la app o no tiene contactos de calidad para enterarse de que es la fiesta turística pre estival el anuncio de los perfumes Brad Pitt en la marquesina ya con la pátina de los días mientras se quema Europa como las torres aquellas del 11-S pero sin enemigo, se quema sola se abate la aguja gótica imitación y Macron suspira aliviado porque es su gran oportunidad simbólica de estadista reconstructor y vuelve a amanecer por el cuadrante de Andrómeda mientras caen las purnas y esto algo querrá decir simbólicamente ya que un incendio siempre significa algo pero el algoritmo está ocupado en la Champions y no da para tanto quizá más adelante se pueda explicar. Ahora los selfis serán más valiosos delante del perfil chamuscado, habrá que ir antes de que echen las lonas.

_______