Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

El voto nunca ha sido tan secreto y las letras del ADN: Sá, Ca, Ri, Ig, (Ab)

La previsible ausencia de mayoría tiene cosas buenas: moderación, educación, humildad. Y control. Para coaligarse hay que renunciar al ego recrecido. Claro que los budistas no se aplican su propia doctrina, al menos en Sri Lanka.

La clave del doble debate puede estar en dejar aparcado el odio, la crispación y el sectarismo. Claro que con el modelo actual, cuyo paradigma es Trump, parece difícil amortiguar esas pasiones. Hay cuatro hombres (como las letras del ADN): Ri, Ca, Ig, Sá.

Sá, Ca, Ri, Ig

Admiten muchas combinaciones. En los debates falta el quinto elemento, temible potencia del averno: Ab. (Absalón: Wikipedia, sí, la Biblia es terrible).

IgRiSáCaaB

RiCaSaAbIg

Solo salen nombres bíblicos. Es cuestión de probar, usando la cábala.

Parece que nadie dice nada, voto vergonzante, o nadie sabe nada, voto ignoto. Eso hace más emocionante el domingo 28-A. Aemet produce lluvias al 90% que luego no ocurren. Chispea, nublea, gotea. Igual que en las elecciones, el español no sabe qué ponerse. El español y la española no saben qué ponerse.

La idea sería que los candidatos reconozcan, al igual que lo hacen sus vacíos programas, que salgan quiénes salgan, apenas podrán modificar la terca realidad. Las cosas del mundo global. Niños instagramers.

En el ¡HOLA! en curso, aparte realezas y cupletistas, sale una exinfluencer que muestra su palacio de Teruel, por el río Jiloca. Dice que decidió dejar las redes, en las que tanto triunfaba, porque eso no era vida. Vida propia. Vuelve el carlismo, siempre latente. El mundo se hace un poco carlista, enfadado.

Ha muerto Manuel Alcántara, columnista y poeta, o viceversa, fundador de las veladas poéticas del Café Varela, Versos a Medianoche, con Rafael Azcona, Mingote y tantos ilustres del hambre y la pluma, larga posguerra que aun serpea.

Volvemos a las bases nitrogenadas del ADN electoral: Sá, Ca, Ri, Ig, Ab.

Ab es un extra, base sulfurada. La química del 28A trae un emergente tremebundo, en la línea trumpiana que tanto abunda por esos mundos. Todos somos algo hutus y tusis. La idea es morigerar esos ardores (morigerar: “Moderar o contener las costumbres, las pasiones o el modo de vida”).

Cinco lobitos detrás de la escoba. Cuando todo el mundo es influencer (influyente, influyentador), los cabezas de cartel influyen poco, o influyen en la clandestinidad, sin que sus adeptos lo reconozcan. Antes de que cante el gallo me negarás tres veces. Los debates de hoy y mañana son los primeros kikirikís del canto del gallo.

El voto nunca ha sido tan secreto.

La sombra del ausente.

Hablen para todos sin decir nada.

 

_____

 

 

 

4 comentarios

  1. Dice ser ignotis parentibus

    Casi sale Sacarina.

    22 abril 2019 | 1:10 pm

  2. Dice ser ignotis parentibus

    En tiempos de Zapatero fue zarari que te ví. Y cuando Rajoy rasarig.

    22 abril 2019 | 3:54 pm

  3. Dice ser PENELOPE

    ¿Qué el voto nunca ha sido tan secreto? ¿Alguna vez ha sido público? Yo desde que lo estudié de peque, sabía que el voto es algo íntimo y muy personal y que es de mala educación preguntar a quién va se va a votar.
    Los españoles nos merecemos tener un buen gobierno con gente buena, unificadora y patriota con VOX.
    Ya pasaron los tiempos de los hispanófobos, traidores y odiadores a España. Espero y deseo, Ab (la mejor opción) con el apoyo de (Ca y Ri) Esa es mi propuesta.

    22 abril 2019 | 5:20 pm

Los comentarios están cerrados.