BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

¡Pobre y desafortunado rey!

Por Carlos Giraldo Llanes

110465[Réplica a la carta ‘Sorprendente fuego real’, página 10 de este PDF] Leo en 20minutos que hay quien duda, dada su improbabilidad estadística, que la explosión e incendio registrados en la clínica donde ha estado ingresado el rey sea, como se nos ha dicho, casual. Le pido a ese ciudadano que se tranquilice.

No se trata de otro caso de censura real, sino que ese rey ha tenido siempre, como ahora, mala pata. Incluso con su propia familia: en sus relaciones con su padre, hermano, mujer, hija y yernos. Y con tener que aguantar de cerca tantos años a Franco para recibir su herencia.

Hasta con el acto por el que más se le alaba, acabar con el golpe del 23-F, tuvo la mala suerte de que fue realizado por sus amigos y que él mismo  —sin duda por el shock— sólo pudo rechazarlo pasadas muchas horas.

¿Qué más? El yate ‘Fortuna’ le fue regalado como propaganda efectiva para la marca de tabaco que lleva el mismo nombre y que es la empresa que fabrica la droga que mata a más españoles. ¡Pobre y desafortunado rey!

9 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    ¡Pues yo siempre lo he respetado y no me importa lo que algunos republicanos ansioso de poder digan contra el Rey , Y contra la inmensa mayoría de españoles que lo defendemos, y siempre exclamo con todas mis fuerzas . ¡¡¡ VIVA EL REY !!! VIVA ESPAÑA!!!

    08 marzo 2013 | 22:07

  2. Dice ser El Rey de España, un asesino?.

    El 29 de marzo de 1956, mientras veraneaba en la residencia familiar de Estoril (Portugal), Juan Carlos disparó accidentalmente a su hermano Alfonso con un revólver (según algunas versiones, regalo de Franco) causándole la muerte instantánea. La prensa española inicialmente difundió la versión de que Alfonso se había disparado a sí mismo limpiando el arma o la “anécdota” de que Don Juan de Borbón hizo jurar a Don Juan Carlos sobre la bandera de España que había sido un accidente. Sin embargo, pronto circularon versiones más ajustadas a la realidad, que causaron cierto revuelo.

    La version mas respaldada es la siguiente:
    Juan Carlos y Alfonso jugaban en el patio con el revolver supuestamente descargado cuando les entró hambre. Alfonso se ofrecio a ir a por algo de comer a la cocina mientras Juan Carlos se quedo jugando con la pistola. Justo cuando éste estaba apuntando a la puerta, Alfonso la abrió con la comida asustando a su hermano, que disparó colocando “accidentalmente” el tiro entre ceja y ceja. Aunque intentaron reanimarle,Alfonso ya estaba muerto.

    Jaime, hermano de Juan de Borbón y tío de Juan Carlos y Alfonso, exigió, en su calidad de jefe de la Casa de Borbón, que se abriera una investigación al respecto para depurar la responsabilidad del príncipe Juan Carlos, que no llegó a ninguna conclusión. Este hecho afectó mucho emocionalmente a su madre, que estaba presente durante el accidente y tuvo que recuperarse en una clínica alemana a causa de depresiones.

    Al príncipe Alfonso de Borbón no le apuntó con la mano solamente. A él lo calló para siempre. Transcurría la Semana Santa del 29 de marzo de 1956.

    Es un hecho lamentable, pero indispensable reseñarlo para demostrar el manto de misterio y reserva sobre aquellos acontecimientos que puedan perjudicar la imagen del rey Juan Carlos. Es tanto así, que usted no conseguirá fácilmente una foto, una referencia periodística o reseña del malogrado hermano, Alfonso de Borbón. Es como si nunca hubiese existido.

    Es una rareza gráfica ver una imagen del hermano del rey de España. Esta foto es del año 1955, durante un paseo en un bote alquilado en el lago Albufera de Valencia, España. Arriba y en el centro del bote el actual rey Juan Carlos I y su hermano, el príncipe Alfonso (a su derecha); al frente, observándolos, su padre don Juan de Borbón. Un año después, Juan Carlos mataría a su hermano de un disparo en la cara

    Como siempre, la gran prensa española y el gobierno franquista trataron de liberar de toda responsabilidad y acusación al elegido por el ‘Caudillo’, pero los hechos saltaron la barrera de la manipulación. La primera versión difundida señalaba que el príncipe Alfonso se había disparado a sí mismo en la frente limpiando un revólver.

    A la censura se sumaron los nobles de España que regularmente visitaban la ciudad portuguesa de Estoril; así como la prensa de Portugal, sometida a la dictadura del derechista general Salazar.

    Ante el controversial suceso, es interesante destacar el relato del libro Don Juan Carlos. El Rey de un pueblo, de Paul Preston (Editorial Plaza & Janés, 2003).

    Paul Preston no es uno de esos articulistas de farándula de la realeza en la revista Hola. Tampoco se le puede calificar de comunista, antimonárquico o de ‘chavista’. Paul Preston es un reconocido historiador e hispanista, nacido en Inglaterra, autor de diversas obras de Historia Contemporánea de España, es Doctor en Historia por la Universidad de Oxford, y es miembro de la Academia Británica de Historia.

    ‘El 29 de marzo, Jueves Santo, después de una misa vespertina en la iglesia de San Antonio de Estoril, la familia había regresado a casa. A las ocho y media de la noche, el coche del médico de la familia, el doctor Joaquín Abreu Loureiro, paró en seco a las puertas de Villa Giralda. Según parece, ambos muchachos habían estado en el cuarto de juegos, en el primer piso de la casa, entretenidos en tirar al blanco con un pequeño revólver, del calibre 22, mientras esperaban la hora de la cena. El comunicado oficial distribuido por la Embajada de España en Lisboa sobre la muerte de Alfonso decía: «Mientras su Alteza el Infante Alfonso limpiaba un revólver aquella noche con su hermano, se disparó un tiro que le alcanzó la frente y le mató en pocos minutos. El accidente se produjo a las 20:30, después de que el Infante volviera del servicio religioso del Jueves Santo, en el transcurso del cual había recibido la Santa Comunión». La decisión de silenciar los detalles fue adoptada personalmente por Franco’, describe Paul Preston.

    Luego la verdad emergería

    Pronto se revelaría que ese Jueves Santo, Juan Carlos había matado a su hermano Alfonso, de 14 años, de un disparo en la frente, con su revólver calibre 22 que le había regalado Francisco Franco. Para la fecha de la tragedia el futuro rey de España contaba con 18 años de edad y un año de instrucción militar en la Academia General Militar de Zaragoza. Todo fue un accidente.

    La propia madre de Juan Carlos y Alfonso, ‘Doña María de las Mercedes -continúa Preston- dio a entender tiempo después que Don Juan Carlos, jugando, había apuntado el arma hacia Alfonsito y, sin saber que la misma estaba cargada, había accionado el gatillo. En parecidos términos, parece que el propio Don Juan Carlos confesó a un amigo portugués, Bernardo Arnoso, que él había apretado el gatillo sin saber que el arma estaba cargada…’.

    En otro pasaje de su libro Don Juan Carlos. El Rey de un pueblo, Paul Preston explica cómo las relaciones familiares se deterioraron irremediablemente.

    ‘Don Alfonso [el malogrado hermano menor] recibió sepultura en el cementerio de Cascais, al mediodía del sábado 31 de marzo de 1956. Don Juan Carlos asistió a la ceremonia vestido con el uniforme de oficial cadete de Zaragoza. Incapaz de soportar la presencia de su hijo mayor, Don Juan le ordenó que volviera a la Academia Militar. El general Martínez Campos y el comandante Emilio García Conde se habían presentado allí con un avión militar español en el que el Príncipe [Juan Carlos] fue devuelto a Zaragoza’, por orden de Franco, obviamente.

    ‘Don Jaime de Borbón, hermano de Juan de Borbón y tío de Juan Carlos y Alfonso, exigió, en su calidad de jefe de la Casa de Borbón, que se abriera una investigación al respecto para depurar la responsabilidad del príncipe Juan Carlos, al considerar que tal suceso podía afectar a la línea sucesoria, que no llegó a ninguna conclusión. Este hecho afectó mucho emocionalmente a su madre, Doña María de las Mercedes de Borbón, que estaba presente durante el accidente y tuvo que recuperarse en una clínica alemana a causa de depresiones (…) porque se creía responsable por haber dejado a sus hijos jugar con el arma, para evitar que, aburridos en un atardecer lluvioso, siguieran peleándose’.

    ¿Homicidio culposo? Lo menos, irresponsabilidad de parte de Juan Carlos de Borbón, quien con sus conocimientos de armas, puesto que cursaba en la Academia Militar de Zaragoza, y con 18 años de edad ‘jugaba semejante juego’ con su hermano menor.

    la verdad es que la familia lo encubrio para que el fuera rey de españa sin poner inportancia por partes de las autoridades de portugal ni nada se dejo asi no mas por puras influencias

    Fuente Discobery Chanel

    http://www.taringa.net/posts/info/3073498/El-Rey-de-Espa-a-es-un-asesino.html

    08 marzo 2013 | 23:08

  3. Dice ser La otra cara del “¿Por qué no te callas?”

    https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=t0UyruzYDr0#!

    08 marzo 2013 | 23:34

  4. Dice ser LOS NEGOCIOS DEL REY DE ESPANA

    Atención este documento que voy a escribir me ha costado muchísimo encontrarlo debido a la censura monárquica. Durante los últimos 30 años, los medios de comunicación españoles han reconstruido la imagen del heredero del dictador Francisco Franco, Juan Carlos de Borbón sin posibilidad de réplica.

    Nos han inculcado “a capa y espada” que el monarca es simpático, dicharachero y campechano para tratar de imponer y afianzar la restauración monárquica previamente inscrita en el testamento franquista.

    Sin embargo y a pesar del “pacto mediático”, la figura del rey dista mucho de ser incuestionable, a su falta de legitimidad democráctica en ciertas ocasiones y a su todavía dudosa actuación en el Golpe del 23-F, es preciso añadir uno de los temas mas censurados durante su reinado; sus negocios.

    Los negocios de Juan Carlos y su estrecha relación con la clase empresarial y aristocrática tienen muy poco que ver con esa imagen de campechano que nos quieren dar los medios. Es sonada su relación con Jose María Cuevas, Presidente de la patronal y los regalos del monarca a dicha persona, entre ellos un Bentley Continental, casualmente automovil que conduce el monarca en sus ratos libres.

    Cuando Juan Carlos de Borbón fue entronizado carecía totalmente de fortuna personal. En 1963, un año después de su boda real con Doña Sofía, el banquero Luis Valls Taberner conenzó a proporcionar al monarca una generosa cantidad de dinero (en forma de intereses bancarios) destinada a aportar liquidez económica a los recién casados. También contribuyeron muchos nobles del franquismo a alimentar las arcas reales para salvar según ellos al país de la hecatombe republicana.

    Otro personaje singular que declaró que hizo transferencias importantes al monarca fue Ruiz-Mateos, tras la expropiación de Rumasa (su empresa) el empresario acusó al rey de haber aceptado cientos de millones, no solo de su propio bolsillo sino de diversos accionistas. El Fiscal General del Estado acusó de un delito de injurias al empresario, pero ni Ruiz-Mateos fue procesado, ni su denuncia aclarada.

    El periodista Jesús Cacho en su libro EL NEGOCIO DE LA LIBERTAD, reveló algunas de las fuentes de financiación de Juan Carlos I; una de ellas fue el petróleo, el cuál, generaba unas jugosas comisiones procedentes del crudo que se importaba a España.

    Nada más ocupar el trono de España, su hombre de confianza Manuel Prado y Colón de Carvajal (Marqués del Prado), se dedicó a mandar varias misivas reales a otros monarcas, especialmente del mundo árabe (al Sha de Persia) solicitandoles dinero en nombre del Rey de España para fortalecer la monarquía española.

    Especiales relaciones tenía el monarca español con los reyes árabes, a los cuales, recién empezada la democracia española, en una ocasion les llegó a solicitar un crédito de 100 millones de dólares, alegando ser destinado para las arcas estatales…

    Algunos de los hombres que han estado en algún momento cerca del rey de España han sido: Mario Conde, Alfonso Escamez, “Los Albertos” o Luis Roldán. Mario Conde fue una de las amistades peligrosas del rey, cuando BANESTO fue intervenido aparecieron dos cuentas a nombre de Juan Carlos de Borbón-Dos Sicilias y Orleans con varios millones de pesetas. Mario Conde en su día confesó que ese dinero fue destinado para la ampliación de capital bancario.

    Cuando el Rey elige Mallorca para pasar sus vacaciones, afianza un grupo de amistades potentes y aristocráticas, que junto con Giovanni Agnelli, Raul Gardini y Juan Abelló, le compran el yate Fortuna que tantas alegrías solariegas le ha proporcionado. Años más tarde Gardini se vió implicado en casos de corrupción en Italia y se suicidó finalmente en 1994.

    En el año 2003 llegó de Francia el última escándalo Real, durante el juicio de un caso por apropiación indebida, el ex-presidente de ELF, Le Floch-Prigent, declaró en el juicio sobre la compra de DETROIT DIESEL, haber entregado 55 millones de euros al rey de españa, con el que confesó haberse visto en múltiples ocasiones en su domicilio privado.

    En la actualidad resulta dificil cuantificar a cuanto asciende la fortuna real española, según Forbes (edición 2003) es de 2.500 millones de euros, dicha revista en España fue secuestrada y sus números en éste país fueron destruidos clandestinamente, sin embargo, fuera de España la revista fue vendida con normalidad. ¿Es España una democracia?

    08 marzo 2013 | 23:40

  5. Dice ser moderador, a ver si espabilas

    Iba a comentar, pero creo que me he equivocado de foro…

    ¿Esto de qué va, a juzgar por los comentarios? ¿Es un foro para desahogarse de cuernos, para vender móviles, o para qué exactamente?

    Creo que me ahorro la opinión, hasta que el moderador se aclare de QUÉ VA el tema.

    09 marzo 2013 | 14:04

  6. Dice ser brabo

    Yo no quiero Rey ni Rajoy niRubalcaba ni Zapatero ni Griñan ni Chaves ni Bono ni Blnco ni Barcenas ni Urdangarin ni Toxo ni Candido ni tantos y tantos otros que ya sabemos loque nos dan pobrecitos todos lo que si quisiera saber porque en 20 minutos en las cartas de los lectoes nunca y digo nunca se comenta nada asolutamente nada del gobierno anterior de la erencia que dejo no parece raro? a soy apolitico total

    10 marzo 2013 | 0:42

  7. Dice ser brabo

    Pobre Rey de España El Rey de España un asesino Los negocios del Rey de España Quien esta escribiendo estos comentarios parecen escritos por un Nacionalista separatista bueno sin apuntar anadie me parece que en este foro hay mucho enterado llamar asesino a alguien sin probarlo es cuanto menos una jilipollez en la monarquia son unos pocos para chupar del bote pero en la politica son muchos mas no os parece Señor moderador aqui el respeto brilla por su ausencia a las faltas de ortografia no son motivo para de jar de publar un testo pues todos no somos escritores profesionales Bueno en este Pais las formas ya como que dan igual no?

    ?

    10 marzo 2013 | 1:16

  8. Dice ser Carla

    Malos tiempos para el Rey. Está recogiendo las consecuencias de sus actos y claramente no todos fueron buenos.

    Carla

    10 marzo 2013 | 16:59

  9. Dice ser isabel q.

    Viva el Rey, viva España.

    10 marzo 2013 | 20:37

Los comentarios están cerrados.