Entradas etiquetadas como ‘acuarelas’

Katie Rodgers, la elegancia de la moda capturada en pocos trazos

Ilustración de Katie Rodgers

Ilustración de Katie Rodgers

No le hacen falta apenas trazos ni pinceladas, practica un estilo vaporoso y flirtea con la abstracción. Las ilustraciones de Katie Rodgers son afiladas y rápidas, parecen a veces una firma, pero nunca deja de adivinarse en ellas una figura humana estilizada y vestida con suma elegancia.

Ilustraciones de Katie Rodgers

Ilustraciones de Katie Rodgers

En el perfil personal de su página web, la artista aparece de medio perfil, vestida con una camisa de leñador que contrasta con las uñas pintadas y el fino pendiente que lleva en la oreja izquierda. En las manos, una paleta cubierta a la mitad de manchas de colores y un pincel de mango rojo. La foto podría ser una radiografía vital: nació en un pueblo de Atlanta (Georgia, EE UU), la única niña de cuatro hermanos, se crió en el rural estadounidense, en un mundo opuesto a la sofisticación de sus ilustraciones. Antes de cumplir los siete años recibió un regalo de su tía, un primer set profesional de acuarelas, una pequeña revolución escondida en un estuche.

Lee el resto de la entrada »

Acuarelas de presidentes “con caras de teta”

'Ronald Reagan' - Emily Deutchman

‘Ronald Reagan’ – Emily Deutchman

De la barba de Abraham Lincoln emergen montones de pequeños pechos femeninos que recuerdan a los símbolos de fertilidad de una deidad pretérita. Los de Ronald Reagan surgen de la papada, Bill Clinton exhibe el suyo en la punta de la nariz. La cara de George W. Bush queda eliminada por la enorme mama que la tapa por completo.

La extravagante colección de 44 acuarelas de Presidents with Boob Faces (Presidentes con caras de teta) parodia la tradición estadounidense de los retratos presidenciales, obras que desde la independencia del país en 1776 se solazan en mostrar con una dignidad patriótica y masculina al hombre que lo dirige y al mismo tiempo busca expresar su gesto más solemne, afable o cercano.

La autora, la artista estadounidense Emily Deutchman, asegura que la serie no tiene otro fin que el humorístico y no aporta ninguna interpretación definitiva: prefiere que el espectador fantasee y exprese lo que le sugieren las curiosas visiones entre caricaturescas y surrealistas.

Tal vez por ese motivo, en la página web dedicada al conjunto de obras, reserva un espacio para recoger los comentarios que algunos internautas han dejado en referencia a los trabajos. Junto a quienes consideran la iniciativa “menos que mediocre” y la califican de “terrorismo cultural” otros la aplauden y la interpretan como una metáfora del enriquecimiento de los poderosos o del machismo imperante en la alta política estadounidense, ahora que se espera la candidatura de Hillary Clinton a la presidencia del país en 2016.

Helena Celdrán

'Harry S. Truman' - Emily Deutchman

‘Harry S. Truman’ – Emily Deutchman

'Bill Clinton' - Emily Deutchman

‘Bill Clinton’ – Emily Deutchman

'George W. Bush' - Emily Deutchman

‘George W. Bush’ – Emily Deutchman

'Richard Nixon' - Emily Deutchman

‘Richard Nixon’ – Emily Deutchman

'Abraham Lincoln' - Emily Deutchman

‘Abraham Lincoln’ – Emily Deutchman

'Thomas Jefferson'- Emily Deutchman

‘Thomas Jefferson’- Emily Deutchman

'Gerald Ford' - Emily Deutchman

‘Gerald Ford’ – Emily Deutchman

Plantas carnívoras con códigos dibujados a mano para ‘smartphones’

Las hay que enrollan sus hojas viscosas, similares a tentáculos, para atrapar a los insectos que, atraídos por la dulzura, mueren de cansancio y asfixia. Otras se cierran sobre los insectos para que caigan sobre las flores femeninas que necesitan polinizarse. La Venus atrapamoscas es quizá la más simbólica, con hojas divididas en dos y rodeadas de pelos que parecen formar una dentadura.

Yiying Lu, nacida en Shangai (China) y residente en Sidney (Australia), utiliza la sugerente y contradictoria condición de las letales plantas para dibujar la serie Beautiful Traps (Hermosas trampas), siete bustos de mujeres con tocados que en realidad son una colección de siete especies carnívoras, como la Drosera, la Dionaea y la Nepenthes truncata.

Aficionada a unir en sus creaciones el arte y la tecnología, Lu pintó las acuarelas dibujando sobre algunos tocados un detallado código QR. Cuando el smartphone del espectador pasa sobre el cuadrado, que se disimula entre las formas del dibujo, se activa un vídeo que muestra, pincelada a pincelada, cómo se elaboró la obra.

Helena Celdrán

'Nepenthes Truncata' - Yiying Lu

‘Nepenthes Truncata’ – Yiying Lu

'Tropical Pitcher' - Yiying Lu

‘Tropical Pitcher’ – Yiying Lu

'Rafflesia Arnoldii' - Yiying Lu

‘Rafflesia Arnoldii’ – Yiying Lu

‘Blade Runner’ en acuarelas

Entre la nebulosa azulada se adivina el ventilador de techo de una sala de interrogatorios donde se lleva a cabo un test. El original, más polvoriento, se sustituye por texturas aguadas y tonos con predominancia de azules.

El sueco Anders Ramsell colgó hace unos días en YouTube una animación de casi 13 minutos que reproduce con acuarelas el comienzo de la película Blade Runner (Ridley Scott, 1982) desde la primera secuencia, en la que un empleado de la companía Tyrell —que desarrolla replicantes— entrevista a uno de sus empleados buscando una respuesta emocional que lo clasifique como humano.

Blade Runner: The Aquarelle Edition (Blade Runner: Edición de acuarela) es un ejercicio artístico imaginativo que transforma el clásico de la ciencia ficción, basado en la novela de Phillip K. Dick (1928-1982) ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?.

En los rostros pocos definidos se adivina la rugosidad del papel y entre las manchas cercanas a la abstracción destacan los elementos más personales de la película, como las pantallas gigantes que pueblan la ciudad de Los Ángeles con rostros de Geishas, el peinado atemporal de Rachel o el buho artificial. Ramsell empleó para esos minutos 3285 acuarelas y se ha impuesto la heroica misión de seguir hasta completar el largometraje.

Helena Celdrán

Un lugar feliz y soleado de color rosa chicle

'Cupcakes for Lia' - Robert Townsend

'Cupcakes for Lia' - Robert Townsend

Una caja de cerillas manoseada, pasteles de colores demasiado artificiales, piruletas que parecen no acabarse, racimos de matasuegras… Podría ser el repertorio de la fiesta de cumpleaños de un niño.

Las acuarelas de Robert Townsend (Downey-California, 1974) -realistas en la técnica y fantasiosas en sus motivos- son un suspiro por una época no vivida, las experiencias imaginarias de quien vivió una vida de color rosa chicle, en una década optimista en algún lugar feliz y siempre soleado de California, comió todos los caramelos que quiso y se hospedó en los moteles más perdidos de la costa Este.

Intenta imprimir en sus obras el sabor de lo que el artista llama “la cultura vernácula”, elaborar un catálogo imaginario de “lugares y objetos ordinarios y funcionales”.

'Color TV' - Robert Townsend

'Color TV' - Robert Townsend

En el trasfondo de esta cultura material brillante y ensoñadora está el estilo de vida del sur de California, que Townsend define con elementos tan atractivos como simples: “El buen tiempo, la cultura del coche, el surf y una falta general de referencias históricas”.

El fotorrealismo de clase media de Robert Bechtle, las pinturas de juguetes y chucherías de Wayne Thiebaud, el Pop-Art de paisajes vacíos de Ed Ruscha, la elegancia de los diseñadores y arquitectos californianos de los años cincuenta… Lejos de guardar secretos sobre su cóctel de influencias, Robert Townsend ofrece las claves de su obra en forma de receta:

Pastel de Pop-Realismo de Robert Townsend

1 taza de Robert Bechtle
1 taza de Wayne Thiebaud
1 taza de Ed Ruscha
1 taza de Andy Warhol
½ taza de lugares comunes
¾ taza de arte Lowbrow
1 cucharada de espacio negativo
1 taza de cultura de coches
½ taza de diseño de mediados de siglo
1 cucharada de cultura californiana
1 taza de coco
1 cereza

'Lets go!' - Robert Townsend

'Lets go!' - Robert Townsend

– Precaliente el horno a 350 grados. Engrase y enharine dos moldes redondos.

– Eche a Robert Bechtle, Wayne Thiebaud, Andy Warhol y Ed Ruscha en un bol. Añada el lugar común y el Lowbrow. Bata durante dos minutos, con la batidora a velocidad media. Raspe los lados y el fondo del bol de manera constante.

Añada espacio negativo, bata dos minutos más, raspando el bol constantemente.

– Vierta la masa en los moldes preparados. Hornee de 35 a 40 minutos, o hasta que el pastel rebote cuando se toque en el centro. Después, escarche con azúcar y eche generosamente el coco. Corone con la cereza.

Helena Celdrán