Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Entradas etiquetadas como ‘Billy Bob Thornton’

Las (injustas) nominaciones de los Emmy, categoría a categoría

Ya conocemos quiénes están entre los candidatos a llevarse un Emmy el próximo 25 de agosto. Las sorpresas han brillado por su ausencia, dado que las novedades eran las esperadas, con Orange is the New BlackTrue Detective liderando a las debutantes. Pero estos Emmy pueden llegar a calificarse como los de la injusticia en las nominaciones. Grandes series, actores y actrices se han quedado fuera de forma incomprensible, en favor de otros mucho más limitados y que no han tenido grandes temporadas o actuaciones si les comparamos. ¿Cuáles? ¿Por qué? Veámoslo categoría por categoría (las nominaciones en una lista, aquí).

Masters1Mejor drama

Es la categoría donde se notan las mayores ausencias. Ni Masters of Sex (quizá uno de los mejores estrenos del último año) ni The Good Wife han logrado entrar en la carrera por el galardón de más prestigio. Y considerando que la que sí ha entrado es Downton Abbey, justo el año de su temporada más floja, es para mosquearse. Todas las quinielas apuntan a que la serie de HBO protagonizada por Woody Harrelson y Matthew McCounaghey se llevará el gran premio, dado que el resto ya han sido premiadas previamente (Mad Men Breaking Bad) o no son típicas ‘gana-premios’, como le ocurre a Juego de Tronos. La presencia de House of Cards era obvia. Y eso que entre la crítica española no gusta mucho, algo que no acabo de entender. En EEUU por suerte sí. Por supuesto, ni Hannibal ni The Americans han entrado, como se esperaba. Tampoco Sons of Anarchy. Ni lo harán nunca, a nuestro pesar. Al menos se han cargado a Homeland.

Mejor comediaBrook2

Si todo va según lo previsto, Orange is the New Black debutará en los Emmy ganando el premio más gordo al que está nominada. Aunque realmente no sea el lugar que le corresponde, dado que no es una comedia. Por su estilo, sus guiones, es un drama que se aproxima al humor negro. Pero sus responsables han sido muy listos, y para evitar a las bestias con las que se encontraría en la categoría reina han optado por este recurso. Esto significa que el resto se puede despedir de ganar el premio, más aún si sus entregas de esta temporada no han sido especialmente brillantes (salvo que a los que votan les dé por su pedrada habitual con Veep). La única novedad es Silicon Valley, uno de los mejores estrenos de este mismo año, que merecía colarse. Lo más llamativo es la ausencia de Brooklyn 99Otra injusticia más.

Mejor miniserie

Si no ganan Fargo Luther esta categoría dará un premio incomprensible. Así de claro. El detalle de incluir a Treme, al fin, es algo digno de encomio.

T5Mejor actor de drama

Esta categoría se resume en la ausencia de Michael Sheen (Masters of Sex) y en la presencia de Jeff Daniels (The Newsroom). La injusticia de que no esté el primero y sí el segundo es vergonzosa. Esto podría haber beneficiado a Jon Hamm (Mad Men), que lleva seis años esperando a ganar. Pero en el año de True Detective, con Harrelson (actor con toda su carrera en Hollywood) y McCounaghey (último ganador del Oscar a mejor actor) nominados, dudo mucho que sea otro distinto a estos dos el que se lleve el galardón. Creo que ni siquiera Bryan Cranston puede con ellos. Veremos.

Mejor actriz de drama

Tal y como se preveía, aunque muchos rezábamos para que no fuese así, Tatiana Maslany (Orphan Black) no está entre las nominadas. Ni haciendo seis personajes distintos en una misma serie, todos con su personalidad y con una solvencia espectacular, le dan la oportunidad a la chica. Al menos entra Lizzy Caplan, que está maravillosa en su papel de Virginia Johnson en Masters of Sex. La única que sobra es Michelle Dockery (Downton Abbey), que no creo que esté al nivel del resto. Su lugar debería haber sido para Elisabeth Moss (Mad Men).

Mejor actor de comediatbbt

Lo más chocante en ésta es que falta el ganador del Globo de Oro hace unos meses en el mismo campo: Andy Samberg (Brooklyn 99). Si merecía ganar no lo sé, pero lo que tengo claro es que al menos en las nominaciones debería haber estado. Centrándonos en los que pueden llevárselo, Louis CK (Louie), Michael H. Macy (Shameless) y Ricky Gervais (Derek) son los grandes favoritos por méritos propios. El resto dudo mucho que tengan alguna posibilidad.

Mejor actriz de comedia

Esta categoría vuelve a ser de las más competidas. La lucha, según la lógica, debería estar entre dos: Lena Dunman (Girls) y Amy Poehler (Parks & Recreation). Pero como le ocurre a Jon Hamm, tienen la mala suerte de coincidir con dos de las que enamoran al jurado, como son Julia Louis-Dreyfus (Veep) y Edie Falco (Nurse Jackie). Vale que ha entrado Taylor Schilling por OITNB, pero su Piper no está ni por asomo a la altura de estas bestias.

Mejores secundarios en drama

Ray2Los secundarios masculinos van a librar una batalla muy interesante. Lo malo es que hay una gran ausencia: Dean Norris (Breaking Bad) merecía estar muchísimo más que Aaron Paul. Puede que esto sea impopular, pero no hay más que ver los últimos episodios para darse cuenta. Sí está Jim Carter (Downton Abbey), al que parece que quieren homenajear con el premio de ver su cara en la pantalla antes de que le den el premio a otro. Éste podría ser Jon Voight, que está tremendo en Ray Donovan. Aunque no descarto a Peter Dinklage, que se ha marcado una temporada colosal en Juego de Tronos (menos para los que lo hayan visto doblado).

En cuanto a ellas, a lo mejor es el año de Christina Hendricks. Anna Gunn ya tiene su Emmy, y Maggie Smith no ha estado tan brillante como en años anteriores. Aunque dada la obsesión de EEUU con Downton Abbey no hay que perderla de vista.

Mejores secundarios en comedia

Kate Mulgrew se merece el Emmy a mejor actriz de reparto de comedia por su papel de Red en Orange is the New Black. Y punto. Vale que le toca verse las caras con Allison Janney (nominada en otra categoría que comentaré después), pero ninguna de las otras nominadas ha estado mejor que ella. La única que conozco menos es Kate McKinnon, presente por su trabajo en Saturday Night Live. Tiene que ser muy buena para poder ganar a Mulgrew.6

Entre los hombres, me he reconciliado un poco con estos Emmy gracias a que Andre Baugher (Brooklyn 99) aspira a éste. Adam Driver, con eso de que está rodando la nueva película de Star Wars, ha ganado algo de nombre en los últimos meses. Pero el resto se ha mantenido más o menos igual. Quizá el premio sea para Tony Hale, ganador en 2013 por Veep.

Invitados en drama
Reg E. Cathey hizo un gran papel en House of Cards, y podría llevárselo en la categoría masculina. Para su desgracia, tiene a Robert Morse (Mad Men) enfrente, justo cuando ha realizado su mayor aportación a la serie de los publicistas (aunque esté en la batalla por la temporada el año pasado, y no por la de este, pero todo influye). Hay que destacar que estén Paul Giamatti (Downton Abbey) y Beau Bridges (Masters of Sex).

bob_newhart_big_bang_theory_a_hEn lo que se refiere a ellas, ésta si puede ser la categoría de Allison Janney para volver a ganar un Emmy. Jane Fonda está bien en The Newsroom, pero no creo que tanto como Janney como para quitarle el premio. Y mucho ojo a Margo Martindale.

Invitados en comedia

Si se premia al que más ha hecho reír con su presencia testimonial, el Emmy debería ser para el veterano Bob Newhart. Las carcajadas que ha provocado con su talento en The Big Bang Theory son inolvidables. Pero hay muchas ganas de premiar a Jimmy Fallon por lo que sea, y eso puede jugar en contra.

El espíritu de Fargo

Adaptar a la ficción por capítulos la que ya se lanzó en un largometraje se está convirtiendo en algo peligrosamente habitual. Dado que lo que funciona ahora mismo son las series, en un contexto en el que se se están acabando las ideas tanto en las cadenas como entre los círculos de creadores importantes, coger grandes éxitos del cine e intentar ofrecerlos en varios episodios o incluso varias temporadas es un recurso sobre el que aún tengo mis dudas. Más que nada porque me aburre un poco volver a ver lo mismo en otro formato.4

A Bryan Fuller le salió bien con Hannibal, al optar por secuencias completamente distintas a las de los libros o las películas, y logrando que los personajes y sus vivencias fuesen aún más truculentos. Que se acierte una vez puede ser excepcional. Por eso con Fargo tenía mis dudas. ¿Qué iban a hacer? ¿Readaptar por capítulos la magnífica película de los hermanos Coen? ¿Emplear a los personajes que sobrevivieron para buscar nuevas situaciones que contar? ¿O simplemente usar el nombre y el espíritu, ese ambiente desangelado y de crímenes en silencio, como fondo de unas tramas que nada tienen que ver con el filme?

3La cadena FX y Noah Hawley eligieron la tercera opción, y el resultado no ha podido ser más satisfactorio. Tanto que me atrevo a decir que Fargo es el mejor estreno de 2014. A mí las tramas dramáticas cargadas de humor negro y personajes tan singulares me enamoran al instante, y ésta solo necesitó un capítulo para atraparte. El resto que se ha emitido hasta el momento no ha hecho más que reforzar ese sentimiento.

La serie se ha basado en supuestos hechos reales acontecidos en el año 2006 en Minnesota, y nos traslada el desastre y las muertes que generaron unos presuntos malentendidos o torpezas. Todo se resume en “estar en el lugar inadecuado en el momento inadecuado”. Tanto para que te peguen un tiro, te secuestren o te den una paliza. Y es que la historia propiamente dicha arranca en un reencuentro nada agradable, como el que se produce entre el acosador del colegio y el que era víctima de sus perrerías, para que posteriormente este último se vea con alguien que puede poner fin a tantos años de golpes y bajezas.

Si habéis visto la película de los Coen reconoceréis en la serie casi todos los elementos que la hicieron única. No falta nada: policías torpes, oficinistas que juegan a ser malos, empresarios locales que se creen mafiosos, y criminales flemáticos que dan miedo con una media sonrisa. Unos perfiles que solo pueden conseguir los buenos actores. Y Fargo los tiene.1

Por ejemplo, Billy Bob Thornton (como Lorne Malvo), que supera la excelencia en su papel de sicario tranquilo al que con una frase y una mirada le basta para acojonar a todo el que de primeras no le hace caso. Martin Freeman, en su rol del pringado y cobarde Lester Nygaard, que un día decide probar el lado oscuro, también está estupendo; sí, esos papeles de inútil integral a él le vienen como anillo al dedo. Pero el que más sorprende es Colin Hanks. Tras su penoso paso por Dexter, este personaje de Gus Grimly, un policía joven precavido y que entra en un mundo desconocido, le va muy bien. Parece otro, pero es él, lo prometo. El resto también está a un alto nivel. Mueran o sobrevivan.

2¿Por qué hay que ver Fargo? Porque es divertida, entretenida, capaz de sumergernos en su ambiente de invierno sempiterno, cuenta con unos personajes inigualables, y ha sido tan hábil como para controlar sus tiempos sin perder acción o interés. Algo muy difícil, ya que en el primer episodio pasaron 40 cosas distintas, mientras que en los siguiente no ocurre casi nada que resulte relevante en apariencia pero te mantiene intrigado. Aunque la razón perentoria para verla es que nos estamos quedando sin productos televisivos de un nivel tan alto como ésta, y cuya excelencia es indiscutible. Al menos es lo que yo necesito que me dé una serie.