BLOGS
Qué fue de… todos los demás Qué fue de… todos los demás

"Cualquier tiempo pasado fue anterior"
Les Luthiers

Entradas etiquetadas como ‘magia’

¿Qué fue de Uri Geller?

Una noche de octubre de 1975, se cuenta que unos dieciocho millones de personas estaban pegados a la pantalla del televisor viendo en el programa Directísimo de José María Íñigo a un joven ilusionista israelí DOBLANDO UNA CUCHARA.

A día de hoy, con Chris Angel caminando sobre el agua y Tamariz dando vueltas por ahí, lo mismo esto como truco no llama demasiado la atención, así que os invito a recrearos en el pobre José María intentando traducir mientras el otro no calla y en ese magnánimo bigote que llena la pantalla con su sola presencia. Rediós, qué maravilla. Por cierto, ¿qué fue de Tamariz?

Uri Geller se convirtió en uno de los primeros virales de nuestro país. Durante AÑOS se habló de él y de su cuchara. Es más, es que han pasado 42 años y todos, INCLUSO LOS QUE AÚN NO HABÍAMOS NACIDO, hemos oído hablar de Uri Geller y su puñetera cuchara. Y del bigote de José María Íñigo también. Pero, especialmente durante los meses siguientes, España se dividió en dos: ¿los que aceptaban la nueva democracia tras morir Franco y los que no? ¡Nope! Los que pensaban que Uri Geller era un cuentista y los que creían que de verdad tenía poderes. Revistas, libros, portadas en periódicos, debates en radio y televisión… Que dicen que twitter divide a la gente. Ya os digo yo que no, que la gente se divide con menos.

A día de hoy, el paso de Geller por Directísimo es uno de los momentos más históricos, memorados y parodiados de la televisión de nuestro país.

¿Sabéis qué es lo más curioso de esto? Que cuando Uri Geller llegó en el ’75 al programa de Íñigo, hacía ya 2 años que en la televisión de los USA lo habían desacreditado.

Os cuento la historia: ¿os suena Johny Carson, verdad? Un presentador que, antes de sentar cátedra para los late shows, había sido mago. Carson invitó a Geller a su programa, pero con una supuesta previa intención oculta de desenmascararlo como farsante, de manera que pidió la ayuda de James Randi, mago y escapista profesional con muchas décadas de trayectoria que tenía especial interés en destapar a Geller. Hay que entender que Geller nunca se presentó como mago, sino como persona dotada de verdaderos poderes sobrenaturales. A Randi le molestaba que usara sencillos trucos de magia para hacer creer a la gente que era realmente un telépata… Total, que cuando Geller llegó al plató de Carson se encontró con una bandeja con todo el material preparado: cucharas propias del programa, relojes estropeados (que él decía arreglar) y dibujos ya hechos y guardados en sobres cerrados (que él decía adivinar). No le permitieron sacar nada de material propio. ¿Y cuál fue el resultado? Pues que el pobre Uri no pudo hacer nada de lo que decía hacer (y, de hecho, hacía) cuando trabajaba con su material.  ¿Y qué hizo, entonces? Decir que era culpa del presentador, que era tan escéptico que bloqueaba sus poderes. Bueno, no seré yo quien diga que mentía…

Os dejo un vídeo de 10 minutines donde se explica maravillosamente todo esto. Si os queréis saltar la explicación podéis ir directos al Johny Carson Tonight Show a partir del minuto 8:

Pero como de todo esto no nos enterábamos como ahora, porque, precisamente, no teníamos twitter, pues dos años después llegó aquí y nos partió en dos. A la cuchara y a nosotros. En fin, y este señor, aparte de rompernos para siempre, ¿dónde se ha metido? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Juan Tamariz, el gran mago de nuestra infancia?

No niano, nano niano, nonano, niano naaaaaa…

Bueno, igual no era así, pero ¿sabéis de lo que hablo, verdad?

A los más jóvenes lo mismo esto os parece exageradamente estrambótico. En los ochenta era de lo más normal. Hay que tener en cuenta que convivía con las hombreras y las lentejuelas. Por otro lado, ahora tenemos a Lady Gaga, así que…

En fin, antes de meternos en materia, dejadme que os diga, queridos todos, que nuestro amado Juan Tamariz presume ahora mismo de 74 primaveras. Que os pensáis que la gente no se hace mayor y claro, luego nos asustamos. 74, chavales. Siete-cuatro. Yo pienso que es mayor que mi padre y hasta me dan temblores. Porque, claro, piensa uno que su padre nació siendo ya un señor con bigote, y luego resulta que hay señores mayores y, jolines, pues da susto.

Hagamos un repaso: ¿quién es Juan Tamariz? Lee el resto de la entrada »