BLOGS
Qué fue de… todos los demás Qué fue de… todos los demás

"Cualquier tiempo pasado fue anterior"
Les Luthiers

Cindy Crawford, una Top Model ‘destroyer’ a los 50 años de edad

Me gusta Taylor Swift. Que sea una nostálgica no quiere decir que viva anclada en el pasado pero casualmente la cantante norteamericana va y saca un álbum que se llama 1989 (el año de su nacimiento, por dios qué vieja me siento) y que casualmente está inspirada en la música pop de los 80 que yo tanto adoro. En consecuencia no puedo menos que adorar este disco.

En uno de sus videoclip más sonados, Bad Blood, aparecen multitud de cameos, con ‘chicas malas’ por doquier. Y para mi sorpresa, de pronto aparece ella, Cindy Crawfort, tremenda a sus 50 años de edad.

A las pruebas me remito:

Genética, cirugía, cremitas o lo que sea, hay que reconocer que está increíble. No en vano Cindy Crawford acuñó el término supermodelo junto a Claudia Schiffer, Naomi Campbell y Linda Evangelista en los años 80.

Comenzó a ejercer como modelo a los 17, tres años después fue fichada por la exclusiva agencia Elite de Nueva York, que la catapultó a la fama. Su espesa caballera castaña y sobre todo, su sensual lunar junto a la boca causó furor.

90s model retro beauty 1990s

Pronto se convirtió en una estrella de la pasarela, protagonizó cientos de portadas de las mejores revistas del mundo. Fue elegida “la mujer más guapa y deseada de América”; enamoraba en cada uno de los anuncios televisivos en los que participaba. Como este memorable spot de Pepsi, que marcó a toda una generación:

 

 

Sin embargo no era oro todo lo que relucía. Cindy, que venía de una familia de clase media, estaba un poco acobardada por la fama y el mundo que rodeaba a la moda de altos vuelos. O más bien su trastienda. “Fui de cena a Milán con varios de los grandes fotógrafos y las modelos más importantes de esa época. Cuando vi a toda esa gente esnifando coca ahí mismo llamé a mi madre y le dije ‘no puedo hacer esto'”, confesó en una entrevista.

Pero siguió adelante y se vio en la picota en 1988 cuando decidió desnudarse para la revista Playboy, convirtiéndose en la primera Top Model que posaba sin ropa alguna.

Cindy Crawford

La modelo, al desnudo. (GTRES)

Ella afirmaba que se sentía a gusto con su cuerpo y que no le importaba mostrarlo. Aquello fue un verdadero escándalo para el mundo de alta costura. Y también para muchos otros ciudadanos de a pie. “Cuando hice el desnudo para Playboy, recibí cartas de mujeres que me reprochaban que las fotografías al desnudo no ayudaban al feminismo. Y creo que justo el sentido de ser feminista es tomar tus propias decisiones”, afirmó la modelo.

Fue también su decisión lanzarse al cine, aunque una malísima idea. Protagonizó una de las peores películas de su época, Caza legal, junto a William Baldwin, que se estrelló en taquilla.

tv 90s fashion cindy crawford house of style

Se le dio mejor la televisión: trabajó durante seis años como presentadora del programa de la MTV House of style y consiguió batir récord de audiencia con un documental, Sex with Cindy, un título que sugería mucho, aunque todo lo que hacía la modelo era hacer un repaso al tema del sexo en la América de finales de los 90.

Yo me recuerdo lanzando patadas en casa mientras seguía exhausta sus vídeos para tener un cuerpo 10, Shape your body, se llamaban. Y fueron un éxito total.

our

“Lo que más me gusta de mi cuerpo es que es fuerte. Muevo los muebles en mi apartamento, monto a caballo, juego al baloncesto… Es una máquina que funciona muy bien”, afirmaba.

Cindy ha sido una inspiración para millones de mujeres en todo el mundo, y también para muchos hombres, por razones diferentes. Prince escribió en su honor su conocida canción Cindy C, después fue invitada a visitar el Palacio de Buckingham cuando el príncipe Guillermo estaba secretamente enamorado de ella.

Y fue la musa de Bon Jovi en su peculiar villancico Please Come Home for Christmas:


En el terreno sentimental, y aunque muchos probablemente no lo sepan o no lo recuerden, Cindy Crawford fue la primera mujer de Richard Gere.

Los dos formaron una pareja explosiva que alimentó la prensa del corazón lo que duró su matrimonio, de 1991 a 1995. Ella tenía 25 años y él 42 cuando se casaron, y su diferencia de edad, además de sus distintos intereses, culminó en divorcio.

Cindy Crawford y Richard Gere

Un matrimonio a punto de hacer aguas. (Gtres)

Ella asegura que su separación de Richard Gere fue uno los momentos más difíciles de su vida. “El final de mi primer matrimonio fue un hecho que me marcó. Yo había vivido todo como un cuento de hadas. Todos queremos saber qué se siente al tener un amor como el que se ve en las películas, pero no siempre es así. Mi divorcio me destruyó y me llevó a aprender a ver todo de una forma más realista”, explicó años después.

Estuvo tan hundida que tuvo que ir al psicólogo para superarlo. Ella recuerda que una las preguntas que le hizo el especialista le impactó mucho: “¿Busca un alma gemela o un marido? No es exactamente lo mismo. Un marido es una persona que le da estabilidad, alguien con quien se puede formar una familia”.

Y estabilidad y una familia es precisamente lo que encontró en Rande Gerber, exmodelo y empresario de la industria del ocio y el entretenimiento con el que se casó en 1998.

Rande Gerber y Cindy Crawford

Con su marido Rande en 2001. (GTRES)

A día de hoy siguen casados y, a juzgar por las fotos, tan enamorados como el primer día…

Su boda fue muy romántica y sencilla, en una playa de California a la que sólo acudieron los amigos y familiares más cercanos. Al año siguiente, nació su primer hijo, Presley. Y en septiembre de 2001 vino al mundo su hija Kaia Jordan.

Juntos inauguraron un álbum familiar de película: él un hombre exitoso y atractivo, ella, un supermodelo todavía en plena forma, y sus hijos, guapísimos los dos. Todos unidos, felices y contentos. Parecían (y parecen) una familia televisiva, al estilo Los problemas crecen.

Sin embargo no podía ser todo tan ideal. Cindy reconoció que su vida sexual se fue al traste el día en que se convirtió en madre. “No podíamos ser tan espontáneos porque no queríamos que nos oyera la niñera. No podíamos gritar y gemir como solíamos hacer“.

La llegada de sus hijos inauguró una nueva etapa en su vida que también le alejó de la locura de la fama y le dio tranquilidad. “De joven vivía guiada solo por la pasión. En un momento de tu vida eso te llega a consumir mucho”, confesó.

Dejó a un lado las pasarelas y ya solo hizo trabajos puntuales como modelo. Invirtió en la cadena de restaurantes Planet Hollywood, lanzó su propia línea de cosméticos y productos de belleza llamada Meaningful Beauty y después se atrevió con el mundo del mueble, imprimiendo sus sello personal a su propia empresa de decoración: Cindy Crawford Home Collection.

Y, por supuesto, se dedicó a la buena vida: viajes, fiestas, yates y mucho más. Disfrutando el momento con sus amigos, entre los que se encuentra George Clooney, con el que grabó este inclasificable anuncio:

 

Al acercarse a los 50 decidió escribir su biografía, Becoming Cindy Crawford, en la que reveló que tuvo un hermano que murió de leucemia a los 3 años. Entonces ella era una niña de 8.

“Fue una gran pérdida, pero me dio fuerzas”, aseguraba en el libro, y por eso se ha volcado con las personas que sufren de cáncer a través de varias organizaciones, a las que ha donado millones de dólares para la investigación y prevención de la enfermedad.

También es una gran defensora de los derechos de los homosexuales y en 1994 posó desnuda para PETA en una campaña titulada “mejor desnuda que vestir pieles”. Lo curioso es que 10 años más tarde se convirtió en imagen de una línea de peletería de la firma Blackglama.

Cindy_Crawford.JPG

En 2015, el mismo año en el que se publicó su biografía, también saltó a los titulares por una fotografía publicada en Twitter por la periodista estadounidense Charlene White en la que Cindy posaba en bikini sin retoque fotográfico con un vientre muy alejado de su perfecta imagen. Se trataba de una imagen descartada de un reportaje que dio la vuelta al mundo.

Poco después anunció que se retiraba del mundo de la moda, no sabemos si por causa de esta foto o por otras razones “Estoy lista para el próximo capítulo de mi vida“, afirmó Crawford en una rueda de prensa. “Estoy segura de que seré fotografiada durante diez años más, pero no como modelo. He trabajado con fotógrafos increíbles. ¿Qué más tengo que hacer? No puedo seguir reinventándome. No quiero”

Uno de sus últimos trabajos fue una campaña de Balmain para la próxima primera-verano, un homenaje a las modelos de los 90 en el que también participaron sus compañeras y rivales de entonces, Claudia Schiffer y Naomi Campbell.

Ahora está centrada en ser una “buena profesora” con su hija Kaia, que debutó a los 10 años con Versace y parece querer seguir sus pasos en el mundo de la moda.

Cindy Crawford y Kaia Jordan Gerber

Cindy Crawford y Kaia Jordan Gerber en un rodaje en 2015. (GTRES)

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser sin ropa estaba genial

    Para ser fiel a su recuerdo, lo más lindo es recordarla cuando era ella más en sí misma, en su piel. Súper guapa.
    http://thefappeningnew.com/wp-content/uploads/2015/02/cindy_crawford_nude_10.jpg

    24 Octubre 2016 | 2:08 pm

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.