BLOGS

La inteligencia del ser humanoes la capacidad que tiene para adaptarse a la realidad.Xavier Zubiri, filósofo. (San Sebastián, 1889 - Madrid, 1983)

Por la calzada romana hasta Cabo Espartel

No todo es revuelta (véase Arde Sidi Ifni…) o batallas lingüísticas como la desencadenada por “miembra” en el post de hace dos días. También hay misterios de los que hablar. Algunos tan evocadores como ese paseo que uno puede darse desde el mismo corazón de la ciudad tangerina hasta la Gruta de Hércules, pasando por Cabo Espartel. Diez kilómetros, más o menos, a recorrer en cuatro horas por el acantilado, junto al mar que une y separa dos mundos, tan cerca y tan diferentes, que darán tiempo para pensar en aquellos inicios de la era cristiana, hace 2.000 años, cuando Tánger (Tingis) era una ciudad floreciente desde la que salían hacia Roma e Hispania “aceite de oliva, aceitunas, dátiles, trigo, madera, animales vivos exóticos y leones… muchos leones para el circo”, cuenta el español/tangerino Tomás Ramírez en su monumental obra Si Tánger le fuese contado…”.

Ni que decir tiene que caminar por esa calzada romana y adentrarse en esos paisajes es penetrarse en el túnel del tiempo. Así que, además del ejercicio físico, siempre loable, uno puede rememorar la historia más antigua de las andanzas de las centurias de Roma por aquí, o acercarse a la más cercana, como la que representa esa mansión misteriosa que se asoma por encima del bosque en una de las fotos, perteneciente al millonario Ion Perdicaris, protagonista de uno de los enredos más afamados en la historia de la diplomacia internacional, al obligar su secuestro, en 1904, por el rebelde o revolucionario, según se mire, Mulay Hamid el Raisuli, a Teodoro Roosevelt, presidente de los EE UU, a enviar varios navíos de guerra a la ciudad para conseguir su rescate creyendo que éste era un ciudadano norteamericano cuando luego resultó que era griego.

Y más adelante, a mitad del camino, ahí quedan los restos del Parque Donabo, un exclusivo club de hípica y esparcimiento dónde las élites tangerinas de los años 20 celebraban sus mejores fiestas. Al final, el sendero desemboca en el majestuoso faro de Cabo Espartel, las playas recoletas, y la Gruta de Hércules en la que quedaron, visibles para siempre, las huellas, esculpidas a golpe de martillo y cincel, de la extracción de ruedas de molino que los esclavos arrancaban a la roca para la industria de la molienda de granos.

En fin, Tánger, Marruecos, tienen también estas y otras maravillas.

9 comentarios

  1. Dice ser ANTIBASTARDAS

    PUERCA, ASQUEROSA, FEMINZAI DE MIERDA HIJA DE LA GRAN PUTA

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Matias El Humilde

    con esta entrada no vas a tener mucho exito querido hamijo.Intenta algo más controvertido, algo sobre los moros, los judíos, los masones, los feminazis, los sociatas etc…Los peperos y la fauna Copera no les interesa esto de la naturaleza.

    14 Junio 2008 | 15:35

  3. Dice ser llamamelola

    Pues a mí me gusta. Me parece un paisaje muy hermoso. Se me dispara la imaginación y me dan ganas de saltar y meterme dentro de la fotografía.(Por la parte que me toca, el éxito está asegurado)

    14 Junio 2008 | 16:24

  4. Dice ser Francisco

    Matias El HumildeExacto,nosotros queremos cagarnos en los inmigrantes

    14 Junio 2008 | 19:07

  5. Dice ser Polifemo

    Es una zona muy hermosa. A mi me gusta ir al mirador de Perdicaris a comer unos pinchitos y disfrutar de la zona. Es un área perfecta para ir a fotografiar. Los dias de lluvia y con niebla es irreal y los olores del bosque un placer. Tambien tomar un te con hierbabuena en el cafe que hay en el cruce hacia el mirador, desde él se ve gran parte de Tanger. Cada vez que visito Tanger me gusta hacer una visita a esta zona. Hay mucho que ver.

    15 Junio 2008 | 16:45

  6. Dice ser maradona

    son imagines para tus paysanos que siempre me dicen si tengo la casa en las dunas ,que son muy viajeros ni salen de sus casas ,alguno me pregunto por si tenemos tigres ,leones cerca de casa ………….borradas.

    15 Junio 2008 | 18:54

  7. Dice ser Paisano

    Muy bonito amigo… y paisano

    15 Junio 2008 | 19:06

  8. Dice ser MAGT

    en 1991 hice ese camino varias veces,una verdadera maravilla.vivi tres meses en cabo espartel y dos meses en tanger.gracias por el reportaje.

    15 Enero 2009 | 18:42

  9. Dice ser Pimienta

    Las fotos hablan por si mismas.. Tanger es un lugar evocador de historias misteriosas y personajes extraños que por estos parajes andaban. Quien pudiera ser centurión para andar por esa calzada, o Perdicaris para despertarse en esa mansion, o estar en una “soirée” en Donabo..Disfrutamos de tantas trizas de sabores los tangerinos que bien pudieramos ser considerados internacionales..lo que fuimos..

    20 Julio 2009 | 2:11

Los comentarios están cerrados.