La inteligencia del ser humanoes la capacidad que tiene para adaptarse a la realidad.Xavier Zubiri, filósofo. (San Sebastián, 1889 - Madrid, 1983)

Entradas etiquetadas como ‘guerra’

Sahara, Marruecos… ¿De nuevo a la guerra? ¿Para qué?

Mohamed Abdelaziz, presidente de los saharahuis en el exilio de Tinduf desde hace 32 años, dice que “la gente les pide retornar a la guerra“. Y digo yo que “para qué”. Me parece legítimo que los saharauis quieran su independencia; tienen todo el derecho… Y seguro que también tienen razón; la razón que les da el derecho internacional, además de la razón emocional.

Pero la realidad es muy otra. Y una cosa son los deseos y los sueños… y otra la realidad, como digo. Una realidad, la del Sahara Occidental, a la que, según lo que entendemos por madurez, uno debería adaptarse para sacarle el mayor partido posible a la situación. En un artículo que leía esta mañana del profesor Pérez Royo se habla sobre esto, refiriéndose a Izquierda Unida y a la relación que ésta tiene con el electorado de izquierdas.

Ya sé que no es comparable. Pero Marruecos nunca, creo yo, renunciará a un Sahara marroquí. Ni siquiera, me temo, podrán obligarlo con acciones de guerra, salvo que perdiese esa contienda… Pero sí está dispuesto Marruecos, por lo que sabemos, a concederle una autonomía política, más o menos amplia, a los saharauis. Y ese podría ser el camino a seguir… El camino que marca la realidad por ahora... No acercarse a él, o no entrar en este camino tan siquiera, será seguir generando sufrimiento y, de alguna forma, confundir los molinos con los gigantes, como don Quijote… La muerte reciente de un policía marroquí en Tan-Tan y las amenazas veladas de volver a las armas de los líderes polisarios, además del agotamiento evidente, sin resultados prácticos, de la ronda de conversaciones en Manhaset, cerca de Nueva York, no es más que la confirmación de que no se puede vivir de los sueños.

Soñar está bien y alimenta el espíritu; pero a la vida el su jugo se le saca de la correcta interpretación de la realidad.

Marruecos no renuncia al Sahara, ¿qué hacer entonces?

Los humanos somos torpes y a la historia que la zurzan; ¿para qué sirve? Sus enseñanzas las olvidamos fácilmente. Por ejemplo, la historia nos enseña que la violencia no lleva a ningún sitio, porque, aún en el caso de que esa violencia nos diese la victoria, no es suficiente garantía para una paz eterna.

Ni Rusia es ya comunista, ni Nicaragua sandinista; ni tantos y tantos otros pueblos son ya lo que consiguieron combatiendo a sangre y fuego por unos ideales. Los individuos, a la postre, construyen su libertad más duradera con el respeto y el diálogo. Esto es lo que nos enseña la historia.

Los últimos devaneos del Frente Polisario, amenazando con volver a las armas, no son más que otra piedra en el camino, un obstáculo más, en un conflicto para el que no se ve la solución, como no sea en la renuncia… (Que alguien renuncia a algo) Y Marruecos no renunciará al Sahara Occidental por las buenas. Los que llevamos décadas viviendo y viajando por este país lo sabemos. Y no es que yo esté a favor de tal cosa, no. Es más, en los viajes que he hecho por el Sahara he podido comprobar que marroquíes y saharauis se parecen muy poco; ni en lo físico ni en las costumbres. O sea, que, desde su idiosincrasia y formas de vida, son dos pueblos bien distintos y, por tanto, cada uno debería, libremente, poder organizar el futuro.

Así qué, ¿qué hacer, entonces? Pues… como dice el lema de este blog —“La inteligencia del ser humano es la capacidad que tiene para adaptarse a la realidad”—, parece que es al pueblo saharaui al que le corresponde practicar la primera renuncia para, quizá más adelante, conseguir una victoria. Y es desde esta consideración, creo yo, desde la que se podrá avanzarse en algo. Si no, la guerra eterna y el exilio es el probable destino. Desgraciadamente.