BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Una temporada para silbar: una pequeña gran novela

Este verano he aprovechado para leer algunos libros que tenía pendientes y para terminar alguno de esos que quieres terminar pero nunca encuentras el momento.

Éste fue el primero y, probablemente, el mejor.

No sé quién me recomendó Una temporada para silbar, ni si leí una crítica interesante. No conocía a su autor Ivan Doigt; no había leído ninguna otra obra suya…El caso es que hace ya algunos meses que este libro andaba por casa sin que me decidiera a leerlo. Cuando lo he hecho ha sido una sorpresa muy agradable. Si supiera quién me lo había recomendado, se lo agradecería.

Una familia de granjeros de la Montana de principios del siglo XX (un padre viudo con tres hijos) responde a un curioso anuncio de petición de empleo: No cocina, pero tampoco muerde. Así es como Rose Llewellyn, una viuda entrañable, entra en sus vidas para cambiarlas radicalmente. Porque además no llega sola sino con un hermano que, por diversas circunstancias (la maestra se fuga con un predicador ambulante y no existen muchas alternativas), llega a ser el maestro de la escuela unitaria en la que se educan los tres hijos junto a los demás niños del pueblo.

Como ocurría también aquí en pueblos pequeños, un solo maestro, en una única clase educaba a todos los niños y niñas del pueblo, de todos los niveles.

El narrador es el hijo mayor de la familia que, ya adulto, ocupa un alto cargo en el Departamento de Educación de Montana desde el que, por razones presupuestarias, se va a ver obligado a suprimir las escuelas unitarias, esas que, lo sabe, fueron clave en su excelente formación.

Es una novela de iniciación, rural, de pioneros, de rivalidades por origen (aunque todos son inmigrantes recientes en un poblamiento nuevo, los suecos se llevan mal con los irlandeses) de superación. Un libro de lectura muy agradable.

Una temporada para silbar está publicado en España por Libros del Asteroide, en traducción de Juan Tafur.

1 comentario

  1. Dice ser rosa margarit

    Eduardo, gracias por tus sugerencias de lectura. Me lo conseguiré. Propongo: crear una lista de recomendados.
    Me gusta mucho leer. Mi propia recomendación de lo leído este verano: “Una madre” de Alejandro Palomas.

    01 septiembre 2015 | 21:31

Los comentarios están cerrados.