Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘nacionalcatolicismoestado’

¿Quién pone el cascabel a los obispos? Zapatero se arruga

El partido socialista ha reaccionado hoy, con la boca pequeña, a las incendiarias y antidemocráticas arengas espiscopales contra las leyes aprobadas por el pueblo español.

El título del comunicado del PSOE (“Las cosas en su sitio”) no puede ser mas suave, melifluo o melindroso. ¿Es así como Zapatero piensa poner el cascabel al episcopado para que respete la soberanía popular? Lo dudo. Tengo la impresión de que el presidente del Gobierno se arruga cada vez que los obispos le mojan la oreja. A mi me gusta que los obispos se expresen libremente, se metan en política y digan de verdad lo que piensan. Así sabemos a qué atenernos a la hora de ir a votar.

Aún pretenden imponer sus normas a quienes no creemos en su religión. Tienen un modelo de familia. Muy bien. Lo respeto. Pero no es posible que traten aún de imponerlo a quienes no lo comparten.

El Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición ya no está vigente en España y el franquismo y el nacionalcatolicismo de brazo en alto y dictador bajo palio se acabó hace tiempo. Alguien debería enseñar a estos obispos trabucaires que el poder reside en el pueblo y no procede, como antes, de “la gracia de Dios” o “por decreto de Alá“, como rezaba en las monedas de Franco o de Abderramán III.

Zapatero debería reaccionar seriamente dando un paso más hacia la separación constitucional de la Iglesia Católica del Estado laico.

Si nos guiamos por lo que publica El Mundo , podremos pensar que apenas ha habido reacciones de los líderes demócratas españoles a las barbaridades que dijeron los obispos el domingo pasado, en su enésima concentración contra el Gobierno de Zapatero.

Nadie les niega el derecho a hablar, a manifestarse y a predicar en la calle (quizás por la ineficacia del púlpito) todo lo que crean conveniente para sus seguidores. Tampoco podemos negar a los demás el derecho que tenemos a discrepar de sus eminencias respetuosamente, salvo -eso sí- cuando traspasan los límites de la Ley o del decoro, como fue el caso del Excrementísimo Señor Obispo de Tenerife.

El Mundo lleva hoy en su portada un breve sumario (bajo “Otras noticias“) en el que informa de la reacción del ministro de Justicia (encargado de las relaciones del Gobierno con las distintas religiones) al acto que califica de “nacionalcatolicismo“. En su interior, despacha la información correspondiente a dos columnas.

En cambio, El País dedica cuatro hermosas columnas de su portada , dos páginas interiores y un editorial a la concentración organizada por la jerarquía católica y a la que asistieron casi todos los los obispos españoles, salvo, naturalmente, el de Tenerife. Público también dedica dos páginas interiores a “El eco del mitin de los obispos” en su sección “En Portada”