BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

¡Gracias, muchachos! Casi todos somos España

Gracias, muchachos de la selección española de fútbol y gracias, Luis Aragonés por las alegrías que hemos recibido de vosotros en una semana gloriosa. Sobretodo, porque la gente estaba muy contenta. Todos hemos estado llenos de contento por vuestras victorias en la Eurocopa. . Aunque sólo quedáramos subcampeones de Europa, ha sido muy bonito mientras duró. Pero aún conservamos el sueño y la ilusión de volver a ser alguien en este deporte cuya técnica tanto me cuesta entender. Podemos ganar. Y, si le ganamos esta noche a Alemania, es posible que le debamos a las selección española. además de la consiguiente alegría nacional, unas décimas de recuperación del PIB, en medio de esta crisis económica (sí, Zapatero, crisis) que estamos sufriendo.

Por mucho que lo nieguen los sabios, la alegría colectiva es muy productiva y genera riqueza y empleo. Aunque sólo fuera por eso, deberíamos ganar a Alemania esta noche. Pero es por algo más. Como dijo el mister: por los jugadores, por España y por el mismísimo Luis Aragonés, que se ha merecido la victoria.

Y, como nadie en profeta en su tierra -que es la nuestra- Luis Aragonés dejará incomprensiblemente de dirigir la selección española de fútbol, lo mismo que el gran Pepu Hernández dejó de dirigir la selección española de Ba-lon-ces-to, después de llevarla hasta lo más alto del mundo. Así es la política en las federaciones.

Voy contra mi interés al confesarlo” (como diría Bécquer), pero reconozco no entiendo (casi) nada de fútbol. Y, sin embargo, el jueves pasado, durante la segunda parte del partido España-Rusia, disfruté muchísimo viendo a los nuestros bailando con el balón, con gran naturalidad y extraordinaria destreza, en la cuna del valls. Y esta noche espero disfrutar igual con algo que nunca me apasionó; espero disfrutar, por lo menos, tanto como como cuando ganamos el Mundial de ba-lon-ces-to. Fue hace casi un par de años. Me emocioné con el baloncesto como espero hacerlo esta noche cono el fútbol. Y escribí que ya no me daba miedo la bandera española.

Y es es que, para los españoles, esta Eurocopa de 2008 trasciende ya al propio fútbol, con todo lo que este deporte supone de sublimación de identidades colectivas, de amor a la competición y -no digamos- a la victoria. Si ganamos, estoy dispuesto a aprender, con humildad, algo más de fútbol. Ahora estoy empezando a entender al “mariano” de Forges pegado/incrustado a la pantalla del televisor cuando hay un gran partido como el que nos espera esta noche.

Un acontecimiento de esta índole, basado en expectativas de victoria o derrota, no puede ni debe pasar inadvertido para los directores de los diarios de pago. Por eso, las portadas de hoy son especialmente relevantes.

El joven director de Público , Ignacio (Ina, de pequeño) Escolar, anima a su muchachada izquierdista, a toda página, con un simpático juego de palabras (o doble sentido) que hará sonreir de complicidad a más un lector con este grandísimo titular:

LA FINAL

Hoy todos somos rojos

Aunque a Público se le ha visto siempre más el plumero de su devoción económica por La Sexta que por la Cuatro, hoy no duda en anunciar en su portada el partido Alemana/España a las 20.45 en la CUATRO.

Lo cortés no quita lo valiente.

El Mundo, fiel a su reciente tradición, dedica su portada, arriba, a cuatro columnas, a una entrevista con su nueva lideresa, Esperanza Aguirre.

Abajo y a tres columnas (aunque con foto) va el partido de la Eurocopa con un titular integrador, no realista, pero cargado de buenos deseos:

España con España

Ni ayer ni hoy ha recogido El Mundo noticia alguna (ni una línea) en su interior sobre la declaración de su columnista Federico Jiménez Losantos ante el juez, acusado de nuevo de injurias y columnias, esta vez contra el ex comisario de Vallecas, durante el 11-M, Rodolfo Ruiz.

–De la misma forma que El Mundo dedica hoy el escaparate de su portada, a cuatro columnas, a su lideresa, Esperanza Aguirre, no debería extrañarnos que El País (al que siempre le exigimos un poco más de solvencia profesional) le dedique casi toda su portada -a cuatro columnas y un porrón de páginas interiores de texto soso y aburrido- a su líder, el presidente Zapatero.

Se trata, también en este caso, de una entrevista realizada con antelación, para el lector dominguero y con fotos de relleno promocinal.

Estoy seguro de que han titulado en primera así, con la malsana intención de ayudar y/o halagar a Zapatero, pero maldita la gracia que tiene el titular de Pero Grullo que han destacado, bajo una foto forzada, menos natural que el Danone y más falsa que los duros sevillanos:

“Es opinable si hay crisis”

Salvo en Teología, todo es opinable en esta vida. ¡Vaya notición de primera, en visperas de la final de la Eurocopa!

¡Te cagas!

Y al gran tema del día le dan tres columnas del faldón, con foto tipo sello de Correos para el héroe nacional Iker Casillas, y con un titulín a una columna, por abajo:

La hora del duelo final

La verdad es que hoy se han lucido los intelectuales de mi querido El País

Menos mal que, en páginas interiores de El País, hay dos artículos magníficos de dos intelectuales de verdad (Javier Marías y Gonzlao Suárez) que salen al rescate galante del tercer diario más leido de España (después, naturalmente, de 20 minutos y Marca)

JAVIER MARÍAS EUROCOPA 2008 – La gran final

Lo contrario de lo que hemos sido

JAVIER MARÍAS en El País29/06/2008

En otras ocasiones, cualquier actuación aceptable de la selección española -no digamos cualquier victoria, como la inicial goleada a Ucrania del último Mundial- ha desatado una euforia desmedida y un patrioterismo achulado de la peor especie. Esta vez, en cambio, y pese al cutrerío montado por la cadena Cuatro en la plaza de Colón, lo que creo que prevalece es una sensación de desconcierto e incredulidad, que extrañamente templa los ánimos, en lugar de exaltarlos, y nos lleva a ser modestos, o lo que quiera que sea lo contrario de fanfarrones y triunfalistas.

Ojalá tengamos que renunciar de una vez a nuestra falta de carácter y a nuestra mala suerte

No estamos acostumbrados a que España convenza y juegue de maravilla. Ni a que su actitud en el campo sea serena y esté exenta de agonismo y también de agonía. Nos resulta tan raro ganar sin angustias y sin heroicidades que hasta cierto punto nos cuesta ver al actual equipo como a la España de siempre, lo cual, contradictoriamente, nos tienta a sentirlo como menos nuestro, o aún es más, como una pandilla de impostores. Lo extraordinario del caso es que estos mismos jugadores, hace tan sólo unos meses, durante la insoportable fase de clasificación, nos parecían no sólo el grupo dubitativo, inseguro, insípido y más bien aburrido de casi siempre, sino, como yo mismo dije en una columna, “una selección de medianías”. A la vista de sus partidos de la Eurocopa, sobre todo de la semifinal contra Rusia, está claro que me equivoqué o que se ha producido una monstruosa y jovial transformación. Supongo que lo primero, y que no supe ver lo que encerraba este conjunto de futbolistas. El verbo “encerrar” es aquí particularmente adecuado, porque su excelencia y su aplomo eran todo menos manifiestos, creo yo.

Y ahora, ¿cómo nos acoplamos, cómo hacemos? Supimos ver con objetividad, y dentro de todo se nos hizo verosímil, que Holanda barriera del campo a Francia y a Italia; desde luego que España jugara agarrotada y nos sometiera a sufrimiento en su partido contra la segunda; también que Rusia, a su vez, barriera del campo a la hasta entonces aguerrida Holanda.

Lo último no ha habido manera -o tiempo- de asumirlo como verdadero: que España, precisamente la acomplejada y pusilánime España, barriera del campo a los que habían barrido del campo a los vigentes campeones y subcampeones del Mundial último, Italia y Francia. ¿Somos en verdad “nosotros”?, es la pregunta incrédula que nos sobrevuela. Y esa extrañeza se traduce, curiosamente, en menos bravuconería y vociferación, menos patriotismo y mayor moderación. Ganar mereciéndolo nos deja perplejos y nos invita a sacar menos pecho. Quién sabe si a partir de ahora aprenderemos hasta a ser elegantes. Queda la final. Es probable que contra Alemania todo regrese: las bajas pasiones, el navajismo, el llanto a lo Luis Enrique y el juego aturullado y frágil. Contra la terquedad y la buena suerte alemanas, contra su pesadez y su fútbol tan poco imaginativo como irreductible, todo eso cabe. Es más, hay que contar con la peor pesadilla: que luchemos y haya “no goles” a lo Cardeñosa o Michel, que el árbitro nos perjudique, que Casillas la pifie como Arconada hace 24 años, que fallemos tres penaltis o que en el último segundo nos hunda un defensa, como Lahm a la divertida Turquía o Schwarzenbeck cuando impidió que Luis Aragonés levantara una Copa de Europa.

Entonces todo volverá a su lugar. Nos lamentaremos durante varios lustros, clamaremos contra la injusticia, los locutores repetirán hasta la saciedad: “Ha sido una pena, ha sido una pena”. Lo de Rusia quedará como anécdota, como un sueño, una excepción. Ojalá no sea así. Ojalá tengamos que renunciar de una vez a nuestra falta de carácter y a nuestra mala suerte. Ojalá mantengamos nuestro primer estilo definido en decenios y sigamos viendo a nuestro equipo como si fuera el de otros. Es decir: ojalá sigamos desconcertándonos, para así empezar a acostumbrarnos a ser por fin lo contrario de lo que siempre hemos sido. Por lo menos en fútbol. Por algo se empieza.

FIN

EUROCOPA 2008 – La gran final

Esplendor en la hierba

MARTÍN GIRARD en El País, 29/06/2008

(Martín Girard es el seudónimo que el escritor y cineasta Gonzalo Suárez utilizaba en sus tiempos de cronista deportivo)

En este campeonato de Europa hemos visto equipos que bajarían a Segunda si jugaran en Primera. La selección española se ha lucido dos veces contra un conjunto ruso técnicamente torpe y físicamente lento (a pesar de lo de Holanda, que resultó ser un espejismo de dos caras). Nunca acabaremos de saber si un equipo juega bien porque el otro juega mal o si el otro juega mal porque no le dejan jugar bien. A ciencia cierta, no sabemos nada. Salvo que hemos visto una Francia de pena, una Italia lastimosa, una Grecia anodina, un Portugal arronaldado, una deslizante República Checa entre los guantes de Cech, una peripatética Polonia y una milagrosa Turquía, cuya inocencia acabó siendo mayor que su fe.

Tampoco los croatas vieron premiado su fervor patriótico. Y, que me perdonen, pero dejando aparte a los finalistas, no recuerdo gran cosa de los demás, incluida la tan temida Suecia. Quienes afirman que hemos visto uno de los mejores campeonatos europeos se refieren, sin duda, a la emoción propiciada por una esporádica genialidad de última hora o un fallo de último minuto. También eso es fútbol, es verdad. Pero, a mi entender, ni siquiera Alemania ha estado a la altura de los más grandes de otras épocas. Juro que no es añoranza, sino evidencia. Europa está en crisis y, en ese contexto, el equipo español es, al tiempo, una esperanza y una realidad.

Un equipo joven de la llamada España plural (la que se rompía y no se ha roto), con un inmigrante de lujo y otros integrantes con acento anglosajón. Bajos de estatura y altos de nivel técnico, crecemos por momentos y contamos además con uno de los pocos porteros que no ha cantado bajo la lluvia. Como cierta cerveza de Copenhague, probablemente, es el mejor. Nunca habíamos tenido un equipo así y, en eso, sí estoy de acuerdo con todos. Por tanto, esperemos que a la enésima vaya la vencida.

Pero antes de citar aquí la arenga de Jenofonte a sus soldados en La retirada de los diez mil, como alternativa al barriobajero “¡a por ellos!”, me viene a la memoria, por algo será, una de las más miserables anécdotas xenofóbicas que me ha tocado vivir. Érase una vez un muchacho negro (de Cabo Verde, supongo) que llegó a Portugal para jugar con el Belenenses. Traía una carta de presentación que exhibía orgulloso. La carta decía así: “Este desgraciado es una bestia, criado en plena selva, y habrá que tener cuidado de que no huela el alcohol o vaya con mujeres, porque se comportaría como un auténtico salvaje”.

El muchacho en cuestión resultó ser un buen chico, muy atento y disciplinado. Se llamaba Yanka. No fue fácil conseguir que se desprendiera de la carta de presentación que para él significaba su único documento de identidad. Y vaya ahora la prometida arenga de Jenofonte antes de la batalla: “Y si alguno de vosotros está desalentado porque no disponemos de caballería y los enemigos la tienen numerosa, considerad que diez mil jinetes no son nada más que diez mil hombres: nadie murió jamás en una batalla a consecuencia de los mordiscos o las coces de un caballo; son los hombres quienes deciden la suerte de las batallas. ¿Y puede negarse que nosotros marchamos sobre un vehículo mucho más seguro que los jinetes?

Ellos van suspendidos sobre sus caballos, temerosos no sólo de nuestros ataques, sino también de caerse. Nosotros, en cambio, que marchamos sobre tierra, golpearemos con mucha más fuerza si alguno se acerca, daremos con más facilidad en el blanco que queremos. Sólo en una cosa nos llevan ventaja los jinetes: podrán huir con más seguridad que nosotros”. Así que ya lo sabemos. Los alemanes son más altos, fuertes y experimentados que nosotros. Si tropiezan, caerán desde más arriba. Y será nuestro el esplendor en la hierba.

Fin

Feliz partido para (casi) todos

¡Que viva España!

11 comentarios

  1. Dice ser Erik

    En Los Ángeles hemos quedado una peña de españoles a ver el partido, como no, en un bar de tapas. Si es que estas cosas son primarias tiran mucho.

    29 Junio 2008 | 18:21

  2. Dice ser piiiiii

    Sí, el titular de Público es… es… es… piiiiii, censura. Partiendo de la convicción de que el periodismo es lo contrario del doble sentido, pues imagínenselo.

    29 Junio 2008 | 18:48

  3. Dice ser TekindusT

    Más que la bandera, lo que da miedo son los energúmenos y/o garrulos que la enarbolan cortando el tráfico y saltándose los límites de velocidad por las calles de las ciudades.

    29 Junio 2008 | 19:04

  4. Dice ser un obrero listo.

    Y gane quién gane ¿quién se lleva los millones de euracos? Yo no por supuesto, paso del fútbol o del nuevo opio del populacho.

    29 Junio 2008 | 19:25

  5. Dice ser Esteban Rosador

    Al final resulta que Esperanza Aguirre, líder natural de los extremocentristas nacionalcatólicos sucesores de Aznar, no ha podido soportar ver a miles de españoles con los símbolos patrios heredados de la dictadura franquista sin amenazar con ellos a sus enemigos y además en la televisión de Prisa (que ella tiene prohibida). Por eso convoca a los suyos en otro sitio distinto.http://www.publico.es/129853/felipe/ii/colon/eurocopa¡Qué triste debe ser vivir en madrid!

    29 Junio 2008 | 21:05

  6. Dice ser Pierre Miró

    ¿Por qué periodistas, supuestamente de prestigio, se han prestado a la campaña de la ultraderecha sobre el gafe de ZP? Si les hubiera salido bien, o sea si pierde España, se habría unido a la vieja estrategia del cuánto peor, mejor. Ahora, callarán. ¿Se avergonzarán de la irracionalidad de las irracionales supersticiones, que son fruto de la ignorancia y la incultura más cerril? No lo creo, se inventarán otra historia. Les sobra retórica facha para darle la vuelta a la tortilla.

    29 Junio 2008 | 23:37

  7. Dice ser Juegos

    Mañana los periodicos tendran otra portada, con la de España, que hemos ganado, que digo ganado, hemos arrasado!!! 😀

    30 Junio 2008 | 01:06

  8. Dice ser Arsenio Goebbels

    CORREO ENVIADO A LA AGENCIA DE GISELE BUNDCHEN (development-ny@imgworld.com)Them shipment this photo in which the Spanish newspaper http://www.20minutos.es relates to the model of its agency, Gisele Bundchen, with anal sex, using a photography of her without authorization. Greetingshttp://www.subirimagen.es/189830/Ano_20Relajado_jpg.html

    30 Junio 2008 | 05:42

  9. Dice ser paraque@a.com

    Mira que tenéis la perra con eso de repetir hasta EL ABURRIMIENTO que sois el diario “más leído de España”… parecéis el Ezcritor. ¿Qué pensáis? ¿Qué los lectores son idiotas? Me temo que sí, en vista de cómo respetáis sus opiniones. Una cosa es ser el diario MÁS ENTREGADO A LA FUERZA de España y otra el más leído. Si fuerais de pago estaríais por debajo del Faro de Ceuta. Puestos a “razonar” como vosotros, tendríamos que incluír como el “magazine más leído” a los folletos de Carrefour y de Alcampo, que vienen a ser lo mismo que vuestro diario aunque sin tantos titulares guarrindongos y amarillistas.

    30 Junio 2008 | 06:29

  10. Dice ser Arsenio Goebbels

    ¡Vaya!, se ve que al 20 Minutos también se le ponen de corbata.Por lo general, desprecian a sus lectores y se burlan de ellos mediante la aplicación de una censura arbitraria y discriminatoria, pero en cuanto alguno se “rebela” de verdad, no sólo con protestas, se la envainan.Este es el camino a seguir:CORREO ENVIADO A LA AGENCIA DE GISELE BUNDCHEN (development-ny@imgworld.com)Them shipment this photo in which the Spanish newspaper http://www.20minutos.es relates to the model of its agency, Gisele Bundchen, with anal sex, using a photography of her without authorization. Greetingshttp://www.subirimagen.es/189830/Ano_20Relajado_jpg.htmllo dijo Arsenio Goebbels · 30 Junio 2008 | 05:37 AMComo veréis, tenían una foto “ilustrando” este “reportaje” y han puesto otra.Si sufrís su arbitrariedad, denunciarlos siempre… internet permite esa facilidad y eso sí les “duele”.30.06.2008 – 17:59h – Dice ser Envainan – #42A favor En contra 0 (0 votos)

    30 Junio 2008 | 18:03

  11. Dice ser CENSURADO EN 20 minutos

    20 minutos desinforma, manipula. Los redactores “opinan” en el foro enfrentando deliberadamente. Arsenio Escolar es el culpable, tan censor como los franquistas a los que tanto teme. 20 minutos elimina comentarios que cumplen las reglas de uso del sitio y mantiene otros claramente delictivos.Federación de Asociaciones de Periodistas de EspañaCOMISIÓN DE QUEJAS Y DEONTOLOGÍAC/Juan Bravo, 628006 MADRIDhttp://www.comisiondequejas.com/…………../´¯/)………..(\¯`\…………/….//…………..\\ ….\………../….//…………….\ \….\…../´¯/…./´¯\………../¯`\ ….\¯`\.././…/…./…./.|_……_|.\ ….\….\…\.\..(.(….(….(…./.)..)..(..(.\ ….)….)….).).\…………….\/…/….\…\/ ……………./..\…………….. /……..\………………/….\…………..(…………) …………../……\………….\………../ …………./Código deontológico(Aprobado en Asamblea Ordinaria celebrada en Sevilla el día 27 de Noviembre de 1993)PREÁMBULOEn el marco de las libertades civiles consagradas en la Constitución, que constituyen la referencia necesaria para una sociedad plenamente democrática, el ejercicio profesional del Periodismo representa un importante compromiso social, para que se haga realidad para todos los ciudadanos el libre y eficaz desarrollo de los derechos fundamentales sobre la libre información y expresión de las ideas.Como su sujeto e instrumento de la libertad de expresión, los periodistas reconocen y garantizan que su ejercicio profesional es el cauce de manifestación de una opinión pública libre dentro del pluralismo de un Estado democrático y social de Derecho.Pero los periodistas, también, consideran que su ejercicio profesional en el uso y disfrute de sus derechos constitucionales a la libertad de expresión y al derecho a la información, está sometido a los límites que impidan la vulneración de otros derechos fundamentales.Por ello, a la hora de asumir estos compromisos, y como verdadera garantía que ofrece a la sociedad española, a la que sirve, la profesión periodística entiende que le corresponde mantener, colectiva e individualmente, una intachable conducta en cuanto se refiere a la ética y la deontología de la información. Los periodistas, integrados en la Federación de Asociaciones de la Prensa de España, se comprometen con la sociedad a mantener en el ejercicio de su profesión los principios éticos y deontológicos que le son propios.En su virtud, la Asamblea General de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (*) promulga los siguientes principios y normas deontológicas de la profesión periodística:I – PRINCIPIOS GENERALES1. El Periodista actuará siempre manteniendo los principios de profesionalidad y ética contenidos en el presente Código Deontológico, cuya aceptación expresa será condición necesaria para su incorporación al Registro Profesional de Periodistas y a las Asociaciones de la Prensa federadas.Quienes con posterioridad a su incorporación al Registro y a la correspondiente Asociación actúen de manera no compatible con estos principios, incurrirán en los supuestos que se contemplen en la correspondiente reglamentación.2. El primer compromiso ético del periodista es el respeto a la verdad.3. De acuerdo con este deber, el periodista defenderá siempre el principio de la libertad de investigar y de difundir con honestidad la información y la libertad del comentario y la crítica.4. Sin perjuicio de proteger el derecho de los ciudadanos a estar informados, el periodista respetara el derecho de las personas a su propia intimidad e imagen, teniendo presente que:a) Solo la defensa del interés público justifica las intromisiones o indagaciones sobre la vida privada de una persona sin su previo consentimiento.b) En el tratamiento informativo de los asuntos en que medien elementos de dolor o aflicción en las personas afectadas, el periodista evitará la intromisión gratuita y las especulaciones innecesarias sobre sus sentimientos y circunstancias.c) Las restricciones sobre intromisiones en la intimidad deberán observarse con especial cuidado cuando se trate de personas ingresadas en Centros hospitalarios o en instituciones similares.d) Se prestará especial atención al tratamiento de asuntos que afecten a la infancia y a la juventud y se respetará el derecho a la intimidad de los menores.5. El periodista debe asumir el principio de que toda persona es inocente mientras no se demuestre lo contrario y evitar al máximo las posibles consecuencias dañosas derivadas del cumplimiento de sus deberes informativos. Tales criterios son especialmente exigibles cuando la información verse sobre temas sometidos al conocimiento de los Tribunales de Justicia.a) El periodista deberá evitar nombrar en sus informaciones a los familiares y amigos de personas acusadas o condenadas por un delito, salvo que su mención resulte necesaria para que la información sea completa u equitativa.b) Se evitará nombrar a las víctimas de un delito, así como la publicación de material que pueda contribuir a su identificación, actuando con especial diligencia cuando se trate de delitos contra la libertad sexual.6. Los criterios indicados en los dos principios anteriores se aplicarán con extremo rigor cuando la información pueda afectar a menores de edad. En particular, el periodista deberá abstenerse de entrevistar, fotografiar o grabar a los menores de edad sobre temas relacionados con actividades delictivas o enmarcables en el ámbito de la privacidad.7. El periodista extremará su celo profesional en el respeto a los derechos de los mas débiles y los discriminados. Por ello, debe mantener una especial sensibilidad en los casos de informaciones u opiniones de contenido eventualmente discriminatorio o susceptibles de incitar a la violencia o a prácticas humanas degradantes.a) Debe, por ello, abstenerse de aludir, de modo despectivo o con prejuicios a la raza, color, religión, origen social o sexo de una persona o cualquier enfermedad o minusvalía física o mental que padezca.b) Debe también abstenerse de publicar tales datos, salvo que guarden relación directa con la información publicada.c) Debe, finalmente, y con carácter general, evitar expresiones o testimonios vejatorios o lesivos para la condición personal de los individuos y su integridad física y moral.II – ESTATUTO8. Para garantizar la necesaria independencia y equidad en el desempeño de su profesión, el periodista deberá reclamar, para sí y para quienes trabajen a sus órdenes:a) El derecho a unas dignas condiciones de trabajo, tanto en lo que se refiere a la retribución, como a las circunstancias materiales y profesionales en las que debe desempeñar su tarea.b) El deber y el derecho de oposición a cualquier intento evidente de monopolio u oligopolio informativo, que pueda impedir el pluralismo social y pollítico.c) El deber y el derecho de participación en la empresa periodística, para que se garantice su libertad informativa de manera compatible con los derechos del medio informativo en que se exprese.d) El derecho a invocar la cláusula de conciencia, cuando el medio del que dependa pretenda una actitud moral que lesione su dignidad profesional o modifique sustantivamente la línea editorial.e) El derecho y el deber a una formación profesional actualizada y completa.9. El periodista tiene derecho a ser amparado tanto en el marco de su propia empresa como por las organizaciones asociativas o institucionales, frente a quienes, mediante presiones de cualquier tipo, pretendan desviarle del marco de actuación fijado en el presente Código Deontológico.10. El secreto profesional es un derecho del periodista, a la vez que un deber que garantiza la confidencialidad de las fuentes de información.Por tanto, el periodista garantizará el derecho de sus fuentes informativas a permanecer en el anonimato, si así ha sido solicitado. No obstante, tal deber profesional podrá ceder excepcionalmente en el supuesto de que conste fehacientemente que la fuente ha falseado de manera consciente la información o cuando el revelar la fuente sea el único medio para evitar un daño grave e inminente a las personas.11. Corresponde al periodista vigilar escrupulosamente el cumplimiento por parte de las Administraciones Públicas de su obligación de transparencia informativa. En particular, defenderá siempre el libre acceso a la información proveniente o generada por aquéllas, a sus Archivos o Registros Administrativos.12. El periodista respetará y hará respetar los derechos de autor que se derivan de toda actividad creativa.III – PRINCIPIOS DE ACTUACIÓN13. El compromiso con la búsqueda de la verdad llevará siempre al periodista a informar sólo sobre hechos de los cuales conozca su origen, sin falsificar documentos ni omitir informaciones esenciales, así como a no publicar material informativo falso, engañoso o deformado. En consecuencia:a) Deberá fundamentar las informaciones que difunda, lo que incluye el deber que contrastar las fuentes y el de dar la oportunidad a la persona afectada de ofrecer su propia versión de los hechos.b) Advertida la difusión de material falso, engañoso o deformado, estará obligado a corregir el error sufrido con toda rapidez y con el mismo despliegue tipográfico y/o audiovisual empleado para su difusión. Asimismo difundirá a través de su medio una disculpa cuando así proceda.c) Asimismo, y sin necesidad de que los afectados acudan a la vía judicial, deberá facilitar a las personas físicas o jurídicas la adecuada oportunidad de replicar a las inexactitudes de forma análoga a la indicada en el párrafo anterior.14. En el desempeño de sus obligaciones profesionales, el periodista deberá utilizar métodos dignos para obtener la información, lo que excluye los procedimientos ilícitos.15. El periodista reconocerá y respetará a las personas físicas y jurídicas su derecho a no proporcionar información, ni a responder a las preguntas que se les formulen, sin perjuicio del deber profesional de atender el derecho de los ciudadanos a la información.16. Con las mismas excepciones previstas para el secreto profesional, el periodista respetará el off the record cuando haya sido expresamente invocado o se deduzca que tal fue la voluntad del informante.17. El periodista establecerá siempre una clara e inequívoca distinción entre los hechos que narra y lo que puedan ser opiniones, interpretaciones o conjeturas, aunque en el ejercicio de su actividad profesional no está obligado a ser neutral.18. A fin de no inducir a error o confusión de los usuarios, el periodista está obligado a realizar una distinción formal y rigurosa entre la información y la publicidad.Por ello, se entiende éticamente incompatible el ejercicio simultaneo de las profesiones periodísticas y publicitarias.Igualmente, esta incompatibilidad se extenderá a todas aquellas actividades relativas a la comunicación social que supongan un conflicto de intereses con el ejercicio de la profesión periodísticas y sus principios y normas deontológicas.19. El periodista no aceptará, ni directa ni indirectamente, retribuciones o gratificaciones de terceros, por promover, orientar, influir o haber publicado informaciones u opiniones de cualquier naturaleza.20. El periodista no utilizará nunca en beneficio propio las informaciones privilegiadas de las que haya tenido conocimiento como consecuencia del ejercicio profesional. En particular, el periodista que habitual u ocasionalmente informado sobre asuntos financieros estará sujeto a las siguientes limitaciones:a) No podrá utilizar en su propio beneficio económico datos financieros de los que tenga conocimiento antes de su difusión general, ni podrá tampoco transmitir tales datos a terceros.b) No podrá escribir sobre acciones o valores en los que tenga un interés financiero significativo propio o de sus familiares.c) No podrá negociar de ningún modo acciones o valores, sobre los que tenga intención de escribir en un futuro próximo.(*) hoy “Federación de Asociaciones de Periodistas de España”

    30 Junio 2008 | 19:17

Los comentarios están cerrados.