BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Vuelo de infarto: Un diez para Aerolíneas Argentinas

Anoche regresé a Madrid, procedente de Buenos Aires en un enorme Boeing 747 de Aerolíneas Argentinas con 460 personas a bordo.

Varias horas después del despegue, sobrevolando el Atlántico Sur, obersevé, no sin inquietud, que la inmensa aeronave perdía algo: una nube blanca, reluciente en la oscuridad, caía hacia el océano. No sabía muy bien si era humo, nieve o combustible.

Enfrascado en la lectura de un novelón emocionante de Almudena Grandes (El corazón helado, que les recomiendo) no me había enterado de nada. La megafonía no era muy buena y no me había puesto los auriculares para escuchar música o videos. Vi moverse gente nerviosa a mi alrededor. Sin embargo, los tripulantes se comportaban con total tranquilidad, sin escatimar sonrisas a los pasajeros. Traté de llamar su atención, sin éxito, moviendo mis brazos.

Entonces, pregunté al vecino de asiento, al que señalé por la ventanilla el rastro de lo que caía hacia el mar y le dije que me había parecido notar algo raro, quizás un cambio de rumbo.

En portugués, pronunciado lentamente y con claridad, entendí lo que me dijo el pasajero amable que venía de Puerto Alegre (¡qué nombre tan bonito -pensé- para una ciudad!):

-“No se preocupe”- me dijo. “Lo ha explicado el comandante. No es humo sino combustible. Lo estamos tirando al mar para poder hacer un aterrizaje de emergencia en Río de Janeiro. Un pasajero, unas filas detrás de nosotros, ha sufrido un infarto. Los pasajeros médicos que han acudido a atenderle han dicho que si no le llevan pronto a un hospital puede llegar muerto a Madrid”.

Me levanté y, efectivamente, observé un cierto barullo de gente en medio del pasillo. Me puse los auriculares. A los pocos minutos, el comandante confirmó de nuevo que el pasajero enfermo estaba siendo atendido por cuatro médicos que formaban parte del pasaje y que la aeronave estaba regresando al continente americano para aterrizar en Río de Janeiro, el aeropuerto más próximo. Volví a mirar por la ventanilla. El combustible arrojado al mar, iluminado intermitentemente por las luces del avión, me pareció más nieve que humo.

Cuando el avión quedó sin apenas combustible, aterrizamos en Río. En cuanto se abrió la puerta, entraron varios paramédicos con material sanitario y, a toda prisa, sacaron al paciente del avión. Pasó por mi lado. Era un hombre con pelo canoso, de unos cincuenta y tantos años, con mala cara. Estaba salvando su vida, camino de la ambulancia. Le seguía una mujer, muy nerviosa, cargada de bolsas.

El Boeing 747 volvió a cargar sus depósitos con 100 toneladas de combustible y, una hora más tarde, ahora con sólo 458 personas a bordo, despegó de Río con destino a Madrid, donde felizmente aterrizamos sin problemas.

Es costumbre aplaudir al piloto cuando hace bien el aterrizaje de un vuelo transoceánico. Anoche, el piloto de Aerolíneas Argentinas , cuyo nombre lamento no recordar, recibió seguramente el aplauso más grande de su vida, un aplauso doble: por aterrizar bien y por haber decidido salvar la vida de un pasajero por encima de las pérdidas económicas que el cambio de rumbo y la pérdida del combustible pudieran suponer para su compañía. Llegamos a nuestro destino con cinco horas de retraso. Nadie protestó. Entre el pasaje del Boeing se podía percibir la satisfacción solidaria de haber compartido con el comandante de la aeronave una obra bien hecha.

Enhorabuena, comandante. Y un diez para Aerolíneas Argentinas.

Hoy estoy de nuevo en Barajas y me voy a embarcar en un avión mucho más pequeño (de Iberia) con rumbo a Asturias donde esta madrugada va a nacer una estrella: la edición impresa número 15 de 20 minutos: “20 minutos Asturias“.

Era nuestra asignatura pendiente desde hace mucho tiempo. Mañana estará por primera vez con sus lectores asturianos. Y esta noche correrá la sidra por Oviedo, Gijón,… Y mañana, las fabes. Faltaría más.

25 comentarios

  1. Dice ser Alicia

    Una historia muy bonita. Pese a que en ese caso sea una obligación para el piloto el hacer un aterrizaje forzoso, no se porqué me da, que más de una compañía se hubiera arriesgado a seguir vuelo a Madrid.Gracias por compartir la historia.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Lobo

    El avión de la foto es un Boeing 737 y por el tamaño del motor diría que de la versión 737-100.Esto es un Boeing 747 de Aerolíneas Argentinas.

    09 Septiembre 2007 | 21:42

  3. Dice ser Franesco

    Me sumo a la concesión de dicho “Diez” para el piloto y el resto de protagonistas, así como para el lanzamiento de la edición de 20 minutos Asturias.

    09 Septiembre 2007 | 21:53

  4. Una historia preciosa, y contada de forma magnífica. Felicidades por ese viaje y gracias por contarlo

    09 Septiembre 2007 | 22:14

  5. Dice ser Perejil

    Lo que no acabo de entender es que tuviese que soltar combustible para hacer esta parada no programada; continuamente, por cuestiones metereológicas principalmente, los aviones se desvían de su ruta y aterrizan en aeropuertos distintos del programado y para nada sueltan el combustible.

    09 Septiembre 2007 | 22:46

  6. Dice ser Dani Basteiro

    Estupenda crónica, José Antonio. Las horas de retraso pueden significar años para ese cincuentón.

    09 Septiembre 2007 | 23:58

  7. Dice ser Lobo

    Sueltan combustible porque para aterrizar hay un pesos máximos según el modelo del avión.

    10 Septiembre 2007 | 10:46

  8. Dice ser sttp

    aaahhhinvoluntaria inspiración lenta y luego espiración, prolongada y algo sonoraDe acuerdo con una reciente informacion publicada por The Guardian (http://www.guardian.co.uk/g2/story/0,,2037977,00.html) Las estimaciones de British Airways es que de los cuarenta millones de pasajeros que transportan al año, se les mueren al menos diez.Aconsejan vaciar una fila de asientos para ubicar el cadáver.Si el avión esta lleno y el vuelo es largo se puede poner el cuerpo en el armario del equipaje de mano (habría que ver como lo logran).Imagino que en caso de que algún pasajero sea algo sensible también se le podría dejar atado y cubrirle con una bolsa de basura (negra por supuesto).Por cierto el aterrizaje de emergencia no es una potestad generosa del piloto, es una obligacionpagina 3, parrafo 4 dle “In-flight Death of a Passanger Requieres a Thoughfoul Response from Flights Attendants”http://www.flightsafety.org/ccs/ccs_jul_aug99.pdfEn fin jams que aunque el jet lag provoca algo de aturdimiento, con tres minutos de google, podrías haber añadido alguna nota informativa y de color…Que facilito os lo montáis los periodistas.Eso es todo. Corto y fuera.

    10 Septiembre 2007 | 23:42

  9. Dice ser Saltaparapetos sttp

    .

    10 Septiembre 2007 | 23:44

  10. Dice ser carlos_murcia

    sttp, dice en caso de muerte del pasajero, no de infarto y posible muerte.

    11 Septiembre 2007 | 13:03

  11. Dice ser Nicolás de Gijón

    Jejeje, buena historia. Si es que va a ser verdad que viajando es cuando a uno le pasan más cosas. ¡Un saludo desde la avanzadilla de Gijón!

    11 Septiembre 2007 | 15:37

  12. Dice ser Erik

    Deberías lanzarte a escribir literatura. Tu voz narrativa es estupenda.La ficción te ayudará contar la realidad.Me alegro de que hayas llegado bien.Un fuerte abrazo,

    11 Septiembre 2007 | 18:32

  13. Dice ser Perejil

    Gracias a Lobo por su aclaración; dándole vueltas al asunto creo haber comprendido las razones de que algunas veces deban soltar combustible y otras no sea necesario, además se jugará dentro de unos límites, imagino.

    11 Septiembre 2007 | 22:18

  14. Dice ser Una observadora

    Un diez para esta historia tan esperanzadora.Se diría que Martínez Soler ha abierto una ventana por la que inesperadamente se cuela el aire fresco y puro.Son buenas noticias: todavía podemos confiar en el género humano.

    12 Septiembre 2007 | 08:55

  15. Pues sí, estupenda acción la del comandante y estupenda narración la del comentarista. Faltaría más, tratandose de quien se trata.En cuanto al comandante, me sumo al diez, como cidadano, como pasajero de aviones y como médico.Chapeau (¿se dice así?)

    12 Septiembre 2007 | 12:22

  16. Dice ser E!

    Estoy de acuerdo con que fue impecable la acción del comandante… por lo que el “diez” creo que le corresponde a él y no a Aerolíneas Argentinas. Esta empresa tiene un largo historial de impuntualidad, desperfectos, huelgas, maltrato a pasajeros, violación de normas internacionales de aviación, etc. Por ejemplo, esta semana arrancó en Argentina con otro paro en el que no salió ningún vuelo (hubo miles de personas varadas). Y recordemos también principios de agosto los incidentes ocurridos en Barajas. En esa ocasión, yo debía retornar a Argentina el 1ro de agosto a la noche y llegué recién el sábado 4 a la madrugada. Tal era mi indignación e incredulidad que escribí una “crónica catárquica” de lo que me sucedió en esos días para el sitio Aviación Digital Global (http://www.aviaciondigitalglobal.com/noticia.asp?NotId=4032&NotDe… ). Es creer o reventar. Al día de la fecha, la empresa no ha respondido a ninguno de los reclamos formales que he presentado.Es por eso que, por un lado, si pueden evitarlo NUNCA dependan de Aerolíneas Argentinas para sus viajes, y por otro, reitero, felicitemos al comandante por cumplir con su trabajo, no a la empresa.Saludos desde Argentina!E!PD: José Antonio, no pudiste escuchar los mensajes del comandante del boeing 747 porque ese avión tiene unas cuantas décadas de vida y está en pésimo estado.

    12 Septiembre 2007 | 17:56

  17. Dice ser loop

    Es una pena que el periodismo amarillo y parcial se extienda sobre España… 20 Minutos ha escogido el camino del sensacionalismo y la parcialidad…todo por la pasta.ps. un diez también para Aerolineas

    13 Septiembre 2007 | 14:00

  18. Dice ser Gabriela

    Bueno, el Sr. que tuvo el infarto tuvo suerte de que le diera justo cuando todavía estaban volando sobre tierra, porque si le hubiese dado el infarto cuando todavía estaban volando sobe el Oceáno Atlántico no había más que esperar hasta llegar a España. Y el piloto tienen obligación de aterrizar si es que puede. De hecho paran el avión por cualquier estupidez: ataques de pánico, pérdida de DNIs, olvidos de equipajes de los pasajeros, etc.saludos desde BA

    13 Septiembre 2007 | 20:10

  19. Dice ser Silvina

    Quiero decirles que trabajé mas de 10 años en Aerolíneas Argentinas.A Gabriela: si el avion debió regresar a Rio no estaba sobrevolando tierra sino ya cruzando el Atlantico. Aún en medio del Atlántico pueden optar por aterrizar en Canarias, o donde esté mas cerca.Quien se queja de las impuntualidades varias de Aerolíneas se olvida que esto JAMAS ocurrió mientras la empresa era de bandera nacional. Todo el desastre se lo debemos a los capitales españoles que están vaciando la empresa.Solo esperamos que al comandante no le hayan llamado la atención por la acción debido al gasto que ocasionó….Aerolíneas siempre tuvo un excelente nivel humano en sus empleados. Es una pena que sean tan maltratados con sueldos mal pagos y falta de insumos, si, ni siquiera vasos les proveen últimamente!!!!Aunque sea obligación aterrizar en un caso así se sabe que muchos pilotos se hacen los tontos y prefieren dejar morir al pasajero en peligro por eso aplaudo esta acción.

    14 Septiembre 2007 | 12:59

  20. Dice ser Carlos

    Vale decir que cualquier medida de fuerza gremial no es una práctica deseada por la empresa, por lo que no puede condenarse a la misma por el salvajismo del poder gremial en nuestro país.Por otra parte, tal como enunciaban más arriba, y para mi asombro, otras compañías (llámese British Airways o quién sea) no realizan prácticas en pos de la salud y/u honor de sus pasajeros (vivos o muertos).A la persona que critica al 747, hay que explicarle que Aerolíneas Argentinas cuenta con 3 747-400 (nótese la versión “400”) que son los aviones comerciales más grandes y rápidos actualmente en servicio (hasta que comience a operar oficialmente el A380). Estos aviones apenas superan los 10 años (edad estándar para una aeronave de gran porte). También esta en servicio 1 (un) 747-200 el cual nos acompañará hasta fin de año.El aprovisionamiento de servicio a bordo no es tan caótico como lo describe la srta. Silvina. Algún error o desactualización contienen sus dichos.Saludos y un diez esta vez para el piloto y para Aerolíneas Argentinas también!!!

    18 Septiembre 2007 | 21:28

  21. Dice ser José

    Si vas a Asturias pide fabes, o fabada, lo de ” las fabes” es un mezcla de bable-catellano típica de los no asturianos.Que es usted periodista y tiene carrera!!

    27 Agosto 2008 | 11:20

  22. Dice ser Juan Pablo

    Aerolíneas Argentinas.. o lo poco que queda de ella. Será que es lo que merecemos los Argentinos ? Será que no sabemos castigar a los que la llevaron a esto ? A pensar en el momento de votar …

    25 Febrero 2009 | 02:05

  23. Dice ser Luis Daniel

    El piloto, si tiene un diez…. pero no entiendo por q voto combustible ,eso es ilogico no tiene nada que ver una cosa con la otra , si haya tenido riesgo de hacer un aterrizaje peligroso ,ahi si se vota combustible pero por un pasajero enfermo, no es motivo ,a mi me parece que o esta mal contada tu historia o los piltos escondian algo

    10 Marzo 2009 | 14:23

  24. Dice ser Cristian Gomez

    Bueno yo solo queria dejar este Msj para cualquier persona que tenga un puesto de trabajo para mi.Tengo 25 años y estoy dispuesto a trabajar de cualquier cosa, lo que no se, se aprende y ya.Saludos. Mi Tel. es 02320 412340.Cristian

    28 Abril 2009 | 16:04

  25. Dice ser Bernie

    Estimado Luis Daniel, los aviones despegan con la carga de combustible para llegar a destino y calculan que el consumo les tiene que permitir aterrizar lo más livianos posible.Si tienen que aterrizar antes de lo previsto tienen que soltar peso y ésta es la única forma.Un diez al comandante y a la aerolínea. Estoy de acuerdo con la calidad humana de la tripulación de aerolíneas. Es lo que marca la diferencia.Saludos,

    19 Marzo 2010 | 21:27

Los comentarios están cerrados.