BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

¿Tiene Otegui el síndrome de Yoyes o es algo peor?

¿Acaso tiene Otegui el síndrome Yoyes, asesinada por sus ex colegas de ETA cuando decidió abandonar el terrorismo?

¿Cómo se dirimen las disidencias dentro de una banda terrorista o dentro del partido político, correa de tansmisión, que no condena sus acciones de terror?

¿Se reparten la caja cuando hay un cisma o se lían tiros entre ellos, como ya ocurrió en otras ocasiones?

No entiendo muy bien lo que está pasando. Llevo un par de días sin ganas de leer la prensa -leyéndola a regañadientes- sin ganar de escribir en el blog y con un cierto malestar de estómago. No se si es simplemente por miedo o está provocado, quizás, por la torpeza de la izquierda y la indecencia de la derecha, exhibidas en uno de los momentos más graves y una de las oportunidades más irrepetibles de nuestra reciente historia del terror.

Es fácil criticar los toros desde la barrera, o desde el blog, y deberíamos estar en el cuerpo de Zapatero, de Rajoy o de Otegui para tratar de entender por qué cada uno de ellos se comporta de la manera en que lo hace.

No puedo aceptar la reacción facilona de que todos los políticos son iguales, porque estoy firmemente convencido de que no es cierto. Pero entre los políticos hay reacciones tan miserables que me producen, primero, asco y, luego, pena, mucha pena.

Durante los momentos más difíciles de la transición política, más de una vez oí decir al entonces vicepresidente Fernando Abril Martorell que en situaciones extraordinarias la sociedad podría proveernos de personajes también extraordinarios. En aquellos tiempos, ya lejanos, fue cierto pero ¿hoy?. ¿Donde están escondidos esos personajes extraordinarios que, pasado el tiempo, quedarán inscritos en los libros de texto? No los veo por ninguna parte. Mañana, como Diógenes, los buscaré en la manifestación POR LA PAZ, LA VIDA, LA LIBERTAD Y CONTRA EL TERRORISMO.

Si hay alguno de ellos en Madrid es seguro que estará en esa manifestación.

Cuando participé en la manifestación contra el asesinato de Miguel Angel Blanco por los terroristas de ETA o en la del viernes 12-M-2004 contra los terroristas islamistas que causaron la matanza de en los trenes de cercanías de Atocha me crucé con miles de personajes extraordinarios, silenciosos, apenados, rabiosos, solidarios. Había nobleza en sus rostros. Espero verlos también mañana a las 18:00 horas en la Plaza de Colón de Madrid.

También me hubiera gustado ver mañana a Arnaldo Otegui en la manifestación de Bilbao contra la violencia de ETA . ¡Qué gran oportunidad perdida para la paz!

¿Por qué no va Otegui a la manifestación de mañana contra el terrorismo de ETA?

Los miembros del IRA que negociaron el fin de la violencia terrorista (que ellos también llamaban cínicamente “lucha armada”) renunciaron al terror y se integraron en la vida de democrática.

No hay -que se sepa- otra salida. Y lo saben.

¿Por qué, entonces, deja pasar Otegui esta gran oportunidad de acercarse a la legalización de Batasuna para poder competir en las próximas elecciones de mayo?

Basta con que declare que sus objetivos políticos siguen siendo los mismos (autodeterminación, independencia del País Vasco, anexión de Navarra y del País Vasco francés, etc., etc.) pero que pretenden conseguirlos pacífica y democráticamente, convenciendo a los ciudadanos mayores de edad para que les voten y sin recurrir al terror (es decir, condenando el terrorismo).

Sólo con eso, serían legalizados, obtendrían cargos (y sueldos) en los ayuntamientos y podrían pregonar sus ideales libre y abiertamente. Y dejarían en paz a todas las personas decentes que ahora no pueden expresarse libremente por puro miedo.

La ofensiva terrorista

Hartos de ejercer de coros griegos

SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ en El País

12/01/2007

En términos electorales, es muy posible que, cara a las municipales de mayo, los dos grandes partidos, PP y PSOE, prefieran el enfrentamiento sobre ETA, la tregua y el diálogo, que sobre la corrupción urbanística. El primer tema moviliza a los militantes y simpatizantes, los enardece y reafirma en dos o tres ideas y les empuja a reagruparse en la defensa de sus siglas y de sus líderes. El segundo, mucho más enraizado en la injusta, pero muy poderosa, idea de que todos son iguales a la hora de recalificar terrenos y de crear fortunas de la noche la mañana, desmoviliza a unos y a otros e incomoda a los dirigentes, incapaces de solucionar esas dudas con las mismas frases publicitarias que son tan eficaces en el otro enfrentamiento.

•Ibarretxe fuerza un lema que exige a ETA el fin de la violencia para excluir a Batasuna

•RAJOY RECIBE A TRES ASOCIACIONES ECUATORIANAS

Lo mejor para los ciudadanos sería, sin embargo, que el debate sobre las políticas antiterroristas se amortiguara a partir del próximo lunes, con la gran sesión del Congreso de los Diputados. Un debate en el que el presidente del Gobierno explicará el camino recorrido y sus planes para el futuro, y en el que los distintos grupos le comunicarán sus críticas y sus posiciones cara a esa nueva situación. Lo más increíble es que, si todos ellos reprodujeran en el Parlamento lo que han venido diciendo estos días ante los medios de comunicación, los ciudadanos podríamos llegar a la sorprendente conclusión de que, hoy por hoy, existe más unidad de análisis y de propósito de lo que ellos mismos se empeñan en hacernos creer.

Por primera vez en mucho tiempo, todos los partidos con representación parlamentaria, sin excepción, han defendido estos días un mismo análisis respecto a ETA: el último atentado ha colocado la pelota en el lado de la organización terrorista, de forma que, a partir de ahora, la única manera de desbloquear la situación es que los etarras anuncien el abandono definitivo de las armas y ofrezcan garantías al respecto. Ningún contacto será posible sin esa condición previa y ningún diálogo será posible, ni con ETA ni con Batasuna, sin que esa circunstancia haya sido establecida de forma fehaciente, coinciden todos y cada uno de los partidos reseñados.

Lo acepta la dirección del PNV, la de ERC y la de EA. Lo defiende el PP y el PSOE. Existe, pues, una unidad extraordinaria en uno de los asuntos que había despertado hasta ahora más enfrentamientos: si se puede o no dialogar, y en qué momento. Ahora, ese paso ya no está en manos de los demócratas, sino de ETA y de su capacidad para anunciar su propia desaparición.

¿Cómo es posible que en estas circunstancias sea imposible ofrecer ante los ciudadanos una mínima imagen de unidad? ¿Cómo es posible que los partidos alienten manifestaciones enfrentadas? Los ciudadanos deberíamos ya estar hartos de ejercer el papel de coros griegos en esas estrategias. Por lo menos, deberíamos empezar a entonar otros cantos y otras estrofas por nuestra cuenta, exigiendo a los protagonistas que expliquen sus acciones.

Exigir a UGT y al PSOE que expliquen por qué se han negado a incluir la palabra libertad en la pancarta de la manifestación del sábado, una estupidez que debe provocar dolor de estómago a todos los socialistas de este país.

Exigir al PP que acuda a esa misma manifestación del sábado, sin pretexto que valga, porque ha sido convocada por los inmigrantes ecuatorianos y porque resulta miserable negarse a acompañarles en la calle, como si su dolor no fuera con nosotros, como si no fuéramos nosotros los causantes de ese dolor. Por encima de cualquier otra consideración, debería estar la decencia. Y el PP sabe que, al no ir, actúa de manera indecente

Exigir a los ciudadanos vascos que expulsen ellos mismos de su manifestación, a gritos si es necesario, a los simpatizantes de Batasuna y de ETA, y que se pongan rojos de la vergüenza porque conciudadanos suyos, ahítos de todo, gente rica y opulenta, se atreve a matar a pobres faltos de lo imprescindible, simplemente porque ansían todavía más poder y más riqueza. Sería un gran canto.

FIN

Una esperanza a prueba de bomba

JOSÉ ANDRÉS TORRES MORA en El País

12/01/2007

Es imprudente explicar los hechos sociales por sus consecuencias. El que la actividad de ETA en la Transición sirviera para dar argumentos a los militares golpistas, no implica que ETA fuera una creación de los generales de Franco. Sólo un paranoico podría creer una idea como ésta. De igual modo, sólo un paranoico podría pensar que ETA puso la bomba en la T-4 para mejorar tres décimas la maltrecha valoración de Rajoy. Y sólo un paranoico desvergonzado se atrevería a insinuar que detrás de la bomba de la T-4 hay oscuras tramas ligadas al PP. Por desgracia, el Gobierno socialista ha venido sufriendo insidias basadas en hipótesis parecidas a lo largo de toda la actual legislatura. Hipótesis desvergonzadas que no tienen su origen en la locura, sino en el método. Un método basado en la mentira y la furia, miles de veces multiplicadas por el poder de sus medios.

Muy pocas personas pondrían su esperanza en una bomba. Muy pocas personas dirían: si estalla una bomba, se demostrará que tengo razón. Y muchas menos se atreverían a colocarla y hacerla estallar. Sólo los terroristas y quienes los apoyan son capaces de poner sus esperanzas políticas en una bomba. Entre otras cosas porque las bombas, más pronto que tarde, acaban volviéndose contra los que ponen sus esperanzas en ellas. Y sabiendo eso, lo razonable es poner la esperanza en que no estalle ninguna bomba. Lo sensato es apostar la razón de uno, su proyecto político, su esperanza, a que no estalle una bomba. Y eso es lo que ha hecho el presidente Rodríguez Zapatero.

No se equivoca, a la corta o a la larga, ésa es la apuesta ganadora. ETA está derrotada. La consolidación de la democracia en España arruinó sus esperanzas de provocar un golpe de Estado y la dejó sin estrategia política. El GAL le dio argumentos para ir tirando unos años. Pero, finalmente, la generalización de la mentalidad democrática en la vida política acabó con cualquier atisbo de sentido de la lucha armada. El fenómeno del terrorismo fundamentalista terminó por complicar la pura supervivencia militar de la banda. Ya no les ofrece a sus presos la esperanza de una victoria a cambio de su sufrimiento, sólo la propuesta degradante de un absurdo e inhumano intercambio de sufrimientos. Pero, a pesar de todo, nada impide que media docena de individuos puedan organizar una tragedia de proporciones gigantescas. La conciencia de la derrota de su proyecto político no impide a ETA morir matando.

Es obligación de todo Gobierno intentar acabar con el terrorismo. Y un Gobierno democrático utilizará para ello todos los medios que la ley y la política le proporcionan. Si progresa en la lucha antiterrorista, es muy probable que en algún momento se encuentre ante la posibilidad de lograr un final dialogado. Puede intentar aprovechar esa oportunidad o desdeñarla y procurar la aniquilación de la banda. Sin duda ambas opciones son inciertas y ambas tienen un coste; ninguna es segura ni gratuita. El objetivo de ambas es la victoria de la democracia y del Estado de derecho; la cuestión es elegir la opción que ahorre más vidas y más sufrimiento de todos. Intuitivamente parece claro que el diálogo debería ser la primera opción.

Es posible que el contexto emocional de dolor y rabia tras un atentado pueda explicar ciertas afirmaciones sobre la estrategia que debemos seguir frente al terrorismo. Pero ni siquiera ese contexto emocional las justifica en un responsable político. Decirle a la gente que con los violentos no se dialoga es algo que desmiente cualquier asalto a una sucursal bancaria. La policía manda negociadores, no un tanque para volar la sucursal con criminales y rehenes dentro. No es propio de sistemas democráticos lo que hizo el presidente Putin con los terroristas chechenos en el colegio de Beslán y en el teatro Dubrovka. Y no es eficaz: el terrorismo continúa, y se hace más desesperado y brutal. Ni lo es la doctrina neoconservadora de Bush, que tanto gusta al PP, respecto al terrorismo fundamentalista islámico. Esa mezcla de silogismos simplistas, brutalidad tecnológica y retórica inflamada es peligrosa y contraproducente. No dudo de que la consigna “a por ellos” enardezca a algunos, y a lo mejor como himno de la selección podría valer. Pero, desde luego, no se puede decir que

en sí misma sea una estrategia novedosa y suficiente para acabar con el terrorismo.

Hay que tener muy poca fe en la democracia para creer que la democracia se prostituye o se debilita al hablar con los terroristas. No es la democracia la que traiciona su esencia dialogando con los terroristas. Es el terrorismo el que transforma su naturaleza al dialogar. El instrumento de la democracia es el diálogo, el de los terroristas la violencia, son ellos los que abandonan su campo al dialogar. Con el crimen de la T-4, los terroristas no sólo han puesto punto y final al diálogo, sino que se han arruinado como portadores de un proyecto político.

Los que dicen que ETA está ahora más fuerte que hace tres años, no explican cómo miden la fuerza de ETA. ¿Es que hace tres años ETA no podía poner una bomba y matar a dos personas? Ningún partido se atrevería a poner en su programa electoral que garantiza que ETA no matará durante su legislatura. Durante todo este tiempo los mecanismos del Estado de derecho no han dejado de actuar, la policía ha detenido a más terroristas y la fiscalía ha formulado el triple de acusaciones que durante la tregua de 1999. No se ha retirado ni un solo recurso legal o policial en la lucha contra ETA durante este tiempo. El diálogo no ha sustituido ni un solo recurso de la lucha contra el terrorismo, sino que se ha sumado a los ya existentes. ¿Alguien se atreve a decir que si no hubiera habido diálogo hoy habría menos muertos?

La verdadera razón de las críticas del PP no es que consideren que el presidente haya cometido un error explorando la vía del diálogo. Ellos mismos lo hicieron en el pasado, y lo harían en el futuro, como es natural. Sin complejos. Sin miedo a contradecirse, sin vergüenza alguna por cómo se han comportado en este proceso. Saben que no es un error poner todos los medios democráticos para ahorrar sufrimiento a los españoles.

La verdadera razón de las críticas del PP es que consideran que la política antiterrorista es un asunto que les da réditos electorales; un tema, además, sobre el que se arrogan el monopolio de una extraña legitimidad para hacer lo que les plazca en el Gobierno y en la oposición.

Muchas personas recordarán cómo, en los primeros ochenta, una parte de la derecha abucheaba a los ministros socialistas en los entierros de las víctimas de ETA. Más personas aún recordarán cómo Aznar afirmaba en 1996 que la manifestación contra el asesinato de Francisco Tomás y Valiente era una manifestación contra la política antiterrorista del Gobierno de Felipe González. El mismo Aznar que en 1999 llamaría, en una concesión retórica, Movimiento Vasco de Liberación a la banda terrorista. Y el mismo Aznar que más allá de la retórica acercó presos y permitió la vuelta del extranjero de miembros de ETA. Y la misma derecha que estos días se moviliza contra Zapatero con más rabia que contra la propia ETA. Quizá, además, por parecidas razones por las que insultaban al presidente Suárez cuando, al comienzo de la democracia, asistía a los entierros de las víctimas de ETA.

No es que Zapatero esté haciendo algo distinto de lo que hicieron los anteriores presidentes de la democracia, es que el PP está haciendo lo mismo que hizo siempre, lo mismo que hizo la otra vez para llegar al poder: hacer oposición en materia antiterrorista. Un comportamiento poco leal y un mal negocio. Sólo quienes no creen en la democracia pueden pensar que en España las bombas cambian los Gobiernos, o las políticas de los Gobiernos.

Tan ciegos están en su querencia que ni siquiera se han preguntado qué efectos ha podido tener su comportamiento a lo largo de estos meses en el desarrollo y desenlace del proceso. Porque una cosa es que sean una oposición irresponsable y otra muy distinta es que sean una oposición inocua. Lejos de mi intención culpar al PP de lo que sólo son culpables los viles asesinos de ETA, sólo pretendo que se sitúen frente al espejo deformante que nos presentan a los demás, para que comprendan por qué tampoco nosotros nos reconocemos en ese espejo. Por otra parte, no hacemos ningún favor a nadie dejando que sobre nuestro silencio se apilen acusaciones infundadas, juicios de intenciones y lisas y llanas mentiras.

Históricamente ha sido una desgracia para España tener una derecha tan nacionalista y tan poco patriota. Tan inflamada en la retórica y tan mezquina en los hechos, tan deprimida, que hasta le reprocha al presidente que cultive la esperanza. Y sin embargo, toda la historia de nuestra democracia sólo se explica porque los demócratas tenemos una esperanza a prueba de bomba.

José Andrés Torres Mora es diputado y miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE.

FIN

El País publica hoy una información interesante, perdida en las páginas interiores por causa del atentado de ETA y sus consecuencias, y que no quiero perder para el archivo del blog. Ahí va:

Hasta mañana en la Plaza de Colón

15 comentarios

  1. Dice ser Soledad

    Yo me pregunto dónde están los disidentes del PP. Me niego a creer que todos son de la misma calaña.El bombardeo mediático es ya insufrible, la crispación en aumento los fascistas en la calle, qué buscan ¿otra guerra civil? a mi ya no me sorprende nada. Veremos como se resuleve la manifestación de mañana.Saludos.

    12 Enero 2007 | 21:45

  2. Dice ser irene

    hoy has expresado perfectamente la sensacion que he tenido cuando otegui se ha retirado a ultima hora…el ultimo apice de esperanza que me quedaba se ha ido volando…en fin…tocaran otros X años de terror, hasta que crezcan los cachorros, se hagan mayores y se cansen de matar, pero me temo que para entonces otegui no les representara…un mes triste y negro para la democraciasaludos JAMS

    12 Enero 2007 | 22:12

  3. Dice ser gretel

    Pero hay dos puntos positivos:1 Desde ahora una parte del nacionalismo estará más por pactos democráticos que aventuras soberanistas impositivas2 El psoe se aleja de aventuras con partidos separatistas, creo que no ponderáis lo suficiente que Rosa Diez, Gozone Mora, etc… son puntos para ganar.3 Para cualquier otra cosa, sabe más el diablo por viejo que por sabio… el psoe del pais vasco ha estado en manos de inexpertos.

    12 Enero 2007 | 22:44

  4. Dice ser Perico, el de los Palotes

    ¿Pero es posible que alguien se haya creído el (ya famoso) sondeo realizado por EL MUNDO/SIGMA DOS?¿Ganar el PP hoy las elecciones con medio punto de ventaja?… ¡¡como nos la meten!!Sobre el PP y su retirada de cualquier manifestación comentar que no entiendo nada. ¿Inclusión de la palabra Libertad; cuando lo que siempre han demandado y exigido –con más razón que nadie, por cierto- era la palabra JUSTICIA?

    12 Enero 2007 | 23:35

  5. Dice ser Hwang-ho

    Yo no me siento tan desesperanzado como dicen JAMS e irene. En el momento enrarecido que fue la convocatoria de la manifestación del 12 de marzo de 2004 (la atribución de la autoría del atentado a ETA por parte del Gobierno [del PP], el tema del lema que plantearon [sin pactar nada con la oposición, por cierto]: “Con las víctimas, con la Constitución, para la derrota del terrorismo” [sic] y que a mi no me la daban con queso: esto no lo había hecho ETA) me produjo una cierta paranoia que convertí en miedo y no quise ir porque pensaba que los islamistas igual eran capaces de atentar con mochilas bomba entre la gente.En cambio, en este caso, no tengo miedo a ir a la mani excepto si pienso en lo que podrían hacer las hordas de fascistas. Recuerdo cuando fue lo del 23 de febrero del 81 en el Congreso, que al día siguiente hicimos peyas en el Instituto y nos fuimos para la Carrera de San Jerónimo a ver cómo estaba aquello y pude ver las refriegas de los antidisturbios (a caballo) y los de Fuerza Nueva y falangistas en el Paseo del Prado, con nosotros enmedio.Se ha planteado que es ETA y Batasuna quienes tienen la pelota en el tejado y no tengo miedo a ir a la manifestación de mañana en Madrid.JAMS, te agradezco la selección de artículos que has hecho de El País, su lectura me ha reafirmado en mis convicciones.Me encantaría coincidir en algún sitio y verte mañana en la manifestación para poderte estrechar la mano “por la paz” como hacen los católicos en sus ritos dominicales; sería un gran honor.Demócratas, uníos, mañana es un día de lucha (silenciosa), por la paz, la libertad, el diálogo y la (buena) vida.Saludos afectuosos a los progresistas que pululan por este blog.

    12 Enero 2007 | 23:46

  6. Dice ser Fétido

    Otegi no es Gerry Addams. Mañana nos vemos en Colón.Y Gret: Gotzone Mora ha tirado su credibilidad por el retrete: primero por no dimitir de su cargo y abandonar el partido; segundo, por dejarse cortejar por AE, DN y resto de la caverna. Merece todo mi respeto en cuanto víctima, pero al igual que Irene Villa se ha hecho acreedora a mi desprecio como persona pública. No sé de que puntos para ganar hablas.Y lo del PP… prefiero callarme.

    12 Enero 2007 | 23:50

  7. Dice ser Robs

    Efectivamente, parece que ningún político está en su sitio. Pero para eso debe de servir la manifestación de mañana, para que además de honrar a las victimas, demostremos a nuestra clase política que estamos muy, pero que muy por encima de sus intereses partidistas.Y ahora los agradecimientos:- A la AVT, por dejar cada día más claro la demagogia que se gastan (no van a esta por intención política y se van con los “Peones Negros”, hay que joderse).- Al PP, porque parece que le gusta estar en la oposición. Porqué si tanto piensan en los votos, mala jugada han hecho con su negativa a manifestarse mañana.- A UGT, por no haber cambiado el dichoso lema al primer instante. Parece que a unos les gusta joder (por los de antes) y a otros colmarlos de excusas para hacerlo.- Al PSOE, por su falta de planificación en el proceso de paz, por no informar a la oposición de sus intenciones, por no saber decir las cosas claras, y por no saber retirarse a tiempo pensando más que nada en los dichosos votos de mierda.- Y por supuesto a Batasuna y ETA, por no enterarse de una vez de que va el rollo. Por perder de la manera más estúpida e inutilmente política esta oportunidad mala, pero oportunidad, de haber hecho algo decente en su vida. Por pensar que si colocas media tonelada de explosivos en el sector más concurrido de la T4 nunca va a morir nadie si llaman antes. Por no tener ni puta idea de como se pueden ganar las cosas en un país civilizado.Gracias a todos por tirar, manchar, pisotear, escupir y cagar en la paz, la libertad y el entendimiento.Y gracias a los que mañana vais a la manifestación a dar lecciones sobre lo importante en esta vida y en este país a todos estos cenutrios.

    13 Enero 2007 | 01:46

  8. Dice ser Perico, el de los Palotes

    ¿Por qué algunos foreros (o foristas) tienen el privilegio de escribir comentarios más o menos largos, extensos,… y otros no podemos?¿Me lo puede explicar alguien, please?

    13 Enero 2007 | 03:06

  9. Dice ser Acteón

    Despues de tantas ceremonias de la confusión, que si el lema, que si falta la libertad en la pancarta, que si el foro de Ermua dice, que si la AVT también… Han tirado de todo lo posible para enturbiar estas aguas, para terminar al fin con gestos desconocedores de la vergüenza política como pedir que se desconvoquen las manifestaciones. Definitivamente, los políticos de la oposición han perdido el oremus.Pero lo que me da más rabia, con ser esto malo, es que peor están siendo y serán las consecuencias a modo de suicidio social que entrañan estas conductas. Con estas actitudes han abierto la caja de los truenos de ultratumba, desde donde a Pandora se le están escapando, para irrumpir en la vida pública, la crispación, la violencia contra periodistas, las acusaciones al tuntun, el llegar a las manos, el “y tu más” a voz en grito, la pérdida de la mesura, la calumnia rencorosa, la incontinencia…Con su política de tahúres del Missisipi están escribiendo el epitafio de la madurez de este pueblo nuestro, intentando arrastrarlo otra vez a la algarada, pariendo sus propios monstruos a la ultraderecha de dios padre, alimentándolos hasta que se los coman de aperitivo. Me aturde la incosciencia y la ligereza de estos políticos bobalicones que, para cuando se quieran dar cuenta, habrán dado paso sucesorio a otros que nos pueden llevar a la quiebra a todos.Demostremos hoy que tampoco en eso van a conseguir victoria alguna.

    13 Enero 2007 | 11:00

  10. Dice ser gretel

    Bueno ya se necesita cara, que no habéis ido a ninguna anterior por no dañar al gobierno y ahora echéis en cara al pp que no vaya para favorecer al gobierno… taría muy bien y muy patriótico, sino fuera por el pequeño detalle de haber culpabilizado al pp durante meses del atentado de Madrid ( me parece bien que se le responsabilice pero el psoe que cargue también con su inocencia) Si es psoe hay que mirar por el interés general, si es pp hay que mirar como insultarlo.A la AVT le dejáis fuera, tienen su derecho aún reparándose, es cosa de jueces, sus criminales y ellas… si ese derecho se recorta por fin de violencias, tienen todo el derecho a no quererlo y a quejarse y los demás a callarse… a no opinar sobre sus opiniones o las acciones emprendidas para reclamarlo… eso se hace en Irlanda del Norte, que se respeta la asociación de víctimas en contra de la libertad de sus asesinos ( y eso que políticamente nada se les ha concedido a penas, y a renunciado a violencias)… que una víctima se caliente es normal, que vosotros lo hagáis contra ellas no tiene ninguna lógica, os situa en plano muy bajo.

    13 Enero 2007 | 13:55

  11. Dice ser gretel

    Es curioso en el tema palestino que pilla muy pero que muy lejos, hay que sumarse a los palestinos, a la parte débil… en lugar de estar en posiciones neutras para exigir a los dos partes sus compromisos y el fin de las hostilidades… y es aquí donde tenemos el terror donde ejercéis de neutrales (cuando no de ataque en dirección contraria). A VER SI SOIS MAS COHERENTES.

    13 Enero 2007 | 14:02

  12. Dice ser gretel

    Y Rajoy ya no me está gustando nada… está muy tonto. Supongo que no quiere que le utilicen, pero para eso está ahí para ser tan inteligente de utilizar él a los demás y no al revés.

    13 Enero 2007 | 14:16

  13. Dice ser gretel

    De todos modos tampoco se entiende que a Goya si se pueda ir a pedir explicaciones y a Ferrar no desde vuestro punto de vista, primero uno tiene las cosas claras ( y los derechos de los demás) y luego se posiciona.

    13 Enero 2007 | 14:20

  14. Dice ser Soledad

    ¡Pobre Rajoy! muy en el fondo me da pena, vaya papelón le ha tocado en suerte dar la cara por la extrema derecha de su partido, cabeza de turco ante los medios. Muy obediente sí que les ha salido, pero si Zapa tiene talante éste pobre no tiene talento para decir “basta”.La verdad es que Zapatero tiene buena estrella, sabía que aunque pintara la pancarta de amarillo porque así se lo pedía el PP, no iban a ir a la manifestación, como al final ha ocurrido.Han quedado fatal, muy en la línea de Le Pen. Deberían sentarse moderados y extremistas y limpiar el partido o se van a quedar como una fuerza política obsoleta y anclada en el treinta y nueve. ¡Qué pena marianín!

    13 Enero 2007 | 21:57

  15. Dice ser Anda!! Cuanto Sociolisto suelto en este blog.

    Anda M.Soler, no es por nada, pero tu careto se parece al de Zapatero.Si es que, de casta le viena al galgo ¿No?;-)P.D La culpa de todo es del P.P que es malo malisimo verdad???????

    27 Enero 2007 | 17:08

Los comentarios están cerrados.