Entradas etiquetadas como ‘ninos’

‘Miriam educa a su cachorro’, Sumara Marletta acerca de nuevo a los niños la etología canina

Conocí por primera vez del empeño de la adiestradora y etóloga (y amante de los animales) Sumara Marletta por acercar el comportamiento de los perros a los niños con el cuento La niña que sabía de perros (también con los talleres que hace ante los pequeños, pero esa es otra historia). Hace casi exactamente dos años os hablé de este libro.

Me gustó porque explicaba muy bien a los niños los conceptos más básicos del lenguaje de los perros, dejando claro cuando acercarse, cómo aproximarse a ellos, qué no hacer…

Se teme lo que no se conoce. Si eres capaz de mirar a un perro e identificar  su estado de ánimo, saber qué les gusta y qué pueden considerar una amenaza, si los entiendes y conoces, el miedo se disipa. Y se gana en seguridad, porque la mayoría de los encontronazos y problemas vienen por el desconocimiento.

Hace poco Sumara me escribió para escribió para contarme que había publicado un nuevo libro en la misma línea : Miriam educa a su cachorro, también de la editorial especializada KNS Ediciones y con ilustraciones de nuevo de Fernando Calderón.

“Con el primer libro he querido acercar el lenguaje canino a las personas, sobre todo los niños, con este segundo libro la intención es que ellos sepan qué hacer y qué no hacer cuando un cachorro llega a casa, este segundo libro es un poco más extenso que el primero. Está escrito muy en positivo para niños y perros (como es mi estilo) y el libro cuenta con actividades y una guía práctica al final” me contaba antes de hacérmelo llegar.

Y todo es cierto. Lee el resto de la entrada »

Los contratos de adopción

Ayer os hablaba de Charly y Chaplin, dos gatos buscando hogar que habían sido apedreados y maltratados por niños. Soy de las que cree que la gran mayoría de los niños son amantes, respetuosos o al menos indiferentes respecto a los animales. Ya os he contado en el pasado que soy optimista, que creo que las cosas han avanzado mucho en un par de años en protección animal (partíamos casi de la nada, eso es cierto) y que creo que en otro par de generaciones se marcará una diferencia importante.

Como muestra de que no hay que perder la fe en los niños, que ellos son nuestra gran esperanza, os traigo el ‘contrato’ que la hija de un amigo ha hecho firmar a su hermano pequeño para acceder a que se hiciera cargo de su perro de peluche (quiero dar gracias a su padre por dejarme usarlo).

Así, sí. Así vamos bien.

carta

La perrita que os traigo hoy busca hogar en Almería. Se llama July, tiene dos años y buen carácter.

Fue encontrada el día que España ganó la Eurocopa. Estaba aterrada por los ruidos y huía entre el tráfico. Alguien le había pintado con spray la bandera de España en el lomo. No tenía microchip, nadie denunció su desaparición. Es una perra muy cariñosa, juguetona y lista. A pesar de lo guapísima, está costando mucho encontrarle un hogar.

Contacto: alondra@indalguau.com

Se entrega fuera de esa comunidad autónoma, con un contrato de adopción cuyo espíritu de fondo es muy semejante al que os muestro.

Son muchas las protectoras y asociaciones que, además de hacer seguimientos, exigen documentos de este tipo, para asegurarse de que los animales que han rescatado van a parar a buenas manos. Contratos que incluyen con frecuencia el compromiso a devolverlo a la misma protectora de procedencia si no se puede seguir haciendo cargo del animal.

Contacto: ayudandoalosanimales.lr3@gmail.com o 607376196 teredifusionanimal@gmail.com o 645784096

july

Aquí tenéis un ejemplo de contrato de adopción:

DATOS DEL ADOPTANTE:

Sr./a.: ………………………………………….. ………………………………….,
mayor de edad, provisto de DNI nº.: …………………………………..,
domiciliado en ……………………………….. C.P.: …………,
Calle ………………………………………….. ………………….………. nº.: ……..,
piso: ………… Puerta: …….. Teléfonos.: …………………………./…………………………… E- mail: ………………………………………………………………………………………

DATOS DEL ADOPTADO:

Nombre: …………………………. Especie:……………………. Raza:……………………………………..
Color:…………………………….. Tamaño:……………………….. Edad: ……………………. Fecha Nacimiento: …………………………

Localidad: ………………………………………… Vacunado: SI NO

Estado de salud del animal y cuidados especiales:………………………………… ………………………………………….. ……………………………………………………
………………………………………….. ……………………………………………………

El adoptante cuyos datos figuran en este documento acepta las siguientes cláusulas del presente contrato de adopción:

CLAUSULAS:
1ª.- El Adoptante se compromete a mantener al adoptado en las condiciones adecuadas para su bienestar y a cumplir la normativa vigente en lo que a protección animal se refiere.
Se compromete a ofrecer los cuidados que necesite el animal, alimentarlo, sacarlo de paseo (en caso de ser de especie canina), tratarlo con respeto y cariño.
El adoptante se compromete a llevar un control sanitario del animal, proporcionándole sus vacunas pertinentes, desparasitaciones, revisiones, y asistencia veterinaria en caso de contraer cualquier enfermedad o accidente.
2ª.- Si el adoptado se entregara sin esterilizar, es obligatorio y por cuenta del adoptante la esterilización del mismo, en cuanto cumpla los seis meses si es un cachorro o bien en el plazo máximo de dos meses tras la adopción si su edad es superior a 6 meses. Bajo ningún concepto, hará criar al animal, ni le utilizará para ningún tipo de fines económicos.
3ª.- El Adoptante consiente en facilitar las visitas de seguimiento que se le realicen, a fin de verificar si el estado del adoptado es el adecuado y el acordado en el presente contrato.
4ª.- El/la dueñ@ del animal se reserva el derecho de retirar la custodia del adoptado al Adoptante si lo considera oportuno por estimar que éste no está adecuadamente atendido.
5ª.- El Adoptante se compromete en el caso de no estar conforme con la adopción a comunicarlo al dueñ@, a fin de proceder a la devolución del adoptado.
En ningún caso podrá vender, regalar, abandonar, etc. al adoptado sin que el/la dueñ@ lo consienta expresamente y por escrito.
6ª.- El/la dueñ@ del animal queda libre de cualquier responsabilidad civil o penal que se pueda derivar del comportamiento del adoptado en el futuro a partir del día de la firma del presente contrato.
7ª.- El adoptado se entrega en perfecto estado de salud física y psíquica; a quien deberá colocársele una CHAPITA DE IDENTIFICACION obligatoria por la normativa vigente, con su nombre, dirección del domicilio y un teléfono.
8ª.- Siempre que el/la dueñ@ del animal decida recoger de nuevo al adoptado, éste será entregado de buen grado por parte del Adoptante, sin dañar su integridad física, ni psíquica.
9ª.- En el caso de que el adoptado sufra algún tipo de daño, por la presente el adoptante acepta asumir todos los gastos en los que el/la dueñ@ del animal deba incurrir para la recuperación del animal.

EL ADOPTANTE DECLARA:
– Que está conforme con las condiciones expresadas en las cláusulas indicadas en la parte superior del presente contrato.
– Que las personas residentes en su domicilio, lugar donde residirá el animal adoptado, están informadas previamente de su deseo de adoptar al mismo y todos están de acuerdo en colaborar y cumplir las condiciones del presente contrato.
– Que ha sido previamente informado del estado de salud del animal, de su edad, carácter, y características físicas por parte del dueñ@ del animal.
– Que esta adopción no es un capricho o impulso, sino que ha sido previamente meditada y que está completamente convencido de su deseo de adoptar.

En prueba de aceptación de estas cláusulas, firmo el presente contrato de adopción, adjuntando la fotocopia de mi Documento Nacional de Identidad (D.N.I), el cual se encuentra en plena validez legal (no caducado).

Algunos ejemplos de lo bien que casan animales y niños pequeños

Para muchos es hoy el último día antes de irse de vacaciones. Para que los que os váis lo hagáis con buen sabor de boca y los que os quedáis, con o sin trabajo, lo hagáis con una sonrisa, aquí os dejo unos cuantos vídeos que demuestran lo bien que casan niños pequeños y animales.

Un recordatorio importante. Es genial que niños, gatos y perros jueguen juntos, pero con seguridad. Todos los niños deben saber que:

1- Antes de acariciar a un perro en la calle, hay que pedir permiso a su dueño.
2- No debe acercarse a perros que se encuentren vagando solos.
3- Le haré entender que nunca debe molestar a un perro que está comiendo, durmiendo o cuidando de sus cachorros.
4- Le explicaré que al principio debe estirar una mano con el dorso hacia arriba para que el animal la huela, que debe ser suave, no gritar y que no debe mirar a los ojos directamente al animal.
5- No debe apoyarse sobre su lomo, algo que muchos niños pequeños tienen a hacer con perros medianos y grandes y que los animales interpretan como una clara señal de dominio. Tampoco un adulto debería encaramarlo sobre el lomo de un perro como si fuera un caballo.
6- No debe intentar levantar a un perro o un gato del suelo.
7- Si el perro o el gato se van, cansados de jugar o caricias, hay que respetarlo y no insistir.

Y ahora un par de consejos para los padres: extremad las precauciones con los perros más pequeños. Son los que más suelen morder ya que se sienten más frágiles que los animales más grandes y se ponen antes a la defensiva (y, para que negarlo, suelen estar más malcriados). Precisamente por ello, es mejor que los perros de los niños pesen al menos 15 kilos. Nunca dejes a solas al niño con un perro desconocido, sobre todo si el niño es muy pequeño o muy trasto. Con los gatos hay que ser muy suaves en el trato, si el niño es algo brusco, mejor esperar a que crezca y suavice sus modales.

Los niños no pueden responsabilizarse de los animales

8658887060_714cd6b831_oLo he dicho en el pasado, no se puede hacer responsable a un niño del cuidado de un animal, ya sea un perro o un gato. Pero eso no significa que no pueda cuidarle.

Me explico: no se puede pretender que un niño asuma la responsabilidad de sacarle a pasear, llenarle el bebedero de agua fresca, el comedero de alimento a su hora y cepillarle. Sí, no parecen tantas cosas, pero es mejor no engañarse. Si delegamos en el niño el perro pasará, hambre o sed, estará sobrealimentado y en ocasiones se verá obligado a hacer sus necesidades en casa.

Aunque el perro o el gato sea una petición del niño que estamos atendiendo y él jure y perjure que se encargará de él, los padres debemos ser conscientes de que la responsabilidad última será nuestra. Que ese animal será nuestro. Que un perro o un gato viven muchos años y es probable que cuando el niño comience la universidad, a trabajar, a tener sus parejas, a viajar… a asentar las bases de su vida futura en definitiva, es probable que ese animal acabe siendo 100% para nosotros.

Si no se está dispuesto a ello, mejor no adoptar ningún animal.

Pero como decía al principio, sí que podemos implicarles en su cuidado, sí que puede ayudarles a entender lo que es una responsabilidad. Pueden dar muchos paseos, pueden jugar mucho con ellos, pueden ayudarnos a alimentarles y acompañarles al veterinario. Los animales pueden ser un instrumento muy importante en su educación, enseñarles muchos valores.

Siendo nuestra su responsabilidad última siempre.

En la foto inferior tenéis a Quintero. Un perro que espera su segunda oportunidad en Girona. Me cuentan que tiene muy buen caracter y una pequeña cojera.

Contacto: Protectors dels Animals del Gironès protectoragirona@gmail.com

quintero

Con niños así, las cosas tienen que mejorar. ¿No creéis?

He encontrado en flickr estos dibujos de niños (licencia creative commons, como este blog, como 20minutos). Merece la pena verlos y reflexionar un poco.

Ellos son nuestra esperanza, las cosas van a ir a mejor gracias a ellos. No sé si los dibujaron por iniciativa propia o si era un tema dirigido. Poco importa. En el colegio al que acudió mi padre, en los años cincuenta y sesenta, jamás hubieran propuesto estas actividades. Y de haberla propuesto, dudo que hubieran aparecido muchos de los mensajes que se pueden ver.

Disfrutadlos. Y pensad mientras lo hacéis que sí, que la cosas están cambiando, que merece la pena seguir luchando. Por los animales. Por estos niños.

Los niños quieren a los animales

Los niños quieren a los animales

Los niños quieren a los animales

Los niños quieren a los animales

Los niños quieren a los animales

Los niños quieren a los animales

Los niños quieren a los animales

Los niños quieren a los animales

Los niños quieren a los animales

Los niños quieren a los animales

Los niños quieren a los animales

Los niños quieren a los animales

Salvar vidas para obtener sonrisas

Me escribe Patricia, una animalista que conozco desde hace bastante tiempo, para contarme una iniciativa muy bonita.

Perros que fueron maltratados y que ahora alegran la vida de niños pequeños que también han sufrido malos tratos.

Os dejo con el correo de Patricia:

Tengo unos amigos que conocí a través de La Sonrisa Nórdica, son unos grandes amantes de los perros, los nórdicos en concreto, tienen unos diez nórdicos adoptados y los llevan a un centro de menores maltratados dos veces a la semana.

Te puedo asegurar que son la ÚNICA alegría de estos niños menores que han sufrido maltrato, en la mayoría de sus casos directamente por sus padres, les han retirado la custodia y por eso están allí.

En el centro los niños son muy pequeños, entre 0 y 6 años aproximadamente, nunca salen de allí, están bajo el cuidado de la Comunidad de Madrid y aunque al principio les costó explicar qué es lo que querían hacer como voluntarios allí con los perros, ahora la Comunidad de Madrid les ha propuesto ir a visitar más centros al considerar que es una actividad que a los niños les encanta.

Los niños están toda la semana preguntando qué día van a ir y qué perros van a llevar, y te puedo asegurar que cuando llegan la alegría inunda el centro.

Algunos de estos niños han entrado muy tristes y deprimidos como es lógico, algunos ni siquiera hablaban, pero con los perros han avanzado increíblemente y han salido de su tristeza.

Cuando van con los perros, lo que hacen es básicamente eso, estar allí con los perros para que los niños los vean, los acaricien y jueguen con ellos (algunos niños ni siquiera sabrían qué es un perro de no ser por esto), y gracias a los perros los niños hablan, preguntan, ríen, juegan… se abren por decirlo de alguna manera y olvidan otras cosas por un momento.

Te paso la web de la asociación que formalizaron legalmente con su CIF hace poco, se llama Asociación Hermano Oso (A.H.O.)

Su correo de contacto es info@asociacionhermanooso.org

Necesitan socios y voluntarios para poder seguir con esta labor. También que se conozca lo que hacen, que a mi particularmente me parece maravilloso y muy bonito.

Puedes colaborar con un donativo, hacerte socio, apadrinar uno de sus perros o ir con ellos a los centros para poder llevar más perros (lógicamente, los perros son muy buenos y se portan genial, pero tiene que haber alguien pendiente de cada perro).

La verdad es que estoy muy orgullosa de ellos y creo que tengo la gran suerte de haberles conocido, la idea me parece preciosa: perros abandonados, y muchos maltratados también, hacen sonreír a niños maltratados y en cierto modo, abandonados también. Como dice en su web:

“SALVAMOS VIDAS PARA OBTENER SONRISAS”

Como dice mucha gente: ¿Para qué sirve un perro abandonado? Pues, por ejemplo, para esto. Para llevar sonrisas a los niños que no han tenido demasiada suerte en la vida… de momento.

Cómo debe actuar un niño ante perros desconocidos (ADOPTADA)

La gran mayoría de los perros que conviven con nosotros en las grandes ciudades, nunca jamás a lo largo de toda su vida morderán a nadie. Ni siquiera se les pasará por la cabeza pese a ser maltratados o provocados.

No obstante, siguen dándose diariamente casos de mordeduras, aunque en la mayor parte de los casos se trata de heridas de escasa importancia, más bien avisos como los que aplicarían a uno de sus cachorros. Lo que pasa es que los dientes de un perro no se llevan bien con la tierna piel humana.

Normalmente las víctimas de estos mordiscos defensivos son los niños, por regla general ajenos al núcleo familiar.

La razón es que muchos niños se sienten tan atraídos por los animales, que se empeñan en acariciar y jugar con todo cuadrúpedo que se cruce en su camino.

Y es muy enriquecedor para niños y perros que jueguen juntos, pero hay una serie de recomendaciones a tener muy en cuenta para evitar disgustos.

Yo soy madre, y tengo muy claro que enseñaré lo siguiente a mis hijos:1- Antes de acariciar a un perro, hay que pedir permiso a su dueño.
2- No debe acercarse a perros que se encuentren vagando solos.
3- Le haré entender que nunca debe molestar a un perro que está comiendo, durmiendo o cuidando de sus cachorros.
4- Le explicaré que al principio debe estirar una mano con el dorso hacia arriba para que el perro la huela, que debe ser suave, no gritar y que no debe mirar a los ojos directamente al animal.
5- No debe apoyarse sobre su lomo, algo que muchos niños pequeños tienen a hacer con perros medianos y grandes y que los animales interpretan como una clara señal de dominio. Tampoco un adulto debería encaramarlo sobre el lomo de un perro como si fuera un caballo.
6- No debe intentar levantarlo del suelo.

Y ahora un par de consejos para los padres:

Extreme las precauciones con los perros más pequeños. Son los que más suelen morder ya que se sienten más frágiles que los animales más grandes y se ponen antes a la defensiva (y, para que negarlo, suelen estar más malcriados).

Precisamente por ello, es mejor que los perros de los niños pesen al menos 15 kilos.

Nunca dejes a solas al niño con un perro desconocido, sobre todo si el niño es muy pequeño o muy trasto.

La perrita de la foto es una mestiza de beagle muy joven. De tamaño es más o menos como un cocker.

En las fotos se puede apreciar lo cariñosa que es, a los niños los adora.

Es además una perrina feliz y obediente a la que le encanta correr y jugar.

Contacto: info@amigosdemilord.com

Telefono: 630 90 15 49.

—————————

NOVEDADES: 14/10

Hoy ha sido adoptada India en Barcelona.






Protectoras de animales dando charlas y visitas guiadas a colegios ¿Quieres?

En ANAA y Edebé lanzaron en mayo dos libros infantiles para enseñar a los niños a cuidar de los perros y los gatos que forman parte de su proyecto educativo contra el maltrato animal.

Se llaman “Un perro en casa” y “Un gato en casa”, escritos por Nuria Roca y están bellamente ilustrados por Rosa M. Curto. No se venden, se entregan con un donativo superior a 5 euros.

Siempre he pensado (y me consta que no soy la única) que la educación es primordial y que en ese sentido sería una magnífica idea organizar visitas escolares a las protectoras.

Podría ser una excelente manera de concienciar sobre la adopción y las consecuencias del abandono.

Lo que se haría es guiar a los niños o a los chavales por la protectora, explicarle la labor que se realiza, mostrarles las instalaciones y los animales que alberga con sus historias particulares

Si el desplazamiento es imposible, por logística o seguridad, un voluntario de la protectora podría acercarse al colegio con una presentación con fotos y explicar la situación.

Así que he lanzar un llamamiento que tiene dos partes:

Si formas parte de la asociación de padres de alumnos o de la plantilla de algún colegio y estás interesado en concertar una de estas visitas guiadas o en que un voluntario acuda al centro, escríbeme y te pondré en contacto con la gente de ANAA para que la organicéis.

Si tu colegio no está en Madrid, escríbeme también que veré lo que podemos hacer.

Si formas parte de otra protectora de cualquier lugar de España y deseas ofrecerte, contacta conmigo.

Para contactar conmigo no tenéis más que rellenar este formulario.