‘La otra mirada’, el verdadero feminismo llega a la televisión

A veces, las grandes campañas promocionales hacen creer a los espectadores que una serie es feminista. Pasó con Las chicas del cable, que pertenece al género de la telenovela, o con Godless, que en realidad es un western protagonizado por hombres con algunos personajes secundarios femeninos fuertes.

Sin embargo, series realmente feministas como La otra mirada, una serie producida por Boomerang TV que ha estrenado RTVE, no han hecho el ruido mediático suficiente para atraer una audiencia masiva.

A pesar de ello, La otra mirada está demostrando que es una serie concebida para difundir esa otra visión silenciada mediante un guion que aúna inteligencia, ritmo narrativo y grandes dosis de entretenimiento.

Sin caer en clichés, la serie pergeñada por Josep Cister Rubio y Jaime Vaca, narra la historia de un internado de señoritas en la Sevilla de los años 20. La llegada de Teresa (Patricia López Arnáiz), la nueva maestra —con un misterioso pasado sus espaldas—, y las ganas de Manuela (Macarena García), la recién nombrada directora del internado, de otorgarle un aire de modernización la institución, configura una serie que integra una intriga de fondo pero donde lo importante es el desarrollo de personajes.

Las tramas de profesoras y alumnas se enfrentan a situaciones que llevan a reflexionar sobre el derecho al voto, la aceptación de la propia sexualidad, la búsqueda de la felicidad personal más allá de la familia, la obligación de llevar una máscara social de perfección y otros muchos temas que, todavía hoy, siguen candentes.

Junto a sus excelentes guiones, una cuidada ambientación con un exquisito diseño de vestuario, la serie posee un reparto que funciona a la perfección. Teresa logra transmitir el espíritu de la mujer independiente y rebelde; Manuela el de la profesora que desea encontrar su modo de hacer las cosas y realizarse profesionalmente lejos de la férrea mano de su madre, una excelente Gloria Muñoz.

Destaca sobremanera el trabajo actoral de Ana Wagener, que encarna a Luisa, una profesora que pertenece a la vieja escuela y que está sometida a la tiranía de su hijo. Asimismo, también es interesante el personaje de Ángela (Cecilia Freire), que interpreta con acierto a la profesora y madre de familia numerosa que, a pesar de “tenerlo todo”, es infeliz.

En cuanto a las jóvenes del internado, Begoña Vargas da vida a Roberta, la típica abeja reina que, sin embargo, lleva en silencio una pesada carga.

Con solo cuatro episodios emitidos (la temporada esté integrada por trece capítulos), La otra mirada se está consolidando como una ficción que huye de lo edulcorado y lo romántico para centrarse de verdad en el mensaje de divulgar la vida, los problemas y emociones de esa otra parte de la sociedad silenciada y ninguneada que, gracias a la fuerza actual del feminismo, está consiguiendo reivindicar su sitio.

Mis Puntuaciones


Ya sabéis que he escrito un par de libros que esperan ansiosos que les echéis un ojo. Las series de mi vida, donde hablo de ficciones como The Wire, Los Soprano, Mad Men, Breaking Bad y otras joyas que quizás queráis descubrir.

 

O, si lo preferís, fantasía oscura y terror con deseos, obsesiones, viajes en el tiempo y un lugar más allá del tiempo y del espacio llamado ‘Araneida‘.

6 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser AZULMARINOCASINEGRO

    Feministas???? Ya. Escrita, dirigid y realizad por hombres.
    La ceguera del Lobby feminista no tiene parangón

    21 mayo 2018 | 19:24

  2. Dice ser Pepe Pérez

    Con todos mis respetos, la serie hace trampas. Tomando la sociedad de los años 1920 es muy fácil poner el acento en los problemas de la mujer en la época, sin embargo, el 95% de las situaciones que se “denuncian” son de muy difícil encaje en los años 2020. O por decirlo de otra manera, pretender trasladar la realidad de los año 1920 a los años 2020, e insinuar que las cosas no se han movido ni un milímetro desde entonces, es bastante torpe. Otra cosa es que se quiera mostrar como una mirada a las injusticias de la época, pero insisto, muy poco tienen ya que ver con la problemática actual.

    21 mayo 2018 | 20:20

  3. Dice ser Malena

    Primero que es prejuicio decir que por ser escrita por hombres no es feminista. Es mucho más feminista que series que se precian de serlo como “killing Eve”o la ultima versión de Mujercitas. Dicho esto, si siento que hay un dejo de presentismo, que no se parece a la Sevilla de los 20s y que los problemas de las chicas, por universales que sean, son vistos desde una perspectiva del Siglo 21. Me encanta la serie, y no la siento “patriarcal”para nada, pero no es fiel a la época, aunque el ambiente y vesruario son geniales. Ni hablar de las actuaciones.

    26 mayo 2018 | 02:50

  4. Cecilia García

    Hola Malena, justo lo que comentas lo hemos estado hablando por Twitter. Quizás el rigor histórico sea su punto débil pero quizás sí hay situaciones como la reivindicacion salarial (caso de las cigarreras) que si se daban y no sabemos por desconocimiento. Creo que voy a investigar sobre esto porque me parece muy interesante. Un saludo y gracias por comentar.

    26 mayo 2018 | 12:17

  5. Dice ser joaquín

    Aquéllos que gusten de esta serie han caído en el falso encanto de los oropeles de antiguos vestidos y elegantes bailes de salón. Todo en la serie es de un burdo, su reflejo de la realidad de los años 20 (¡y en Sevilla!) es tan falso, que siento verguenza cada vez que veo algún capítulo. La ambientación, los vestuarios, nada de ellos refleja la realidad que se quiere mostrar, es un batiburrillo de estilos, cogiendo de aquí y allá algo que en conjunto refleje un “no sé qué” de la época, que sería inadmisible en una de las exquisitas series británicas de época que con tanta torpeza se quieren copiar aquí. Y si hablamos de la interpretación, ya es el colmo. Mujeres que son de hoy día, que no tienen nada que ver con las de la época, se comportan como hoy día, interrelacionan como hoy día, y en fin, todo parecido con la realidad no existe. ¿clases de educación sexual en un colegio de señoritas de la Sevilla de los años 20? ¿una relación lésbica entre una profesora y una pintora? una garÇonne con pantalones y fumando, comportándose como se comportaría una mujer hoy día, pero no en Sevilla en los años 20? Es que todo, todo, es un decorado de cartón piedra burdo, y pésimamente interpretado y ambientado. No aprendemos.

    28 mayo 2018 | 12:55

  6. Dice ser Eduardo

    ¿Qué posibilidades tiene de renovar por una segunda temporada? ¿O en todo caso, cuándo nos enteraremos si renueva o no? Gracias.

    07 septiembre 2018 | 20:48

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.