20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘ps vita’

El imprescindible de PS Vita: Tearaway

Media Molecule, los papás de Little Big Planet, son los artífices de uno de los pocos juegos que por sí mismos justifican la compra de una PS Vita, Tearaway, quizá el título más original que ha visto la luz en el último año pero que, por alejarse de los cánones más comerciales, probablemente no venderá ni la mitad de lo que se merece.

Se trata de una aventura de plataformas y exploración protagonizada por un paquete de mensajería que cobra vida y que debe perseguir al sol a través de un mundo de papel que es todo un homenaje al arte del origami. El papel del jugador es el del dios que ayuda al modesto héroe a cumplir su misión modificando el mundo según sea conveniente.

tearaway rrmm

Imaginativo, ingenioso y con un estilo narrativo único, Tearaway es, con mucha diferencia, el título que mejor aprovecha las características de la portátil de Sony. La pantalla táctil trasera, el acelerómetro de la consola e incluso la cámara se integran siempre de forma perfecta y lógica —nunca forzada— en la aventura.

Merece la pena descubrir el inteligente planteamiento de los niveles, el buen gusto de los diseños y el sorprendente desarrollo argumental. Un regalo portátil perfecto.

Sony no niega la realidad de PS Vita

PS Vita no está vendiendo tan bien como Sony esperaba. Mala noticia para la compañía nipona, sí, pero hay algo positivo en esta noticia: a diferencia de lo que hacen muchas desarrolladoras, Sony no ha escondido la realidad ni ha tratado de justificarla o desdibujarla. Detectar y asumir un problema es el primer paso para darle solución.

Kaz Hirai, el mediático director ejecutivo de Sony, ha admitido, en declaraciones al diario The Wall Street Journal, que las ventas de PS Vita están en el punto más bajo de la franja prevista. En realidad, esto ya se veía venir desde hace meses. La lentitud a la hora de construir un catálogo extenso y de calidad, las cada vez más numerosas opciones portátiles (smartphones y tabletas) y el dominio de Nintendo 3DS en este sector son circunstancias que han impedido un mayor éxito de PS Vita.

Kaz-Hirai ps vita 12

A pesar de su franqueza, el directivo de Sony ha querido ser positivo y ha intentado alejar los fantasmas indicando que “lo importante es el largo plazo”. Ha señalado que se necesitan entre 5 y 10 años para saber si un producto ha sido exitoso o no. Como ejemplo ha puesto a PlayStation 3, muy criticada y con bastantes dificultades al principio, pero que ha acabado funcionando muy bien.

Esto me recuerda un poco a cuando Nintendo decía que con Wii Music, tras el primer varapalo, lo importante serían las ventas a largo plazo. Vale, no es cierto, jamás le di ninguna esperanza de vida al dichoso jueguecillo musical y en cambio sí me parece sensato lo del largo plazo en el caso de PS Vita (básicamente porque es un producto infinitamente más sólido). Eso sí, la comparación con PS3 me parece demasiado optimista. Nunca me cupo ninguna duda de que la última PlayStation triunfaría (de hecho, eso conllevó mi primera gran polémica y mi primer troll en el blog), pero el camino que tiene por delante la portátil es mucho más arduo y difícilmente alcanzará niveles equivalentes de éxito.

AC Vita

Por otro lado, en realidad Sony sí ha utilizado una artimaña para no dar la cifra exacta de resultados, ya que ha unificado los datos de PSP y PS Vita en el informe que ha de presentarse cada año ante los inversores. ¿Criticable? En mi opinión no. Me parece un movimiento empresarial comprensible dado el gran impacto que tendría para Sony la revelación de unos datos demasiado negativos.

De momento, bastante me parece que se diga abiertamente que la cosa no va tan bien como querrían. Recordemos que celebridades como Shigeru Miyamoto o Satoru Iwata han tardado años en reconocer los errores que acabaron por debilitar la Wii, apartándola del camino cuando la competencia aún sigue en plena forma.

sfxt_vita

No han sido los únicos que han tardado en abrir los ojos. Zynga se ha empecinado con Farmville y similares, Sega se cegó tratando de adelantarse demasiado a la competencia, Peter Molyneux ha vivido obsesionado con vendernos motos de tres cabezas con pads inalámbricos, condensadores de fluzo y tecnología 4D incorporada. Todos tardaron en aceptar e intentar corregir sus errores, todos acabaron mal en un sentido u otro, algunos incluso terminaron llorando.

Lamento que PS Vita esté vendiendo mal —objetivamente me parece una buena máquina a la que le falta un catálogo que le haga justicia—, pero me congratula que Sony sea consciente del problema y no intente tomarnos el pelo.

Confío en que no tardarán en buscar un remedio a esta situación.

El reto de Sony se llama PS Vita

Mientras que Nintendo se enfrenta a un momento crucial para su mercado de sobremesa con el lanzamiento de Wii U, Sony tiene el desafío de revalidarse como una seria candidata en el sector portátil. PS Vita no está logrando el éxito esperado y la campaña navideña —que ya ha comenzado— supone toda una prueba de fuego para la consola.

Pese a ser una gran máquina y haber recibido un considerable apoyo en su lanzamiento, las ventas de PS Vita no acaban de alcanzar un ritmo aceptable. El podería de Nintendo 3DS y la sombra, aún muy alargada, de PSP son dos serios obstáculos, aunque el principal problema está siendo otro: el catálogo.

Con el objetivo de reforzar ese punto débil, Sony ha celebrado este fin de semana los PS Vita Days, tres jornadas (de viernes a domingo) en las que el público ha podido probar los títulos más interesantes (viejos y nuevos) de la portátil.

De este modo, la compañía nipona ha querido demostrar que no solo de Uncharted: El abismo de oro y Gravity Rush vive PS Vita. Entre los juegos más llamativos que han estado a disposición de los jugadores estos días se encontraban Call of Duty Black Ops: Declassified, FIFA 13 Silent Hill Book of Memories, Metal Gear Solid HD Collection, Touch My Katamari, Little Big Planet, Street Fighter X Tekken y Mortal Kombat.

Aunque yo destacaría dos muy especialmente: Assassin’s Creed III Liberation y PlayStation All-Stars: Battle Royale. El primero, porque Ubisoft se ha molestado en hacer un buen juego, exclusivo para PS Vita y adaptado a sus posibilidades, con el espíritu de la saga, vinculado a AC III pero al mismo tiempo diferente. El segundo, porque es el esperado Smash Bros de Sony y además inaugura el llamado Cross Play, que posibilita los combates entre usuarios de PlayStation 3 y PS Vita.

Por otro lado, además del catálogo, Sony ha apuntado hacia otro de los clásicos inconvenientes de las consolas jóvenes, el precio. Para hacer más atractiva la PS Vita, se ha reducido su precio a 199,99 euros hasta el próximo 16 de diciembre. Con este movimiento, el mensaje de Sony queda bien clarito: “PS Vita, el regalo ideal para estas navidades”.

Cierto es que los lanzamientos de estas fechas hacen que PS Vita resulte más interesante, pero espero que no sea una excepción y suceda como con PS Move y Kinect, que tan solo parecen recibir novedades en fechas muy señaladas y después… todo terreno yermo.

¿Habéis probado PS Vita este fin de semana?, ¿qué os parece?, ¿entra en vuestros planes de compras navideñas?

El fútbol vuelve a llenarlo todo

Como cada dos años, ya sea a causa de una Eurocopa o de un Mundial, el fútbol vuelve a coparlo todo, rivalizando incluso con las ya agotadoras noticias negras de economía. Yo mismo, poco aficionado a este deporte, saco del armario una vieja camiseta roja no oficial de la selección y quedo con los amigos para olvidar las penas y pasar un buen rato.

Los videojuegos, claro, no son una excepción. Este año, con motivo de la celebración de la Eurocopa 2012, algunas compañías ya han lanzado su artillería tratando de aprovechar el tirón del fútbol.

Como es lógico, la primera en aprovechar este gran acontecimiento deportivo ha sido Electronic Arts, que sacó hace ya un par de meses su UEFA Euro 2012. Este título combina el acierto de haber visto la luz como una expansión de FIFA 12 con el desatino de que la mitad de los equipos están sin licenciar.

Otra tradición que se lleva a cabo cada dos años es la de las predicciones al más puro estilo pulpo Paul realizadas por los simuladores de fútbol. En esta ocasión, el juego de EA da como ganador de la Eurocopa a Alemania mientras que pronostica una derrota de España en semifinales.

Otra compañía que se ha implicado mucho en este macroacontecimiento deportivo ha sido Sony. En su papel de colaboradora oficial de la selección española, Sony entregó una PS Vita a cada jugador de la roja, según publica el blog oficial de PlayStation. Intuyo que, por mucho que forme parte de una campaña publicitaria, a los jugadores de la selección no les disgusta el regalo lo más mínimo.

De hecho, hace unos días, Arbeloa reveló en Twitter —foto incluida— que Sergio Ramos y Albiol tienen un sano pique al Virtua Tennis 4: Edición World Tour: “Vaya dos jugando al tenis en la PS Vita. ¡No sé quien será peor de los dos!”. ¿Publi? Puede, pero no por eso tiene que ser mentira.

Espero que no se distraigan mucho, no sea que nos llevemos un susto y no seamos capaces de llegar ni a octavos a cuartos. Vamos, ¡que podemos!

Gravity Rush, la aventura que PS Vita necesitaba

Desde el primer momento que lo vi, me enamoré de él: un juego diferente, con una estética muy peculiar, el atractivo del control de la gravedad y un aura especial que hacía presagiar una aventura de calidad. Eso es lo que me transmitió Gravity Rush desde el principio y parece ser que el resultado final no se distancia mucho de esas impresiones.

En cada imagen, en cada vídeo, se aprecia dinamismo, espectáculo, un ritmo de anime y una arrolladora personalidad en personajes y escenarios. La premisa, que se basa en el juego con los cambios de gravedad gracias a los poderes de Kat, la protagonista, puede parecer algo manida, pero la realidad es que la forma en la que está planteado su uso y su control le dan un toque diferenciador.

En Gravity Rush, Kat no se limita a caminar por paredes y techos como si nada sino que es capaz de fotar en un estado de ausencia de gravedad para después dejarse literalmente caer hacia uno u otro punto del escenario, independientemente de la altura o posición del mismo.

El desarrollo tampoco se queda en una simple aventura 3D de avanzar derrotando enemigos sin más sino que bebe de las mecánicas de los juegos de mundo abierto. La heroína pude desplazarse con libertad por la gran ciudad de Hekseville explorando cada rincón, buscando secretos y cumpliendo misiones secundarias.

Está claro que PS Vita necesitaba un juego como Gravity Rush, un título con personalidad, completamente diferente a lo que puede verse en cualquier otra plataforma, un producto que le da valor añadido a la portátil, algo escasa de catálogo y no demasiado bien parada en número de ventas.

Me encantaría escribir mil y una cosas más sobre Gravity Rush, pero no puedo, ya que tan solo he podido probarlo gracias a un amigo que posee la PS Vita. Y aunque este juego me ha animado mucho a hacerme con una, me temo que el autorregalo tendrá que esperar al menos hasta las próximas navidades. Por supuesto, este será el primer juego que me pasaré.

¿Habéis probado Gravity Rush?, ¿qué os parece?

Gran bienvenida a PS Vita

Esta semana va a producirse un gran acontecimiento en el sector de los videojuegos: el bautismo de fuego de una consola, la llegada al mercado occidental de una nueva máquina que ya lleva un par de mesecitos en Japón. El miércoles 22 de febrero, Sony pone a la venta la portátil PlayStation Vita.

Con motivo de tal acontecimiento, el pasado viernes, Sony organizó un evento para prensa, un encuentro festivo de esos que a causa de la crisis ya no abundan, un sarao en el que disfruté como un enano (que es lo que soy, al menos en lo que a estatura se refiere) reencontrándome con viejos compañeros y amigos, desvirtualizando tuiteros y, por supuesto, probando la PS Vita entre refresco y refresco (¡ejem!).

Más allá de lo que es el componente juerga, que sienta muy bien de vez en cuando, es agradable ver cómo una compañía se esfuerza por hacer bien las cosas, por vender un producto como es debido dando una imagen positiva y sólida. Es cierto que, con PS Vita, Sony lo tiene fácil. La consola se vende sola. Con probarla unos minutos, el potencial entra por los ojos y enamora.

Los sticks son cómodos, el diseño es bonito (me gusta mucho más que el de PSP) y el catálogo inicial me parece interesante y mucho más personal que el de su predecesora: Uncharted: El abismo de oro, Lumines Electronic Symphony, WipeOut 2048, Gravity Rush, Ultimate Marvel vs. Capcom 3, Reality Fighters… Sin haber trasteado aún mucho con la interfaz y con las opciones online, lo único que no acaba de convencerme es la pantalla táctil trasera.

Las dudas que han surgido estos meses en torno a las posibilidades de éxito de PS Vita se deben a su moderado nivel de ventas en Estados Unidos. Varios directivos de la compañía han intentado dar explicaciones razonables a dicha realidad. Un jefe de Sony Francia dijo que el catálogo era poco acorde con el gusto nipón. Más lógico me pareció el argumento de Shuhei Yoshida, presidente de Sony Computer Entertainment Worldwide Studios, quien comentó que la tremenda popularidad de PSP estaba frenando el despegue de PS Vita.

Lejos de parecerme un excusa, creo que el razonamiento es bastante acertado. Las ventas de PSP en Japón son brutales semana tras semana desde hace ya varios años y la base de usuarios, sólida y numerosísima, no parece que vaya a ceder con facilidad al cambio. No es raro, no es la primera vez que el éxito de sus consolas le cuesta a Sony una tortuosa transición. Acordaos del paso de PlayStation 2 a PlayStation 3. Sin embargo, intuyo que en España PS Vita no tardará mucho en calar. Los sonyers españoles ya han demostrado muchas veces su gran fidelidad a la marca.

PS Vita me gusta y creo que es una digna competidora para Nintendo 3DS, una portátil completamente distinta, con sus propios puntos fuertes y que ahora está viviendo uno de sus mejores momentos desde que vio la luz. Como he dicho cada vez que me han preguntado por la consola de Sony, los únicos inconvenientes que le veo son los mismos que le veo a la de Nintendo y no tienen que ver con las máquinas en sí sino con el sector portátil.

Los móviles y las tabletas aún no pueden sustituir a las consolas portátiles en según qué puntos (potencia, interfaces, catálogo de calidad…), pero sí están modificando el mercado y puede que lo cambien aún más. Hay mucha gente a la que le basta un Angry Birds para entretenerse en un viaje en transporte público y ni se plantea comprarse una consola. Quizás resulte muy agorero, pero tengo la impresión de que PS Vita y Nintendo 3DS constituyen la última generación de portátiles tal y como las conocemos.

¿El siguiente paso? No lo sé, quizá algo como Xperia PLAY pero dándole la vuelta al concepto: primero consola y después teléfono, quizá una variante del mando de Wii U o, tal vez, el propio mando de Wii U. De momento, disfrutemos de PS Vita y Nintendo 3DS. Ojalá la batalla portátil entre Sony y Nintendo dure al menos un lustro más.

Smart All, la gran amenaza del negocio portátil

La semana pasada tuve la oportunidad de pasar un par de días en la IFA de Berlín, la feria de electrónica de consumo más importante de Europa. Allí pude comprobar de primera mano cuáles son las grandes apuestas de los gigantes de la industria. Una de ellas, que ya venía pegando fuerte el año pasado, es la tecnología 3D, sobre todo en los televisores pero también en otros dispositivos como teléfonos móviles y cámaras. Nos quieren vender la moto, sea como sea, tanto para cine como para televisión, fotografía y videojuegos.

El segundo cartucho de los fabricantes, aunque intuyo que no tardará en convertirse en el primero (porque obviamente tiene muchas más posibilidades), es la Smart TV. Se trata de televisores inteligentes, algo así como el concepto smartphone trasladado a la pequeña pantalla, con menús, tiendas de aplicaciones, videoclubs online, acceso a Internet y, he aquí el objeto de este post, posibilidad de descarga de videojuegos.

Con Nintendo haciendo cosas raras con la 3DS y sin lograr sorprender en el Tokyo Game Show y con el futuro de la PS Vita -que por cierto también estaba en la feria de Berlín- aún por escribir, los juegos para nuevos dispositivos evolucionan a un ritmo imparable. Los títulos desarrollados para móviles, tabletas y ahora también para televisiones están consiguiendo una cuota de mercado en parte generada desde cero pero también en parte construida a costa del inestable mercado de las consolas portátiles.

A veces me da la impresión de que este sector se está quedando obsoleto. Aunque las nuevas portátiles posean cada vez más funciones multimedia, los dispositivos multimedia parecen evolucionar de forma más sólida y convincente. Las portátiles parecen productos anticuados, las tabletas y los teléfonos móviles inteliegentes (y los nuevos televisores), no.

Estoy convencido de que la piratería ha tenido un importante papel en todo esto, pero no ha sido ni de lejos el único problema. Al pirateo en masa de Nintendo DS y PSP hay que sumar la escasez de ideas y la sobreexplotación de algunas fórmulas que no dieron para más (mascotas, juegos de aprendizaje e inteligencia, imagina “cosas”, etcétera).

¿Cómo puede luchar una consola contra un móvil o una televisión? Es una batalla complicada. Todo el mundo tiene teléfono y todo el mundo tiene tele, pero no todo el mundo tiene consola. Supongo que las grandes bazas que les quedan a Sony y Nintendo para intentar alargar la vida del negocio portátil son los catálogos de juegos únicos y la calidad técnica de estos.

Ahora mismo, los videojuegos para consola siguen mostrando, en la mayoría de los casos, una complejidad y un nivel gráfico muy superior al de los títulos decargables para otros dispositivos. Sin embargo, en el momento en el que éstos alcancen un nuevo mínimo de calidad más elevado, las máquinas pensadas para videojuegos lo van a tener mucho más chungo para hacerse valer.

Puede que la generación que componen Nintendo 3DS y PS Vita se desarrolle con cierta normalidad y similitud a generaciones portátiles anteriores, pero no creo que el negocio se mantenga estable (si es que podemos hablar de estabilidad ahora mismo) durante mucho tiempo. Intuyo que, más temprano que tarde, el sector portátil deberá reinventarse o desaparecer.

¿Cómo veis vosotros la situación actual de las portátiles?, ¿y lo juegos descargables para móviles, tablets y televisiones?

Sony da vida a su nueva portátil

Siguiendo con este repaso meditado sobre el E3 (para seguir la información del evento al minuto ya tenéis a mis compañeros de Vandal), voy a hacer un pequeño análisis de lo que nos mostró Sony hace ya un día y pico (el asunto de Nintendo y Wii U aún tengo que meditarlo con calma). La sensación general que me produjo la presentación de la compañía nipona (que debido a la hora no vi en directo) es la de avanzar a paso firme y sobre seguro, con muy pocos riesgos.

En base a esto podría decirse que su mayor virtud y su mayor defecto fueron en realidad la misma cosa. Como era de esperar, se intentó darle más coba al tema de las 3D. Una parte de la presentación exigió que el público se pusiera las dichosas gafitas. La gran novedad en este asunto fue el anuncio del lanzamiento de una pantalla 3D de 23”, pensada para habitaciones y salas de estar. Además, al ser un producto más económico que otros pantallones supone una manera inteligente de aumentar la penetración de esta tecnología.

También hubo PS Move, más del que yo esperaba pero ni mucho menos con un carácter tan monopolizador como el que tuvo Kinect en la conferencia de Microsoft. El invento será compatible con juegos como Bioshock Infinite, Little Big PLanet 2, NBA 2K12 o Medieval Moves, un título de acción pensado específicamente para el periférico. Bueno, aceptable, está bien mientras no saturen.

En cuanto a juegos, el plato fuerte estaba cantado… Si Microsoft tiene Gears of War 3, Sony puede presumir de Uncharted 3. Intuyo que este juego está destinado a culminar una trilogía soberbia, sin duda una de las mejores de la actual generación de consolas. Por su lado, el espectacular Resistance 3 cumplió el mismo cometido que Killzone 3 en 2010, demostrar lo bien que domina Sony las ya citadas tres dimensiones.

También tuvieron su momento las remasterizaciones en HD de viejos juegos (parece que esto se ha puesto muy de moda). En concreto, PlayStation 3 recibirá versiones maquilladas de ICO, de Shadow of the Colossus y de los capítulos de God of War que vieron la luz en PSP.

Acabo de nombrar a la PSP y creo que será la última vez que lo haga en mucho tiempo porque, si hay que destacar algo de la conferencia de Sony, eso es su nueva consola portátil, conocida hasta hace poco como NGP y bautizada oficialmente como PlayStation Vita. La consola tendrá control tradicional y control táctil, posibilidad de conexión con PS3, cámara… y una elevada potencia gráfica que quedó avalada por juegos como Uncharted y Wipeout entre otros. Según Sony, ya se encuentran en desarrollo más de 80 juegos para PS Vita.

Pero quizá lo más atractivo de la máquina no sea su diseño, sus posibilidades o sus juegos sino su precio, mucho más bajo de lo esperado. La portátil verá la luz en todo el mundo a finales de este mismo año a un precio de 249 euros en su versión Wi-Fi y por 299 euros si se quiere con conexiones Wi-Fi y 3G. Esto no es una estrategia competitiva, es lo siguiente, sobre todo si tenemos en cuenta que la 3DS no está vendiendo al ritmo que esperaba Nintendo. Los ‘papás’ de Mario van a tener que ponerse las pilas.

Dejo para el final una de las cosas que Sony dijo al principio de su evento. La compañía se disculpó por los graves problemas que ha sufrido PlayStation Network en los últimos meses. Pidió perdón a las compañías, a los vendedores y a los consumidores, pero soltó una puyita a los medios de comunicación por la mala prensa recibida. Les doy gracias por lo primero y un tirñon de orejas por lo segundo. Creo que la prensa no ha sido ni la mitad de dura de lo que han sido los usuarios en foros y blogs. #hedicho

¿Qué os pareció la conferencia de Sony?