Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘campaña’

Madrid y suciedad: ¿El voto de Vallecas vale menos que el del barrio Salamanca?

Por Luis Moreno Alcalá

Imagen del árbol que destrozó mi coche (Luis Moreno).

Imagen del árbol que destrozó mi coche (Luis Moreno).

Restos del árbol podrido (Luis Moreno).

Restos del árbol podrido (Luis Moreno).

Soy votante de Carmena por lo que esperaba de ella y de su equipo. Pero cuanto más pasa el tiempo más dudo de su equipo, aunque no de ella. Vivo en Vallecas, a la altura de Portazgo, y este barrio, que era el último bastión rojo (ahora rosa, no por la bandera gay sino por el rojo desteñido) se ha vuelto el más sucio, abandonado en convivencia, seguridad, limpieza, mantenimiento de jardines, parques y árboles. Entre el perímetro de la M-30, Entrevías, Avda. de la Albufera y el campo del Rayo se encuentra la zona más abandonada y sucia de esta ciudad.

Calles sin barrer, parques sin limpiar, contenedores a reventar, árboles sin podar. Detrás de la Junta de este barrio se encuentra -día sí, día no- un mercadillo que avergüenza a los vecinos por el número de peleas, chanchullos, trampas y engaños que se desarrollan en plena calle.

El pasado sábado 28 de mayo, en la calle Rodríguez Espinosa, vinieron los bomberos durante el tormentón del mediodía a quitar una rama de un árbol podrido. Para no mojarse más se fueron enseguida, dejando el árbol podrido en su lugar. El sábado siguiente todo el árbol se derrumbó encima de mi coche. Mi compañía de seguros está en el tema de la indemnización.

Pero ¿por qué los responsables de la limpieza de parques y jardines esperan nuestras denuncias para dedicarse a lo que deben hacer? ¿Es que nuestros impuestos no valen igual que los del barrio de Salamanca donde no hay ni una colilla en el suelo? ¿Es que nuestras obligaciones no tienen correspondencia en derechos? ¿Es que nuestros votos valen menos? ¿O solo son ganancias de campaña electoral? ¿No era de Vallecas Pablo Iglesias, quien dijo que se ocuparía de su barrio? Si sale elegido y se ocupa del país como de su barrio, vamos bien… bien mal.

Las campañas de difamación contra Podemos

Por Ángel Estévez García

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (EFE).

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (EFE).

Desde hace tiempo se ha lanzado una inusitada campaña contra Podemos de toda clase de acusaciones infundadas y que aún desmentidas siguen haciendo su efecto. Toda clase de difamaciones y mentiras, pero el colmo es la acusación cínica que lanza el PSOE a Podemos de ser culpable de que el PP siga en el Gobierno, por no haberse unido a un pacto contra natura con la derecha.

Y yo pregunto, ¿qué pinta un partido supuestamente de izquierdas pactando con la derecha? ¿Acaso con tal de ser presidente del Gobierno vale cualquier cosa? No es lo mismo una política social que una política de recortes. Pero también los votantes tenemos mucha responsabilidad, votar a corruptos es potenciar la corrupción.

Hay que tener en cuenta que el PSOE hace tiempo que dejó de ser de izquierdas, al servicio de sus barones con Felipe González a la cabeza, con sus chanchullos de puertas giratorias.

A Podemos se le exige una perfección que no existe y que no se le exige a los demás. Creo que Podemos e IU representan la auténtica izquierda y el cambio necesario. Ya está bien de campañas de difamación.

Registrar a un recién nacido en el hospital: todo un avance… o no

Por Nacho Caballero Botica

Hace dos años tardé aproximadamente una hora en ir al Registro Civil y registrar a nuestro hijo Óliver. Este año contábamos con el gran avance de poder hacerlo directamente en el hospital, con nuestra hija Alma. Todo un avance. O no.
Al llegar al mostrador del Hospital Clínico en Madrid, me torcieron el gesto diciendo que acababa de entrar un hombre para registrar a unos gemelos y que “iba para rato”. Una media hora por cada niño

Sala de espera del Hospital Gregorio Marañón de Madrid (Jorge París).

Sala de espera del Hospital Gregorio Marañón de Madrid (Jorge París).

Lo primero que pensé fue que la Venus de Milo era la que debía teclear los datos del niño para enviarlos al Registro Civil de Madrid o quizá usaban señales de humo. No, pero casi. Una hora y cuarto esperando para entrar tras el padre de los gemelos. 


Al comentar al funcionario de turno mi frustración, me transmitió una resignación alejada de la preocupación o bochorno por el pésimo servicio. “Ya me gustaría a mi poder hacerlo más rápido”. Miré la pantalla de su ordenador donde leí: Windows XP. Vamos encajando piezas. 

El caso es que conmigo estuvieron más de media hora, porque en el último paso, la aplicación se quedaba colgada y se perdían todos los datos. La opción que le sugerí de guardar un borrador de los datos antes de perderlos, se antojaba demasiado compleja para mi interlocutor. 

“Menos tiempo para los trámites, más para disfrutar de tu bebé”. Eso reza la campaña de este servicio.

Cuando llegué a la habitación, mi chica me preguntó que si me había ido a por tabaco. Le dije que no, pero que con este avance de registrar al bebé en el hospital, nos habían vendido humo

Cómo evitar a los captadores de las ONGs y avanzar en tu camino (de obstáculos)

Por Raúl Oter Díaz 

Quiero hablar sobre un asunto que muchos de los que vivimos en Madrid vemos a diario: la captación de ONGs, y demás asociaciones para que te hagas socio.

Imagen de la comercial calle Preciados de Madrid. (JORGE PARÍS)

Imagen de la comercial calle Preciados de Madrid. (JORGE PARÍS)

Mi caso es en el tramo que está en la Glorieta del Emperador Carlos V, entre un archiconocido bar y el Museo Reina Sofía. Allí me han asaltado en diferentes ocasiones varias ONGs y los Testigos de Jehová. Pienso que este sistema de captación de socios es prehistórico, arcaico y obsoleto. Resulta muy violento que te aborden en un sitio público. Muchas veces tengo que hacer carrera de obstáculos para esquivarlos.

El ayuntamiento tiene de poner freno a tal desbarajuste porque hay momentos en los que coinciden hasta 4 o 5 captadores. ¿De qué sirve que yo dé mis datos personales y bancarios para hacerme socio, si luego le digo al banco que no cargue el recibo correspondiente? Estamos en el siglo XXI, deberían buscar otro sistema y actualizarse.

Las campañas electorales y las frustraciones populares

Por Gabriel Hortal Serrano

Puesto que se demuestra por la experiencia que los políticos no cumplen las promesas electorales que realizan en las campañas, sean del signo que sean, se me ocurre que estas resultan inútiles por lo que o bien se puede prescindir de ellas o bien se podrían reducir al mínimo, es decir, realizar campañas que duraran siete días nada más y en las que los políticos realizaran debates televisados en los que expusieran sus ideas y proyectos, y en los que no prometieran absolutamente nada, en los que nos dijeran aquello que querrían hacer siempre y cuando la realidad se los permita, o que Europa les deje, o que los poderes fácticos les dicten. Evitaríamos frustraciones populares y también la posibilidad de reírse y mofarse permanentemente de un electorado ingenuo que confía en los políticos y que luego se lleva la gran decepción.