Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘rae’

Premiar la incultura

Por Pablo Sánchez Medina

RAE

El secretario de la RAE, Darío Villanueva, durante una entrevista. (EFE)

Cada vez que la RAE acepta un nuevo “palabro” damos un paso gigante hacia atrás. Aunque éstas se cataloguen de palabras raras o mal dichas es inadmisible que decir o escribir “almóndiga” o “dotor” se considere correcto.

El mayor problema es que aquellos que las usan ahora pueden escudarse, incluso con razón, en que la palabra está aceptada. ¿Quiere decir esto que un profesor puede dar por válido en un examen que uno de sus alumnos escriba “asín”? Pongo en duda que la solución a no hablar bien sea ésta.

Parece que ya nos hemos cansado de fomentar y premiar la lectura, de construir bibliotecas y ampliar sus fondos bibliográficos. En vez de esto hemos tomado un atajo. Premiamos la incultura desde que amanece hasta que nos acostamos ya no solo en televisión, también en las aulas y en los libros, cuando lo que deberíamos hacer es recompensar a aquellos que cuidan nuestra lengua.

Tal vez sea momento de hacer una pausa, pensar y establecer ciertos límites.

La definición de ‘gitano’ por la RAE es “ofensiva, despectiva y racista”

Diversas acepciones de la palabra 'gitano' en la RAE.

Diversas acepciones de la palabra ‘gitano’ en la RAE.

Por Juan M. Delgado Fernández y 20 alumnos más.

Somos un grupo de alumnos del colegio público Hermanos Machado de Sevilla que queremos quejarnos por la definición de la palabra ‘gitano’ que aparece en la vigesimotercera edición del Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española  («Se dice de una persona que estafa u obra con engaño»), ya que consideramos que se trata de una definición ofensiva, despectiva y racista.

En nuestra clase hay diez alumnos gitanos que para nada cumplen con esta definición que se da. Son iguales que cualquier alumno de este colegio.

Por todo ello pedimos que se retire esta definición del diccionario, pues nos molesta, no solo a los alumnos gitanos, sino también a los que no lo somos, y no se ajusta a la realidad.

 

Alma máter es otra cosa

Por Jesús Martín

En la página 6 de la edición del lunes 14 de enero se recoge una información según la cual se ha señalado al Duque de Palma como “alma máter” de una trama. Es prácticamente general el uso -indebido- de esta expresión para significar que alguien es el motor o impulsor principal de algo. Aunque seguramente no va a servir de mucho, conviene recordar que este latinismo alude a la universidad como fuente de conocimiento y, específicamente, a la universidad en que alguien determinado ha estudiado. No sería raro que la RAE admitiese el uso espurio de esta expresión ya que, de un tiempo a esta parte, suele santificar los vulgarismos y usos indebidos del lenguaje. Mal de muchos…

Uso y abuso del término “autismo”

Por Anabel Cornago Gómez, mamá de Erik

A pesar de los esfuerzos que muchísimas personas y entidades estamos realizando para erradicar la asociación de autismo con “ausencia de interacción social”, “aislamiento en su propio mundo” o “incapacidad de sentir”, entre otros mitos y falsedades, cada vez son más los periodistas, políticos o líderes de opinión los que con ligereza se suman al uso abusivo del término “autista” para descalificar.

Entendemos que no hay mala intención sino desconocimiento. ¿Por qué hace falta recurrir –y herir con ello la dignidad- a un colectivo de personas para atacar y descalificar a otra persona o colectivo? Agradeceríamos utilizaran la amplia adjetivación existente para expresar los conceptos que se pretenden transmitir sin acudir al uso de la palabra “autismo”.

Autismo no es sinónimo de personas indiferentes que viven aisladas en su mundo. Las personas con autismo sienten, interactúan, se comunican –con o sin lenguaje-, comparten, son luchadores natos que se esfuerzan a diario y les es difícil entender la ironía, los juegos de palabras o la mentira –pero hasta eso aprenden en muchos casos con la estimulación adecuada-. Si se conociera la realidad del autismo, a nadie se le ocurriría más que asociar autismo con “superación”, “esfuerzo”, “nobleza” o “sensibilidad”.

La prevalencia del autismo hoy en día es lo suficientemente significativa como para promover acciones de información y sensibilización, con afirmaciones que se apoyen en evidencias científicas y ajustadas a la realidad. Según el Instituto de Salud Carlos III, uno de cada 150 niños presenta algún trastorno dentro del espectro. Hay más de 300.000 afectados en España y 67 millones en todo el mundo.

Por esta razón, celebramos cualquier intento de comprensión del autismo desde los medios de comunicación y la sociedad en general. No es una enfermedad, sino un síndrome que afecta de manera diferente a cada persona. Hoy en día, los avances se producen siempre y, muchas veces, a pasos de gigante. Con una estimulación adecuada, cuanto más intensa mejor, evolucionan hacia metas impensables hace unos años. Por eso, deberíamos luchar todos juntos para favorecer la inclusión.

De hecho, incluso la Real Academia de la Lengua acaba de modificar la definición de autismo que hasta ahora figura en su diccionario, y está previsto que aparezca en la edición impresa de 2014. Queremos proponer que nos ayude a acabar con los prejuicios, los mitos o los usos peyorativos que a nosotros nos duelen, además de ser un obstáculo terrible para los afectados y su inclusión.

Más información en el Grupo de Facebook Contra los Mitos del Autismo y en los blogs Autismo sin mitos y El sonido de la hierba al crecer.