¿Qué fue de Ronald McDonald?

¡Bueno! Hoy vamos a hablar de un mito, en el sentido amplio de la palabra, porque Ronald McDonald no solo es un icono de nuestras infancias, en tanto que es la personificación misma de la primera franquicia de comida rápida que llegó a nuestro país, sino que, literalmente, es un ser mitológico: no existe, más que como mascota.

Así que si alguien por aquí creía que tal vez el señor Ronald era el fundador de los restaurantes o ve tú a saber qué cosa, lo siento: no. Es “solo” la mascota 🙂

ronald-mcdonald

Vamos a pegarle un repaso a tan entrañable personaje, aunque me veo en la obligación de advertiros: la primera parada da MUCHO repelús.

En mayo de 1940 nacía en San Bernardino (California) gracias a los hermanos Maurice y Richard McDonald un restaurante con un concepto nunca visto: servicio de comida rápida. Por supuesto, el novedoso restaurante llevaba su nombre: McDonald’s Famous Barbeque.

Poco después, un conocido empresario de Illinois le vería futuro a la idea, y se asociaría con los hermanos para expandir su propuesta por todos los EE.UU. Y surgía así la simiente de la cadena que conocemos aún hoy en día, 80 años después.

Fue en 1963 cuando McDonald’s creó a su famoso personaje: el payaso Ronald McDonald. La novela It de Stephen King no aparecería hasta mediados de los ’80, por fortuna para el restaurante, aunque viendo los primeros anuncios de su payaso de marca no tiene nada que envidiar al terrible Pennywise.

Creo que vale la pena mencionar que el primero en vestirse del payaso apropiadamente vestido con los colores corporativos fue un hombre llamado Willard Scott, que a sus treinta y pico era veterano en la radio y, no solo tenía experiencia en televisión, sino que era Bozo el payaso: el primer personaje que se utilizó para promocionar la primera franquicia de McDonald’s, en Washington D.C. La idea funcionó y, cuando a Willard le cancelaron su programa como Bozo, la marca no se lo pensó y le pidieron que creara (e interpretara) a otro personaje para ellos.

Os dejo un anuncio de la época del primer Ronald McDonald, pero advierto que puede herir la sensibilidad del espectador.

Si yo voy paseando por Gijón y me encuentro con este payaso, echo a correr y me tenéis que ir a buscar a Albacete. Os lo digo.

El Ronald McDonald que aún conocemos hoy en día hizo aparición algo después, a mediados de los ’60, y fue presentado en la cabalgata de Acción de Gracias en Nueva York. Y ese fue el principio del fin para Scott, ya que consideraron que estaba «demasiado gordo». Ver al famoso payaso convertido en globo en cualquier desfile es casi tradición desde entonces.

A partir de la década de los ’70, se hizo una fuerte campaña en torno a este personaje: se le creó una historia, un elenco de compañeros (el Alcalde McQueso, el ladrón Hamburglar, el monstruo Grimace y el pájaro Birdie the Early Bird), todo un universo de merchandising y hasta se creó la famosa Fundación Ronald McDonald. A finales de los ’60 se sustituyó a Willard por Squire Fridell, un hombre ligeramente más joven, para interpretar a Ronald en los comerciales para la televisión, donde Fridell tenía una gran popularidad. Fue el payaso oficial de McDonald’s para eventos y televisión hasta 1991, y fue de hecho el Ronald McDonald a quien vimos en la película Mi amigo Mac.

En el clip, en realidad, se le ve muy poco, pero en la época llegó a hacerse un anuncio de la película en el que era Ronald quien contaba la historia de Mac. Así de popular era.

No sé si llegado aquí os habéis dado cuenta de McDonald’s se llevó al creador de Ronald McDonald para que les creara un personaje que funcionara y luego le pegaron la patada. En fin: big business, será.

Cuando Squire Fridell dejó de encarnar al payaso, ya llegados los ’90, la fama y estabilidad de la figura de este personaje en todos los restaurantes McDonald’s del mundo era ya indiscutible. Un ejército de actores vestidos de Ronald se repartían por miles de franquicias y la que no tenía un actor tenía, por lo menos, una figura a tamaño natural. El payaso ERA el restaurante.

Pero no todo es felicidad en el país de las hamburguesas, amigos, y es que llegaron los años 2000, y con ellos los aguacates y las dietas detox.

Ronald McDonald había sido diseñado como un personaje entrañable que se dirigiría directamente al público infantil (fue la primera campaña publicitaria dirigida a niños, de hecho), con la idea de que fueran los pequeños quienes convencieran al resto de la familia de ir a un McDonald’s. Y la idea funcionó, hasta que nos dimos cuenta de que alimentarse de hamburguesas (y otras formas de grasas saturadas) no era buena idea. Y cuando esto sucedió hubo diversos movimientos que arremetieron directamente contra la mascota, ya que promovía hábitos de alimentación poco saludables y, al ser un personaje dirigido a niños, se le atribuía también la promoción indirecta de la obesidad infantil.

Entre los propios directivos de la cadena surgieron voces que dijeron vehementemente que era momento de retirar al payaso icono de la marca. Sin embargo Jim Skinner, el director ejecutivo, se negó alegando que, no solo es imagen de marca, sino que es el referente de la Fundación Infantil que lleva el nombre del personaje, de modo que el entrañable payaso fue rediseñado, en 2014, para adaptarlo a las nuevas tendencias del mercado y, desde entonces, promociona hábitos de vida saludables.

En este que os comparto, por ejemplo, podéis ver cómo juegan un rato antes de sentarse a zamparse la hamburguesa, y que en lugar de patatas han pedido una sana manzanita.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.