BLOGS

La inteligencia del ser humanoes la capacidad que tiene para adaptarse a la realidad.Xavier Zubiri, filósofo. (San Sebastián, 1889 - Madrid, 1983)

Tarfaya se hunde… otra vez

¡Y nunca mejor dicho! El pasado 8 de abril escribí aquí un post sobre un macro proyecto turístico, en el que un grupo inversor jordano pensaba gastarse 800 millones de euros en las inmediaciones de Tarfaya, en la construcción de varios cientos de apartamentos y más de una decena de hoteles. Proyecto encaminado (se decía) a regenerar una de las regiones más pobres de Marruecos. ¿Cómo? Captando algunos de los miles de turistas que visitan Canarias cada año. Y es que la nueva línea regular que unía Tarfaya con Puerto del Rosario (Fuerteventura) (digo unía, porque ya se anuncia que desaparece), era un claro aliciente para viajar al continente africano desde las Canarias. Bueno, ese era el sueño.

Pero ahora el sueño se ha hecho añicos. El naufragio del Assalama (así se llama el barco hundido), es digno de un relato de Kafka. Y si no, lean lo que se dice en el periódico Canarias 7:

El barco está sujeto a múltiples interpretaciones jurídicas y, si no, obsérvese el perfil del ‘Assalama’: la tripulación en su totalidad la forman profesionales cubanos; el suceso ocurrió en aguas de Marruecos; la bandera del buque es de nacionalidad panameña (pabellón de conveniencia) y, encima, las autoridades españoles y canaria aportaron fondos (1,6 millones de euros) y autorización para la operativa de Armas hacia la orilla africana. (Armas, para que quede claro, es el armador)

Esto es lo que trae la globalización: Hoy ya nadie sabe para quién trabaja, ni con quién; quién viaja, ni a dónde, ni por qué. El mundo es una bola enorme que gira vertiginosamente. Así, más de una vez he oído decir que la Iglesia Católica invierte parte de sus rentas en bonos que, luego, vete tú a saber qué acaban financiando… O, puestos a investigar, descubrimos, por ejemplo, que la ropa que donamos a ciertas ONGs en Europa termina en los mercadillos de los países del África subsahariana… reventando, de esta forma, su rudimentaria industria textil y condenando a la miseria más si cabe a estos países. En fin, esto es lo que hay: mientras las gentes de Tarfaya se ilusionaron y adecentaron sus casas y sus pequeñas tiendas, a la espera de los turistas, , el mar se tragó el otro día su último sueño en un pis-pas.

2 comentarios

  1. Dice ser maradona

    tarfaya se hunde ????????no see lo quieres dicer con esto ,pero para te todo lo que se hace en marruecos se hace para hundirse mas .si una emprisa no quiere ir a tarfaya no va hundir a tarfaya , no se has escuchado de los contaratos que ha firmado marruecos con muchas airolineas de bajo coste, asi si un barco se hunde o se quema es cosa de la emprisa y no de marruecos,hay muchos ma proectas estan en estudios no lamentes nadas ……

    06 Mayo 2008 | 21:21

  2. Dice ser mardona

    hay muchos mas poectos en estudios

    06 Mayo 2008 | 21:27

Los comentarios están cerrados.