Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘prensa de pago’

¡Fuera boina! Trataré de escribir como si fuera libre…

Esta noche presentamos la nueva web www.20minutos.es, con unos contenidos y un diseño innovadores que invitan a repensar algunos de nuestros blogs para ponerlos al día. Lo primero que voy a hacer mañana mismo es quitarme la boina y poner otra foto más actual, con calva y todo. Claro que alguno dirá -y no le faltará razón- que “aunque la mona se vista de seda…”

Homer, tras ver mi foto sin boina.

La verdad es que a mi ya me estaba aburriendo sacar los colores a la prensa de pago, a base de comparar sus titulares tan sesgados, tendenciosos y políticamente interesados. Son tan previsibles nuestros comportamientos periodísticos -a veces, tan pueriles-, a la hora de seleccionar las noticias, su valoración y sus titulares, que el análisis comparativo de nuestra prensa no me excitaba ni me divertía ya lo más mínimo.

Por eso -aparte de la tensión propia de esta crisis y de los esfuerzos colectivos para sacar el barco de las piedras- fui abandonando poco a poco este blog. Si, al cabo de casi cinco años, ese análisis comparativo iba haciendose aburrido para mi -que soy el camarero en esta taberna de barra libre- imagino el escaso y declinante interés que podía tener para mis eventuales lectores.

No me arrepiento de lo dicho ni de lo hecho. Para los curiosos, aquí quedan archivados cientos y cientos de comentarios de los lectores a mis entradas.  El cambio de forma y fondo de la web 20minutos.es me brinda una oportunidad espléndida para cambiar y me incita a repensar este blog para que sirva de reflexión y entretenimiento para mi y quizás -¡ojalá!- también para mis lectores.

No me olvidaré del todo de la prensa, como espejo -algo turbio, por supuesto- de una realidad poliédrica, con tantos molinos y gigantes como queramos ver desde nuestra visión necesariamente subjetiva -pues somos sujetos y no objetos- del mundo que nos rodea. Pero voy a abrir el abanico a nuevos asuntos y polémicas, según lo que sepa y el valor que tenga para decir lo que pienso sobre ellos.

Hace casi dos meses desde que cambié de empleo, lo que me permite disponer de más tiempo libre (sobretodo para el clarinete, el tenis, el viejo borrador de una novela y el Parque Natural de Cabo de Gata) y de la calma precisa para la reflexión, la provocación y el dialogo con la gente joven, así como para poner mi ego a régimen de adelgazamiento -que falta le hace- en plena plaza pública.

Sirva esta introducción para comprometerme a escribir, desde hoy en adelante, como si fuera libre. Ya no soy el Director General del Grupo 20 minutos España, tengo la casa pagada y mis tres hijos prácticamente criados. “Así, cualquiera”, me dirán, y tampoco les faltará razón. De todos modos, invito a quien se sienta libre -y se atreva a dar la cara- a que tire la primera piedra. También hay aquí entrada libre para los anónimos. El miedo  es libre.

El grito, de Edward Munch

Mañana comentaré una encuesta que hoy me ha llamado poderosamente la atención pues nos revela que los jóvenes españoles son pesimistas con respecto a su futuro.

¿Los jóvenes, pesimistas?

¿Es, acaso, una prueba de su mayor inteligencia o de su mejor formación e información?

¿Son los jóvenes más inteligentes y están mejor informados y formados que los viejos?

¿Por qué?

¿De qué se quejan?

¿Quien es responsable de la actitud y el comportamiento de los jóvenes?

¿Hay o debería haber alguna solución aceptable para aliviar su pesimismo?

“Optimismo de la voluntad y pesimismo de la inteligencia”, decía Gramsci.

Mañana lo veremos.

——