BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Zougan rebate… y la fiscal no logra

Hoy, por raro que parezca, no estoy de acuerdo con el chiste siempre genial de El Roto. Está de moda atizarle a la tele por la basura que emite, como si la responsabilidad del mando no estuviera en las manos del receptor. Voy a defender a ese electrodoméstico maravilloso que ha presidido todos nuestros hogares hasta que ha sido destronado recientemente por Internet.

Después de comprobar tanta oferta de telebasura, de libre y voluntaria recepción, me imagino por dónde va El Roto cuando nos recomienda romper la pantalla del televisior para ver la realidad. ¿Acaso la realidad -¡Ay!- nos muestra si son molinos o gigantes quienes nos acometen y perturban?

Incluso en el peor de los casos permitidos por la Ley, matar al mensajero no vale como solución. Da igual si se expresa a través de la prensa, la radio, la televisión o cualquier otro medio de comunicación y/o entretenimiento.

Alguno de mi edad dirá, y no le faltará razón, que yo he vivido muchos años de la televisión, que mi reación es corporativa, en defensa del gremio periodístico, y que se me ve el plumero. No oculto que pueden tener algo de razón. Desde el primer día que la ví, en un escaparate del Paseo de Almería (y se recibía en árabe), a mi me gustó y me gusta la tele, casi tanto como la radio (incluidos los anuncios).

Siempre me pareció un invento maravilloso que puede ser utilizado, como toda herramienta, tanto para el bien como para el mal. Durante más de 20 años he hecho casi de todo en TVE. Algún día lo contaré, como aventuras del “bloguero cebolleta“: desde monaguillo con el padre Sustaeta, cuando estudiaba Arquitectura, presentador de la Televisión Escolar, cuando pasé a estudiar Periodismo, contratado por un empleado de Adolfo Suárez, investigador y “preguionista” de la serie “España, siglo XX” (o sea, “negro” de Pemán) hasta director de los telediarios (TD 1, TD 2, TD 3, Fin de Semana, Buenos Días, etc.), cientos de programas de la TVE-1 y TVE-2, moderador de los debates preelectorales, entrevistador de los candidatos presidenciales… hasta que me despidió, hace 10 años, un empleado de José María Aznar, disgustado, quizás, por las preguntas que le hice a su jefe político.

Con todo, la tele ha sido, y aún es, fantástica. Ahora que han recordado sus 50 años de vida, hemos podido comprobarlo, no sin nostalgia. Pero su reinado está tocando a su fín. Lo dice muy bien mi vecino de blog, Arsenio Escolar: Internet ya está desplazando a los medios de comunicación tradicionales, sobretodo entre los jóvenes en cuyas manos está el futuro de este mundo.

¡Viva la tele! y ¡Viva Internet!

De bandidos y soldados

PABLO SALVADOR CODERCH en El País

17/02/2007

En este país deshilachado, todos chillan ansiar la paz, esto es, “la situación y relación mutua de quienes no están en guerra” (RAE, primera acepción). Pero a casi nadie se le ocurre reconocer que esto último es cabalmente lo que hay: un conflicto armado irregular y de baja intensidad en el País Vasco que habrá costado ya en torno a un millar de muertos y un millón de amordazados.

Una primera explicación del disparate consistente en afirmar que no hay paz, pero que tampoco estamos en guerra se encuentra en la raíz misma de toda propaganda bélica, según la cual los nuestros son soldados, pero los contrarios, bandidos. Otra es la también incongruente tendencia de nuestra izquierda militante a detestar la milicia. Y una tercera es la querencia, precisamente animal, de nuestra derecha a tildar a casi todos sus adversarios, mejores y peores, de bandoleros.

Ernst Jünger, un soldado alemán que escribía con perfección glacial y que ocupó Francia, vio bien esta paradoja cuando anotó, más o menos, que el empeño de quienes persiguen ultrajar a los soldados llamándoles bandidos resulta al fin frustrado, pues al tiempo que rebaja a los primeros, enaltece a los segundos, confundiendo a todos.

La confusión alcanza al derecho y la Justicia, pues la pretensión de que cabe afrontar un conflicto armado con las leyes y tribunales propios de los tiempos de paz degrada a la justicia y desfigura a quienes la administran: los códigos penales de las comunidades que viven tiempos de paz están diseñados para perseguir a los delincuentes comunes y, sobre todo, para proteger a los ciudadanos injustamente acusados, pero no funcionan bien para acometer al adversario en un conflicto armado, sucio y traicionero, como es el del País Vasco.

La idea de que las instituciones de un país pacífico sirven sin más para dirimir conflictos civiles en los cuales una parte de la población tiene a otra por enemiga oscila entre la ingenuidad y la farsa.

Desde luego, nuestras instituciones legales no están preparadas para afrontar conflictos de tal índole, no fueron -digámoslo francamente- diseñadas para ir a la guerra, mucho menos para una guerra civil: la Constitución Española de 1978 hace punto menos que imposible declarar estados de excepción (art. 116); el Código Penal y su valor básico de garantía de la legalidad se da de bofetadas con gran parte de la legislación antiterrorista; y, finalmente, el tribunal encargado de la aplicación de esta última, la Audiencia Nacional, se parece demasiado a los viejos tribunales de excepción prohibidos por la Constitución misma (art. 117.6).

Así, en el caso del preso etarra Iñaki De Juana Chaos, con veinte años de prisión a sus espaldas por haber matado a mucha gente y en huelga de hambre desde poco después de que una sentencia del pasado mes de noviembre le condenara a otros doce por un delito de amenazas, las decisiones judiciales de la Audiencia son muy forzadas.

Pero en el fondo, las cosas están claras: como con razón sostiene ETA, De Juana es un prisionero de guerra, y como bien defiende el Estado Español, a un prisionero de guerra de verdad jamás se le libera antes de que finalice el conflicto y, por añadidura y una vez alcanzada la paz, puede resultar acusado de ser un criminal de guerra, algo que probablemente el interesado debería temer mucho más que a la propia Audiencia Nacional: algunos soldados son también bandidos.

En el caso más parecido y ya casi resuelto del conflicto de Irlanda del Norte, los británicos establecieron con toda claridad, en 1971, el internamiento indefinido sin juicio previo de los miembros del Ejército Republicano Irlandés (IRA), aplicaban además leyes penales de excepción y cuando, en 1981, hubieron de afrontar la huelga de hambre de Bobby Sands (1954- 1981), miembro del IRA, y de otros nueve compañeros suyos, simplemente les dejaron morir: “El señor Sands”, declaró la Dama de Hierro en el Parlamento por antonomasia, “era un criminal convicto. Decidió quitarse la vida.

Fue una elección que su propia organización no permitió adoptar a muchas de sus víctimas”. Es cierto que el conflicto norirlandés ha sido cinco o seis veces más sangriento que el vasco, pero también lo es que, desde entonces, las cosas quedaron definitivamente claras. Aún y así hicieron falta muchos años para que, en 1998, se abriera el camino de la paz que hoy, después de muchos quiebros, parezca un logro irreversible.

La claridad facilita a los gobiernos de turno ponerse de acuerdo con su oposición a la hora de definir qué es esencial para acabar una guerra de la manera menos mala posible y qué cosas se dejan a la arena de la discusión política cotidiana. Por eso, jamás he entendido por qué vemos los conflictos de los demás como lo que son y decimos ver los nuestros, en cambio, como simples problemas de bandidaje. Prefiero de antiguo la claridad y aunque me separan muchas cosas de este gobierno, está ahí, y creo que le ha correspondido la responsabilidad de buscar soluciones al conflicto: su deber es definir los límites de actuación del Estado ante un enfrentamiento que no es ni sólo legal, ni sólo político, sino -todavía y además- armado y explicárselo así a la gente.

Pero la política de la oposición, del Partido Popular, es desastrosa: persigue hasta en la calle recuperar el poder antes que defender al Estado y acabar la guerra. No se puede ir por el mundo voceando que todos los demás son bandidos o cómplices suyos. No es verdad.

Pablo Salvador Coderch es catedrático de Derecho Civil de la Universitat Pompeu Fabra. FIN

9 comentarios

  1. Dice ser Joseph Ringo

    ¿Sólo se cierran en el Pais Vasco los diarios que se dedican a defender a (presuntos) terroristas?

    17 Febrero 2007 | 22:40

  2. Dice ser Esteban Rosador

    Hasta el final del juicio tendremos que ver como El Mundo “se alegra” de que le salga bien la defensa a los terroristas. Para sostener la patraña de que los organizadores del atentado del 11M “no están en desiertos lejanos” necesitan que no salgan organizadores entre los acusados en el juicio.Todo para sostener a la banda de los 4 (Aznar, Rajoy, Acebes y Zaplana) en la dirección del PP. Espero que los españoles, y en particular los madrileños tengan esto en cuenta a la hora de votar en las próximas elecciones.

    17 Febrero 2007 | 23:56

  3. Dice ser Fétido

    Al final tendrás que prescindir de El Mundo y elegir prensa seria para las comparativas… que sé yo… ¿el Jueves?Porque Piyei hace tiempo que sobrepasó el esperpento y la inmundicia. Mira que bien traído, el último nombre…

    18 Febrero 2007 | 11:36

  4. Dice ser JAMS

    Acabo de recibir un mensaje de un lector del blog con enlace a esta noticia de El País, publicada hoy, 18 de febero de 2007. Reconociendo que al mejor escritor se le escapa un borrón, no deja de tener gracia la confusión de El País y sus problemas con el control de calidad de sus noticias. Copio y pego. Dice así:InternacionalDomingo, 18/2/2007ELPAIS.com Edicion Impresa InternacionalGeorge Bush, operado de un pequeño tumor canceroso en la caraAGENCIAS, – Washington – //Vota Resultado 0 votosEl vicepresidente de Estados Unidos, George Bush, fue sometido a una operación quirúrgica el pasado martes para extirparle un pequeño tumor canceroso de la mejilla izquierda, según informó ayer Marlin Fitzwater, su portavoz. Fitzwater precisó que el mal -que fue detectado hace unas semanas, durante un reconocimiento médico rutinario- fue diagnosticado como un carcinoma celular basal, uno de los tipos, más comunes y que no requieren tratamiento posterior.La noticia en otros webswebs en españolen otros idiomasLa operación, realizada durante media hora en el hospital de la Marina en Bethesda (Estado de Maryland), se practicó con anestesia local, y los médicos aconsejaron a Bush, de 61 años, que no se expusiera mucho al sol, considerado como causa principal de este tipo de abscesos.”El vicepresidente goza de excelente salud y no hubo nada destacable de la intervención quirúrgica”, declaro Fitzwater. Tras la intervención, Bush, con una pequeña venda en el lugar de la herida, prosiguió su trabajo normal.El presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, fue intervenido el verano pasado para extraerle dos tumores de características parecidas. Bush se perfila como uno de los más firmes candidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos en las elecciones de 1988. Ha declarado que informará sobre su estado de salud si decide presentar formalménte la candidatura.El carcinoma o epitelioma basal consiste en una prolilbración de las células de la capa basal de la piel, normalmente en forma de pequeños nódulos o bultos circunscritos de escaso relieve. Los sitios más frecuentes son los más expuestos al sol: la frente, la nariz, las mejillas y los dorsos de las manos.Vota Resultado 0 votosImprimirEstadísticaEnviarCorregirDerechos¿Qué es esto?Compartir:Puedes utilizar el teclado:TextoAds by Googlee-FacturaPida gratis su demo de e-FacturaMás de 30.000 empresas / usuariaswww.e-factura.netHuman Tissue for ResearchCustom projects for human specimenprocurement and related researchwww.cureline.comNeurocirugia Alicante INAmicrocirugia hernia discal, canalestrecho, neuralgias, tumores.www.ina.esOtras edicionesPublicado en Edición impresa en la sección de InternacionalVersión texto accesibleEdición de Bolsillo, edición para PDA/PSP ó MóvilÚltima horaLo últimoAgencia EFELo últimoÚltimas Noticias Hora Noticia11:49 Los lunares de Bush son benignos–Aún no he visto la prensa. Hace un día espléndido y la bici me ha dejado molido. Hasta luego.SaludosJAMS

    18 Febrero 2007 | 13:47

  5. Dice ser JAMS

    Esta es la noticia de Reuters sobre la operación de Bush:http://es.today.reuters.com/news/newsArticle.aspx?type=entertainm…JAMS

    18 Febrero 2007 | 13:52

  6. Dice ser imagina

    Yo diría que El Roto arremete más contra el contenido de la tele que contra el conteniente, aunque él debe de ser un fanático de las curas radicales y me consta que no tiene (o no tenía) aparato de televisión (muerto el perro se acabó la rabia).A los demás en cambio, nos ciega la soberbia y decimos que controlamos lo que vemos y sin darnos cuenta nos quedamos enganchados en las enredaderas del aquí hay tomate o en los abrazos de oso del gran hermano, eso sí despotricando de forma vociferante de cómo es posible que programen tamaña porquería.Le reconozco que matar al mensajero no es (ni ha sido nunca) la solución al problema que sea, pero no he olvidado aún la esquizofrenia enfermiza que les entró a las teles con la lucha por la audiencia, cuya máxima cota de estulticia llegó (creo yo) con la mensajera Nieves Herrero, cuando dirigía el programa sobre el asesinato de las llamadas “niñas de Alcacer” y hoy arrasan (las teles) con programas idiotizantes, que demuestran que aún no han tocado fondo.Y aunque tengamos la potestad, simplemente apretando un botón, de decidir sobre lo que vemos o lo que no vemos (o con una papeleta en una urna, decidir sobre quién me tiene que representar o no), creo que los sutiles hilos que nos envuelven en una maraña de influencias subconscientes, son realmente alarmantes y van a peor.Saludos

    18 Febrero 2007 | 16:58

  7. Dice ser Noules Vizmanos

    Rompa la pantalla … y piense por su cuenta. ¿Ha oído de algún atentado con tantos teléfonos pinchados, ordenados despinchar, confidecnciales.com, suicidados a destiempo?¿No sabía alguien que habría un suicida y hubo media docena?.Y la excelente labor policial ? Los controlan, los pinchan, los asedian y no son capaces de cogerlos vivos ? Anda ya……..Y luego va y se contaminan los explosivos, también es mala suerte …

    28 Febrero 2007 | 12:05

  8. Dice ser centrorradical

    Veo que la televisión, tiene más poder que cualquier otro medio de comunicación. Provoca más impacto en cualquier espectador ver una noticia en la TV que leerla en un periódico o escucharla por la radio.Sin embargo, prohibir contenidos debería de evitarse. Eso sí, limitar los horarios donde se puede poner verde a cualquiera, o donde pueden cargarse a cualquiera echando los higadillos. Se me entiende, ¿no?. Hay muchas horas, está internet, la prensa amarilla y los video clubs por si uno quiere desayunarse un asesinato o la matanza de Texas.Hoy en día, matan a uno un día, y lo están matando toda la semana, y a todas horas.¿Y los programas sensacionalistas racismo? Producen más racismo seguro.Bueno esto es un botón de muestra.Saludos

    19 Diciembre 2008 | 11:05

  9. Dice ser centrorradical

    Veo que la televisión, tiene más poder que cualquier otro medio de comunicación. Provoca más impacto en cualquier espectador ver una noticia en la TV que leerla en un periódico o escucharla por la radio.Sin embargo, prohibir contenidos debería de evitarse. Eso sí, limitar los horarios donde se puede poner verde a cualquiera, o donde pueden cargarse a cualquiera echando los higadillos. Se me entiende, ¿no?. Hay muchas horas, está internet, la prensa amarilla y los video clubs por si uno quiere desayunarse un asesinato o la matanza de Texas.Hoy en día, matan a uno un día, y lo están matando toda la semana, y a todas horas.¿Y los programas sensacionalistas contra el racismo? Producen más racismo seguro.Bueno esto es un botón de muestra.Saludos

    19 Diciembre 2008 | 11:06

Los comentarios están cerrados.