La necesidad de aceptar que no sabes la causa del autismo de tu hijo

Hace tiempo encontré un hilo en Twitter que os recomiendo leer entero:

En un momento determinado dice: “Los seres humanos somos muy eficientes aceptando la pérdida. Pero para ello debemos racionalizarla. De lo contrario, sólo queda el sinsentido, lo arbitrario, el caos. No somos tan buenos encarando semejante abismo. Necesitamos entender. Siempre”.

Cuestionarse el motivo y no saberlo, no ser nunca capaz de entender del todo, de tener respuestas. Eso es a lo que nos enfrentamos la gran mayoría de los padres de niños con autismo.

¿Por qué a mi hijo? ¿Qué es lo que ha hecho que tenga autismo?

No hay respuesta.

No podemos evitar hacernos más preguntas, que en algunos casos no nos atrevemos a decir en alto, que quedan en nuestro interior: ¿Será algo que hice en el embarazo? ¿Será que yo también tengo rasgos autistas? ¿Me atreveré a tener más hijos?

Los especialistas nos cuentan que hay detonantes genéticos, aún desconocidos, combinados probablemente con causas ambientales. Un cóctel complejo y aún ignorado que la ciencia se está esforzando en desentrañar y con la que cooperamos participando en estudios genéticos y encuestas. Porque el primer paso para poder avanzar es precisamente ese.

También nos dicen que no fueron las vacunas. Y tienen razón. Las vacunas salvan vidas, no las quiebran.

Recomiendan con razón que no escuchemos los cantos de sirena que nos encontraremos de gente sin escrúpulos que asegura que tras el autismo hay intoxicación de metales pesados, que se cura con quelaciones o con dietas restrictivas. Mienten. Lo hacen para lucrarse incluso a costa de la salud de nuestros hijos. Y esos timadores tienen éxito con frecuencia precisamente por ese desconocimiento de las causas, por esa necesidad de entender el origen, de racionalizar, unido a la desesperación de querer curar a nuestros niños. Algo imposible.

Ellos son así, el autismo forma parte intrínseca de ellos, se puede y se debe trabajar mediante las terapias adecuadas para ayudarles a alcanzar su máximo potencial, de autonomía y de felicidad. Y al mismo tiempo debemos aceptarlos como son, amarlos incondicionalmente sin enredarnos en falsas expectativas o sueños imposibles.

Un proceso de aceptación largo y cambiante en el que juega un papel importante aceptar precisamente que no sabremos el porqué.

El ser humano necesita entender, sí, pero a veces necesita aún más avanzar mirando hacia delante.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Gonzalo Calvo Pérez

    La causa del autismo ha sido señalada en el pasado como la carencia afectiva, la “frialdad”, de la madre hacia el hijo, en edades tempranas. Es el conocido como “síndrome de la madre nevera”. La actual primacía feminista, así como la dictadura de lo políticamente correcto, explican que esto sea censurado.

    10 mayo 2019 | 14:17

  2. Dice ser Jose Merino Neff

    “El ser humano necesita entender, sí, pero a veces necesita aún más avanzar mirando hacia delante”

    La ilusión es nuestro principal estimulo para mirar hacia delante…

    10 mayo 2019 | 19:46

  3. Dice ser Araceli

    Buenos días.
    Tengo dos hijos con autismo, y nunca he necesitado saber la causa ni me he lamentando por tener esta situación…. Creo que hay que ser prácticos, asumir nuestra realidad y pensar :¿Qué puedo hacer?. Creo en la necesidad de concentrar nuestra energía en solventar los retos de cada día, y no en cosas que no van a solucionar nada.

    11 mayo 2019 | 09:12

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.