BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

No es terapia con animales todo lo que reluce (cómo identificar las que merecen la pena)

Este miércoles se celebra el Día del Animal y 20minutos ha publicado un especial, impreso y online, que recoge muchos contenidos que os recomiendo.  Pero hoy quiero destacar uno, porque es algo que me preocupa desde hace mucho tiempo.

Teo Marical, director de la Fundación Bocalán y maestro de entrenadores, junto a Melchor se gana la atención de  Jaime. (JORGE PARÍS)

Tengo un hijo con autismo y bastante relación con el mundo de la discapacidad (a falta de otra manera mejor de decirlo), también afinidad con los animales y conocimientos al respecto, y me preocupa mucho la creciente abundancia de terapias con animales que me despiertan muchas dudas, recelos más bien. En primer lugar por el uso y abuso de esos animales como instrumentos de los que sacar beneficio económico, algo a evitar por razones obvias. También por el supuesto beneficio que las personas que acuden a la terapia puedan recibir.

He visto extraescolares después de clase en un colegio especial en las que ocho, diez o doce niños pasan un rato con un perro. He visto cómo en hípicas que me horrorizó cómo enseñaban a los niños sin problemas y el trato que daban a los caballos, subían a niños con parálisis cerebral a dar vueltas de manera muy similar a cómo sería un tiovivo, pero con seres vivos. Eso no es terapéutico, eso podría incluso ser maltrato animal, tal vez incluso un fraude.

Veo a muchos padres de niños con discapacidad que buscan estas terapias sin saber cómo identificar cuáles son recomendables, por falta de conocimientos y porque no hay regulación ninguna, formación reglada, un listado fiable y supervisado que ayude a elegir.

La terapia con animales puede ser algo maravilloso, siempre y cuando haya buenos profesionales detrás, respeto por los animales y esos animales estén participando gustosos en la actividad. Es algo que los padres que buscamos los beneficios de estas terapias tenemos la obligación de buscar.

En ese sentido os aconsejo leer lo que cuenta Nuria Máximo, terapeuta ocupacional y profesora en la Universidad Rey Juan Carlos, responsable en esa universidad de la cátedra Animales y sociedad.

Os dejo, de todas formas, la parte final del reportaje, en la que se incide en este tema:

“La gente está muy perdida. Hay gente que lo está haciendo muy bien y gente que no lo está haciendo nada bien. Sería una cosa que habría que regular”, reconoce Nuria Máximo, que destaca que en la cátedra solo trabajan “con entidades colaboradoras que hemos visto que trabajan de manera respetuosa con los animales”.   En demasiados sitios la falta de control ha propiciado que no sea así, que prime la búsqueda de rendimiento económico.

“El tema de las hípicas daría para mucho: el caballo como objeto de lujo que cuando llega la crisis no lo puedo mantener y rentabilizan las hípicas diciendo que hacen terapia, pero sin formación. Estamos subiendo a niños a lomos de un caballo y nos estamos jugando mucho. Con los perros igual. Si lo quiero hacer rentable, ¿qué hago? Tener muchos animales, aumentar el número de sesiones y asumiendo cosas que quizás no son asumibles. Yo he visto vídeos de terapias en los que el perro está nervioso, asustado, no le está gustando nada que lo cepillen. Hasta que no pase algo, no lo regularemos“.

La profesora Nuria Máximo en el campus de la universidad (JORGE PARÍS)

La profesora Nuria Máximo facilita algunas pistas sobre cómo saber si estamos ante una terapia recomendable y respetuosa con los animales.

  • “Siempre hablamos de que tiene que haber un equipo de tres: el animal, el técnico que está pendiente de las señales de estrés del animal formado en el adiestramiento del animal y en el mundo de la terapia y el especialista: el fisio, el terapeuta ocupacional, el psicólogo… un profesional de la salud o de la educación que gestiona a la persona que va a recibir ese tipo de terapia”.
  • “El programa tiene que tener unos objetivos bien diseñados para esa persona que recibe la terapia. Incluso aunque sea de tipo educativo, para aprender por ejemplo a leer, tiene que haber unos objetivos para ese niño o ese grupo. Si no es así estás pasando una tarde más o menos agradable, nada más”.
  • “Con perros me gusta que los animales convivan con sus técnicos, no me gustan que estén en cheniles. Tienen que hacer vida de perro. Y el técnico puede vivir con dos o tres perros, no con muchos más. Por eso la terapia es tan cara”.
  • “Si yo estoy trabajando, por ejemplo, un proyecto con niños con autismo y decidimos trabajar en grupo, como mucho puede haber 4 o 5 personas. Y si hay mucha afectación de tipo conductual, necesitaré dividirlo aún más”.
  • “El caballo no puede vivir estabulado, tiene que tener tiempo en el que esté en una pradera, suelto, con otros caballos. Es un ser social. Cuando ves que solo hay establos y que los caballos están todo el rato con estereotipias, muy nerviosos, ese centro no me gusta”.
  • “Si lo que se va a trabajar es beneficio a nivel motor es importante que el caballo tenga un estado de salud muy bueno porque la marcha del caballo se transmite al jinete. Si está muy mayor y la espalda no está recta, si tiene algún tipo de cojera… ese caballo no puede emplearse, por ejemplo, con un niño con parálisis cerebral. Toda esa alteración en la marcha la estoy transmitiendo y es algo que está comprobado”.

Pequeños grandes objetivos que no deben ser subestimados: “Trabajé muchos años en una asociación con personas con afectación cerebral importante y casi todos pudieron subir a lomos del caballo, pero había una niña que por su dificultad de tronco era imposible, no podía subir. Me acuerdo que la dueña de la hípica, que era maravillosa, dijo “no os preocupéis, que esta niña va a poder sentir lo que es un caballo”, y trajo un caballo blanco, muy tranquilo y lo puso al lado de la silla. Imagina una niña sin lenguaje, sin poder moverse, con sus bracitos en flexión y sus manitas cerca de la cara. Los ojos de esta niña jamás en la vida se me van a olvidar, cuando superó los nervios de ver el caballo tan cerca y estiró la mano y tocó al caballo, tan bonito, tan cerca, tan calmado. Esa tarde fue maravillosa para ella”.

Y os añado algo que no entró en el reportaje, pero que también es importante. No por comprar o adoptar un perro vamos a tener los beneficios de una terapia bien conducida con nuestro hijo, ni siquiera si es un precioso labrador como los que vemos con frecuencia cumpliendo esta misión.

Nuria Máximo ha escuchado con frecuencia de padres de niños con discapacidad o especiales dificultades la pregunta de si conviene que tengan un perro.

Me preguntan “¿Qué te parece si le compro un perro?” Como si poniendo un perro en tu vida vas a recibir la terapia. Ojo, que esa no es la solución, que muchas veces poner un perro en tu vida las 24 horas no es precisamente terapéutico. Hay que ver cómo encaja el niño con el perro. Y vas a comprar un cachorro que vas a tener que entrenar, que requiere mucho esfuerzo, mucho tiempo. Añádele la carga que supone tener un animal en casa más tu problema, tu trabajo, las necesidades de tu niño…Y si no puedes entregar el tiempo que necesita ese animal. ¿Qué hacemos con ese perro?

 

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser jose

    En muchos casos sí hay maltrato animal

    04 octubre 2017 | 11:19

  2. Dice ser LaCestitadelBebe

    Buenas,

    estoy contigo, en muchos casos hay maltrato animal y mucho negocio y poca pedagogía, hay que tener cuidado y como dices acudir a lugares profesionales y que no intenten vivir de males ajenos, que de estos abundan ya muchos.

    Besos!

    Anabel

    05 octubre 2017 | 07:40

  3. Dice ser Espacio Ítaca

    Sin duda es una cuestión que debe ser regularizada, algunxs profesionales llevamos muchos años en ello y por mucha pedagogía que hacemos, muchas formaciones en universidades y muchos artículos, seguimos pensando que todo vale y eso suele ser a costa del bienestar de los animales y del beneficio que pudiese haber existido para los usuarixs

    Animo a quién tenga dudas de qué son y qué no son buenas prácticas en las Intervenciones Asistidas con Animales a leer un artículo muy completo que publicamos en nuestra web: http://espacioitaca.com/que-son-las-intervenciones-asistidas-con-animales-iaa/

    05 octubre 2017 | 19:19

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.