¿Qué es la tabla china? ¿Tiene alguna fiabilidad para predecir el sexo del bebé?

Así me lo han preguntado. Tal cual. Y así os lo traslado.

(M.T.)


La respuesta a la segunda pregunta es obvia. Ninguna. No tiene la menor fiabilidad. La única manera de saber si has engendrado un niño o una niña es pasar por un médico que te haga un análisis (permite saberlo con mayor premura) o una ecografía. Lo demás son cuentos chinos.

El mismo tipo de cuentos chinos que abundan para saber cómo engendrar un niño o una niña y del que ya os hablé el año pasado (y que está directamente relacionado) porque me sorprendió encontrar que era una de las búsquedas más habituales en Google relacionadas con el embarazo.

Vayamos con la primera pregunta. ¿Qué es eso de la tabla china?

Vamos a saltarnos leyendas oscuras y no confirmadas sobre los muchos siglos de antigüedad que tiene y que fue encontrada en un mausoleo y bla, bla, bla… (sí, soy de vertiente escéptica, tengo el fallo de haberme cruzado con el periodismo científico). La cosa es que la tabla permite, se supone, con una fiabilidad que dicen en las páginas que la explican que es del 90% si se usa bien pero que al mismo tiempo reconocen no tiene ninguna confirmación científica (ejem).

Con un 50% de posibilidades de acierto, las probabilidades de encontrar casos de ‘amimefuncionismo’ defendiéndola se multiplican.

¿Cómo usarla? Pues las más sencillas son las que incluyen códigos de colores (hay a tutiplén a poco que miréis Google, pero yo os la dejo enlazada). Es importante, por lo visto, calcular la edad lunar de la madre, que no me queda claro lo que es pero supone sumar un año si se nació entre abril y octubre y dos si se nació de septiembre a marzo.

Luego hay que buscar la casilla y el día del mes que se concibió a la criatura. Algo que me ha fascinado siempre porque yo no he tenido nunca la más remota idea de qué día engendré. Solo en casos de severa carestía sexual o imprudencia anticonceptiva en torno a ese día en concreto le veo sentido. Se cruza con la edad (lunar, no os olvidéis) que tenías cuando concebiste. Y ahí está, la supuesta respuesta.

Los hay especialmente optimistas que incluso creen que pueden usar la tablita para decidir qué concebir.

Si decidís tomároslo en serio, hay distintos sitios en los que explican mucho mejor que yo los cálculos (junto a otras teorías igual de poco plausibles).

Si a mí me da la risa floja no quiero imaginar las carcajadas de algunos amigos que tengo, biólogos especializados en aspectos reproductivos.

En definitiva, mejor relajarse un poquito y amar y disfrutar al niño que venga, tenga lo que tenga entre las piernas.

¿Obvio, no?

8 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Tarot

    Pues sí, que sea lo que tenga que ser…

    23 febrero 2017 | 08:13

  2. Dice ser Oliver

    Esto ya lo he leído en este blog hace muchos años, creo.

    https://blogs.20minutos.es/madrereciente/2008/07/04/cuentos-chinos-tener-niaao-o-niaaa/

    23 febrero 2017 | 09:34

  3. Dice ser Madre Reciente

    Muy similar Oliver, cierto. Pero me pidieron que contestara a esas preguntas concretas. Gracias por leerme tantos años 🙂

    23 febrero 2017 | 10:53

  4. Dice ser Oscar

    Si que tiene fiabilidad. Concretamente del 50%.

    23 febrero 2017 | 12:08

  5. Dice ser TERE

    Encima repitiendo temas, buff

    27 febrero 2017 | 14:52

  6. Dice ser cositas chulas

    Creo que si es un 50% es lógico, 50% niño y 50% niña, no hace falta por tanto la tabla china, saludos

    27 enero 2018 | 10:18

  7. Dice ser LaCestitadelBebe

    Anda pues no la conocía, otra cosa más, pero la suerte y la probabilidad es muy alta, jeje

    Besos!

    Anabel

    24 febrero 2018 | 09:06

  8. Dice ser cositas chulas

    No tenía ni idea, muchas gracias por compartir, la sabiduría china lleva milenios y no dudo de su eficacia. Hay otras culturas que lo precisan por el calor, así como los animales: a partir de cierta temperatura es hembra y, si es menor es varón. Curioso, buen día. Nuria

    11 febrero 2019 | 17:31

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.