No debe incentivarse la mendicidad con niños

Un famoso youtuber fue noticia hace poco por un experimento de baratillo con aspiraciones a generar un vídeo viral.

Mis compañeros de Gonzoo lo recogieron con el título: Un padre con su hija sin hogar y un drogadicto, ¿a quién ayuda con dinero la gente?. Y así lo explicaban:

Persin se camufló bajo dos identidades. Por un lado, una persona sin hogar que pedía dinero para su familia acompañado de su hija pequeña. Por el otro, una persona que pedía para adquirir drogas y alcohol.

Así, sentado en una concurrida calle de Nueva York, el joven veía como la gente pasaba de largo y solo unos pocos dejaban algo de dinero. Lo sorprendente del ‘experimento’ es el resultado: recaudó más como ‘drogadicto’ que como padre de familia sin hogar.

Cuando vi el vídeo no podía evitar pensar que entendía perfectamente a todos aquellos que no daban dinero a un hombre que tenía a su hija pequeña mendigando en la vía pública. De hecho, entendería que avisaran a las autoridades para que tomarán medidas y protegieran a esa pequeña.

Yo tampoco daría dinero a alguien que pide en Nueva York, París o Madrid con un niño en la calle. De hecho en muchas ciudades está prohibido, así es en España, y hay campañas que piden expresamente que no se dé dinero a niños que lo mendigan.

Hace ya muchos años, estando en Egipto en la etapa previa a ser madre reciente, el guía que teníamos nos pedía expresamente que no lo hiciéramos. “Un niño debe estar en la escuela o jugando”, nos decía con más razón que un santo. “Si al padre le sale rentable tenerlo en la calle pidiendo no le hará estudiar ni le dejará jugar”, explicaba. En México nos contaron algo semejante, añadiendo que estaban exponiendo a los niños a los peligros de la calle: abusos sexuales, accidentes, desapariciones…

Si se desea ayudar económicamente a los niños que lo necesitan, hay mejores maneras. No debe incentivarse la mendicidad con menores.

image

La imagen es de una campaña reciente en Perú.

6 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    ¿Pero es que no hay una ley de vagos y maleantes? Pero es que no hayLa Protección de menores? ¿En que pais vivimos?

    Clica sobre mi nombre

    09 agosto 2015 | 11:07

  2. Dice ser Antonio Larrosa

    ¡Es muy dificil poner un comentario en estos blogs con tantos anuncios que lo impiden

    ¡Hay dinero para fútbol, toros, alcohol,droga,vicios. No para libros! Un pueblo sin cultura es un pueblo exclavo http://antoniolarrosa.com

    09 agosto 2015 | 11:11

  3. Dice ser Antonio Larrosa

    ¿Y la ley de vagos y maleantes? Y La Protección de menores? ¿Ya no existen?

    Clica sobre mi nombre

    09 agosto 2015 | 11:15

  4. Dice ser de almas desaladas

    Sentado a la orilla espera el final de la condena,
    al rumor de olas sueña ser de brisa en su penar,
    y en su mano ya le quema de púa la ponzoña en cresta
    de olas que sólo entregan sed de arena y seca sal,
    sed de sal, sin latir, puntadas,
    piedra amor de pétreo mar.

    09 agosto 2015 | 13:48

  5. Dice ser Lola

    Recuerdo una conversación que tuve con el pediatra de mi hija, dónde me comentó que en un viaje que hizo a la India vio muchos niños pidiendo pero lo peor era que algunos mal llamados padres eran capaces de partirle el brazo a la criatura con tal de inspirar más lástima.

    09 agosto 2015 | 20:02

  6. Dice ser UnCurrante

    Eso de la mendicidad infantil tambien se referira a ciertos programas de la parrilla televisiva donde se hartan de enseñar niños malnutridos y sucios justo antes de pedirte un donativo verdad?

    09 agosto 2015 | 23:14

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.