BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Se acerca la temporada de las rehalas, la caza mayor con perros

imageMucho se habla de la temporada de caza con galgo, de que febrero es el mes que acaba esa temporada y también la buena suerte de muchos galgos. Se habla bastante menos de las rehalas, del uso de un grupo de perros en caza mayor, normalmente con jabalíes.

Yo hablé de ello aquí hace siete años Con la colaboración de la responsable de la protectora de Cáceres.

La mayoría de las rehalas se les cuida deficientemente, se les mal alimenta y al que no regresa a la llamada tras acosar al jabalí, en el monte se queda herido o perdido.

Las hay también en las que se busca perros uniformes (todos el mismo tipo de mestizo) con buena presencia y se les atiende mejor, pero no tienen un futuro menos negro.

“Son detestables y odiosas, estas fotos que te mando, son un ejemplo. Nos dejaron a cinco mastines atados a la puerta, algunos con orejas y rabo cortados, todos en un estado lamentable. Hubo que eutanasiarlos.

Pocas son las rehalas que tienen a sus animales cuidados. Aun así, aunque tengan comida, cuidados veterinarios, viven de por vida en una perrera, eso no es de recibo.

Pero hay todavía demasiadas rehalas o recovas en las que no hay control, en las que las hembras en celo viven entre sangrientas peleas de machos para conseguir montarla, donde la comida es pan y sobras de comidas, donde se admite cualquier perro.

Yo he visto desde husky hasta boxers, pasando por cocker en rehalas, de dueños hijos de puta que como no querían a su perro, le dieron el peor final: formar parte de una rehala.”

image

Dos años más tarde, hace un lustro, os recomendaba El sonido de la naturaleza de Carlos Hita en El Mundo, premiado técnico de sonido especializado en los sonidos de la naturaleza, y os traía un par de párrafos y una foto suya extraída de su post sobrelos perros de rehala.

Pocas veces el punto de partida para estas narraciones sonoras es una imagen. En general la fotografía y el texto acompañan al montaje. Pero en esta ocasión todo parte de la expresión triste y a la vez furiosa de los perros de la fotografía. Pertenecen a una de las rehalas que participaron en una montería en Sierra Morena el pasado domingo, día 7, para poner punto final por esa zona a la temporada de caza. Son podencos; pasan la mayor parte de sus vidas encerrados en cercados, en grandes jaulones en los que las peleas a dentelladas son comunes. Las calvas y cicatrices de sus caras denotan la violencia en que transcurre su perra existencia. Cuando salgan de la jaula en que están encerrados batirán con furia el monte, levantando y persiguiendo a sus presas, jabalíes y ciervos, que huirán despavoridas ante ellos. Y sin embargo, en la expresión de cada uno de estos desgraciados quedan todavía restos de ese fondo noble, la mirada franca y profunda de cualquier perro. No se puede uno acercar al mundo de la caza con sentimentalismos. Pero es difícil no sentir pena por el cruel destino que ha marcado la existencia de estos animales. De la caza se ha dicho ya todo, a favor y en contra. Pero de la jornada del otro día yo me quedo con la profunda tristeza de estos perros furiosos, sedientos, en la que aún arde un rescoldo de nobleza.


Ya iba siendo hora de hacerlo de nuevo de mano de un texto que me ha mandado la asociación protectora El amigo fiel de Córdoba.

Se está aproximando la temporada de caza en nuestra tierra y todo lo que conlleva esta maldita y ancestral costumbre. Basta echar un ojo entrando en webs de caza y en otras donde se anuncian los cotos, los cortijos, las monterías, batidas, la venta de perros, las ferias de caza, etc. En algunas plataformas hay hasta “ofertones” donde por un puesto de caza en un coto tienes derecho a desayuno y hasta te prestan o alquilan una “buena rehala”.

La definición de Rehala por “expertos” es: un conjunto de perros que, conducidos por un guía o perrero, tienen la misión de encontrar la caza (venado, jabalí o guarro) acosarla para conducirla a las posturas, latirla en su recorrido para marcar el camino al montero y llegado el caso apresarla para propiciar su muerte a cuchillo por perrero o montero.

De las Rehalas os queremos hablar, de esos perros olvidados que no tienen tanta fama como los galgos (por suerte éstos últimos tienen más trascendencia y publicidad desde hace unos años). Los perros de las Rehalas son mucho más desgraciados y son más desconocidos.

Las razas de las Rehalas son por excelencia para monterías, batidas, sirven para la caza mayor, de ahí el peligro que corren y la vida que llevan es imaginable: muchos quedan desgarrados en las monterías, otros se pierden exhaustos, otros se abandonan cuando no vienen a la llamada o no sirven, hembras que paren sin descanso, la mayoría viven en zulos, otros son ahorcados o disparados y un largo etc de calamidades que solo ellos podrían contar. La mayoría son podencos, bien sabido por los “expertos” son perros todoterreno.

Las rehalas se componen de perros “buscas” y “de agarre”. El mayor porcentaje ha de ser perros buscas (los que rastrean, buscan y dan caza al jabalí entre todos) y unos pocos de agarre (que son los que hacen frente la presa y rematan la caza).

Arriba tenéis una rehala diferente, formada con todo tipo de razas de esta asociación: podenco maneto, podenco andaluz, podenco orito español, podenco portugués, bodeguero (perros buscas) mastín y mestizo de talla grande (perros de agarre). Son Duque, Lois, Luna, Mimo, Deneb, Begga, Bruno, Desi y Danko.

El problema es que es una rehala defectuosa a ojos de cualquier cazador: no sirve para cazar. Todos ellos son despojos de la caza, animales que rescataron porque fueron abandonados y condenados. Ahora han recuperado su dignidad y necesitan un hogar.

Adoptar un perro de caza es una experiencia gratificante, como adoptar a cualquier otro, pero además conlleva la demostración de que ellos no han nacido para ese fin, solo son perros, con los mismos derechos que el resto, aunque su raza los quiera condenar.

Contacto: informacion@amigofielcordoba.org

Así estaban cuando los encontraron.

Así estaban cuando los encontraron.

9 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser El_Soberano

    He aquí una de las grandes hipocresías animalistas.

    “Pobres perros de caza, que los dueños les cuidan mal. Ahora, al jabalí herido, que lo destrocen a mordiscos hasta matarlo, que para eso les pagan”.

    Comprendo.

    21 septiembre 2015 | 9:57

  2. Dice ser Fernando

    Como siempre estos articulos centrandose solo en la parte mala, en el porcentaje de gente que lo hace mal, para que hablar del otro porcentaje… no va a atraer tanto. Mi familia tiene una rehala, yo he sido perrero, sigo yendo a ver a nuestrs perros, y te digo que el trato que les damos a nuestros perros es el mejor que tienen, estamos orgullosos de ellos, les vamos dando paseos a todos durante al año poco a poco para qie no esten encerrados en “jaulas” de hormigon como dices ahi, que por si no lo sabes eso es por ley, que obliga a tenerlos asi, nunca hemos abandonado a ninguno, es mas, hemos llegado a estar mas de 1 semana subiendo cuando se podia al monte a buscar a aquellos perros perdidos, terminar una caceria a las 3 de la tarde, no haber comido desde las 10 de la mñn, y estar hasta que se hace de noche buscando al animal sin haber comido, llevar a perros heridos en brazos, tratar de curarlos en el acto. Y lo que dices de adopcion, pues hemos tenido muchos perros que nos hemos encontrado en la calle, y han dado un resultado muy bueno, un perro no se descarta por raza, si uno de verdad sabe de esto. Y un ejemplo como nuestra rehala conozco asi a la mayoria de rehalas con las que convivimos habitualmente. Que si que hay gente despreciable que los trata muy mal, pero eso es como en todos los sectores, siempre habra X gente que no lo haga bien y solo vaya por su interes, pero no se puede tachar a todo el sector de lo mismo que esa panda de rufianes.
    Un saludo

    21 septiembre 2015 | 10:01

  3. Dice ser Israel

    Esto es otra desgracia solo hay que ver la mirada de estos pobres animales.

    21 septiembre 2015 | 10:52

  4. Dice ser sandro

    Sólo un par de comentarios a su artículo

    La mayoría de las rehalas se les cuida deficientemente, ¿ESO PORQUE LO DICES TÚ NO?? se les mal alimenta ¿TAMBIÉN PORQUE LO DICES TÚ?? y al que no regresa a la llamada tras acosar al jabalí, en el monte se queda herido o perdido. PUES NO SEÑORA, AL PERRO QUE SE QUEDA PERDIDO EN EL MONTE SE VA A BUSCARLO PORQUE VIVES DE LOS PERROS, ¿SI SE TE PIERDE EL BOLSO EN EL SUPERMERCADO NO VAS A BUSCARLO PORQUE TIENES OTROS 100 EN CASA???

    Pocas son las rehalas que tienen a sus animales cuidados. Aun así, aunque tengan comida, cuidados veterinarios, viven de por vida en una perrera, eso no es de recibo. ¿VIVEN DE POR VIDA EN PERRERA?? ¿LAS REHALAS SON PARA BATIR EL MONTE, SALEN TODO EL INVIERNO AL MONTE Y EN VERANO NO SALEN PORQUE AL SER CONSIDERADOS PERROS DE CAZA NO LOS PUEDES SACAR POR ESTAR CRIANDO LAS ESPECIES CINEGÉTICAS. SALEN MUUUUCHO MÁS QUE MUCHOS PERROS QUE CONOZCO Y QUE SUS DUEÑOS LOS SACAN 10m AL PARQUE DE AL LADO DE SU CASA PARA QUE HAGAN SUS NECESIDADES Y LUEGO OTRA VEZ A LA TERRAZA.

    POR FAVOR, DEJEN DE HACER TANTA DEMAGOGIA Y DE INTENTAR APARENTAR QUE USTEDES SON LOS DUEÑOS PERFECTOS DE SUS MASCOTAS Y LOS DEMÁS SOMOS ASESINOS Y MALTRATADORES DE PERROS

    21 septiembre 2015 | 13:07

  5. Dice ser Lo de siempre

    Lo de siempre, generalizando.

    Por supuesto hay gente que trata deficientemente a sus realas, igualmente que hay gente que no recoge las cacas de sus perros en la calle o dejan que ladren molestando al vecindario. Debemos por ello prohibir tener perros en casa???? o solo intentar que la gente que los tiene se conciencie.

    En la caza por supuesto que hay personas que hacen barbaridades, solo hay que perseguirlos y sancionarlos.

    Me gustaría también que hablarais de los planes cinegéticos que existen en los cotos, vacunaciones conejos, bebederos perdices e incluso pago de indemnizaciones a agricultores por sus cosechas.

    21 septiembre 2015 | 17:35

  6. Dice ser Oscura

    Sandro, pierdes toda la razón en el momento que a) Pones mayúsculas entremezcladas, cosa que se considera gritar, y b) Comparas a los perros con bolsos de la compra.
    Olé tus argumentos.

    21 septiembre 2015 | 20:30

  7. Dice ser Sergio Sánchez

    Estoy totalmente de acuerdo en que existen cazadores que cuidan de manera deficiente a sus perros. Por desgracia para los animales en nuestras ciudades también vemos a perros obesos que salen a hacer sus necesidades 10 minutos al día, llenos de miedos por no estar bien socializados y siempre atados bien cortos. Ni los unos ni los otros merecen nuestro respeto como sociedad.
    Conociendo como conozco el mundo de la caza os diré que la visión es totalmente parcial. Los buenos rehaleros me merecen todo el respeto como cazador. Para mi no hay aficionado cinegético mas sacrificado. Mantener y cuidar a entre 10 y 30 perros todo el año, adaptando instalaciones a la normativa vigente y al bienestar de tus perros, conociendo a cada ejemplar al milímetro para evitar las peleas, cuidados veterinarios constantes, burlando la normativa para intentar no tener 4 meses al año a tus perros encerrados, acometiendo inversiones de mas de 4.000€ en collares geolocalizadores y petos que los protejan (todavía pocos rehaleros los utilizan). Y lo de que dejan perros por el monte, ni por asomo! Si hace falta se desplazan tres y cuatro veces durante la semana a buscar animales, da lo mismo si tienen que recorrer 100 o 300km.
    Como en muchos ámbitos del mundo cinegético hay sin duda mucho recorrido por hacer pero hace falta un poco mas de conocimiento de este deporte para formarse una opinión. Por desgracia artículos como este no ayudan a difundir qué es la caza. Seguramente los cazadores tampoco sabemos transmitir en qué consiste la actividad cinegética y la importancia que esta tiene en nuestra sociedad, sobretodo en cuanto al control poblacional de especies de caza mayor como el jabalí.
    Por mal que le pueda parecer inicialmente a un defensor de los animales, si alguna vez os cruzais con un rehalero por la montaña preguntadle si lo podeis acompañar. Seguro que accede encantado y así podreis formaros vuestra propia impresión.

    21 septiembre 2015 | 22:11

  8. Dice ser Un perro de rehala

    Hola Melisa, como puedes comprobar quienes me conocen y me cuidan también me defienden.

    Te invito a conocer el mundo de la rehala y el trabajo que se hace diariamente por sus representantes para mejorar nuestro bienestar, entrenamiento y selección racial. tienes varias páginas web en las que puedes entrar e informarte. Ya está un poco anticuado atacar a la caza sin argumentos serios. Los cazadores han salido del armario y están defendiendo su afición. Que la caza es legal y necesaria está demostrado.

    Creo que también es necesario tener experiencia antes de escribir un artículo. Al menos contar con buenas fuentes.
    ¿Sabías que el origen de la rehala es un acto social? La palabra rahala es de origen árabe y significa agrupación de animales ¿Sabías que, hace ya siglos, las gentes de los pueblos unían sus perros para cazar predadores o grandes piezas de caza que asolaban sus cosechas? Entonces se decía que iban a la montería. Era nuestro día más feliz ¿sabías que el podenquero era el más dotado dentro de ese entorno social para guiar los perros por el monte sin más ayuda que su voz? El podenquero nos entiende mejor que nadie, los perros somos los primeros cazadores, tenemos ese instinto natural¿Todo un mundo, verdad?

    No somos agresivos pero colaboramos con el Hombre en la localización de las piezas con una resistencia física que él ya no tiene y un sentido que ya casi le quedó atrofiado: el olfato. Somos capaces de seguir un rastro en el monte donde el Hombre no vería nada. Nos necesita, somos el centro y el motor de eso que llaman la caza.
    Estás invitada a comprobarlo.

    En general las razas de perros de caza existen porque han sido creadas por criadores-cazadores. Muchas de ellas hoy conviven con nosotros en nuestros hogares pero no hemos de olvidar que son perros para cazar, el primer destino que nos dio el Hombre cuando nos domesticó y aptitud que hemos demostrado generación tras generación desde la oscuridad de los tiempos. En relación con los perros de rehala hay razas que han sido recuperadas por ellos, simplemente por el afán de mejora y selección de nuestros dueños, los rehaleros. Yo soy podenco paternino de Huelva y desde hace tres años, gracias a los podenqueros, tengo el título de raza autóctona andaluza.

    Verás que te escribo con nobleza, la de un perro, conócenos y luego si quieres, sigues criticando a quienes debemos la vida y hacer aquello que nos gusta, cazar libres por el monte.

    Un perro de rehala

    23 septiembre 2015 | 19:14

  9. Dice ser dafne

    No tenemos suficente carne que hay que dar caza? tengo gatos recojidos de la calle perros ke tambien hemos recojido, por desgracia hay gente que le divierte salir a cazar, pues que gracia, vive el cazador de agua y pan mojado en el mismo agua? diria que no. se enfrenta el “cazador” al jabali, o lo que sea que caze, va a ser que no…. muchos animales estan siendo adoptados por extrangeros llevandolos fuera de españa (verguenza deveria darnos) en la union europea en muchos de sus paises hay leyes que como le tires mal de la correa al perro te pegan el gran multazo. Señores en que epoca vivimos? esto parece la españa profunda (o lo es no lo se), Sabian que en la prehistoria eso que dicen paso hace tanto tiempo para los animales pero parece que para el homus no, un gatito tan bonito peludito mimoso media lo mismo que un caballo? y el perro casi lo mismo, pongamonos a cazar con caballos o abandonarlos luego que de una coz dejas de cazar el resto de tu vida. y yo que apenas puedo comer carne ni pescado como no sea sin forma animal de granja o mar, que estomago cazar o que los “chuchos ” lo hagan por ti por lo que he leido, supongo que se lleva la escopeta por si algun animalillo del campo se escapa y no correr peligro la vida del cazador, entonces que cobren los perros y el cazador a pan mojado con agua, eso si a los perros no les apetece mas estar calientes en casa y ese dia no tiene ganas de salir a darle de comer al cazador.

    16 octubre 2015 | 23:30

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.