BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘Luther’

Y los favoritos para los Emmy de este blog son…

Esta noche son los Emmy. A las 2.00 hora española comienza la gala de los premios televisivos por excelencia. En este blog haré un directo desde las 23.30 de todo lo que acontezca en la ceremonia y en lo que rodea a la misma, tal como la alfombra roja, las reacciones de los premiados o los perdedores, y las sorpresas o desilusiones. Si queréis que la comentemos juntos, tenéis los comentarios para expresaros y podemos interactuar a través de Twitter. Sobre las nominaciones ya os dije qué pensaba.True3

Antes de la vorágine nocturna que supondrán los Emmy, es tiempo de porras. La mayoría de compañeros que escriben de series, como Aloña Fernández Larrechi, Jaime Domínguez o los autores de Quinta Temporadaya han hecho sus apuestas. Vosotros también podéis votar por vuestras preferencias en estas encuestas que han preparado en 20minutos.

Mis candidatos predilectos a llevarse el premio responden más a lo que me dice el corazón que a lo que apunta la lógica, pero aún así he elegido a los que creo que tienen más posibilidades. Más razones no hay, dado que esta es una quiniela personal, subjetiva y con la que se puede estar de acuerdo o no.  Por tanto, mis favoritos para estos Emmy son:

Drama

Mejor serie: True Detective

Mejor actor: Matthew McConaughey (True Detective)

Mejor actriz: Lizzy Caplan (Masters of Sex)

Mejor actor de reparto: Jon Voight (Ray Donovan)

Mejor actriz de reparto: Christina Hendricks (Mad Men)

Mejor guión: Ozymandias, de Breaking Bad

Mejor dirección: Cary Joji Fukunaga, de True Detective, por Who goes there

Comedia

Mejor serie: Orange is the New Black

Mejor actor: Louis CK (Louie)

Mejor actriz: Julia Louis-Dreyfus (Veep)

Mejor actor de reparto: Andre Baugher (Brooklyn 99)

Mejor actriz de reparto: Kate Mulgrew (Orange is the New Black)

Mejor guión: I Wasn’t Ready, de Orange is the New Black

Mejor dirección: Jodie Foster, de Orange is the New Black, por Lesbian Request Denied

Miniseries y películas para televisión

Mejor serie: Fargo

Mejor película: The Normal Heart

Mejor actor: Benedict Cumberbatch (Sherlock)

Mejor actriz: Kristen Wiig (The Spoils of Babylon)

Mejor actor de reparto: Jim Parsons (The Normal Heart)

Mejor actriz de reparto: Julia Roberts (The Normal Heart)

Las (injustas) nominaciones de los Emmy, categoría a categoría

Ya conocemos quiénes están entre los candidatos a llevarse un Emmy el próximo 25 de agosto. Las sorpresas han brillado por su ausencia, dado que las novedades eran las esperadas, con Orange is the New BlackTrue Detective liderando a las debutantes. Pero estos Emmy pueden llegar a calificarse como los de la injusticia en las nominaciones. Grandes series, actores y actrices se han quedado fuera de forma incomprensible, en favor de otros mucho más limitados y que no han tenido grandes temporadas o actuaciones si les comparamos. ¿Cuáles? ¿Por qué? Veámoslo categoría por categoría (las nominaciones en una lista, aquí).

Masters1Mejor drama

Es la categoría donde se notan las mayores ausencias. Ni Masters of Sex (quizá uno de los mejores estrenos del último año) ni The Good Wife han logrado entrar en la carrera por el galardón de más prestigio. Y considerando que la que sí ha entrado es Downton Abbey, justo el año de su temporada más floja, es para mosquearse. Todas las quinielas apuntan a que la serie de HBO protagonizada por Woody Harrelson y Matthew McCounaghey se llevará el gran premio, dado que el resto ya han sido premiadas previamente (Mad Men Breaking Bad) o no son típicas ‘gana-premios’, como le ocurre a Juego de Tronos. La presencia de House of Cards era obvia. Y eso que entre la crítica española no gusta mucho, algo que no acabo de entender. En EEUU por suerte sí. Por supuesto, ni Hannibal ni The Americans han entrado, como se esperaba. Tampoco Sons of Anarchy. Ni lo harán nunca, a nuestro pesar. Al menos se han cargado a Homeland.

Mejor comediaBrook2

Si todo va según lo previsto, Orange is the New Black debutará en los Emmy ganando el premio más gordo al que está nominada. Aunque realmente no sea el lugar que le corresponde, dado que no es una comedia. Por su estilo, sus guiones, es un drama que se aproxima al humor negro. Pero sus responsables han sido muy listos, y para evitar a las bestias con las que se encontraría en la categoría reina han optado por este recurso. Esto significa que el resto se puede despedir de ganar el premio, más aún si sus entregas de esta temporada no han sido especialmente brillantes (salvo que a los que votan les dé por su pedrada habitual con Veep). La única novedad es Silicon Valley, uno de los mejores estrenos de este mismo año, que merecía colarse. Lo más llamativo es la ausencia de Brooklyn 99Otra injusticia más.

Mejor miniserie

Si no ganan Fargo Luther esta categoría dará un premio incomprensible. Así de claro. El detalle de incluir a Treme, al fin, es algo digno de encomio.

T5Mejor actor de drama

Esta categoría se resume en la ausencia de Michael Sheen (Masters of Sex) y en la presencia de Jeff Daniels (The Newsroom). La injusticia de que no esté el primero y sí el segundo es vergonzosa. Esto podría haber beneficiado a Jon Hamm (Mad Men), que lleva seis años esperando a ganar. Pero en el año de True Detective, con Harrelson (actor con toda su carrera en Hollywood) y McCounaghey (último ganador del Oscar a mejor actor) nominados, dudo mucho que sea otro distinto a estos dos el que se lleve el galardón. Creo que ni siquiera Bryan Cranston puede con ellos. Veremos.

Mejor actriz de drama

Tal y como se preveía, aunque muchos rezábamos para que no fuese así, Tatiana Maslany (Orphan Black) no está entre las nominadas. Ni haciendo seis personajes distintos en una misma serie, todos con su personalidad y con una solvencia espectacular, le dan la oportunidad a la chica. Al menos entra Lizzy Caplan, que está maravillosa en su papel de Virginia Johnson en Masters of Sex. La única que sobra es Michelle Dockery (Downton Abbey), que no creo que esté al nivel del resto. Su lugar debería haber sido para Elisabeth Moss (Mad Men).

Mejor actor de comediatbbt

Lo más chocante en ésta es que falta el ganador del Globo de Oro hace unos meses en el mismo campo: Andy Samberg (Brooklyn 99). Si merecía ganar no lo sé, pero lo que tengo claro es que al menos en las nominaciones debería haber estado. Centrándonos en los que pueden llevárselo, Louis CK (Louie), Michael H. Macy (Shameless) y Ricky Gervais (Derek) son los grandes favoritos por méritos propios. El resto dudo mucho que tengan alguna posibilidad.

Mejor actriz de comedia

Esta categoría vuelve a ser de las más competidas. La lucha, según la lógica, debería estar entre dos: Lena Dunman (Girls) y Amy Poehler (Parks & Recreation). Pero como le ocurre a Jon Hamm, tienen la mala suerte de coincidir con dos de las que enamoran al jurado, como son Julia Louis-Dreyfus (Veep) y Edie Falco (Nurse Jackie). Vale que ha entrado Taylor Schilling por OITNB, pero su Piper no está ni por asomo a la altura de estas bestias.

Mejores secundarios en drama

Ray2Los secundarios masculinos van a librar una batalla muy interesante. Lo malo es que hay una gran ausencia: Dean Norris (Breaking Bad) merecía estar muchísimo más que Aaron Paul. Puede que esto sea impopular, pero no hay más que ver los últimos episodios para darse cuenta. Sí está Jim Carter (Downton Abbey), al que parece que quieren homenajear con el premio de ver su cara en la pantalla antes de que le den el premio a otro. Éste podría ser Jon Voight, que está tremendo en Ray Donovan. Aunque no descarto a Peter Dinklage, que se ha marcado una temporada colosal en Juego de Tronos (menos para los que lo hayan visto doblado).

En cuanto a ellas, a lo mejor es el año de Christina Hendricks. Anna Gunn ya tiene su Emmy, y Maggie Smith no ha estado tan brillante como en años anteriores. Aunque dada la obsesión de EEUU con Downton Abbey no hay que perderla de vista.

Mejores secundarios en comedia

Kate Mulgrew se merece el Emmy a mejor actriz de reparto de comedia por su papel de Red en Orange is the New Black. Y punto. Vale que le toca verse las caras con Allison Janney (nominada en otra categoría que comentaré después), pero ninguna de las otras nominadas ha estado mejor que ella. La única que conozco menos es Kate McKinnon, presente por su trabajo en Saturday Night Live. Tiene que ser muy buena para poder ganar a Mulgrew.6

Entre los hombres, me he reconciliado un poco con estos Emmy gracias a que Andre Baugher (Brooklyn 99) aspira a éste. Adam Driver, con eso de que está rodando la nueva película de Star Wars, ha ganado algo de nombre en los últimos meses. Pero el resto se ha mantenido más o menos igual. Quizá el premio sea para Tony Hale, ganador en 2013 por Veep.

Invitados en drama
Reg E. Cathey hizo un gran papel en House of Cards, y podría llevárselo en la categoría masculina. Para su desgracia, tiene a Robert Morse (Mad Men) enfrente, justo cuando ha realizado su mayor aportación a la serie de los publicistas (aunque esté en la batalla por la temporada el año pasado, y no por la de este, pero todo influye). Hay que destacar que estén Paul Giamatti (Downton Abbey) y Beau Bridges (Masters of Sex).

bob_newhart_big_bang_theory_a_hEn lo que se refiere a ellas, ésta si puede ser la categoría de Allison Janney para volver a ganar un Emmy. Jane Fonda está bien en The Newsroom, pero no creo que tanto como Janney como para quitarle el premio. Y mucho ojo a Margo Martindale.

Invitados en comedia

Si se premia al que más ha hecho reír con su presencia testimonial, el Emmy debería ser para el veterano Bob Newhart. Las carcajadas que ha provocado con su talento en The Big Bang Theory son inolvidables. Pero hay muchas ganas de premiar a Jimmy Fallon por lo que sea, y eso puede jugar en contra.

Nueva selección de series cortas para degustar en Semana Santa

Que los británicos son los reyes del entretenimiento en su justa medida es algo que nadie puede refutar. Para muestra, el post de ayer con cinco series cortas que son perfectas para esta semana de vacaciones (el que las tenga). Todas habían salido de las islas. En Estados Unidos se prodigan menos en este género de miniseries de pocos capítulos con duración volatil, pero sí lanzan varias cada año. Las cadenas de cable, como la HBO, son las que más apuestan por este tipo de ficción. Pero quizá no sea suficiente, dada la gran aceptación que tienen las historias de cinco o seis capítulos como máximo.

Hoy, más series cortitas para ver de aquí al final de estos días de relax. Con una diferencia con respecto al post anterior: hay una americana. El resto, de la también conocida como Pérfida Albión. Aunque por las series que hacen no se merecen semejante referencia. Son éstas:

Dates

Dates

He hablado varias veces de ella en el blog. De hecho, estuvo en la lista de las 10 mejores novedades de 2013. Y es que no me canso de recomendarla. Hacer una serie en la que cada capítulo es la cita entre dos desconocidos que han quedado tras encontrarse por Internet es simplemente una genialidad. Nueve medias-horas de drama, humor y relaciones personales. A lo mejor alguno se ve reflejado en lo que proyectan los personajes. No os la perdáis.

Restless

RestlessDescubrir que tu madre fue una espía del Servicio Secreto británico en la II Guerra Mundial durante su juventud puede molar. Pero deja de ser excitante si ella te lo cuenta porque cree que la quieren eliminar por ese pasado tan peligroso y aventurero. De esto parte Restless, dos episodios de intriga en un marco histórico que ofrece una historia en dos líneas temporales: el presente de los personajes, con ese miedo antes descrito, y el desarrollo de los hechos décadas atrás, por los que la protagonista acabó espiando para su país tras una tragedia personal para después dejar ese trabajo tan peculiar. Dos capítulos de hora y media creados a raíz de una novela de William Boyd. El elenco no puede ser mejor: Hayley Atwell, Michelle Dockery y Michael Gambon. Sí, sale Dumbledore. Pero sin barba.

Luther

Idris Elba haciendo de poli duro que no usa armas al que le toca enfrentarse con los criminales más sádicos y maquiavélicos que Luthercualquiera pueda imaginar. Esa es la vida de John Luther, relatada en un auténtico drama policiaco con una capacidad de emocionar indescriptible. Ya sea por lo que le ocurre al protagonista, por los pedazo de cabrones a los que ha de detener, o por los dilemas morales que plantea, Luther toca con aparecente sencillez la fibra sensible mientras la ves. Por supuesto, lo mejor es ver al gran Elba, que quizá sea el mejor actor de la actualidad junto a Benedict Cumberbatch. Y si creíais que habíais visto series o películas en las que los villanos son unos malos bichos invencibles, cuando veáis ésta cambiaréis de opinión. Una serie que solo pueden hacer los british, en definitiva. Porque hasta aquí son capaces de sacar una sonrisa.

The Wrong Mans

The Wrong MansDecía antes que los británicos tienen el poder de aunar comedia y drama sin que chirríe. Son maestros en eso, aunque siempre las producciones cojeen de un pie más que de otro. En The Wrong Mans se hace humor con situaciones que no nos harían nada de gracia si nos tocase vivirlas. Los dos protagonistas se ven envueltos en una trama en la que encajan de forma acertada, y sin calzadores, mafias, policía, ricachones y el MI6. Y todo porque uno de ellos coge del suelo algo que se encuentra por casualidad… Sus seis capítulos son desternillantes, pero el primero es una obra maestra de situaciones absurdas que te hacen descojonarte.

Mildred PierceMildred

Dije que habría una americana, y aquí está. Aunque a medias: todo es tan sofisticado, tan exornado, que parece que estemos viendo algo de Reino Unido. Por eso, y porque los dos protagonistas son más británicos que el fish & chips: Kate Winslet y Guy Pierce (sí, se crió en Australia, pero nació allí; no me fastidiéis la construcción). La historia de una mujer luchadora que desde el principio se tiene que enfrentar a una hija déspota y soberbia, que además se dedica a humillarla, es perfecta para cerrar un día antes de dormir. Son cinco episodios de cerca de hora y media que merecen mucho la pena, más que nada porque está la Winslet. El contexto de la Gran Depresión en Estados Unidos, con lo que eso conlleva para unos personajes de origen humilde, permite que Mildred Pierce sea un retrato perfecto de lo que debieron vivir miles de personas en aquellos años sombríos. Y es que la pobre Mildred no tiene suerte en nada. Cuando veáis el final lo entenderéis.

Nueva temporada

Septiembre es el inicio de todo. Estudios, el trabajo normal del día a día, y por supuesto, la génesis de la temporada 2013/2014 de series de televisión. Un ejercicio seriéfilo en el que no volveremos a ver jamás a Dexter Morgan (Dexter, muy pronto) y a Walter White (Breaking Bad, el 29 de septiembre). Es decir, este verano está marcado por despedidas muy destacadas, como son las de dos de las mejores series de estos últimos años. Aunque una haya envejecido mejor que la otra, que ha pasado la etapa del deceso hasta llegar a ser un zombi. También se ha marchado Luther. Para siempre (aunque se habla de posible película). Aquí tendrá la despedida que se merece, a pesar de que la marcha de Idris Elba para dedicarse de lleno al cine fuese inexorable.

Luther2Antes de pasar a lo que vendrá a partir de este mes me gustaría hacer un recorrido por lo que hemos podido ver durante julio y agosto, además de por lo que yo he mismo he rescatado para ponerme al día. Está claro que la estrella ha sido Orange is the New Black, por su frescura en forma de gran guión y su humor negro. Todo el que la ha visto está deseando que llegue la próxima temporada y se ha alegrado las vacaciones gracias a estas reclusas histriónicas e hilarantes.

El otro soplo de aire fresco, dentro de lo escaso que nos han ofrecido las cadenas, ha sido Ray Donovan. El ‘nuevo chico malo’ de Showtime no ha alcanzado unas cotas de calidad espectaculares, pero es fácil augurarle un futuro de éxitos y capítulos inolvidables. Seguirá solucionando todo lo que le encarguen durante algunos años más. Seguro.

Y de lo que ya conocíamos, al menos para mí, lo único que ha pasado del aprobado es la sexta temporada de True Blood. Quizá algunos penséis que estoy loco, pero me lo he pasado como un niño gracias a los vampiros de Bon Temps. Y quiero ver el primero de la séptima YA. Los que hayáis visto la finale de esta entrega sabréis a qué me refiero.

Verano de capítulos

Como decía antes, he aprovechado este tiempo para ponerme al día con unas cuantas ficciones que tenía pendientes. Todas tendrán su reseña en las próximas fechas. Una de estas ha sido Arrow, emitida por Antena 3 este verano. El justiciero ricachón y su particular concepto de la justicia forman un cóctel de entretenimiento muy recomendable. 65646_568776363143230_552143621_n

También he caído en las manos de seda de Gillian Anderson en The Fall. ¿O acaso existe un ser más maravilloso en la Tierra que la actriz británica? Yo creo que no. Y eso a pesar de que está en un rol que ya conocemos: el de detective, como en Expediente X. Aquí Anderson debe perseguir a un asesino al que todos conocemos desde el capítulo uno, así como a su familia y a sus víctimas. Todo en un ambiente tétrico y pausado, además de interesante.

Siguiendo con lo británico, lo más original y estrambótico que he disfrutado ha sido Utopia. El cómic con secretos que harían temblar al mundo y los frikis que acaban siendo sus guardianes por error frente a una organización de asesinos van camino de convertirse en serie de culto. Otra imprescindible sin duda alguna.

BansheePero lo mejor que he podido hacer ha sido recuperar Banshee. En resumen: un ladrón que sale de la cárcel y que está sentenciado a muerte por un gangster al que robó que por una serie de catastróficas desdichas acaba siendo sheriff de un pequeño pueblo estadounidense. Todo aderezado con acción, violencia y sexo a raudales.

Aunque esta última es la cara del tiempo que he empleado en ver capítulos, también hay una cruz: el adiós de Skins. Los seis capítulos con los que ha finalizado la mejor serie de adolescentes de la historia no han estado a la altura de su pasado. Una auténtica pena, dado el potencial de Bryan Elsley y Jamie Brittain. Pero de donde no se puede sacar…

Las nuevas seriesAgents

Dejando el pasado de lado, la pregunta con respecto al futuro es clara: ¿Qué vamos a ver próximamente? Jamás recomendaré series que no haya visto previamente, por lo que solo puedo ceñirme a relataros algunas de las ficciones que mejor campaña publicitaria, oficial o no, están teniendo. Así, podríamos hablar de Masters of Sex, Agents of Shield (spin-off de Los Vengadores), Dracula (con Jonathan Rhys Meyers), Believe (Alfonso Cuarón y JJ Abrams), Sleepy Hollow (adaptación futurista de la peli que ya lo fue de un libro), The Michael J. Fox Show, Penny Dreadful (Juan Antonio Bayona mediante), The Black List, The Tomorrow People (el nuevo Arrow)… Y aún faltan las británicas además de muchas otras estadounidenses. Y ya lo digo: esta selección que he hecho no tiene intención alguna. Solo son los nombres de los que más se habla.

BehindTampoco hay que olvidar a las series españolas. A las que parecen interesantes de antemano, como Galerías Velvet, se suman otras que dan escalofríos solo de verlas anunciadas. Sí, me refiero a Vivo cantando. Pero habrá que verla para poder opinar, aun con suspicacias.

No hay que olvidar que el comienzo de temporada es sinónimo de Emmy. Y los de este año van a estar muy interesantes. Hasta que llegue el 15 de septiembre y la gala correspondiente, os presentaré a los candidatos de cada una de las categorías más destacadas. Por supuesto, podéis decir quiénes son vuestros favoritos, tanto en los comentarios como en las encuestas / listas que pondré a vuestra disposición próximamente. ¿Confirmará Homeland su hegemonía? ¿Habrá premio de despedida para Bryan Cranston? ¿Podrá alguien con Claire Danes? ¿Behind the Candeblabra tiene rival en las miniseries? ¿Y Modern Family en las comedias? Todo eso lo sabremos en pocos días. Aún así, hagamos nuestras cábalas.

Como siempre, estoy a vuestra disposición en el email. Bienvenidos de nuevo.

Un verano con Luther

Que haya menos series en antena durante el verano es una bendición para aquellos que queremos (debemos) seguir tantas. Esto te permite aprovechar para ver aquellas que tienes pendientes, ponerte al día con los capítulos que te faltan de otros, o simplemente dedicarte a las habituales de estos meses más ligeros en cuanto a variedad. Porque hay cadenas que prefieren reservar para la estación vacacional algunas joyas ineludibles. Y una de esas es LutherQue no es ni mucho menos la típica ficción sobre polis que resuelven casos.

Luther1He de admitir que quizá hable desde el enamoramiento, debido a que considero a Idris Elba el dios actual de la interpretación. No existe un actor televisivo en la actualidad que le llegue a la suela de los zapatos a este pedazo de negro que es bueno en todo lo que se proponga. Cuando quiere ser un cerdo sin escrúpulos, lo es. Si le corresponde hacer de un narcotraficante ambicioso, como hizo en The Wire, crea un personaje inolvidable. Y si como en este caso lo que toca es un policía atribulado con unos métodos expeditivos para resolver casos, lo clava.

Para los que no sepáis de qué estoy hablando, Luther es eso: un policía leguleyo muy peculiar que es tan bruto como inteligente. Por el que todos se preocupan, ya que es complicado prever qué se trae entre manos y cuál va a ser su siguiente locura. Pero sobre todo, un tipo avispado que gracias al buen guión y al talento de Elba no se destapa en ningún momento como el típico detective listillo que desentraña los casos de una forma creíble y sin advenimientos. Vamos, que no resuelve los crímenes con supuestas señales en farolas o semáforos como hace Dan Brown.

En esta serie de la BBC, que acaba de estrenar su tercera temporada, John Luther y sus compañeros se enfrentan a casos que podríamos definir como creepys siendo generosos. La grima que dan los malos es insólita, y a veces hasta tienes que retirar la vista del asco que puedes llegar a sentir. Pero es que encima son escurridizos y parecen casi imposibles de atrapar. Esto es lo mejor que tiene esta auténtica obligación televisiva: unas tramas originales, en las que hay artificios, y que siempre te hacen reflexionar sobre por qué se cometen cierto tipo de crímenes.

Luther2Porque las historias, como el protagonista, incluyen una enseñanza útil. Aportan algo que no te deja indiferente. No existe esa trascendencia que me he hartado de repetir que no soporto, ni siquiera una carga moral. Y lo que es más importante: Luther entretiene. La ves con alegría y la disfrutas. Es de las que te da sensación de mono cada vez que se acaban sus cortas temporadas veraniegas. Por eso es imprescindible.

Gran parte de culpa de los elogios anteriores la tiene Idris Elba (que suena mucho para ser el nuevo James Bond). Este hombre te engatusa quieras o no. Logra que empaticemos con su policía contundente e iconoclasta sin esforzarse mucho. Es lo que tiene ser el mejor (aunque imagino que sobre esta aserción habrá debate). Porque este rol que desempeña no es el del típico agente de la ley que ve una prueba donde antes no había nada. Este cae bien y no rechina la forma en la que alcanza sus objetivos.

Si buscáis series para el verano, Luther os enganchará desde el minuto 1. Y si os gustan las historias nada convencionales, más aún.