BLOGS

Expulsan a Shaima, la musulmana de Gran Hermano 15, y la acusan de aprovecharse de su religión

Ha sido una oleada. Decenas de llamadas en una sola noche. Decenas de guardas de cementerio aterrados llamando a la policía y jurando que hay lápidas bajo las que se oyen ruidos raros.

Son Christian Dior, Coco Chanel, Giorgio Armani, Cristóbal Balenciaga, Elio Berhanyer y Karl Lagerfeld (bueno, éste está vivo, pero tiene pinta de dormir en un panteón) retorciéndose en sus tumbas.

El motivo: el atuendo de Milá. Sabéis que hay una modista que la viste siempre, que tiene un blog que se llama Estilista de Guardia. Pues anoche debía estar librando o de baja o extorsionada por una banda de albano-kosovares.

De cintura para arriba Milá iba vestida como si a la madre de Pumuki le fuera el sado maso. Llevaba un peto de látex y unos pelos de haber dejado caer en la bañera un tostador encendido.

Joder. De cintura para abajo llevaba una falda en la que había que buscar a Wally, pero que no lo encuentras ni con un GPS y chillando pidiendo socorro el pobre muchacho. Y el pelo. Vuelvo al pelo. Me obsesiona. Ese pelo a lo “he chupado una torre de alta tensión mientras meaba y ha hecho puente eléctrico”.

Milá, indescriptible (TWITTER)

Milá, indescriptible (TWITTER)

¿Sabéis los Payasos Gore esos que se han puesto de moda y que van dándole sustos a la gente por la calle? Pues cuando quieren acojonarlos a ellos va Milá vestida como anoche.

Vamos con la gala. Intentemos olvidar.

Lo primero que nos pusieron fue la relación Paula-Luis. Por lo pronto es una relación platónica. Que no significa que haya plátano de por medio, sino que mucho ja ja, ji ji, abracitos y mierdas de esas pero no se mete la fibra óptica en la zanja.

Lo que pasa es que Luis es más blando que abrazar a un Teletubbie y con que le den cariño le vale. Luis es capaz de irse a un puticlub a pedir abrazos. En todas las carreteras secundarias de España le conocen como el niño del achuchón.

Si Milá hubiera nacido en los suburbios sería de las que te darían un tajo en el abdomen por mirarla mal. Cómo le gusta a esta mujer una bronca. El caso es que se metió un poco en un berenjenal con el amigo de Omar (con el que se lleva tan bien que a su lado Batman y el Joker son dos viejas tomando el té en domingo) intentó salir de la inminente bronca llamando tonto a Alfredo, que estaba allí como a por setas.

“No me mires con cara de tonto”, le dijo al muchacho que miraba como los perritos cuando ladean la cabeza. Y Alfredo se cabreó: ¡¡¿¿TE ESTÁ FALTANDO AL RESPETO ALGUIEN A TI, MERCEDES??!!

“Mi respeto te lo tienes que ganar”, le dijo el muchacho a Milá y la gente en el plató hizo UUUUUUUUH. Solo faltó que alguien gritara ¡Pelea de gatas! e hicieran un círculo a su alrededor. Si esto fuera el oeste Milá y Alfredo se rellenaban de plomo en medio de la calle, frente al Saloon.

Yolanda es una mujer cultivada. Pero no de leer y esas cosas, cultivada de que la plantas y te sale un alcornoque.

Érase una vez dos primas de Albacete / No eran de caga y vete“, recitó la muchacha. Dios santo. Es sencillamente arte hecho palabras. Se me caen las lágrimas de la emoción, de la profundidad… y el gilipollas de Miguel Hernández en la cárcel escribiendo mierdas de no sé qué cebollas.

“Las cabezas de los turcos, esas que matan, esas somos nosotros“, Virgen de los dobladillos. Qué parábola. Si la llega a oír Cristo va y se la copia para decírsela a los discípulos.

En el plató diversos colaboradores pusieron a parir a Fran por ser más falso que un zurullo de plástico. Paco se puso a opinar. Lo que pasa es que lo hizo llevando puesta una americana de color rosa que encontró en los contenedores de basura del rodaje de Grease.

El sentimiento generalizado respecto a Fran lo resumió bien el amigo de Omar: “Que pedazo de mierda de persona que es Fran“. Hala, a tomar por donde amargan los pepinos los eufemismos.

Vamos con Azahara y Juanma: Han estado cortejándose que de zalameos más sutiles han salido embarazos. Pero es una relación que yo no veo. Demasiado pelo hay ahí. Porque qué barba, madre del amor hermoso. Eso lo tienen que peinar con un tractor y un arado.

Ambos son insoportables. Tienen unas conversaciones laaaaaaaaaaargas y profuuuuuuuuuuuuuuuuuuuundas y hablando despaciiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiitoooooooooooooooo. ¿Es que tienen que hablar en el lenguaje de los Ents?

A veces pienso que si te acercaras por detrás y les dieras una colleja, de las que te duplica el número de cervicales por el método de la mitosis, los dos espabilarían. Creo que tienen un falso contacto o algo. Y ojo, que los dos tienen pareja fuera. Si yo fuera sus dos novios me iba haciendo una cuenta en Meetic.

El notario del programa estaba en el plató. Lo sacaron de Cuéntame y lo sentaron en una butaca. Tenía toda la pinta de comprarse la ropa todavía en Galerías Preciados. Y el apellido se lo habían inventado fijo. Para mi que es albañil en paro.

Y A LA CALLE… ¡¡SHAIMA!!

Otro azucarillo para mí por acertar. Shaima se lo intentaba tomar bien, pero se veía que estaba más bien tirando a jodida. Se fue con el 52,4% de los votos.

Esta será una semana de terror. Y no me refiero a que Omar se vaya a quitar la gorra y descubramos que es es un caracono, no, sino a que estará dedicada a Halloween.

Omarcono.

Omarcono.

Esta semana unos harán de muertos y vivirán de noche y otros de vivos y vivirán de día. Menos mal que no estaba Dinio, porque él se encuentra más vivo por la noche.

La separación la hicieron metiendo a los concursantes en ataúdes y dejándoles caer encima sangre de pega. Pero ojo, sangre a cascoporro, Tanta que han agotado las reservas y la próxima película de SAW la van a tener que rodar con tomate Orlando.

Paula se manchó de sangre. Chilló. Chilló. Dijo que se moría. Chilló, chilló… ¿sabéis hacer ctrl+C y ctrl+V? Pues poneos con ello con “chilló” media hora y ahí tenéis un resumen.

¡¡La plasta también pringó a pelocha rubia!! Ahora Azahara va a ser como un chupachups Koyak. Como la versión vegetariana de Carrie. Siempre que Carrie hubiera preferido “nutrirse” en lugar de comer.

Fue entonces cuando en el plató un cámara del programa decidió tumbarse muy deprisa y hacerlo agarrando la cámara. Lo que pasa es que pareció que se daba una hostia como una oblea de kilo, pero no.

Luján, con pinta de estar robando ropa en un Zara (TELECINCO).

Luján, con pinta de estar robando ropa en un Zara (TELECINCO).

Luján Argüelles fue la encargada de la prueba de inmunidad. Debía esconder una calabaza y hablar de su libro. Gran Hermano es como la teletienda, todo el mundo va a vender algo.

“Me hace una ilusión entrar aquí… me está viendo toda mi familia, mis amigos… más que cuando hago mis programas”, dijo Luján. JA JA JA

Luján tenía la petaca del micro colocada en… bueno, de forma que… vamos, que lo mismo cuando acabó el programa se tuvo que casar con ella. “Además de la ilusión, la petaca me está dando un gusto…”, dijo. Y digo yo que luego se preguntaría: Si la petaca está ahí… ¿Qué he hecho con las bolas chinas?

Yoli encontró la calabaza, así que las primas serán inmunes esta semana. ¿Habéis visto la escena de Matrix en que Neo esquiva las balas? Pues con la emoción de la inmunidad la rubia se fue a besar a Jonathan y éste le hizo una cobra que ríete tú de las balas.

Jonathan, viendo cómo Yoli se acerca.

Jonathan, viendo cómo Yoli se acerca.

La entrevista de Shaima no es que fuera la pera limonera, pero tuvo sus perlitas. “Tu madre no se ha acostado ni un solo día antes de que te acostaras tú por la noche”, le contó Milá. “Eso es una madre y lo demás es tontería”, respondió Shaima.

Shaima dijo que a veces se metió donde no la llaman, pero que en otras cosas tenía razón, como en lo de Lucía y Omar. Como Lucía saltó y dijo “yo no me rallo, tú me envenenas“, Shaima le contestó que “más cobra que tú no hay nadie”. En Rocky se veían menos guantazos.

Y ahí intervino la metepatas de Maica: “Te has aprovechado de tu religión, te has aprovechado de tu enfermedad (es diabética) y te has aprovechado de tus 18 años”, le dijo a Shaima. Esa hostia no se la comen seis cristianos en una semana ni con ketchup.

“Yo no tengo la culpa de que tú no hayas hecho nada en el programa, nada más que limpiar vasos y cocinar”, le respondió Shaima a Maica. Hostia devuelta. Con intereses del 35% y euribor +59,3.

El caso es que salieron nominados provisionales FRAN Y LUIS, LOS PRIMOS Y LOLI.

¡¡COBARDÍAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!! Se va a exponer Luis. El Torero peligra, ojo. La gente es capaz de echarle con tal de joder a Fran… CÓMO SE HA LIBRADO EL APODERADO. Este tío es una comadreja de Papada Nueva Guinea.

Total, que nominados LOLI, LUIS Y JONATHAN. Creo que se va Loli, pero no las tengo todas conmigo…

Llegan las nominaciones

Nominan Fran y Luis. Luis casca dos puntos a Loli, por ser un rival fuerte. Fran tuerce el gesto. Fran nomina con uno a los primos.

Nominan Azahara y Hugo. Dos puntos a Fran. La gente en el plató aplaude. Hugo le da un punto “que le duele” a Loli.

Vemos el papel de “periodista” de Shaima. Ha sido la Jordi Évole de la casa, tocando los cojones a todo el mundo con sus preguntitas.

Shaima dice que a veces se metió donde no la llaman, pero que en cosas tenía razón, como en lo de Lucía y Omar: “Yo no me rallo, tú me envenenas”, dice Lucía. “Más cobra que tú no hay nadie”; dice Shaima.

“Te has aprovechado de tu religión, te has aprovechado de tu enfermedad y te has aprovechado de tus 18 años”, dice Maika a Shaima. Esa hostia no se la comen seis cristianos en una semana ni con ketchup.

“Yo no miro al objetivo, el objetivo me mira a mi”, dice Shaima, modesta.

“Yo no tengo la culpa de que tú no hayas hecho nada en el programa, nada más que limpiar vasos y cocinar”, le dice Shaima a Maica. Hostia devuelta.

Maica recula porque sabe que la van a caer hostias por todos los lados  por decir que Shaima se aprovechó de su enfermedad (es diabética).

Nomina Paula. Dos puntos a Omar y Vitín. Y se pone a explicarlo como si hiciera falta. Y un punto a Loli.

Nominan Vitín y Omar. Dos puntos a los primos, uno a Hugo y Azahara.

Loli nomina. Dos puntos a los primos “porque está rotando” y un punto a Luis y Fran.

Nominan los primos: Con dos puntitos a Luis y Fran. La gente aplaude. Y un punto a Omar y Vitín. La gente aplaude.

Nominan las primas: Dos puntos a Luis y Fran. Un punto a Paula.

FRAN Y LUIS, LOS PRIMOS Y LOLI NOMINADOS PROVISIONALES.

En serio, que acabe esto ya.

Manda a la gente a la sala de decisiones, así sin anestesia.

¡¡COBARDÍAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!! Se va a exponer Luis. El Torero peligra, ojo. La gente es capaz de echarle con tal de joder a Fran… CÓMO SE HA LIBRADO LA COMADREJA.

Juanma y Jonathan a la sala de decisiones.

El súper le ha dicho a Fran que no volviera a la casa, pero se lo ha pasado por el forro de los cojones. Se expone Jonathan. Da igual, no se van a ir.

Loli a la sala, pero vamos, que por pasar por allí.

Milá conecta con los nominados definitivos: LOLI, LUIS Y JONATHAN. No lo tengo muy claro… pero creo que se va Loli. Regresan a la casa.

Shaima se despide de la casa. Ha dejado una carta de despedida que lee Juanma. Es una ñoñería que podría haber escrito Marco.

Y SE ACABÓ LO QUE SE DABA, AMIGOS.

Mañana como siempre resumencito de la gala. ¡Gracias Mar por la paciencia!

 

Vivos y muertos en Gran Hermano 15

Ahora interviene el supermaligno. Van a separar a los concursantes en dos grupos, los vivos y los muertos.

Unos viviréis de día y otros viviréis de noche, dice el súpermaligno. Y Paula suelta “¡que miedo!”.

Los muertos deberán “cambiar”. Deben entrar por parejas en la sala de pruebas. Paula se va a hacer pis antes de llegar a la sala.

Paula y Loli son las primeras. Paula está chillando como si le estuviera mordiendo una teta un pitbull rabioso. “No te sueltes”, le dice Loli.

Eh, pero que Loli ve muertos, estará como en casa. Para ella debe ser como ir a tomar el té con amigos.

Se tienen que meter en un ataúd. “Como me pase algo prepararse”, dice Loli. Es la versión avanzada de “¡niño, como te caigas y te mates te castigo!”.

¡¡A Paula en su ataúd le ha caído una plasta marrón-roja como para enterrar a un dinosaurio!! Será una muerta. Chilla. Chilla. “¡Que me muero!”, dice y chilla. Y chilla.

Fran y Luis son los siguientes. Luis va sin camiseta. La mierda le cae a Fran. Cómo he disfrutado esta escena.

VITÍN Y OMAR: La mierda le cae a Omar. Y no sólo en el sentido figurado, como suele. Pero como lleva gorra pues casi no se mancha.

Las primas entran en los ataúdes. Yolanda no se ha llenado de mierda y se está comiendo lo que parece ser el caramelo que les echan. ¡¡Pringan a Alejandra!! Se ha llenado de sangre falsa hasta las bragas.

Turno de los primos. Se quitan las camisetas y parecen un calendario de bomberos. La sangre le cae a Juanma. Ahora se llama Barbarroja.

Van Hugo y Azahara. ¡¡La plasta para la pelocha rubia!! Ahora va a ser como un chupachups Koyak. Azahara es como la versión vegetariana de Carrie. Siempre que Carrie hubiera preferido “nutrirse” en lugar de comer.

Y vamos con la entrevista a Shaima.

Se ha hostiado un cámara. Milá intenta alargar el momento recibimiento en el pasillo, pero no hay manera.

Luján Argüelles es la encargada de hacer la prueba de inmunidad. Va a esconder una calabaza, pero vamos, que viene a hablar de su libro. Gran Hermano es como la teletienda, todo el mundo va a vender algo.

Mandan a los concursantes congelarse en el jardín. Luján entra y les habla. Ahora se va a esconder la calabaza.

“Me hace una ilusión entrar aquí… me está viendo toda mi familia, mis amigos… más que cuando hago mis programas”, dice Luján. JA JA JA

Luján tiene la petaca del micro que lo mismo cuando acabe su participación se tiene que casar con ella. “Además de la ilusión la petaca me está dando un gusto…”, dice.

¡¡YOLANDA LA ENCUENTRA!!

Con la ilusión la muchacha se ha ido a comerle los morros a Jonathan, pero el muchacho le ha hecho una cobra. Pero no una cobra normal, no, una cobra imperial. Joder, que manera de esquivar una cosa. Si lo graban pueden meter la escena en Matrix y queda más chulo que esquivando balas.

Vídeo de Shaima y su condición de musulmana. Dice la muchacha que ella debe “acatar las normas del islam”. Dice que abrazar a un amigo o darle dos besos es pecado y que ella lo ha hecho.

“Tu madre no se ha acostado ni un solo día antes de que te acostaras tú por la noche”, le dice Milá. “Eso es una madre y lo demás es tontería”, dice Shaima.

Toca vídeo de broncas Shaimeras. Ha tenido unas cuantas. A la gente le jodió horrores (sobre todo Omar, Vitín y Fran) que no se fuera ella y se fuera Alfredo la semana pasada.

Como a tantos otros, le parece que Fran es un falso y un mentiroso. Ha visto cómo la nominó y cómo decía que siempre la iba a nominar y a ella le dijo que nunca la había nominado.

Se ha ido con el 52,4% de los votos.

Dice que no ha sido estratega, que ha nominado de corazón. Eso sí, reconoce que ha sido un poco “falsa”.

A Lucía le dice que le cayó bien al principio pero que ella no era nadie para meterse en la historia de Paula y Omar. Que no le gustó el mal rollo que daba a la casa.

Lucía es la Messi de Gran Hermano. Cuando Messi da pases la gente hace oooooooole, oooooooooooole y cuando Lucía la gente hace buuuuuuuuuuuuuuuu,  buuuuuuuuuuuuuuuuu, como si estuviera dando malos pases.

QUE COÑAZO DE GALA

Esto está siendo tan aburrido que echo de menos las clases de matemáticas del colegio.

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Y el expulsado es… ¡¡SHAIMA!!

Seguimos con el debate chungo/aburrido en el plató.

Ni que decir tiene que no superaron la prueba. Por segunda semana consecutiva. Así que les queda una cantidad de comida equivalente a lo que se queda pegado en la tapa de un yogur.

Fran aprovechó para insinuar que había sido culpa de Alejandra, por no ponerse ella las pinzas. A este hombre sólo le falta organizar carreras de Vainas y tener al lado a una tipa en bikini retro atada con una cadena.

Llaman a Shaima a la sala de expulsión. La muchacha está acojonadilla porque se ve cruzando el mar en el ferry camino de su ciudad autónoma.

Ya sabéis que se pidió una hora sin cámaras para poder quitarse el pañuelo un rato. Tremendo uso de la sala. A mi me habría jodido, porque encima no le pusieron cena, sino sólo un tocador con peines y tal.

Vamos con Azahara y Juanma. Han estado cortejándose que de zalameos más sutiles han salido embarazos. Lo que pasa es que es una relación que yo no veo. Demasiado pelo hay ahí. Por la mañana se tienen que levantar con un par de horas de adelanto para que una se lave el pelo y el otro se lave la barba.

Porque qué barba, madre del amor hermoso. Eso lo tienen que peinar con un tractor y un arado.

Eso sí, ambos son insoportables. Tienen unas conversaciones laaaaaaaaaaargas y profuuuuuuuuuuuuuuuuuuuundas y hablando despaciiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiitoooooooooooooooo. ¿Es que tienen que hablar en el lenguaje de los Ents?

A veces pienso que si te acercaras por detrás y les dieras una colleja de las que te duplica el número de cervicales por el método de la mitosis los dos espabilarían. Creo que tienen un falso contacto o algo.

Los dos tienen pareja fuera. Si yo fuera sus dos novios me iba haciendo una cuenta en Meetic.

Y Azahara se ha puesto paranoica y dice que se quiere ir. Dijo que era por la comida. Pero una mierda. Es porque sabe que como se quede en la casa va a coger a Juanma, le va a quemar los pelos en el fogón como a los gochos y se lo va a comer que lo único que va a quedar de él es el eructo de después.

Al parecer a Milá le han hecho muchas veces la del masaje que acaba yéndose al nacimiento de la teta. Anda que no he usado eso yo veces. ¿Funcionó? Bueno, eso es material clasificado.

El notario del programa está en el plató. Lo han sacado de Cuéntame y lo han sentado en una butaca. Tiene toda la pinta de comprarse la ropa todavía en Galerías Preciados. Y el apellido se lo han inventado fijo. Para mi que es albañil.

Rosa y Carol: ¡gracias por los piropos!

Y A LA CALLE… ¡¡SHAIMA!!

Otro azucarillo para mi por acertar. Shaima se lo está intentando tomar bien, pero se ve que está tirando a jodida.

¿Y por qué? Se pregunta. Ah, de la vida, nadie me responde.

 

Milá, indescriptible (TWITTER)

Milá, indescriptible (TWITTER)

Ya tiene la mujer disfraz para Halloween.

Dos que se han refrotado también que se tienen que confesar y les mandan doscientas quince avemarías son Jonathan y Yolanda. La pequeña rubia se arrima que parece un imán en una caja de clavos.

¡¡EL PRUEBÓDROMO ESTÁ DECORADO COMO UN CEMENTERIO!!

Madre del amor hermoso. He visto a Fran metiéndose en la cabina y era como un paquete de Burguer Meat del súper. Si le pones en un lineal de oferta lo vendes.

VAMOS A CAMBIAR DE POST.

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Comienza la gala del terror de Gran Hermano…

Vamos con ello.

La cosa comienza con vídeos de bronca tras bronca. La cosa se está poniendo interesante.

Hostia puta. Milá va vestida de madre castigadora de Pumuki. Y la falda es como el vómito del sombrerero loco. Creo que se ha vestido a oscuras.

Dice que una de las limpiadoras de la casa se jubila. Afortunada ella.

40%, 53,9% y 6,1% ASÍ ESTÁN LOS PORCENTAJES.

Lo primero que nos ponen es la relación Paula-Luis. Por lo pronto es una relación platónica. Que no significa que haya plátano de por medio, sino que mucho ja ja, ji ji, abracitos y mierdas de esas pero no hay metesaca.

Lo que pasa es que Luis es más blando que abrazar a un Teletubbie y con que le den cariño le vale. Luis es capaz de irse a un puticlub a pedir abrazos. En todas las carreteras secundarias de España le conocen como el niño del achuchón.

Peeeeero en paralelo a las maratones de cariñitos Paula se ha reconciliado un poco con Omar.

Eso sí, antes el muchacho de la frente interminable explicó que a él le gusta follar despacito. Lo malo es que lo decía mientras contoneaba el cuerpo como si fuera una lombriz con tanga en una barra americana.

Peeeeeero, llegó la fiesta semanal y les dieron alcohol y no para que se curaran un padrastro infectado, sino para el gaznate, pues se hicieron un poco amiguitos. Que si pongo una canción, que si es mi preferida, que si te miro con ojitos de cupkake bañado en almíbar…

En el plató Lucía dice que ella está encantada. A esta muchacha la operas de apéndice y sólo por no demostrar que está jodida pone una sonrisa.

Ahora hay movida con Alfredo. MOVIDÓN Milá, para salir del atolladero de meterse con el amigo de Omar, le dice a Alfredo “No me mires con cara de tonto”. Y Alfredo va y se pica: “¡¡¿¿TE ESTÁ FALTANDO AL RESPETO ALGUIEN A TI, MERCEDES??!!

“Mi respeto te lo tienes que ganar”, le dice Alfredo a Milá y la gente en el plató hace OOOOOOOH, y UUUUUUUUH. Si esto fuera el oeste Milá y Alfredo se rellenaban de plomo en medio de la calle, frente al Saloon.

“Quieres conocer a la gente y luego te das cuenta de que lo que es verdad es mentira. Con lo fácil que es ser uno mismo”, dijo Fran. JA JA JA JA JA JA

Es como si Bárcenas criticara a Pujol por tener cuentas en Suiza.

Joder. Yo es que veo lo que lleva puesto Milá y es como si tuviera que buscar a Wally en su falda. Y el pelo. Ese pelo a lo “he chupado una torre de alta tensión mientras meaba y ha hecho puente eléctrico”. Creo que el pequeño Nicolás está escondido en su pelazo afro.

¿Sabéis los Payasos Gore esos que se han puesto de moda que van dándole sustos a la gente por la calle? Pues cuando quieren acojonarlos a ellos va Milá vestida como hoy.

Llaman a Paula a la sala se expulsión.

Y vemos vídeos de la semana. Alejandra está más nerviosa que haciendo la ortodoncia a un cocodrilo constipado. Y ha tenido movidilla con la mitad de los miembros de la casa.

Excepto con Luis. Con Luis no se puede discutir. Tu a Luis le secuestras a su hijo primogénito y se sienta a hablar contigo a ver si lo arregláis.

Shaima y Paula se pelearon en plan broma en el salón. Ni que decir tiene que ganó Shaima. Y porque estaban de broma, porque si no Shaima es capaz de hacerla desaparecer y encontrar a Paula sólo el año que viene cuando hicieran obras en el jardín.

La madre de Yolanda está de muy buen ver. ¡A la casa con ella! Y Alejandra a la sala de expulsión.

“Érase una vez dos primas de Albacete / No eran de caga y vete”, recita Yolanda. Dios santo. Es sencillamente arte hecho palabras.

El caso es que a Yolanda también le dan caña. Pobrecilla. Sólo porque se hace la sueca para echarse azúcar en las tostadas o porque se deja los platos sin lavar. Shaima podría cagar en el fregadero y nadie tendría huevos a decir nada.

Eso sí, es una reina de la metáfora: “las cabezas de los turcos, esas que matan, esas somos nosotros”.

Al clima de buen rollo ayuda Gran Hermano. Mandaron a Hugo que sacara toda la ropa de los armarios y que la dispersara por toda la casa. Eso agradó a mucha gente en la casa. Les puso como de buen rollo.

¿Sabéis las pelis que empiezan con un recorrido de ropa tirada en el suelo porque alguien ha follado? Pues así, pero como si se hubiera montado una orgía en un estadio.

Y una vez que cabreas a todo el mundo vas y haces en la siguiente prueba que se tengan que agarrar y no puedan separarse. Faltó que les dieran un frasco de nitroglicerina y les hicieran imitar a un canguro.

¿Y no se puso Fran a decir que estaban todos los demás (él no) obsesionados con la comida? Mientras lo decía su papada asentía dando fe de sus palabras.

En el plató diversos colaboradores están poniendo a parir a Fran por ser más falso que un zurullo de plástico. Paco se pone a opinar. Lo que pasa es que lo hace con una americana de color rosa que ha sacado del atrezzo de la película Grease.

En una de las pruebas y al parecer por culpa de Alejandra, según dijo él, se tuvo que poner unas pinzas en la cara. Madre del amor hermoso. El tío se puso como si fuera Jesucristo siendo crucificado para redimir a la humanidad. Que forma de sufrir por los demás. Antes de entrar a Gran Hermano se comió a Gandhi y a la Madre Teresa de Calcuta.

“Que pedazo de mierda de persona que es Fran”, dice el amigo de Omar, que es muy de usar eufemismos.

Y CAMBIAMOS DE POST.

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO CAMBIO DE POOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOST.

La musulmana de Gran Hermano 15, obligada a pedir una hora sin cámaras para poder quitarse el pañuelo

Imaginaos 40 días con la cabeza cubierta. 40 días sin quitarte de la cabeza una cosa apenas unos minutos. Pues quitando Omar, que lleva la gorra que cuando se la quite se la va a tener que despegar con una espátula, hay quien no lo lleva bien.

O sea, Shaima. La muchacha dice que está muy agobiada, que le pica la cabeza, que no puede más. Porque claro, normalmente se lo puede quitar en su casa, pero en esta no, porque se la puede ver. Así que pidió una hora sin cámaras para poder estar sin el pañuelo y se la dieron anoche.

Lo que pasa es que fue un poco timo, porque normalmente te ponen cena y a ella le pusieron un tocador para que se peinase. ¿Es que no podía peinarse mientras se ponía hasta el culo de cus-cus?

En general, el tema capilar está muy de actualidad en la casa, porque vamos a ver, ¿qué puñetas pasa en la casa de Gran Hermano que a todo el mundo le da por raparse? Se vuelven locos y prefieren cortarse el pelo y dejarse las venas largas antes que al revés?

Mi teoría es que hay piojos como centollos en esa casa. Eso es como un colegio de la posguerra, los piojos han hecho estragos en las cabelleras. Lo que me extraña es que no les hayan echado salfumán o les hayan prendido fuego a la cabeza directamente.

¿Pensáis que Paula grita mucho? Imagináosla con la cabeza como la antorcha de Indiana Jones. Iría gritando feliz “muerooooo de calcinacióooooon”.

Sí, paula ha sido una de las que se ha rapado, un lado de la cabeza, en esa moda que hay ahora de que las mujeres parezcan donantes de pelo. Lo mismo pensaba la muchacha que siendo menos rubia por la vía de la desaparición capilar iba a ser más lista…

El caso es que su amado Luis, torero donde los haya, está más molesto que con un cuerno pillándole por un huevo. De hecho, le echó la bronca a Paula. Sí, sí, no recordáis mal, Luis se rapó hace unas semanas y porque le dio por ahí. Pero a la rubia le echa la bronca.

El caso es que al final hicieron las paces y Paula le regaló un mechón que parecía la cola de una rata camboyana. Y el tío se quería hacer una pulsera con eso. Como si Paula fuera un visón. Es posible que Luis acabe así:

También se han rapado parte de la cabeza Hugo (pero no cuenta porque Hugo está para rellenar espacio), Jonathan y Omar. Ah, no, perdón, que Omar viene rapado de serie.

Hablando de Omar. Que dice el chiquitín que lleva las gorras caladas como Jenaro el de los 14 entrando en Madrid, que está harto, que se quiere ir. “Cada día se me está haciendo más duro“, dice.

Este muchacho necesita ir a picar a una mina…

“Tendré la mala suerte de salir nominado y que la gente no me eche”, dijo. JA JA JA JA Ay, Omar, buen intento, pero no cuela. Está jugando a la de “me quiero ir, que putada me haríais dejándome dentro y como me odiáis, querréis putearme…”. JA JA JA

Este quiere irse de la casa lo mismo que yo quiero ir a cagar y que en el retrete de al lado esté Kim Kardashian desbordando el trono con su culo demoledor.

Omar está cabreado porque pasan más hambre que Falete en una frutería. Le molesta que se guarde la comida en tuppers, porque se estropea, así que ha amenazado con comerse todo lo que vea que se va a estropear. Este muchacho va a acabar comiéndose los zurullitos de la cabra como si fueran conguitos.

¿Conocéis el dicho “cuando más primo más te la arrimo”? Pues los primos lo llevan a término siempre que pueden. Jonathan con Yoli, con la que ya ha hecho las paces y a la que le ha dicho que siente algo por ella, pero que fuera tiene sentimientos más fuertes (por otra, se entiende).

Jonathan no es que tenga claros sus sentimientos, es que tiene un puto amorímetro a pilas y hace mediciones con él. El aparato va pitando según lo mueve por las zonas donde pueda haber amor. Sí, el aparato es su pene. Las pilas se las mete por el cu… ando yo era pequeñito…

Por otro lado está Juanma que está en plan acoso y derribo con Azahara. Con la de pelos que tienen ambos. Luego nacen Chewbaccas y la gente se pregunta por qué. Azahara, Azi como la llaman, como si fuera la hija del Pozí, se pasa la vida hablando de su novio.

Pero no para bien, sino ese tipo de monólogo que si fuera sobre un coche sabrías que el dueño quiere comprarse uno nuevo…

Milá se solidariza en directo en Gran Hermano: “Yo también soy puta”

Hola a todos.

La de anoche fue una gala de moralinas. De solidaridad con viejos oficios. De que Flo le relamiera los paluegos a la Milá hasta que le quedó la dentadura reluciente como la taza del water de Dios.

Pero empecemos por el principio, que es como se tienen que hacer las cosas, con rectitud, que si no se pervierte uno y acaba pagándose los vicios con una tarjeta de crédito de color negro.

Y hablando de vicios, ya sabéis que esta semana la palabra preferida en la casa ha sido “puta”. Si me dieran un euro por cada vez que se ha dicho esa palabra en Gran Hermano esta semana podría dejar de echar los euromillones. Y ChulOmar sería el responsable del 90% de los ingresos.

A tenor de la bronca más “puta” que se haya vivido en Gran Hermano Milá, que es muy de causas, comenzó haciendo un bonito y sentido homenaje a las señoritas de moral distraída.

Por solidaridad con las putas os digo que yo también soy puta“, decía la Milá. Lo malo es que los audímetros no miden empleos antiguos como ese, así que no podemos saber cuántas señoritas de vida alegre había viendo el programa.

Por si había alguna viendo la tele por falta de actividades nocturnas remuneradas, Milá recordó que “bastante tienen las putas”.

Y luego, parafraseando a un señor camionero natural de Torralba del Pijo, añadió: “Yo os quiero, putas“. JA JA JA Parecía Britney Spears hinchada a sidra saludando en su cumpleaños a Lindsay Lohan y Miley Cyrus.

Y Bustamante volvió a entrar en la casa. Ese chico pasa tanto tiempo ahí dentro que el día menos pensado le meten en unas nominaciones a ver si le expulsan y no vuelve más.

El caso es que esta vez iba a cantar. La verdad es que le prefería escondiendo discos por la casa, que si no los pones por lo menos no suenan. Por algún motivo que no alcanzo a entender, Busta les dijo que la prueba solo la habían pasado a la mitad y en la casa se pusieron contentos como si hubieran ganado el premio Nobel.

Bueno, para qué les voy a criticar, si en mi infancia colegial el 5 era el número más bonito que se podía ver. La frontera entre el bien y el mal, la línea a partir de la cual estaba el Nirvana, el Paraíso, el evitar ir al despacho del profesor a chu…  llorarle.

Alfredo tiene un problema en las galas. No hay una sola que no se quiera levantar para irse al confe, a fumar o a rascarse los huevos haciendo caminitos como en un jardín zen. Que tío más pesado. Que le den un cigarrillo electrónico o un puro con motor de gasolina, pero que deje de molestar (como veremos, ya no hará falta).

Yoli fue la primera en salvarse de la expulsión, lo que puso muy contentas a las primas. Sobre todo a Alejandra, que lleva dos semanas dejando que su prima se arriesgue. Eso es amor a la familia. Cuando Alejandra no sabe si un aparato eléctrico se ha estropeado espera a que Yoli se esté bañando y se lo echa en el agua.

¡¡¡Y A LA CALLE ALFREDO!!!

Clarísimo mensaje a Omar y su pandilla. De hecho, es posible que esta semana Vitín empiece a hacer el San Pedro y comience a negar a Omar como si no hubiera mañana. Lo de negar tres veces antes de que cante el gallo es para aficionados. Para cuando el gallo cante Vitín está firmando el certificado del Libro Guinness de los récords de la negación.

Azahara, que por si no os suena quien es, es la cosa esa con el pelo como un big bang albino, dijo que su habitación estaba gafada, porque siempre salía el nominado que dormía allí. Pero no, oye, no, porque dijo Yolanda que Loli había entrado allí y no había notado nada malo.

Amos no me jodas. ¿Por qué aún creen en las predicciones y poderes de una mujer que vaticinó que Paula y Omar no iban a encontrar obstáculos e iban a seguir juntos para siempre? Podría haber un puñetero cementerio indio debajo de la cama de Loli y no notaría más que un olorcillo raro.

Flo, más conocido como Súper Maligno reapareció para decirle a los concursantes que se vistieran con toda la ropa que pudieran, que iban a pasar más frío que las zurraspas de un pingüino.

La cosa consistía en que se metieran vestidos en la ducha y abrieran el agua fría. Ay, esa ducha, con las cosas que ha visto esa ducha. Entre otras, a Omar y Paula haciendo un Nokia (connecting people). Sí, allí fue donde Omar, en los viejos tiempos, puso a cargar su iPhene en el enchufe de Paulizza.

Pero na, que se mojaron, se cambiaron y punto. Nivel de emoción (exceptuando los gritos de Paula, que habrían hecho que se estremeciera un torturador de la Inquisición), cero patatero.

Lo malo llegó después. Esa noche el cátering no debió llegar a tiempo a Telecinco y Flo tenía hambre. Como milá en las publis de la gala siempre se come unas galletas y un plátano, Flo decidió hacer como los pájaros que le rebañan los dientes a los cocodrilos.

Se besaron. Pero no un pico, no, Flo le metió la lengua a Milá hasta donde ya no daba más. Yo juraría que vi menearse y asomar la punta de la lengua de Flo por el culo de Milá. Le dejó el tracto digestivo como recién fregao.

Esta vez las nominaciones eran en positivo y a la cara (o sea, tenían que decir quién preferían que se quedara en la casa). Los que me seguís sabéis bien el mucho aprecio que le tengo a Fran y a Loli. Tanto, que si pudiera les mandaba a un crucero. Al Titanic, concretamente.

Pues si antes les tenía ojeriza, después de ver cómo nominaban en positivo a Omar y Vitín ya es que pasan cerca de mi casa y se me agría la nata.

Por si fuera poco, Loli tiene suerte. El caso es que Pedro García Aguado, el de Hermano Mayor entró en la casa. Yo pensé que venía a soltarle un par de caricias a Omar, a ver si lo metía en vereda, pero no, venía a lo de la prueba de inmunidad. Escondió un libro.

Por un momento pensé que nunca lo encontrarían, más que nada porque en la casa sólo unos pocos saben qué aspecto tiene un libro, pero lo encontró Loli. Ahora dirá que los espíritus le dijeron donde estaba. Qué cabrones, sus espíritus, que no le dijeron que se iba a la calle su hermana.

Las primas, Shaima y Paula fueron las menos nominadas. ¿Sabéis cuando se organiza un partidillo en el cole y los capitanes piden por turnos a la gente de su equipo y hay dos o tres a los que nadie les elige y se van quedando solos? Pues así. El caso es que por aquello de disimular decidieron que fuera Alejandra la que se expusiese.

NOMINADOS: SHAIMA, ALEJANDRA Y PAULA. Se va… Shaima.

La entrevista con Alfredo tampoco tuvo demasiado interés, más allá de ver cómo el muchacho flipaba con Fran, al ver que es más falso que abrazar a un municipal después de que te multe.

Eso sí, le honra que al despedirse de la casa le pidiera perdón a Paula por haber dicho que había llamado perro a Omar cuando no fue así. Otra hostia para Omar. Porque claro, Lucía se calló como una persona de las que reciben la solidaridad de Milá.

A continuación Omar también le pidió perdón a Paula, pero vamos, a su estilo, que si yo rompo un jarrón en casa y le pido así perdón a mi madre me suelta una hostia que me tienen que despegar de la pared con una espátula.

Al parecer, Zeppelin, que es la productora de GH, ha puesto una denuncia al novio de Azahara por lanzar un par de pelotas de tenis al patio de la casa con información de fuera (entre otras cosas llamando falso a Fran). Bueno, por eso y por hacer estallar unos petardos de nada. De esos que recalifican terrenos a base dejarlos como un erial. Vamos, que según la denuncia, pudo causar accidentes en el terreno colindante.

Desde luego… si es que… dos pelotas de tenis y unos petardos… Antes de probar con la bomba atómica los ejércitos de EE UU y la URRS estuvieron ensayando con bombas de tenis. Iba un petardo en el medio y las pelotas alrededor y salían disparadas. Si no tenías raqueta te cagabas vivo.

La cosa terminó con Milá echando la bronca, así en general, aunque iba sólo por Omar, por no tenerse respeto en la casa. “Insultos, malas palabras y agresividad no tienen cabida en Gran Hermano. Se puede convivir tener que insultar”. Peeeeero, para nuestra desgracia, dejaba claro que no habría expulsión, ni lapidación, ni la gota malaya para Omar. Sólo la bronca.

En fin, menos da una piedra.

Sexismo barato, amenazas y acusaciones de “puta” de Omar a Paula en Gran Hermano 15

No hay por donde cogerle. Hablo del señor gorritas, del muchacho del codo felpudo, del ojitos de persiana a la mitad… de Omar el melenas.

Porque además de sus muchas virtudes inexistentes tiene una cantidad de cosas malas que parece un catálogo de defectos. El catálogo Omakea 2014. Pon un defecto en tu vida.

Y uno de esos defectos es el sexismo rancio que el chaval destila, que si se pone hasta lo puede embotellar. Y no es sólo que le diga a su novia que le haga el desayuno por la mañana (y la otra le diga que sí, que cada mañana de su vida).

Omar, con la mano tonta en el huerto del pepino (TELECINCO)

Omar, con la mano tonta en el huerto del pepino (TELECINCO)

Pero vayamos al caso concreto:

Anoche estaba Paula (más conocida como la Hawaiana) en la radio haciendo el canelo (tampoco es que la muchacha sepa hacer otra cosa, por otro lado) cuando para hacer una rima (según ella) se refirió a Lucía como “señorita de la calle” (según Vitín, que fue el bocas que se lo dijo a Omar). En realidad no creo que lo dijera en plan señorita de moral disoluta, sino como concursante que ha sido expulsada (que tampoco es que estuviera fina, ojo, que lo dicho dicho está).

Peeeero, Omar, que es de pensar poco, se lo tomó como peor podía, y ya en su triángulo compañeril, con Vitín y Alfredo comenzó a decir (y cito al minuto a minuto): “Me suda la polla lo que le pase, que se haga un dedo, es una alcohólica y una despechada, rubia de bote, la crujo el cuello“.

Pero luego se retractó, porque es muy de pensar y decir las cosas bien y se corrigió a sí mismo: “No le diré alcohólica, sino puta borracha“.

Y como tampoco es muy de hablar las cosas tranquilas, pues se fue a la pequeña rubia de voz aflautada y le dijo “La única puta que hay aquí eres tú“. Recordemos que ya le montaron un pollo a Paula, con amenazas como ahora, porque la señorita Luci-fer dijo haber oído cómo llamaba a su hombre “perro” en el confe. Cosa que resultó ser mentira.

Paula, que normalmente habría recurrido al poder de los osos amorosos para defenderse, reaccionó con arrojo y valor como para matar un león con sus propias manos, diciéndole al señor de la cabeza como un helipuerto que “ha sido una tontería, no soy una puta ni se lo quería decir a ella. Ha sido una broma”. Y como eso no calaba en Omar, le añadió que era un imbécil, un patético y que tenía cara de amargado. De esto último cualquier notario podría dar fe.


“Bronca Paula-Omar tema p.u.t.a” Parte 1/3 por abby_
Con todo, Paula intentaba disculparse: “Lo siento, era broma. Si tengo que pedir perdón y hablar con Lucía lo haré, ha sido un error”. Pero Omar estaba ya on fire, así que siguió “ni broma ni pollas. Me paso tus niñatadas por ahí, eres una niñata”. Con “por ahí” se refería a sus testículos y eso no es cosa de broma, porque se los toca mucho.

De hecho, hace unos años un rinoceronte africano sufrió graves quemaduras en un incendio y le tuvieron que trasplantar piel de los cojones de Omar, que era lo más parecido en dureza y textura.

Pero poco después se destapó el pastel: ¿qué era lo que le molestaba a Omar, que recordemos estuvo liado y tuvo sexo en la casa con Paula? ¡Que ésta tontee con Luis, el torero!

De hecho, después de la bronca fue diciendo que había en la casa “mucho puterío”.

Y aquí es donde viene la reflexión: Omar piensa al parecer que las mujeres que se acuestan con quien les da la gana son unas putas, incluso si ese “quien les de la gana” son él mismo. ¿Y sabéis porqué lo parece, además de porque la llame puta?”.

Porque Luci-fer dijo en el debate que Omar no había tenido sexo con ella en la casa y sí con Paula porque a Lucía la respeta y no quiere que eso se vea. O sea, que a Paula no la respeta, pudo hacer con ella lo que quiso en la casa porque da igual quien lo vea o lo que piense la gente.

O sea, que el ejercicio de la sexualidad en una mujer es algo feo y no debe ser revelado. Pero que él se trinque a dos muchachas es de ser un machote, como las 800 y pico mujeres que le van a esperar fuera, según él.

“Si te quiero atacar acabas llorando en una esquina, le dijo a Paula y por si fuera poco: “puta tú que vas de cama en cama. Que me has comido la polla” o “que te vayas de cama en cama, que es para lo único que vales“.

Lo peor no es eso. Lo peor es su frasecita de “la crujo el cuello”. No, Omar, por ahí no. Este chaval está alcanzando niveles insospechados en el cretinómetro.

¿Y qué hicieron los demás? Nada.

O hicieron como el apoderado, Fran, ese hombre que tiene dos barrigas, la del ombligo y la del cuello, que le dijo a Omar que se lo había “tomado muy caballerosamente dentro de cómo eres tú”. JA JA JA Este tío sí que sabe lo que es un caballero.

Pero sí, los demás mirando. Nadie salió a decirle a Omar que se callara, que así no, que guardar respeto…

OMAR DEBE SER EXPULSADO. ¡¡OMAR A LA CALLE!!

Nota: Tampoco creáis que a Paula le afectó mucho, porque al poco estaba en el jardín de risas… pero mira, no me parece mal. Mejor que no deje que le afecte.

Milá se enzarza y abronca en directo con un colaborador y Lucía es expulsada de GH15

Hola a todos.

La gala de anoche estuvo más tensa que los cables del puente de San Francisco. Y no sólo por el tema Lucía-Omar-Paula, que tuvo su miga, sino porque Milá se enzarzó con el amigo-defensor de Omar en el plató.

Pero no adelantemos acontecimientos.

Sé que lo he hecho genial, me siento realizada“, vimos decir a Lucía en un vídeo. JA JA JA. A ver, muchacha, pues depende de lo que quisieras hacer. Si pretendías ganar el concurso y ser amada, ya te digo que has metido la pata hasta el sobaco.

Si lo que querías era entrar en la casa como Godzilla en una cristalería, pues sí, lo has clavado. Qué le vamos a hacer, si la muchacha no se siente realizada hasta que la odian un millón o dos de personas, pues que se de el gustazo.

Al principio de la gala los porcentajes estaban así: 75,3%, 14,4% y 10,3%. Luci-Fer tenía peor porcentaje que Farruquito haciendo el test de la autoescuela.

Lo mismo no os fijásteis, pero Milá llevaba puesto un collar élfico que brillaba. ¿Era por la cercanía de Lucía? Si Milá hubiera tenido la espada de Frodo, ¿se habría encendido al acercarse la muchacha? ¿Cuando Tolkien le puso el nombre a los Balrogs en realidad quería llamarlos Luci-ferogs?

Basta de frikadas. Me pego un poco con la puerta en la cabeza y sigo escribiendo.

Hecho.

“A mi madre sé que la he decepcionado, le prometí que no volvería con Omar”, dijo Lucía. Normal. Mi madre tampoco quiere que yo vuelva a coger paperas. Para eso son madres.

“Yo mis cojones siempre han ido por delante, estoy yo, después yo y luego yo“, dijo Omar. Pues es raro que la madre de Lucía no le considere un partidazo… Este chico, como se preocupa por los demás. ¡Esperaos que no le de el telele y se vaya de la casa a ayudar a construir un pozo en África!

Para Omar la palabra “solidaridad” es una marca de baldosas para el suelo.

¿PERO QUÉ COJONES SE PUSO PACO EN LA CABEZA? ¿PUES NO SE HABÍA CARDADO EL PELO DE ENCIMA DEL CABEZÓN? Eso era como el pubis de una señora albina en los años ochenta.

Y entonces llegó el movidón de Milá con el amiguete de Omar. Veréis, al parecer resulta que el amigo había conocido a Lucía en el sentido bíblico de la palabra antes que Omar. Digamos que el coleguita le hizo la anunciación a Lucía pero con la paloma dentro de un condón y apretando el culo.

Milá se interesó por el asunto, pero como el chaval no soltaba prenda Mercedes le acusó de callarse para ir al Deluxe a llevarse la pasta.

“Criticándome el otro día por lo del diente y resulta que tú eres un traidor!, dijo la Milá al muchacho, al que le quedó la cara roja como el culo de un mandril.

“Es una espinita que tenías clavada, te estás vengando“, replicó el muchacho con una temeridad que igual le habría llevado a cruzar bailando un zapateado un campo de minas.

“Yo siempre hago las cosas delante de todo el mundo“, dijo Milá, “incluido desnudarme”, añadió.

“Desnúdate, que lo disfrutemos todos“, replicó chulesco el muchacho.

“Yo me desnudo cuando quiero, no cuando me lo dice un tipo como tu“, aseguró Milá. Para entonces el muchacho había recibido hostias como para que le convalidaran la primera comunión.

Milá se dio la vuelta con intención de seguir con el programa, pero de fondo se oyó al muchacho decir “voy a vomitar”.

Milá no hizo ésto porque no tenía pistola:

Así que le dijo “pues buscas un rincón y vomitas” y le dijo que como volviera a interrumpir le echaba del plató. Punto, set y partido para Milá.

En ese plató había buen rollo como en las puñeteras colinas de los Teletubbies.

Vimos numerosos vídeos de la relación de Omar-Lucía y Paula. Más o menos la historia se resume así:

Ojo Fran, ojo el apoderado. Es más malo que ir a cagar a una zarza. Va malmetiendo allá donde puede. Es el John Goodman de la maldad. Creo que en la papada que tiene, que si vuela con Ryanair se la hacen facturar, lo que lleva es bilis como para que tenga una fuga y amargar el mar Mediterráneo entero.

Lucía y Omar se encontraron en la sale de expulsión y se refrotaron los hocicos como si no hubiera un mañana. Omar le dejó a Lucía la cara roja del pintalabios, pero en realidad parecía una extra de The Walking Dead después de merendarse a un señor.

Vimos la hora sin cámaras. La parte que no se vio, la del audio (claro, cómo cojones se va a ver si era un audio). Se oía a Lucía así como respirar fuerte, como si estuviera haciendo flexiones y a Omar diciendo “me quedo con ganas de más”.

Nivel erótico: 3,5. Y dos de esos puntos son porque había dos moscas que se lo montaron a la vez encima de las sobras de la cena y las puntúo.

Capítulos aparte merecen Paula, que no ha dejado a nadie ni nada a lo que no le haya restregado el culo. Si sus nalgas dejaran rastro, los de CSI podrían entrar a la casa con la luz violeta y saldrían de allí horrorizados por tanta marca. Y es que Paula menea el culo que puedes ponerle entre las nalgas el canto de una puerta y ya no te roza más con la jamba.

Otra que reboza es Yoli. Lo que pasa es que ella restriega marisco y sólo a Jonathan. Que manera de menear el besugo. Esta muchacha es la que pone el sabor a pescado a los palitos de cangrejo. Y no doy más detalles del proceso, pero si quiere Yoli te puede acuchillar el parquet con sólo sentarse en el suelo.

¡¡Y A LA CALLE LUCÍA!!

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Si Milá empieza a sacarse billetes de 500 del sujetador y a repartirlos por el público en el plató no se oyen más aplausos. Que manera de venirse arriba la gente.

“Te voy a estar vigilando, ¿eh?”, le dijo Lucía a Omar antes de separarse. Eso es confianza en la pareja, amigos. Si le saca un cinturón de castidad y se lo aprieta al pene no habría parecido más desconfiada.

¿Son imaginaciones mías o a Omar se le vio aliviado por la marcha de Lucía?

Omar, con la mano tonta en el huerto del pepino (TELECINCO)

Omar, con la mano tonta en el huerto del pepino (TELECINCO)

Bueno, a Omar no sé, pero a Paula le vino Dios a ver con las llaves de un piso en Benidorm. La muchacha se puso a dar palmitas y a sonreír primero y a llorar después de alivio, diciendo “esto se ha acabado, esto se ha acabado“, como si se hubiera ido del colegio el repetidor matón.

Pero la suerte de Paula no acabaría ahí anoche. La prueba de inmunidad consistía en comer unas trufas que picaban como lamerle el sobaco a Satanás, excepto una. El que la encontrara sería inmune: la encontró Paula.

LA CARA DE OMAR ERA UN POEMA. Pero no un poema de los de “poesía eres tú”, no, un poema de los de “esto es como una mierda de jaula / que se va mi bombón / y hacen inmune a Paula”.

Hay muchos tipos de entrevistas. Por orden ascendente de entrevista jodida están: la que te hace Jordi Ébole. La que te hace Risto Mejide, la que te hace un torturador de la KGB y la que le hizo Milá a Lucía.

Por lo pronto Lucía entró en el plató y no aplaudió ni cristo. Aquello era como Harry Potter cantando I will survive en un karaoke de mortífagos.

77,3% de los votos se han llevado Lucía. No supera el récord de Nagore. OOOH.

Lo primero que le pusieron fue el vídeo del confe y el perro. Cuando vio que la había cagado Lucía puso cara limpiarse el culo con una ortiga. “Cuando salga le pediré disculpas”, dijo.

Y para que no rabiara ni nada, le pusieron el vídeo de Omar con Paula. Cuando eran los mayores tortolitos, cuando Omar decía que amaba a Paula para siempre y que se la “pelaba” Lucía.

Lucía ponía cara la cara de Poker Face que inspiró a Lady Gaga.

Escenas de la ducha, escenas de edredoning… Y ahí sí que aplaudía la gente. En ese plató hay más sádico por metro cuadrado que en un penal de alta seguridad.

“Que se jodan, tata, así de claro”, dijo Lucía a los del público. Esta chica sí que sabe como hacer amigos. Si fuera del plató se pone un tipo a vender antorchas, azadas y horcas, se forra.

Lucía se puso a relatar la gente que pensaba que la había apoyado en la casa y según iba diciendo nombres su hermana le iba diciendo: “esa no, esos no valen”, y así. JA JA JA ¿Oísteis eso anoche? ¿Un ruido seco? Era el cuello de Lucía de la crujida que le estaban haciendo entre todos.

Paula de momento te ha ganado la partida“, le dijo Milá a Lucía, que se debía estar preguntando dónde está esa Milá que ella piensa que la defendió…

“No te querían en la casa”, le dijo Milá, por si no le había quedado claro. “Y después dices que no eres mala“, “tus caras de felicidad ante el dolor de otra persona…”, o “ya le puedes dar gracias a toda su familia de cómo se ha portado Paula”, fueron algunas de las otras frases amables de Milá.

Lo nuestro es amor del bueno, Mercedes“, dijo Lucía, que debería hacer anuncios, pero pagados por la competencia, porque con esa credibilidad la empresa que ella anuncie se arruina en dos meses.

“Tú le has echado cojones, pero él es un blando total“, dijo Milá de Omar. Si lo de que los oídos pitan cuando hablan mal de ti es verdad, Omar debía estar retorciéndose en el suelo como si le hubieran metido una vuvuzela por el culo y estuviera soplando por ella Plácido Domingo.

“¿Cómo es eso de que España no te quiera?”, le preguntó Milá a Lucía, que dijo que le daba lo mismo.

Milá podía haber seguido con cosas como: “¿Cómo es ser esa persona con las que las madres asustan a los niños que no comen? ¿Es duro que quemen posters con tu cara en las plazas públicas? ¿Duele que ofrezcan 10.000 dólares por tu cabeza?”.

Un 90% de la audiencia piensa (por la app) que Omar tenía más pasión con Paula que con Lucía. Ella se quedó al oírlo de piedra pómez.

El caso es que salieron NOMINADOS: YOLI, SHAIMA Y ALFREDO.

En la despedida de Lucía desde el plató, Omar le dijo “te amo, que nadie te a quitar de mi lado, me como al que sea“. Lo de “me como al que sea” creo que se refiere a cualquier órgano reproductor femenino que se le cruce.

Y así quedó la cosa, amigos. ¿Quién debe salir esta semana?: ALFREDO. Y a Omar se le caen los palos del sombrajo.

La entrevista con la malvada Lucía de Gran Hermano 15

Paula ya está en Telecinco.

Lucía entra en el plató. La abraza su hermana. No aplaude ni cristo. Eso es como si hubiera entrado un señor de recursos humanos con un montón de despidos.

Lo primero que le ponen es el vídeo del confe y el perro.

Lucía pone cara de haberse sentado en un cardo. Asiente cuando se oye a sí misma decir que se disculparía: “cuando salga le pediré disculpas”, dice en directo. En el plató la gente está como en un velatorio, ni aplauden ni nada.

Sobre lo de recuperar a Omar dice que no, que no iba a eso, pero que “tenía un cartucho” y lo “gasté, y mira, me lo llevé”.

Y para que no rabie ni nada, le ponen el vídeo de Omar con Paula. Cuando eran los mayores tortolitos, cuando Omar decía que amaba a Paula para siempre y que se la “pelaba” Lucía.

Lucía está poniendo una Poker Face que inspiró a Lady Gaga.

Eso sí, por momentos se está poniendo de los nervios. Sobre todo porque le ponen los vídeos en los que Omar le daba los diez segundos de sexo a Paula.

Escenas de la ducha, escenas de edredoning… Y ahora sí que aplaude la gente. En ese plató hay más sádico por metro cuadrado que en un penal de alta seguridad.

“Que se jodan, tata, así de claro”, dice Lucía a los del público.

Dice Lucía que cuando le decía esas cositas a Paula lo decía de mentira. Que ella le conoce y que las cosas de verdad se las dice sólo a ella.

Se quieren tanto, se respetan tanto, que Lucía dice que cuando entró pensó en que Omar iría a por ella “a machete”. Sí, es lo que uno espera de la persona a la que ama, que te vaya a joder (y no en el buen sentido).

Ahora le toca ver las imágenes de antes de que volvieran, cuando aún esta Paula en el trono de Omar. Al finar me va a dar hasta penita. Ah, perdón, no, no me da pena.

Recordemos que Omar llegó a tener sexo con Paula estando Lucía a menos de diez metros.

JA JA JA JA Lucía se pone a relatar la gente que piensa que la ha apoyado y según va diciendo nombres su hermana le va diciendo: “esa no, esos no valen”, y así. JA JA JA

“Yo no me considero mala”, dice Lucía.  En el plató la gente hace un ruido así como de “no, mis cojones”.

“Paula de momento te ha ganado la partida”, le dice Milá a Lucía, que se debe estar preguntando dónde está esa Milá que ella piensa que la defendió…

Lucía está conteniéndose, pero yo creo que sólo porque teme que la gente del público saquen las antorchas y las picas y la persigan por todo Fuencarral.

77,3% de los votos se ha llevado Lucía. No supera el récord de Nagore. OOOH.

“No te querían en la casa”, le dice Milá, por si no le había quedado claro.

PAULA NOMINA: 2 puntos al trío, porque Alfredo lo ha pedido. 1 para Loli, por haber estado separada del grupo.

NOMINAN FRAN Y LUIS: 2 puntos a Shaima, por su desorden. 1 punto a las primas, por no conocerlas. “Soy real”, dice Fran. JA JA JA

NOMINA SHAIMA: 2 puntos a Vitín (dice) porque Vitín ya no le cae bien y porque le manda a lavar las manos. 1 punto a las primas, porque tiene que nominar a alguien.

“Es difícil hacer una entrevista a alguien que te está dando el culo”, dice Milá, porque Lucía estaba de media vuelta charlando con su hermana.

Lucía se ve llorar en el confe cuando Omar era aún novio de Paula. Sigue con la cara de Poker Face cuando oye a Omar decir sobre ella “ahora me comes los huevos”.

“Y después dices que no eres mala”, le dice Milá “tus caras de felicidad ante el dolor de otra persona…”, añade la presentadora.

Lucía dice que no, que no era por eso. “Paula no tiene culpa de nada, pero venía pinchando”, dice Lucía.

“Ya le puedes dar gracias a toda su familia de cómo se ha portado Paula”, dice Milá. Lucía tiene la cara ya que no le caben los bofetones.

“Lo nuestro es amor del bueno, Mercedes”, dice Lucía, que debería hacer anuncios, pero pagados por la competencia, porque con esa credibilidad la empresa que anuncie se arruina en dos meses.

“No estuvo bien lo que Omar hizo, pero porque no fue claro con ella”. “No debió decirle lo del amor y todo eso, cuando realmente no lo sentía”, dice Lucía.

“Tú le has echado cojones, pero él es un blando total”, dice Milá de Omar. Si lo de que los oídos pitan es verdad, Omar debe estar retorciéndose en el suelo como si le hubieran metido una vuvucela por el culo y estuviera soplando por ella Plácido Domingo.

La prueba semanal iba de correr en una cinta, elíptica y bicicleta. NO LA PASARON.

NOMINA EL TRÍO: 2 puntos a Shaima, por no hacer labores de la casa y porque no acepta críticas y con un punto a las primas.

NOMINA AZAHARA Y HUGO: 2 puntos al trío, porque Alfredo lo pidió y con un punto a Shaima “por crear descontrol” y ser “falsa”.

Al parecer los amigos del plató de Omar no están de acuerdo con Lucía. Y Milá, que se las sabe todas, le jode la exclusiva al amigo de Omar: ¿Tuvisteis un lío tú y él? “Sí”, dice Lucía.

La muchacha malvada dice que fue “mucho antes de lo de Omar”.

Ahora tocan vídeos de Lucía cagándose en Paula. Se obsesionó con ella. Se dedicó a criticar todo lo que hacía, decía e incluso si respiraba.

“Yo no estoy perdiendo los papeles en ningún momento”, dijo Lucía en el confe. Joder, eso mismo decía Hulk antes de ponerse verde.

“Para mi casa me voy muy agustamente”, dice Lucía, que es amor puro por la RAE.

“Mi madre es mi madre y me quiere”, dice Lucía, “no me digas lo que te acabo de decir yo en la publicidad”, le dice Milá, que está degüello.

Lucía es capaz de sostener que las sirenas existen y que son las concubinas de Papá Noel con tal de no dar su brazo a torcer. “Sí, era Paula la que me provocaba”.

Nominan los primos: 2 puntos al trío, por Omar. Un punto a Luis, por afinidad.

Nominan las primas: 2 puntos a Shaima, por los comentarios que tiene con Yoli. Con un punto a Fran y a Luis, por estrategia.

Nomina Loli: 2 puntos al trío. Con uno a Azahara y Hugo.

NOMINADOS PROVISIONALES: TRIO, SHAIMA Y LAS PRIMAS.

“¿Cómo es eso de que España no te quiera?”, le pregunta Milá a Lucía, que dice que le da lo mismo.

Como siga así Milá va a acabar diciendo: “¿Cómo es ser esa persona con las que las madres asustan a los niños que no comen? ¿Es duro que quemen posters con tu cara en las plazas públicas? ¿Duele que te ofrezcan 10.000 dólares por tu cabeza?”.

SALA DE PRENOMINADOS.

El trío decide que salga nominado Alfredo. No quiere salir, pero quiere exponerse, porque lo necesitaba.

Lo malo de Shaima es que no tiene con quien repartir la nominación. Está la mujer con un cabreo de cojones.

Primas in da jaus. Debería exponerse Alejandra, porque le toca. Peeeero, finalmente se pone Yoli. Luego llorará Alejandra, como al otra vez, ay, ay, que le carga la conciencia.

NOMINADOS: YOLI, SHAIMA Y ALFREDO.

Un 90% de la audiencia piensa (por la app) que Omar tenía más pasión con Paula que con Lucía. Ella se ha quedado de piedra. Creo que no lo tiene nada claro con el tema de Omar y Paula por ahí.

Lucía se despide de la casa:

“Te amo, que nadie te a quitar de mi lado, me como al que sea”, dice Omar. Lo de “me como al que sea” creo que se refiere a cualquier órgano reproductor femenino que se le cruce.

¿PUES NO SE PONE A LLORAR EL FALSO DE FRAN? JA JA JA

Eso sí, Lucía tiene una visión enorme: “con Omar, tu eres mi ganador”.

JA JA JA Le ponen la imagen de Paula para que de despida: “Pasa la bola”, dice Lucía, “hala, hasta luego”, dice Paula, ja ja ja.

MERCEDES SE DESPIDE DE LA CASA.

Vitín y Yolanda se enzarzan. No les ha gustado que Yoli dijera que el trío era falso con ella. Vitín sigue despechado.

Y se acabó lo que se daba. Mañana, como siempre, resumencito de la gala.

¡Gracias por estar ahí!