BLOGS

Paula: ganadora Gran Hermano 15 en una gala en la que se rebelaron con mal rollo los concursantes expulsados

Amor, eso es lo que debió haber anoche en la final de Gran Hermano 15.

Nubes de amor, no mal rollo y rencor de los exconcursantes “con palos metidos por el culo”.

Amor, o como otras veces, mucho brillo, confeti, pasta, sonrisas

Pero empecemos por el principio, que si no me pierdo y se me va el santo al cielo, que a saber qué hace allí, que yo ya hasta sospecho, tanto tiempo en el cielo, el jodío…

La cosa comenzó con Milá en el confe (un vídeo). Salió al jardín de la casa en plan la de Frozen e iba haciendo como Albus Dumbledore, iluminando cosas, porque habían puesto el patio como si fuera la puñetera casa del Yeti.

Había en el jardín tantas luces que la luz de las casas de Guadalix y de los pueblos cercanos se pusieron a parpadear como si hubiera un festival de sillas eléctricas y estuvieran batiendo un récord Guinness friendo a 200 a la vez.

Luis Fonsi estaba cantando. Él y los músicos estaban al aire libre y con cara de estar pasando más frío que la mierda abandonada de un pingüino. Si la gala empieza media hora más tarde lo tienen que recoger del escenario tieso y con una carretilla.

El vestido de Milá

A ver, ya sabéis que la adoro, pero era un vestido feo de cojones. Era marrón tono charco de camino rural y encima llevaba un plástico transparente con una especie de flores.

Lo del plástico no lo entiendo. Si fuera Top Chef y la quisieran cocer a baja temperatura, todavía. Porque para fuera lo mismo bien, pero para el plató, con todos los focos… tenía pinta de irse a cocer en su propio jugo. Milá en papillote.

Cuando acabó la gala le preguntaron a la gente del público si quería un muslo de Milá y si lo querían con el caldillo de debajo del asador. Las patatas fritas y los pimientos verdes iban aparte.

Las finalistas se habían puesto vestidos como para salir de marcha por el desierto del Sahara en Agosto. El de Paula llevaba tanto brilli brilli que los de la Estación Espacial Internacional llamaron a Houston a ver qué cojones pasaba allí abajo, que les daba el destello.

Les pusieron el vídeo con el que empezó GH, en el que los ex grandes hermanos bailaban mientras Milá recorría la casa. Los bailes eran como para que Víctor Ullate lo viera y dejara la danza para poner un puesto de perritos calientes.

Las finalistas veían el vídeo con cara de “¡YO QUIERO SER DE ESOS, FAMOSA, FAMOSA, FAMOSAAAAAA!“.

Dijo Milá, para ejemplificar el tiempo que llevan dentro, que las finalistas no saben que EE UU y Cuba han restablecido relaciones diplomáticas. Me da que esas tres no saben ni dónde está Cuba, piensan que “diplomáticas” son chicas con diploma y lo de restablecer no lo saben escribir.

Yoli dijo que estaba “un poco descompuesta“. No sé si era porque tenía muchos nervios o porque se estaba yendo la pata abajo como para expulsar y dejar la nieve como un cuadro de Pollock.

Y así fue, pero la expulsada fue ella: YOLI TERCERA FINALISTA.

Fantasmas del pasado

Llamaron a Alejandra al confe. Dijo Milá que se iban a enfrentar las dos a sus fantasmas del pasado, a lo que más les ha marcado en Gran Hermano. Empezaron con Paula.

JA JA JA JA JA

Le metieron a Omar, que apareció por la puerta como el que ha ido al baño mucho rato y vuelve.

– ¿Qué haces por aquí?, dijoPaula.

– Estaba esperando el autobús y llegado aquí, contestó él, chulo como siempre.

Vídeos de sus amoríos y diálogo de ascensor. Paula llevaba el peso de la conversación. Pero claro, eso lo hace Paula en cualquier conversación. Si hubiera estado con Paula, Zaratustra se habría quedado callado y no habría hablado si así, ni asó.

Los dos ponían cara de póker y no precisamente de cuando llevas buena mano. Era más como si estuvieran jugando al Texas Holdem y se hubieran dado cuenta de que llevaban dos sotas, un basto y dos oros.

“Lo bonito está muy bien. Ahí se queda, Omar…”, dijo Paula. “Son cosas que pasan“, apuntó Omar, que es muy de desarrollar los temas.

Milá ahondó, metió el dedo en la herida. Milá pilla a Cristo en la cruz y no se limita a clavarle un poco la lancita en el costado. Se la hinca que tienen que hacer los crucifijos en dos partes.

¡¡Y LE METIERON A LUCÍA!!

JA JA JA. Entró por la puerta como si viniera de probar tallas de supositorios.

“Estoy un poco hasta las narices de ver siempre los mismos vídeos“, dijo Lucifer. “Es la noche de Paula, Lucía, no la tuya”, le dijo Milá, haciéndole la rotura del siglo.

Paula les deseó que “vivan su historia juntos, que yo voy a vivir la mía”. Traducción: “Sé que voy a ganar y os van a dar por culo”.

Las no bragas de Lucía

¡¡¡DESLIZ DE LUCÍA!!! La entrepierna de Lucía al descubierto, si es que tenía que pasar: falda de ancho cinturón, posición frontal, cámara a la altura del marisco… Pues hala, a presentarle tu falla de San Andrés al mundo. Aquí mi fosa de las Marianas, aquí un amigo.

Un tuit de la gran Leire Echeberria (@LeireEcheberria) con el desliz de Lucía.

Un tuit de la gran Leire Echeberria (@LeireEcheberria) con el desliz de Lucía.

Y Yoli llegó al plató. Su familia la recibió como debió recibir la madrastra a Hansel y Gretel cuando llegaron de nuevo a la casa siguiendo las piedrecitas.

Yoli estaba nerviosa. Pero no nerviosa de “uy, que nervios”, no, nerviosa de “he cenado bocata de anfeta con MDMA y mahonesa de LSD regado con redbull en vena”. Le faltó la botellita de agua en la mano y que fueran las 10 de la mañana en un after.

Lo primero que le pusieron (con Alejandra mirando desde la casa) fue el vídeo del sacrificio, en el que las familias decidían que se concentraran los votos en Alejandra. “Vimos a Alejandra más fuerte“, “tienes que apostar por el caballo ganador”, “tienes que ir a ganar”, dijo la madre de Alejandra en los vídeos.

Milá le preguntó a Yoli si le parecía justo “si, si, si, si, si”, dijo Yoli. A esta chica le dicen que su familia ha decidido arrojarla a un volcán como sacrificio a los dioses para que a Alejandra no le salga celulitis y lo ve bien.

Vimos los vídeos de Alejandra con Vitín, en los que debía pensar “pues si con una prima no cuela… pues a ver la otra”. Pero tampoco coló. Vitín tiene pinta de ser de poco meter.

–  Ya casi tengo acabada la Biblia: antes entrará Vitín en una prima que un rico en el reino de los cielos, ¿qué le parece, eminencia?

– Na, mejor pon algo de una camello y una aguja.

 Paula ganadora de Gran Hermano 15

Paula, ya ganadora de Gran Hermano 15

Paula, ya ganadora de Gran Hermano 15

Milá conectó con Alejandra y Paula. Estaban en la sala de pruebas, donde estaba nevando, una cosa muy natural para un sitio cerrado.

En una pantalla se iban mostrando imágenes de Gran Hermano 15, formando un arbolito de Navidad. Mientras, Milá daba un discurso lacrimógreno.

Y LA GANADORA DE GRAN HERMANO FUE… ¡¡¡PAULA!!!

Paula chilló, chilló mucho. O sea, como cualquier otro día.

Paula dijo que moría de amor. O sea, como cualquier otro día.

Paula correteó meneando los brazos como una gallina degollada. O sea, como cualquier otro día.

Alejandra tenía una cara de amargor como para tomarte una tónica y que te sepa dulce.

¿DONDE ESTÁ EL VÍDEO DE LAS CARAS DE OMAR Y LUCÍA CUANDO DIJERON LA GANADORA? ¡¡¡ESO ERA LO MÁS IMPORTANTE!!! La verdad es que se equivocaron privándonos de esas imágenes.

Paula ha ganado con el 70,9%. CATACRACK

El siguiente objetivo fue dejar a Yoli más triste que el tío de la lotería cuando ve que el décimo que le da el del bar es del año pasado.

Le pusieron un vídeo en el que Jonathan decía que a él le gustaría que ganara Paula o que las tres se lo merecían. YOLI PILLÓ UN CABREO DE COJONES.

“Sigues sin mojarte, ¿no?”, le dijo al primo y a Jonathan se le pusieron los testículos como las orejas de Mickey Mouse.

Milá entró en cólera y se cagó en él “sé un caballero y asume lo que haces“, le dijo al barbas, que estaba como si se hubiera sentado en una bici si sillín y tuviera que seguir pedaleando por cojones.

MOVIDÓN

“Yo ahora tengo una altura de cabreo… que no puedo ni hablar“, reveló Jonathan. “Este es un programa al que se viene a hablar”, dijo Milá, “y un circo”, respondió él “porque hay cada montaje…”.

A mí no me dices a mi que esto es un circo a la ligera“, se cabreó Milá. Jonathan amenazó con hablar de lo que se dice fuera de cámara.

Milá, ya al cuello, le preguntó: “¿es cierto que has roto con esa personita especial?”. “No he roto porque nunca estuve”, contestó Jonathan. O sea, sí.

Los primos demostraron ser unos siesos de la leche ¿Dónde está el buen rollo que siempre tenían?

“Ha pasado lo que sabía que iba a pasar, que he perdido a esa persona especial y a Yoli“, dijo Jonathan.

Y a Yoli se le abrió el cielo y lo que no es el cielo y tardó una milésima en intervenir: “a ver, que a mi me ha molestado, pero…”. JA JA JA JA JA JA JA JA JA

Creo que Yoli, a pesar de tener menos amor propio que el felpudo de un puticlub, es de las que mejor me caen de esta edición.

De vuelta al plató el súper le pidió a Paula que se despidiera de la casa. “Yo me despediría de la casa, pero esto no es la casa, es el mundo de las tinieblas”, dijo Paula, “pero el mundo de las tinieblas está muy bien, oye”, añadió. No comment.

 Entrevista a Alejandra y más mal rollo

Alejandra estaba en Modo Miss Simpatía ON. O sea, que sacaba la sonrisa, pero por dentro debía estar más jodida que un pavo en Navidad.

Y segundo encontronazo.

“No te hago sonreír”, le dijo Milá a Jonathan y para romper el hielo añadió “es como Fran, que parece que se ha metido un palo por el culo”. Milá en modo Daño Colateral ON.

Pero Fran estaba efectivamente en modo palo por el culo: “Gracias, Mercedes, cada uno tiene la cara que tiene y no es la noche para otra cosa”, dijo con muy mal rollo.

ESTA ES LA FINAL DEL MAL ROLLO. No recuerdo una final con tanto agorero y amargado en el plató.

“Habéis sacado el 2% de todo lo peor de lo que ha pasado, me he decepcionado“, explicó. ¿PERO ES QUE ESTA GENTE NO HA VISTO GRAN HERMANO EN SU VIDA?

Y por si fuera poco habló Azahara, que dijo que le hubiera gustado ver más de ella. JA JA JA JA JA De ella. JA JA JA JA JA JA JA Sí, un plano fijo le faltó.

Para cuando Paula llegó al plató ya estaban allí Luci-Fer y Chul-Omar. La definición pura de reventados.

Episodio perro (Lucía dijo haber oído a Paula llamar perro a Omar y dijo que si no era así, pediría perdón). Luci-Fer estaba tragando bilis como si le hubieran puesto un embudo y se la estuvieran echando de un barril.

No te voy a pedir disculpas, menos después de haberte escuchado llamarme puta”, dijo Lucía. “Lo llevo recapacitando unos días, pero no voy a pedir perdón”, explicó Luci-Fer, con el gesto más torcido que Cuasimodo estreñido intentando deponer.

“Tomo nota, porque a lo mejor intervienes menos en los programas que yo controle“, le dijo Milá a Lucía. OSTRAS que MAL ROLLO. Cuando la madre de Al Capone quería regañarle por no comer le amenazaba con que iba a venir Milá.

Y lo de siempre, maletín con la pasta, apagado de la casa…

¡¡Y LOS CHUNGUITOS EN EL CONFE!! Son los primeros confirmados de Gran Hermano Vip, que empezará a la que acaben las fiestas.

¡¡OS VEO EN ESA TAMBIÉN!!

Y mientras, podéis seguirme en Reality-Blog-Show.

¡¡GRACIAS DE CORAZÓN POR ESTAR AHÍ!!

La ganadora de Gran Hermano 15, Paula, llega al plató

Ahí tenemos a Alejandra sintiéndose Sisí emperatriz. Bueno, si supiera quién es, claro.

Ale entra en el plató y ahora sí la familia se vuelca. Para algo es la prima buena.

Lo primero que dice Alejandra que Paula no era la ganadora, que para ella era “mi prima o Vitín”.

“Tú un 29,1% has tenido”, le dice Milá.

Alejandra está en Modo Miss Simpatía ON. O sea, que saca la sonrisa pero por dentro debe estar más jodida que un pavo en Navidad.

Mientras, vídeo del paso por la casa de las primas. Joder, por no tener Yoli no va a tener ni entrevista propia.

“Has ido detrás de Jonathan, corriendo por el pasillo [en la publi]”, dice Milá “¿habéis hablado?”, le pregunta.

“Lo he intentado, pero me ha dicho que estaba agobiado”, dice Yoli.

Intervención de uno del público amigo íntimo del pequeño Nicolás. Dice que Jonathan es un mentiroso. Sus amigos del club de campo estarán mañana revolucionados, o sea.

“No te hago sonreír”, le dice Milá a Jonathan, y para romper el hielo dice “es como Fran, que parece que se ha metido un palo por el culo”. JA JA JA JA

Pero Fran está efectivamente en modo palo por el culo: “Gracias, Mercedes, cada uno tiene la cara que tiene y no es la noche para otra cosa”, dice con muy mal rollo. ESTA ES LA FINAL DEL MAL ROLLO.

“Habéis sacado el 2% de todo lo peor de lo que ha pasado, me he decepcionado”, dice.

¿PERO ES QUE ESTA GENTE NO HA VISTO GRAN HERMANO EN SU VIDA?

Ahora es Azahara la que dice que le hubiera gustado ver más de ella. JA JA JA JA JA De ella. JA JA JA JA JA JA JA Sí, un plano fijo le falta.

PAULA LLEGA AL PLATÓ

Ha saludado a su madre como el que saluda al frutero.

Y CHILLA.

Le han llevado un oso de peluche y dice que es el “señor Juan o algo así”, le presenta como si fuera un puto DJ de moda.

La gente corea su nombre y ella grita.

¡PERO PORQUÉ NO ESTÁN OMAR Y LUCÍA, JODER!

Paula se pone a saludar al público. Con un beso. Uno por uno, ja ja ja. Milá se la lleva arrastrada.

AAAAAAAHÍ ESTÁN JA JA JA JA

Son la definición de reventados. Están en plan dando las gracias al público que se está cagando en ellos. JA JA JA Dientes, dientes, que es lo que les jode.

Episodio perro. JA JA JA. Paula está on fire con la acusación. Lucía dijo que pediría perdón.

Luci-Fer está tragando bilis como si le hubieran puesto un embudo y se la estuvieran echando de un barril.

“No te voy a pedir disculpas, menos después de haberte escuchado llamarme puta”, dice Lucía. “Lo llevo recapacitando unos días, pero no voy a pedir perdón”, dice Luci-Fer, con el gesto más torcido que Cuasimodo estreñido intentando deponer.

“Tomo nota, porque a lo mejor intervienes menos en los programas que yo controle”, le dice Milá a Lucía. OSTRAS que MAL ROLLO

“Si esto se ha acabado ya…”, dice Omar, que es muy listo.

JODER, ES LA FINAL CON EL PEOR MAL ROLLO DE LA HISTORIA DE GH

Paula se disculpa una vez más por lo de “putanesca”. Nadie dice nada de cuando Lucía llamó perra a Paula.

Y vídeos de Paula y Luis. No acaban de aclarar lo del edredoning.

“¿Qué tengo que explicar, que dije que me daba de hostias?”, dice Paula con su vídeo de cuando lo dijo. Dice Paula que “nunca hubo maltratamiento”, que eran “broncas muy fuertes”.

Vídeos de piñas bebé y cosas así. Paula se ve y se encanta.

Susana Bicho hace aparición con la maleta. “Tengo miedo”, dice Paula, pero se agarra al maletín como una lapa al casco de un barco, “¡¡PA MI CASA!!”, dice.

Y EL APAGADO DE LA CASA

Que penica me da esto… aunque de aquí a nada hay GH VIP…

HOSTIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

LOS CHUNGUITOS HAN ENTRADO EN EL CONFE

JA JA JA JA

Y se acabó lo que se daba. Mañana, como siempre… último resumencito… o penúltimo. ¡BESOS A TODOS!

Y LA GANADORA DE GRAN HERMANO 15 ES… ¡¡¡PAULA!!!

Estamos en el pabellón.

Milá conecta con Alejandra y Paula.

En la sala de pruebas está nevando, una cosa muy natural para un sitio cerrado.

En una pantalla se van mostrando imágenes de Gran Hermano 15, formando un arbolito de Navidad. Mientras Milá da un discurso lacrimógreno y yo me emociono.

Y LA GANADORA DE GRAN HERMANO ES… ¡¡¡PAULA!!!

Chilla, chilla mucho. O sea, como cualquier otro día.

Alejandra le da la enhorabuena.

Paula dice que muere de amor. O sea, como cualquier otro día.

Alejandra está en plan, “a ver cuándo me dejan irme de aquí”.

Paula corretea meneando los brazos como una gallina degollada. O sea, como cualquier otro día.

Alejandra tiene amargor como para tomarte una tónica y que te sepa dulce.

Paula sigue chillando. Chilla. Menos mal que me había comprado para este momento unos cascos de esos de obra y estoy en la gloria.

Joder. Va a estar gritando un mes seguido.

La madre de Paula está en el plató. “Tampoco estuvimos tanto tiempo sin hablar, fueron tres años y medio”, dice la mujer. JA JA JA. Hala, casi na. Como el que se queda sin internet y no responde un whatsapp.

Pero de todas formas la han cagado. ¿DONDE ESTÁ EL VÍDEO DE LAS CARAS DE OMAR Y LUCÍA CUANDO HAN DICHO LA GANADORA? ¡¡¡ESO ES LO MÁS IMPORTANTE!!!

Paula ha ganado con el 70,9%. JA JA JA. Madre de deu.

Bueno, pues nada, vamos a dejar a Yoli más triste que el tío de la lotería cuando ve que el décimo que le da el del bar es del año pasado.

Le ponen un vídeo en el que Jonathan dice que a él le gustaría que ganara Paula o que las tres se lo merecían. YOLI TIENE UN CABREO DE COJONES.

“Sigues sin mojarte, ¿no?”, le dice. A Jonathan se le han puesto los cojones como las orejas de Mickey Mouse.

Milá entra en cólera y se caga en él “sé un caballero y asume lo que haces”, le dice al barbas, que está como si se hubiera sentado en una bici si sillín y tuviera que seguir pedaleando por cojones.

Y para acabar de hundirle la vida a Yoli, vídeo de su relación con Jonathan. Esta noche todos los de GH se irán de discoteca. Si queréis encontrar a Yoli será la que esté acodada en la barra con una botella de wisky en la mano.

¿Sabéis qué? Me gusta el carácter de Yoli. No me habría importado que ganara ella, la verdad. Creo que es noble y sincera y miradla ahí, riéndose con sus vídeos… uy, a la que escribía riendo se ha puesto a llorar… ja ja ja.

MOVIDÓN

“Yo ahora tengo una altura de cabreo… que no puedo ni hablar”, dice Jonathan.

“Es un vídeo en el que se viene a hablar”, dice Milá, “y un circo”, responde él “porque hay cada montaje…”.

Le dice a Yoli que ella dice que debería saber que le quiere mucho.

“A mi no me dices a mi que esto es un circo a la ligera”, dice Milá. Jonathan amenaza con hablar de lo que se dice fuera de cámara.

Milá, ya al cuello, le dice “¿es cierto que has roto con esa personita especial?”, dice la presentadora.

“No he roto porque nunca estuve”, dice Jonathan. O sea, sí.

LOS PRIMOS ESTÁN DESMOSTRANDO SER UNOS TIESOS DE COJONES

¿Dónde está el buen rollo que siempre tenían?

“Ha pasado lo que sabía que iba a pasar, que he perdido a esa persona especial y a Yoli”, dice Jonathan.

JA JA JA JA

Y a Yoli se le abre el cielo y dice “a ver, que a mi me ha molestado, pero…”. JA JA JA JA JA JA JA JA JA

SE LO TRINCA ESTA MISMA NOCHE (si Jonathan quiere, que lo mismo no).

Volvemos a la casa. Paula está en el salón, con la nieve. Le ponen un vídeo de Hawai. Conecta en directo con su padre.

Paula le grita. El padre lo está oyendo en estéreo, por un lado por el auricular y por otro por el aire, los gritos directamente.

“Tu locura es la respuesta sana en un mundo enfermo”, le dice el padre. JA JA JA. Es otra forma de verlo.

El súper le pide a Paula que se despida de la casa. “Yo me despediría de la casa, pero esto no es la casa, es el mundo de las tinieblas”, dice Paula “pero el mundo de las tinieblas está muy bien, oye”, añade.

CAMBIAMOS DE POST. CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Yoli, la prima sacrificada, llega al plató

Llaman a Alejandra al confe. Dice Milá que se van a enfrentar a sus fantasmas del pasado, a lo que más les ha marcado en Gran Hermano.

JA JA JA JA JA

A Paula le han metido a Omar.

– ¿Qué haces por aquí?, dice Paula.

– Estaba esperando el autobús y llegado aquí.

Están teniendo una conversación de lo más amable…

Es como si se hubieran encontrado en un ascensor. Paula lleva el peso de la conversación. Pero claro, eso lo hace Paula en cualquier conversación. Si hubiera estado con Paula, Zaratustra se habría quedado callado y no habría hablado si así ni asó.

Vídeo de su amorío. De cuando Omar era ese chico agradable que la amaba e iba a estar siempre con ella, cuando se la pelaba cómo estuviera fuera Luci-fer.

Los dos están poniendo cara de póker y no precisamente de cuando llevas buena mano. Es más como si estuvieran jugando al Texas Holdem y se hubieran dado cuenta de que llevan dos sotas, un basto y oros.

“Lo bonito está muy bien. Ahí se queda, Omar…”, dice Paula. “Ahora viene lo otro…”, añade. “Son cosas que pasan”, apunta Omar, que es muy de desarrollar los temas.

Milá ahonda en el tema. Milá pilla a Cristo en la cruz y no se limita a clavarle un poco la lancita en el costado. Se la hinca que tienen que hacer los crucifijos en dos partes.

Omar le adelanta lo que hay fuera y la fama:

“No puedes ni salir a la calle, vas a flipar”, le dice.

JA JA JA JA JA JA

LE VAN A AMARGAR LA FINAL A PAULA

Le han metido a Lucía. Ahora sí que ha llegado el frío a la casa de Guadalix.

Veo a Lucía llorar en los vídeos y me acuerdo de cuando pensábamos que era una pobre muchacha abandonada. JA JA JA JA. Luego se le vio el rabo por debajo del vestido.

En la casa Omar discute con Lucía. Ella está haciendo gestitos de los suyos, como de “si no te gusta te jodes”.

“Estoy un poco hasta las narices de ver siempre los mismos vídeos”, dice Lucifer.

“Es la noche de Paula, Lucía, no la tuya”, le dice Milá, haciéndole la rotura del siglo.

Se ponen a discutir Paula y Lucía y Omar intenta mediar. JA JA JA JA Al final va a recibir hostias por todos los lados.

Paula les desea que “vivan su historia juntos, que yo voy a vivir la mía”. Traducción: “Sé que voy a ganar y os van a dar por culo”.

¡¡¡DESLIZ DE LUCÍA!!! Mañana tenéis doscientas capturas de la entrepierna de Lucía al descubierto. O soy yo o no es muy de usar ropa interior para no gastarla.

YOLI LLEGA AL BOSQUE DE ABETOS DE FUERA DE TELECINCO. Ha llegado en una calesa tirada por trineos y más contenta que un conejo de las nieves con una zanahoria.

La familia de Yoli la recibe en el plató como debió recibir la madrastra a Hansel y Gretel cuando llegaron de nuevo a la casa siguiendo las piedrecitas. JA JA JA

Yoli está nerviosa. Pero no nerviosa de “uy, que nervios”, no, nerviosa de he cenado bocata de anfeta con redbull en vena. Le falta la botellita de agua en la mano y que sean las 10 de la mañana en un after.

Milá conecta con la casa. Hostia. HOSTIA.

Lo primero que les ponen es el vídeo del sacrificio, en el que las familias deciden que concentren los votos en Alejandra. “Vimos a Alejandra más fuerte”, “tienes que apostar por el caballo ganador”, “tienes que ir a ganar”, dice la madre de Alejandra en los vídeos.

Alejandra se pone muy contenta.

Milá le pregunta a Yoli si le parece justo “si, si, si, si, si”, dice Yoli. Creo que aún no se ha enterado muy bien. A esta chica la dicen que su familia ha decidido arrojarla a un volcán como sacrificio a los dioses para que a Alejandra no le salga celulitis y lo ve bien.

Vídeos de Alejandra. Vemos los vídeos con Vitín, en los que él dijo “pues si con una prima no cuela… pues a ver la otra”. Pero tampoco coló.

– Antes entrará Vitín en una prima que un rico en el reino de los cielos, ¿qué le parece, eminencia?

– Na, mejor pon algo de una aguja y un camello.

Vitín entra en la casa. “Te deseo de todo corazón que te lleves esto”, le dice Vitín. JA JA JA JA Él sabe que no, que Alejandra no se lleva ni nieve en los zapatos.

Yolanda dice que han arruinado a sus seguidores, porque han estado nominadas todas las semanas y que su gente ha tenido que votar a muerte.

MILÁ YA TIENE EL SOBRE.

CAMBIO DE POST. CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Comienza la Final de Gran Hermano 15 ¿quién ganará?

Empezamos.

Milá está en el confe (es un vídeo). Lleva vestido de plástico de los chinos por si llueve y abrigo blanco que como lo mires se mancha.

Ha salido al jardín en plan la de Frozen y está iluminando cosas, porque lo han puesto todo como si fuera la puñetera casa del Yeti.

Ahí hay tantas luces que ahora mismo las casas de Guadalix y de los pueblos cercano están parpadeando como si hubiera un festival de sillas eléctricas y estuvieran batiendo un récord Guinness friendo a 200 a la vez.

Luis Fonsi está cantando. Él y los músicos están al aire libre con cara de estar pasando más frío que la mierda de un pingüino. Si la gala empieza media hora después lo tienen que recoger del escenario tieso y con una carretilla.

La canción dice no sé qué de llevar cosas en una maleta. Deben referirse al maletín de los 300.ooo euros.

Volvamos al vestido de Milá. A ver, ya sabéis que la adoro, pero es un vestido feo de cojones. Es marrón charco de camino rural y encima lleva un plástico transparente con una especie de flores.

Lo del plástico no lo entiendo. Si fuera Top Chef y la quisieran cocer a baja temperatura, todavía. Porque para fuera lo mismo bien, pero para el plató, con todos los focos… se va a hacer en su jugo.

Cuando acabe la gala le van a preguntar a la gente si quiere un muslo de Milá y si lo quiere con el caldillo de debajo del asador. Las patatas fritas y los pimientos verdes van aparte.

Vídeo de las finalistas viendo un vídeo de niños que lo pasan mal de una asociación. La cara de Alejandra era la de estar aburriéndose a tope.

Aiba la hos. Están los de Sálvame haciendo el gilipollas con cajas de regalos más vacías que la estantería de los libros de Belén Esteban.

Milá les manda respaldo por el “susto” que les ha dado la CNMC, que dice que o dejan de hacer el canelo con contenidos que harían vomitar a una cabra o les cierra el chiringuiro.

Vemos a las finalistas. Se han puesto vestidos como para salir de marcha por el desierto del Sahara en Agosto. El de Paula lleva tanto brilli que podría localizarse desde la estación espacial internacional a simple vista.

Les ponen el vídeo con el que empezó GH, en el que los ex grandes hermanos bailaban mientras Milá recorría la casa. Los bailes eran como para que Víctor Ullate deje la danza y ponga un puesto de perritos calientes.

Las finalistas ven el vídeo y ponen cara de “¡YO QUIERO SER DE ESOS, FAMOSA, FAMOSA, FAMOSAAAAAA!”.

Van a salir del confe. Van a ver cómo han dejado el jardín.

¡¡ASESINAAAAAAAAAAAAA!! Alejandra lleva un abrigo hecho con la piel de James P. Sullyvan. O sea, el bicho grande azul de Monstruos SA. Lo han matado y despellejado para hacerle el abrigo.

En el jardín tienen regalos: un móvil para cada una. Hay que joderse y los demás juntando puntos.

Vídeo resumen de la edición. Uno de los mil que vamos a ver. Esto más que una final va a ser una hemeroteca. Es una colección de los concursantes diciendo lo mucho que les mola GH y la experiencia guay que es. Me dan un poco de envidia, la verdad.

Dice Milá que las finalistas no saben que EE UU y Cuba han restablecido relaciones diplomáticas. Me da que esas tres no saben ni lo que es Cuba, ni lo que son diplomáticas y lo de relaciones no lo saben escribir.

Lo que más les va a sonar es lo de la Duquesa de Alba. Y de verla en las revistas de la pelu donde les ponen las extensiones.

Ahora les ponen los vídeos de sus cástings. Se ríen como cuando ves a tus padres en las fotos antiguas y llevan pantalones de campana.

“A lo mejor sólo te llaman un sábado porque quieren pinchito”, decía Alejandra por aquel entonces.

Yoli dice que ella está “más barrilete”, que los pantalones le cuesta abrochárselos. Sí, es que Milá les pregunta por cómo se ven ahora y las tres se han ido al aspecto y no a la personalidad. Prioridades de la gente, qué le vamos a hacer.

Y vídeo de resumen de las broncas y movidas. Lo han resumido mucho, porque si no éste vídeo puede durar unas seis horas. Si al tipo de la Naranja Mecánica le ponen ese vídeo se vuelve bueno a la primera y sin las cosas de los ojos.

Yoli dice que está “un poco descompuesta”. No sé si es porque le da vergüenza verse babeando por el primo o porque se está yendo la pata abajo y va a dejar la nieve como un cuadro de Pollock.

Y vídeos de los vídeos de broncas entre las tres finalistas. O sea, entre las primas y Paula.

Se han visto ponerse a parir y las tres se quedan más frías que la nieve de detrás. Paula dice lo que hay: “no les sorprende”. Alejandra está de acuerdo. Yoli está, pero como para rellenar.

Milá dice que su vestido es la última moda tecnológica. Sí, pues será en Blade Runner, porque lo que es ahora…

OJO. PRIMERA EXPULSADA.

Ya sabemos que es Yoli, claro.

Y LA PRIMERA EXPULSADA DE LA FINAL ES… ¡¡¡YOLI!!!

En un rato le explicarán que es la tercera finalista porque su familia decidió pedir a todo el mundo que votara mejor a Alejandra.

Y VAMOS A CAMBIAR DE POST. CAMBIOOOOOOOOOOOOOOO, CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO DE POST.

Las primas de Gran Hermano 15: bronca a las puertas de la final

Zipi y Zape en versión femenino y sin problemas de desarrollo en los huesos, más conocidas como Alejandra y Yolanda, han tenido bronca / disgusto a las puertas de la final. Cómo será que ha tenido que poner paz Paula.

Alejandra y Yoli, con pinta de estar esperando al cartero.

Alejandra y Yoli, con pinta de estar esperando al cartero.

Paula poniendo paz. Paula, que se fue un día a bañar en Cádiz y ese mismo día se lió la de Trafalgar. Que no le llamaron al asunto “la batalla Pautralgar” porque no hubo un solo inglés que tuviera cojones a pronunciarlo.

Las primas discutieron por su concepto y teorías acerca de la naturaleza de la materia oscura y su influencia en las astrofísica moderna. ¿Perdón? Ah, un momento, sí, me informan por el pinganillo que la única materia oscura que conocen las primas son las cacas de perro que pinchan con los tacones al caminar.

Al parecer el problema vino porque Yoli estaba resentida por la ausencia de sus amigas la noche de los familiares y Alejandra le dijo que era una malpensada. En el siglo XVI eso habría bastado para que una de las dos acabara con una cuarta de acero entre pecho y espalda, pero la mierda de tiempos modernos que vivimos son más aburridos.

Así que lo único que pasó es que Alejandra, que debe ser la prima preferida y le daban dos petisuís mientras que a Yoli le dejaban chupar los envases después, se enfadó porque Yoli le levantó la voz y Yoli porque su prima pone palabras en su boca que ella no ha dicho.

Problemón. Drama. Tragedia. Almorrana toledana.

Esa escena terrible de desencuentro la ven en Corea del Norte y a los diez minutos están firmando la paz con Corea del Sur y haciéndose camisetas con la bandera de EE UU.

Y ahí fue cuando Paula intervino, intentando poner paz de forma sosegada (y eso que Paula es más de gritar hasta que le sangren los tímpanos a una estatua de mármol) y diciéndoles que no se enfadaran, que no era el mejor momento.

La verdad, si Yoli está picada con Alejandra por cosas así, cuando salgan y la pequeña rubia sepa que su familia ha decidido pedirle a España que mejor voten a su prima la alta y guapa le va a salir una úlcera del tamaño de la provincia de Cuenca. A Yoli lo del líquido contra el reflujo se lo van a administrar con camión cisterna.

Y hablando de cisterna: el retrete de Guadalix corre peligro. NO HACEN MÁS QUE COMER. Se han ido todos de la casa menos ellas tres y está la despensa llena. Si éstas hubieran entrado en la casa de la bruja de Hansel y Gretel se habían comido la puta casita el primer día y el segundo se estaban sacando con un palillo trozos de la bruja de entre los dientes.

Que limas, por el amor de dios. Son como el ácido sulfúrico, lo corroen todo. Os juro que el otro día me pareció ver a Paula trabajando en una obra cortando baldosas a bocaos. Y la jodía no escupía los trozos recortados.

Y las otras dos. Madre del amor hermoso. Si Moisés se llega a dejar de mierdas de langostas, de moscas y ranas y amenaza al faraón con que le caen encima las primas, deja irse a los esclavos y hasta les presta caballos.

“Nos hemos puesto jamonas, hemos cogido tres o cuatro kilos fijo y con los bomberos, qué vergüenza”, dijo Alejandra. Bueno, a ver, tres o cuatro kilos… o algo más. Que cuando llegaron a Guadalix la casa estaba en una colina y ahora está en un llano.

Tu coges a las tres y las abrazas, las pones detrás de un cristal y le dices al muñeco de Michelín que es un espejo y el tío va y se pone a dieta. El día que una de ellas gane, en lugar de entrar por las puertas del plató van a tener que entrar por la puerta de mercancías.

(Noooo, no están para nada gordas, estoy exagerando, qué queréis, es mi trabajo. En realidad están estupendas).

Eso sí, son a la dieta mediterránea lo que un chuletón de Ávila a un vegano. Se marcan unas comidas con más calorías que una hamburguesa envuelta en un trozo de pizza, rebozada y frita.

¿Quién ganará?

Las encuestas dicen que Paula. Ojo y cuidado. A mi me da igual si gana Paula o la versión Gollum de Paula, lo que quiero es ver el careto de Lucía y Omar cuando Milá diga el nombre de su archienemiga.

Aquí vemos a Lucía felicitando a Paula a su llegada al plató.

El gallego virginal de Gran Hermano deja a su novia para irse con “pibones de yate”

Hugo, con cara de Johnny Fucker castigador.

Hugo, con cara de Johnny Fucker castigador.

Ay, soy sensible y buen chico, noblote y sincero… ¡¡Y UNA MIERDA COMO LA CACA DEL WHATSAPP CON ANABOLIZANTES!!

El chaval ha salido de la casa y como suele pasar se le han echado al cuello las mozas y el muchacho no se ha visto en otra así en su vida. Según contó en El Debate con cara de haber perdido más líquidos que una vaca en temporada de quesos, tenía el número de móvil en las redes y no lo quitó al entrar a la casa.

Así que al salir “tenía un montón de mensajes de pibones de yate. Yo pensé, ¡madre mía!, ¡cuántas tías!”, dijo el chaval.

Analicemos:

“Pivones de yate”. Fantástico, Hugo tiene 18 años y ya piensa como Hugh Hefner entrando en su mansión PlayBoy. A la próxima gala va vestido con una bata de seda roja y un par de muchachas neumáticas del brazo.

Se va a gastar todo lo que gane en los bolos en comprar pompones blancos para adornar culos de fémina.

“Yo no he tenido una oportunidad así en mi vida” y “tengo 18 años y quiero aprovechar este momento“, dijo el mozo.

Traduzcamos:

Que dice que le ha subido la demanda como el turrón en navidad y que se le ha hecho el culo pesicola, que no se ha visto en otra así y que si puede va a tener la empanada de carne más tiempo fuera del pantalón que dentro.

Antes de seguir leyendo contad hasta diez.

En el tiempo que habéis tardado Hugo ya se ha cogido ladillas, gonorrea, tres tipos diferentes de sífilis, hongos como champiñones, la enfermedad del beso y hasta el moquillo canino.

Le va a picar la culebra que se la va a tener que rascar con una máquina de abrillantar zapatos.

¿Pensábais que era tonto? Pues no. Tiene la cara más larga que el nazi de la peli de Indiana Jones cuando se le derrite. Porque no ha cortado con su novia, no, la ha llamado y le ha dicho que le de un poco de tiempo, que hagan una pausa.

Reproduzco la conversación como debió ser poco más o menos:

– “¿Cariño?, sí, hola, soy Hugo“.

– Oh, amor, te he echado mucho de menos estos días y…

– Sí, sí, escucha. Que mira, que me han enviado mensajes un montón de jamelgas que están más buenas que mojar pan en la salsa de las albóndigas y que me las quiero trincar a todas así muera en el intento o se me caiga el trabuco al suelo. Pero oye, que tampoco lo quiero dejar contigo, que me des unos mesecillos y tal y me esperas mientras me pongo fino.

– (Silencio. El auricular cae. Crujido seco del corazón de la muchacha partiéndose como una nuez bajo el peso de Falete).

Hay que tener jeta.

Aquí vemos a Hugo en su primera cita con una de las chicas que le han contactado:

Éste es Hugo antes de Gran Hermano 15.

Y éste es ahora.

Para que luego digan que GH no te cambia la vida…

¡Gracias por la corrección de los pibones!

Paula, Alejandra y Yoli son las finalistas de GH 15 y una de las familias sacrifica a una concursante para que gane otra

Antes que nada, estoy aún flipando en colores.

La gala de anoche parecía tranquila, pero dejó un montón de grandes momentos y revelaciones para reflexionar.

Pero vamos en orden, que sabéis que yo soy muy ordenado, como el trastero de una señora con síndrome de Diógenes, pero ordenado.

La cosa comenzó con Milá con un traje-vestido (estaba guapa, la verdad) con unas solapas con lucecitas de esas que le han puesto este año, que la tarifa de la luz sube por su culpa, porque aumenta la demanda. Es salir ella en GH y la central de Almaraz se tiene que poner a tope con el uranio.

Las solapas del traje de Milá pasaban de la versión bar de carretera de esos en los que no sirven café a estalagmita de plástico de centro comercial en navidad, de esas que son como que cae una gota y en realidad parece que te va a aterrizar encima un 747.

El primer expulsado y por tanto el menos apoyado fue Jonathan, más conocido como Jonathakea, por ser un mueble sueco. Pero uno de hacer ejercicios y con pelos.

Lucía chillaba en el plató con esa agradable voz que susurrando puede romper cristales. Habla la jodía y es como si estuvieran arañando una pizarra con un tenedor. Se empezaba a dar cuenta de que Paula se va a llevar la piña bebé al agua y apoya a muerte a las primas, que son su única esperanza.

Lo que pasa es que las primas están en plan DiCaprio en Titanic: solo hay una tabla y no caben las dos.

“No quiero preguntarte esto porque es ordinario, pero ¿tu hija quiere salir a la calle para follar, no?”, le preguntó Milá a la madre de Alejandra.

La madre dijo “noooo”, y Milá “¡¡¡CÓMO QUE NOOOOOOO!!!”. JA JA JA.

Ya puestos podía haber dicho: “¡¡Tu hija pilla varón y lo deja como el tubo de la pasta de dientes cuando se acaba!! ¡¡Tu hija no es que quiera copular, es que se va a comer al tío después de tirárselo como una mantis!! ¡¡Tu hija tiene tanta ansia que no sé si pasar la aspiradora o pasarla a ella!!”. Y así.

“Ma das un morreito / te chupo con sudor enterito“, declamó Alejandra, que es a la poesía lo que Paquirrín a la música clásica.

Me descojoné como si me hubiera dejado los testículos pillados en el quicio de la puerta de un penal. Lucía y Omar criticaron a Paula por haber dicho que si ganaran las primas no tendría ganas de felicitarlas. Tócate los huevos de avestruz. Dicen que no es buena persona.

No, lo son ellos, unas almas benditas. El día menos pensando entra en el plató el Papa Francisco y los canoniza allí mismo. Se las van a ver putas mal los cámaras con el resplandor de la aureola dorada que les va a rodear la cabeza. Amos no me jodas. Los ecce homos de GH.

Cuando era pequeña Paula les explicaba a sus compañeros del cole que su cerebro era pequeño y atado con una cuerda y se balanceaba dentro de su cabeza y al andar se movía y le daba la locura. Vale. Actuad normal pero id dando pasitos lentos hacia atrás. Cuando os avise, corred.

El caso es que Paula (este año se va a llamar el programa Gran Paulano) esta semana se ha pegado a Hugo que se ha puesto celosa hasta la cabra. Esta muchacha es como un fusil de francotirador: siempre tiene que tener alguien en el punto de mira.

El padre de Jonathan es un crack. Le hizo una cobra dialéctica a Milá de las que crean afición. Le dijo la mujer que no tenía ni chicha ni limoná. Y él replicó: “Tengo chicha y limoná, tengo de todo, ya quisieras tú saber lo que tengo“.

El Jona entró en el plató como un conejo en un campo de zanahorias. El jodío no se ha movido en todo el concurso y estaba en el plató on fire. Se vino tanto arriba que tres excompañeros que le dijeron “estate tranquilito”.

A este tío le marearon las curvas de la carretera de Guadalix. Se puso en plan Teletubbie a dar abrazos a Milá. Sólo le faltaba una pradera verde y un sol con cara de bebé.

Un Jonatubbie.

Un Jonatubbie.

Antes de la entrevista al Jona supimos que… ¡¡¡A LA CALLE HUGO!!!

¡¡FINAL SÓLO CON MUJERES EN GRAN HERMANO!! (Me la envaino, es verdad que esto ya había ocurrido en GH8)

“Después de que nos han puteado toda la historia de la humanidad, que haya cuatro mujeres en Gran Hermano defendiendo lo que hay que defender… porque yo soy feminista desde que nací“, dijo Milá en una asociación de ideas que no acabo de pillar.

Lo de quedar finalista de Gran Hermano y defender los derechos de las mujeres no sé yo… Al parecer lo de arrojarse a los pies de los caballos para pedir el voto femenino es una mierda con patatas al lado de llegar a la final de GH… ¿Marie Curie? Una soplagaitas, al lado de Paula, finalista de GH 15.

Milá le dio cera a los primos que tienen para hacer cirios todo el año. “No habéis concursado en Gran Hermano como se concursa en Gran Hermano, que es dejando la vida de fuera fuera y si fuera hay una vida que no se puede dejar no se entra”, les abroncó por sus reticencias por insertar pepinillo en sus respectivas rubias.

Habéis sido unos pichas flojas“, dijo Milá a los primos. Claro, porque un hombre no puede decir que no a una mujer, se la tiene que trincar sí o sí, válgame, porque si no es un picha floja.

Venga tópicos. Yo le he dicho que no a muchas mujeres, porque no soy un facilón, ni quiero que me tachen de fresco y porque valoro mi cuerpo y mi dignidad. Bueno, y porque aquellas señoras de misa que me pidieron rollo me miraban con cara lasciva y me asustaban.

Llegó la cabra Rubia al plató, seguida de su mascota Hugo, con el que ha concursado.

“¡¡¡Guapa, que te comía todo!!!”, le gritó  Hugo a su madre. Después de venir de vomitar hasta lo que ingerí por el cordón umbilical vi cómo una señora llamada Pepi (madre de Aza) se subía encima de Hugo y le rozaba el marisco por la cebolleta a horcajadas.

Después del quinto almax logré seguir viendo la gala, pero aún en las noches solitarias y frías vienen a mi mente las imágenes de esa señora perreándole al Hugo.

El caso es que si Jonathan estaba on fire Hugo estaba en modo sol. ¿Qué cojones les dan en el coche y por qué no se lo dan en la casa?

¡¡¡Y A LA CALLE AZAHARA!!!

FINALISTAS DE GRAN HERMANO: ALEJANDRA, PAULA Y YOLANDA. 

Y aquí llegó una cosa que a mi me ha dejado muerto y no de amor precisamente:

“Las familias de Yoli y Alejandra han decidido sacrificar a Yoli en las votaciones para que gane Alejandra”, le explicó Milá a Hugo, que puso cara de asco.

¿PERO COMO SE PUEDE SACRIFICAR A UNA PRIMA-SOBRINA-HIJA?

¿Cómo exactamente creen que se va a sentir Yoli cuando salga y le digan sus padres y su tía “eh, le dijimos a la audiencia que votarte a ti era tirar el voto, que votaran a tu prima”. El Código Penal recoge eso como un atenuante del asesinato. Si te hacen eso y te cargas a toda tu familia adulterándoles el colacao con matarratas te ponen una multa y te vas a casa.

“Deberían votar a las dos”, dijo Hugo, “¡¡NO, QUE ES LO QUE QUIEREN PARA QUE GANE PAULA!!”, se quejó Omar.  JA JA JA JA. Está reventado.

Lo que no se da cuenta es que cada vez que dice eso le hace un favor a Paula. “Entre Omar, Lucía y las dos tías están haciendo ganadora a Paula“, dijo muy acertado Fran.

“En las redes se ofrece de todo a cambio de votos”, advirtió Milá, “es apasionante“, añadió. Desmiento que la persona que ha ofrecido un blanqueamiento de ano sea yo.

Vídeo de Hugo de su paso por la casa. Lo que pasa es que en el vídeo sale más la cabra que él. De hecho no sé porqué Milá no entrevistó al bicho, que total, ha dado más juego.

Hugo es tan activo que su familia lleva siempre encima un fonendoscopio para poder ver si le late el corazón de vez en cuando. “Ha sido un vídeo precioso de tu paso por la casa”, dijo Milá, solo que Hugo no salía.

“Entre las tres finalistas suman menos años que yo, y ésto no lo he escrito yo, lo han escrito las zorras de las guionistas, zorrascas, putanescas”, dijo Milá sin recelo ni resentimiento alguno.

5,3% de apoyo sacó Juanma; 6,8% Jonathan y 8,3% para Azahara.

Azahara, que entra en el plató que parecía Whitney Houston cuando la tiene que sacar de la discoteca el maromo.

“Tengo ansiedad social”, dijo. “Es la sensación de cuando se calla todo el mundo y tengo miedo a no hacerlo bien“, aclaró, porque “no me da miedo el cacharrito ese que tengo enfrente”, dijo de la cámara como si hablara de un critter.

Le pusieron el vídeo de su relación con Juanma y se puso a llorar que cómo se va a alisar el pelo con la humedad que genera.

Qué queréis que os diga. Creo que los dos han hecho el gilipollas: si le quieres, CÓMELE LOS MORROS, POR DIOS. No hay nada que queme más que un beso que querías dar y no diste.

“Buah”, decía Azahara, que estaba azorada y azotada por la zozobra de Zoe. “Nunca había encontrado a nadie que se pareciera tanto a mí, pero estoy enamorada de Zoe, y no sé cómo va eso”, dijo Azahara, que al parecer necesita un manual de instrucciones para el amor.

Para animar a Azahara Milá le dijo que su novio Zoe está denunciado por la productora por tirar las pelotas a la casa. ALEGRÍA.

“No te sientas culpable, ¡¡LA CULPA ES UNA PUTA MIERDA!!”, le gritó Milá.

ANUNCIO: Milá, psicología rápida. 15 minutos de sesión y saldrás con más amor propio que Nacho Vidal duchándose en el gimnasio.

Juanma vendió a Azahara como si fuera una moto robada. “He sentido cosas que no he sentido por nadie en la casa, pero de ahí a enamorarme…”, dijo.

“O sea, tú sigues con tu novia y a esta chica que le den morcilla”, le reprochó Milá. Y él que no, que era sólo amistad, que él nunca o dejó con su novia y que Azahara no le atraía sexualmente.

Creo que detrás de Juanma en el plató estaba su novia, agachada, apuntándole con una escopeta recortada. Si yo fuera Milá le hubiera dicho que hiciera un gesto si se sentía amenazado o algo.

“Ni aunque me hubiera muerto de amor ahí dentro hubiera hecho algo, porque mi Zoe es más bueno…”, dijo Aza, que intentaba reaccionar del triturado de corazón que le estaba haciendo el primo. “Madre mía, madre mía”, era su mantra.

“Igual que Vitín tiene el don de hacerte reír, Juanma tiene el don de hacerte sentir bien”, dijo Azahara. JA JA JA JA JA Traducción: “Vitín es el feo simpático y Juanma el que me pone como la locomotora del Orient Express”.

Y se acabó lo que se daba. ¡LA SEMANA QUE VIENE LA FINAL!

Apuesto porque las cartas están echadas: gana Paula.

La entrevista a Hugo y la cabra… ¡¡Y A LA CALLE AZAHARA!!

Interesantísima entrevista nos espera…

Lo más probable es que la cabra tenga respuestas más interesantes que Hugo (por cierto, el bicho ha ido en una furgoneta, no en el coche).

Pero antes vídeo con los momentos más interesantes de Jonathan. O sea, vídeos de Jonathan haciendo deporte.

Rubia entra en el plató, seguida de su mascota, Hugo.

Milá se lleva a la cabra a la mesa de entrevistas mientras el animalico se distrae con algunos congéneres.

JA JA JA JA

El pobre técnico de sonido lleva media hora intentando ponerle el micro a Hugo pero cada vez que se le acerca alguien le abraza y le jode. Va a sacar una recortada y al primero que se acerque lo deja seco.

“¡¡¡Guapa, que te comía todo!!!”, le grita Hugo a su madre. Y después le roza la cebolleta a una tal Pepi (madre de Aza), señora aparentemente decente pero dada al perreo reguetonero.

Si Jonathan estaba on fire Hugo está en modo sol. ¿Qué cojones les dan en el coche y por qué no se lo dan en la casa?

¡¡¡Y A LA CALLE AZAHARA!!!

JA JA JA JA

Las caras de las primas han sido un poema. Creo que están acojonadas por Paula. Que cara de ir al médico y que te diga que lo de los picores ahí no se arregla con crema, que son ladillas como centollos y que hay que ir con lanzallamas.

FINALISTAS DE GRAN HERMANO: ALEJANDRA, PAULA Y YOLANDA. 

Ahora las tres se ponen histéricas y se abrazan y chillan y saltan como si estuvieran en Sexo en Nueva York y les hubieran regalado unos Manolos.

Las familias de Yoli y Alejandra han decidido sacrificar a Yoli en las votaciones para que gane Alejandra”, le explica Milá a Hugo, que pone cara de asco.

“Deberían votar a las dos”, dice Hugo, “¡¡NO, QUE ES LO QUE QUIEREN PARA QUE GANE PAULA!!”, dice Omar.  JA JA JA JA. Está reventado.

Lo que no se da cuenta es que cada vez que dice eso le hace un favor a Paula.

“Entre Omar, Lucía y las dos tías están haciendo ganadora a Paula”, dice muy acertado Fran.

Vídeo de Hugo. Lo que pasa es que en el vídeo sale más la cabra que él. De hecho no sé porqué Milá no entrevista al bicho, que total, ha dado más juego.

Hugo es tan activo que su familia lleva siempre encima un fonendoscopio para poder ver si le late el corazón de vez en cuando.

Ha sido un vídeo precioso de tu paso por la casa“, dice Milá, solo que Hugo apenas ha salido.

“En las redes se ofrece de todo a cambio de votos”, dice Milá, “es apasionante”, añade. Desmiento que la persona que ha ofrecido un blanqueamiento de ano sea yo.

Ahora sí, vídeos de Hugo. Bueno, no, de Hugo llorando. Desde que está en la casa han tenido que reforzar las canalizaciones de desagüe para poder dar salida a tanta agua salada.

Para hacerse honor a sí mismo, llora en el plató en directo. La caca de Whatsapp tiene más registros que él.

Hugo dice que llega un momento en el que el tono de voz de las primas te aburre y que por eso las nominó. JA JA JA

“Entre las tres finalistas suman menos años que yo, y ésto no lo he escrito yo, lo han escrito las zorras de las guionistas, zorrascas, putanescas”, dice Milá.

JA JA JA JA JA JA JA

La pobre Yoli hace su alegato para ganar Gran Hermano sin saber que su familia ya ha decidido sacrificarla en favor de Alejandra. ¿Cómo le sentará eso cuando salga?

Paula considera que su paso por Gran Hermano es prácticamente una cosa del destino o de los dioses. Acaba su alegato llorando de amor.

Alejandra se vende como si ella misma fuera un crecepelo y estuviera entrando en un pueblo a bordo de una carreta.

5,3% de apoyo sacó Juanma; 6,8% Jonathan y 8,3% para Azahara.

Azahara, que entra en el plató que parece Witney Houston cuando le tienen que sacar de la discoteca el maromo. Está como acojonada, le va a dar un ataque de pánico de un momento a otro.

Es como si la hubieran rescatado los geos tras un secuestro y le diera la luz por primera vez.

Esta mujer como le digan que su novio no está o yo que sé, le da el telele en directo.

Le ponen el vídeo de su entrada, en el que no era capaz de hablar en público. “Tengo ansiedad social”, decía entonces.

“Es la sensación de cuando se calla todo el mundo y tengo miedo a no hacerlo bien”, dice Azahara, porque “no me da miedo el cacharrito ese que tengo enfrente”, dice de la cámara.

Solo le falta decir: “La cámara, la cámara es buena, ¿te muerde, eh, te agarra los cojoncillos? ja ja ja”, a lo Torrente.

Le ponen el vídeo de su relación con Juanma y se pone a llorar que cómo se va a alisar el pelo con la humedad que genera.

Qué queréis que os diga. Creo que los dos han hecho el gilipollas: si le quieres, CÓMELE LOS MORROS, POR DIOS. No hay nada que queme más que un beso que querías dar y no diste.

“Buah”, dice Azahara, que está azorada y azotada por la zozobra de Zoe. “Nunca había encontrado a nadie que se pareciera tanto a mí, pero estoy enamorada de Zoe, y no sé cómo va eso”, dice Azahara, que al parecer necesita un manual de instrucciones.

Milá le dice que lo que ha vivido en GH es una historia de amor y que no se sienta culpable, que “la culpa es una puta mierda”.

Y para animar a Azahara le dice que su novio Zoe está denunciado por la productora por tirar las pelotas a la casa. ALEGRÍA.

Y vídeo de Juanma hablando de ellos dos. “Tú te enamoraste de Azahara en la casa”, le dijo Milá. “He sentido cosas que no he sentido por nadie en la casa, pero de ahí a enamorarme…”, dijo él.

Vídeo que le ponen, vídeo tras el cual Azahara resopla como si fuera un caballo.

“O sea, tú sigues con tu novia y a esta chica que le den morcilla”, dice Milá cuando Juanma dice que él nada de nada, que amistad con Azahara.

Juanma dice que sólo era amistad y mientras Azahara dice “madre mía, madre mía” y resopla. Creo que Azahara está pensando: “he hipotecado mi relación con el novio y éste ahora recula”.

Juanma dice que Azahara no le atrae sexualmente. Pues es gilipollas, la verdad. O le gustan los orcos de mordor en biquini o yo no sé. “No me jode”, dice Azahara. Y añade “madre mía, madre mía, madre mía”.

“No creo en dios, pero lo juro, lo juro, lo juro”, dice Aza, afirmando que no tenía celos de Alejandra.

“Yo no he vuelto con mi novia, yo siempre he estado con ella”, dice Juanma. Dios, este chaval está dejando a Azahara como si ella fuera gilipollas y se lo hubiera inventado todo. “Madre mía, madre mía, madre mía”, dice Aza.

“Ni aunque me hubiera muerto de amor ahí dentro hubiera hecho algo, porque mi Zoe es más bueno…”, dice Aza. Omar, por detrás, dice “ahí está”. JA JA JA JA. El de cuidar sentimientos, ojo. JAJAJA

Creo que detrás de Juanma en el plató está su novia, agachada, apuntándole con una escopeta recortada. Si yo fuera Milá le diría que hiciera un gesto si se siente amenazado o algo.

O eso o no es que sea gilipollas, es que va más allá: es monguerpollas integral.

“Igual que Vitín tiene el don de hacerte reír, Juanma tiene el don de hacerte sentir bien”, dice Azahara. JA JA JA JA JA Traducción: “Vitín es el feo simpático y Juanma el que me pone como la locomotora del Orient Express”.

“Si yo no hubiera tenido pareja me habría gustado, pero la tengo”, dice Azahara y a Juanma se le humedecen los ojillos.

El rollo Azahara-Juanma, la historia pastel que hizo que le subiera el azúcar a Spielberg.

Los tres expulsados de hoy se despiden de la casa. Es una sucesión de besitos, ánimos, que aguanten… “Estoy contigo a muerte y que vas a ganar esta edición, me cago en la…”, dice Hugo a Paula, que se crece como el gigante verde con anabolizantes.

Y se acabó lo que se daba. Mañana, como siempre, resumencito y la semana que viene… ¡¡LA FINAL!!

La entrevista a Jonathan el estrecho y el siguiente expulsado es… ¡¡¡HUGO!!!

JA JA JA JA

El padre de Jonathan es un crack. Le acaba de hacer una cobra dialéctica a Milá de las que hacen época. Le ha dicho la mujer que no tiene ni chicha ni limoná. Y él le ha dicho “tengo chicha y limoná, tengo de todo, ya quisieras tú saber lo que tengo”.

JA JA JA JA

Mira que es difícil dejar sin palabras a Milá, pero se ha quedado más pillada que una ardilla en una tienda de cepos.

Vídeos de Azahara. Es como ver un documental sobre carreras de caracoles cojos. Es la alegría de la huerta, la jodía.

AAAAy, el Joooooonathan entra en el platooooooooooooooooooooo.

Se abraza con su padre como si estuvieran imprimiendo libros y lo hicieran pecho contra pecho.

El jodío no se ha movido en todo el concurso y ahora está on fire. Se está viniendo tanto arriba que ya van tres excompañeros que le han dicho “estate tranquilito”.

A este tío le han mareado las curvas de la carretera de Guadalix. Ahora se ha puesto en plan Teletubbie a dar abrazos a Milá. Sólo le falta una pradera verde y un sol con cara de bebé.

Milá se pone a hablar con los de la dirección. Lo que pasa es que le hablan por el pinganillo y se queda media hora escuchando que parece que está hablando con su abuela la del pueblo.

Llega la cuenta atrás: nuevo expulsado.

Milá conecta con la casa. ¡¡¡A LA CALLE HUGO!!!

!!!!FINAL DE MUJERES EN GRAN HERMANO, ALGO INÉDITO¡¡¡¡

No sólo se va Hugo, también se va la cabra. ¿Qué opinará la Guardia Civil de que metan a la cabra en un coche para ir a Guadalix?

Pues sí, Milá lo confirma, es la primera vez. “Después de que nos han puteado toda la historia de la humanidad, que haya cuatro mujeres en Gran Hermano defendiendo lo que hay que defender… porque yo soy feminista desde que nací”, dice Milá en una asociación de ideas que no acabo de pillar.

Lo de quedar finalista de Gran Hermano y defender los derechos de las mujeres no sé yo… Al parecer lo de arrojarse a los pies de los caballos para pedir el voto femenino es una mierda con patatas al lado de quedar finalista en GH… ¿Marie Curie? Una soplagaitas, al lado de Paula, finalista de GH 15.

Vídeo de Jonathan y Yoli y las cobras del primero a la segunda. El susodicho entorna los ojos que parece que le han dado dos puñaladas en la cara.

El muchacho no sabe qué decir: “me quedo sin palabras”. “Veo esos vídeos y yo a Yolanda la quiero, lo que me ha aportado nadie lo ha hecho”, y ahora es cuando llega el pero.

“Hay una atracción muy fuerte. Yo puedo decir que no, que no, pero sus abrazos y sus caricias siempre me han gustado”, dice el muchacho.

NOTA: Nikita, creo que ganará Paula.

Seguimos: “No habéis concursado en Gran Hermano como se concursa en Gran Hermano, que es dejando la vida de fuera fuera y si fuera hay una vida que no se puede dejar no se entra”, le abronca Milá.

“Habéis sido unos pichas flojas”, dice Milá de los primos.

Claro, porque un hombre no puede decir que no a una mujer, se la tiene que trincar sí o sí, válgame, porque si no es un picha floja.

Venga tópicos. Yo le he dicho que no a muchas mujeres, porque no soy un facilón. Bueno, y porque aquellas señoras de misa me miraban con cara lasciva y me asustaban.

Queda na para la siguiente expulsión. Fijo que Azahara.

Juanma se ha cabreado. Dice que ellos no son cobardes y que si se presenta al cásting y le cogen es GH el que le coge, que él no le pone una pistola a nadie para entrar. Lo que pasa es que un cabreo de Juanma da el mismo respeto que el estornudo de un hámster.

Vemos la primera de las broncas, la primera vez que Jonathan le dijo que él de amiguitos vale, pero de que Yoli hiciera fuego en su madero con el palito de Jonathan, nones.

“Prefiero ser feliz viviendo mi mentira”, acabó diciendo Yoli. Si pudiera, esta mujer se metía en Matrix y no salía de allí ni arrastrada por los pelos por el tipo de las pastillas de colores.

Y cambiamos de POST.

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

 

La expulsión del mueble Jonathan y más GH 15

Perdonadme, amores, pero he tenido problemas con la conexión.

Creo que ya estable. Pero no estable como Paula con dos copazos, estable de verdad.

Recapitulamos: han echado a Jonathan, más conocido como Jonathakea, por ser un mueble sueco.

Nos quedan aún dos expulsiones.

Vamos a ver si puedo contaros esto en paz.

Lucía chilla en el plató con esa agradable voz que susurrando puede romper cristales. El caso es que se está empezando a dar cuenta de que Paula se va a llevar la piña bebé al agua y apoya a muerte a las primas, que son su única esperanza.

Lo que pasa es que las primas están en plan DiCaprio en Titanic: solo hay una tabla y no caben las dos.

Milá es lo uno y lo otro a la vez. “No quiero preguntarte esto porque es ordinario, pero ¿tu hija quiere salir a la calle para follar, no?”, dice de Alejandra.

La madre dice “noooo”, y Milá le dice “¡¡¡CÓMO QUE NOOOOOOO!!!”.

Y es que ahora es Alejandra la que está más salida que el Cabo de Hornos. Dice que tiene las hormonas revolucionadas, no muchacha, lo que tienes es el mejillón al vapor.

“Ma das un morreito / te chupo con sudor enterito”, declamó Alejandra, que es a la poesía lo que Paquirrín a la música clásica.

Creo que los vídeos de Paula llorando que están programados esta noche los han numerado del 1 al 1.457. “Lo que más me gusta es que una vez cerremos esa persiana de Gran Hermano comienza otra aventura para mi y estoy deseando vivirla”, dice Paula.

No se refiere a estudiar una fililogía, sino a ir de discoteca en discoteca haciendo bolos, cobrando una pasta y teniendo maromos a sus pies.

Me descojono como si me hubiera dejado los testículos pillados en la puerta de un penal. Lucía y Omar critican a Paula por haber dicho que si ganaran las primas no tendría ganas de felicitarlas. Tócate los huevos de avestruz. Dicen que no es buena persona.

No, lo son ellos, unas almas benditas. El día menos pensando entra en el plató el Papa Francisco y los canoniza allí mismo. Se las van a ver putas los cámaras con el resplandor del anillo dorado que les va a rodear la cabeza. Amos no me jodas.

La muchacha de buen ver que normalmente hace de Correo del Zar llevando sobres a Milá ahora está anunciando una cosa para dejarse los pies como el culo de un bebé. Y una mierda. Todo el mundo sabe que unos pies como garras de aguilucho son lo más práctico que hay.

Yo si no puedo pasear por cristales rotos sin hacerme daño no me siento hombre. La armadura de Ironman la hacen con los callos de mis pies coloreaos de rojo.

Cuando era pequeña Paula les explicaba a sus compañeros del cole que su cerebro era pequeño y atado con una cuerda y se balanceaba dentro de su cabeza y al andar se movía y le daba la locura.

Las caras de la peña en la casa escuchando la disertación de Paula sobre las sandías era de órdago. Así como de “¿habrá plazas en el psiquiátrico para cuando salga?

“La educación en este país es una mierda…”, dice Milá, como si fuera culpa de que Paula sea un zote fuera de la educación española y no de tener un cerebro pequeñito cogido con una cuerda y que se balancea.

Las solapas del traje de Milá han pasado de la versión bar de carretera de esos en los que no sirven café a estalagmita de plástico de centro comercial en navidad.

El caso es que Paula (este año se va a llamar el programa Gran Paulano) esta semana se ha pegado a Hugo que se ha puesto celosa hasta la cabra. Esta muchacha es como un fusil de francotirador: siempre tiene que tener alguien en el punto de mira.

“A raíz de lo que pasó con Omar se ha hecho ella ganadora”, dice Alfredo. Omar dice que eso se llama “victimismo”.

OMAR, QUERIDO, A PAULA LA HICISTEIS GANADORA (si gana) TÚ Y LUCI-FER PUTEÁNDOLA.

Vamos a cambiar de post para la entrevista de Jonathan y el siguiente expulsado.

CAMBIO DE POOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOST. CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

El timo detrás del sexo de Yoli y Jonathan en Gran Hermano 15 (o el no edredoning)

Hola a todos.

Una vez que he conseguido, a través de 235 emails, 2.187 llamadas y un par de detenciones por acoso, que mis amigos del FBI accedieran voluntariamente a examinarlo, os puedo decir que el vídeo de Yoli y Jonathan haciendo edredoning es una gran mentira.

A su lado, la Atlántida existe y es un pueblo de Albacete.

Recapitulemos: Jonathan estaba muy triste por la expulsión de su primo. Estos se quieren tanto que creo que la persona especial de fuera de la que cada uno habla son en realidad ellos dos. O sea, que hacen cierto el dicho de “cuanto más primo más te la arrimo”, si no, ya me dirás.

El caso es que con Jonathan bajo de defensas, ahí estaba el virus Yoli, dispuesto a entrar a saco en su organismo y quedarse allí para siempre. Pero como no sabía cómo se tomaría Jonathan que la rubia intentara meterle la cabeza por el ano para meterse en su organismo, pues se metió en su cama y ya (vídeo aquí).

Yoli y Jonathan, castos en la cama. (TELECINCO)

Yoli y Jonathan, castos en la cama. (TELECINCO)

Y ahí es donde viene la mentira: GH 15 ha emitido un vídeo de esos grabados con cámara nocturna en el que se ven diferentes planos de los dos bajo las sábanas y diferentes zooms con música sugerente y ruiditos varios.

¿Cuál es mi opinión y la de los agentes del FBI que acabaron con crisis nerviosa por la matraca que les di para que me ayudaran? Pues que un vídeo de Fran ahuecando un pedo de debajo del edredón se parece más al sexo que eso. Lo pone literal en el informe del FBI.

Jonathan es más puro que un paquete de vendas esterilizadas. Si os hacéis sangre podéis vendaros con él y os libraréis de las infecciones. ¿Cómo iba a caer ahora en las garras de Yoli?

¿Y alguien se cree que si su Jonathan le hubiera dado cuarto y mitad de chopped Yoli no habría salido de esa cama descorchando champán y tirando fuegos artificiales? Vamos, es que pide que la dejen salir de la casa para tatuarse la cara de Jonathan entre teta y teta.

Conclusión: O Jonathan lo reconoce expresamente o ahí no ha habido más que los refrotes típicos que viene haciendo Yoli a Jonathan, que son al sexo lo que mearse en las manos a la higiene.

Expulsan al torero de Gran Hermano 15 y Milá casi le hace hombre en directo

Antes de nada, un llamamiento: MONO NILSON, te recordamos. Si estás por ahí, haznos una señal.

Y ahora sí, os diré que la de anoche fue una de las mejores galas de la historia de Gran Hermano. Bueno, en realidad fue una mierda como de Frankenstein con colitis, pero quería motivarme.

La cosa comenzó con Milá embutida en un vestido de látex rojo. Lo de embutida es literal: se lo pusieron metiéndola en una máquina de hacer morcillas, poniendo el vestido en la boquilla y dándole al botón de encendido.

Llevaba las tetas tan plastificadas y rojas que parecían dos paquetes de carne para guisar en el expositor de un supermercado. Eso no eran tetas, eran escorzos. El día menos pensado mandan una sonda espacial para que se pose ahí y estudie su composición.

Si Caperucita Roja hubiera ido así cuando se encontró con el Lobo, éste habría acabado con una correa con bola roja en la boca, a cuatro patas y con un tacón metido por el ojal.

Encuentra las 7 diferencias

Encuentra las 7 diferencias

Flo se había vestido de persona que sale a correr un domingo y acaba con un infarto. Tendría que ir a Guadalix a llevar una caja para algo que sabremos después. Pensé que lo mismo eran bocatas para el equipo, pero no.

Vídeos que vimos:

“Me he dado cuenta de que tengo unos cambios de humor muy raros…”, dijo Paula. A buenas horas, chiquilla. Ya sólo queda que te des cuenta de que chillas como un gorrino viendo un cuchillo y casi podrás ser normal.

“Tu hijo cuando está nominado se arrima a la prima que ni te cuento, no sé si será por eso o no…”, le dijo Milá a la madre de Jonathan, presente en el plató, demostrando que la objetividad es una de sus mejores virtudes.

Si Jonathan dijera “Yoli, quiero acostarme contigo“, ella estaría desnuda antes de que Jonathan acabara de pronunciar la Y.

En el público había dos señores con traje negro y corbata roja que me da que pensaban que iban a un congreso de ventas de pienso para gatos y se equivocaron y acabaron en el plató de GH.

Esta semana no ha habido prueba semanal, sino una especie de anuncio del “parato” ese que no vale para nada más que para espiar a la vecina cuando se ducha.

El bicho ese que salta y corre ha estado a punto de follarse a Luis y a Aza. Seguramente tenga un pequeño pene cibernético con el que puede tener sexo clónico.

En otro vídeo vimos conversaciones sobre el órgano reproductor femenino: “El chichi es verdaderamente una cosa bonita”, dijo Luis, que tiene una copia de El origen del mundo de Courbet en el salón.

“Lo nuestro es una cosa… como un bolsillo”, aportó Yoli. “Como un bolsillo“, dice. Digamos que Yoli nunca lleva mochila.

¡¡Y A LA CALLE LUIS!!

AIBALAHOSTIA

No me lo esperaba para nada. Paula se quedó hecha una caca pasada por la turmix. Se cogió un sofoco de los suyos, llorando a lágrima viva y con el rímel haciéndole churretes por la cara que eso parecía un mapa de carreteras.

52,1% de los votos fue el porcentaje de Luis.

Flo, en su papel de Súper Maligno entró en la casa, con los concursantes con orden de permanecer congelados. Una vez allí les entregó unas cajitas donde había unas cintas para el pelo con el número de teléfono al que hay que llamar para que gane cada concursante.

El súper normal llamó entonces al súper Maligno al confesionario. “Pícaro, no me falles”, le dijo. Uuuuuuy, aquí hay cópula en la cumbre. ¿Qué cojones tienen los súpers cuando se aparean? ¿Supercitos?

Mientras Flo estaba en el confe se abrió una puerta en el salón y apareció el payaso cabrón de las tartas. Llevaba una mesa llena de pasteles.

Milá conectó con ellos y les dijo que las tartas eran para el Súper Maligno, al que iban “a poder bombardear”. El payasín estaba encantado, porque también iba a poder inflar a Flo.

Yoli se puso a comerse la tarta. Es lo único que se va a comer en el concurso.

Flo salió del confe pensando que se iba a casa… Alejandra falló el tartazo, pero Paula le pilló de lleno y cayó en la emboscada del salón, donde le dieron tartazos como para dejarle los poros de la cara como cuencos de natillas.

El enano se escondió detrás de un sofá para aparecer en el momento cumbre y… ¡¡¡Y EN TODA LA PUTA CARA!!! JA JA JA JA JA JA Este hombre puede poner en el currículum que su puntería con las tartas es +10.

La entrevista a Luis… A ver. Cuando los marines de EE UU están en combate y al sanitario se le acaba la morfina para atender a los heridos, saca el móvil y les pone la entrevista de Luis y se quedan tan dormidos que les puede amputar la pierna, operarles de apendicitis y hasta cambiarles de sexo sin que sientan nada.

Lo primero que dijo fue “son ya 80 días y… estoy nervioso, cagonlamar“, citando a Fray Luis de León tras salir de la cárcel.

“Paula se ha quedado rota, llorando como si te hubieras muerto“, le dijo Milá a Luis. Milá es la alegría de la única huerta en la que se suicidan las patatas.

“¿Morreo o no morreo bajo el edredón?”, le preguntó Milá: “algún beso de cariño ha habido“, respondió Luis, pero “es que esos micrófonos suenan mucho”, explicó.

Sí y unos cojones como cocos sin pelar. Que le comiste el morro como el que rebaña un kiwi con los dientes.

Madre mía… eso era como entrevistar a un mono perezoso. Milá le preguntaba y él tardaba un minuto o dos en responder y cuando lo hacía era como si lo hiciera un diplomático chino, que ni se moja ni le entiendes.

OJO, que Luis se quiere petar a la Milá. “Me encantas… tienes una forma de mirar que es intensa“, le dijo a la presentadora. Yo creo que ha visto que la Milá va de rojo y se ha puesto como un Miura.

“Se me está poniendo el látex… qué calor tengo“, dijo Milá mientras se aireaba los bajos con la faldita del vestido y preguntaba la edad del torero, por ver si es ilegal o no hacerle hombre encima de la mesa del plató.

Pasada una hora, que personalmente considero tirada a la basura como las horas jugando al Age of Empires, supimos que el segundo expulsado era ¡¡¡JUANMA!!!

O sea, que la gente votó a todo el mundo menos a él, del que sólo se acordaron como ganador el 4,9% de los que votaron.

Entonces era Aza la que lloraba como si estuviera meando por los lacrimales. Juanma, que es muy atento, se despidió de todos antes que de ella. Ya hay dos viudas en Gran Hermano 15: Paula y Azahara.

Hugo también lloró. Lo que pasa es que Hugo ve el anuncio en el que Antonio Banderas corta con el donut rosa y también llora.

Juanma aprovechó que Aza le abraza… ¡¡AZA te ABRAZA!! JA JA JA Parece el nombre de un peluche para estas navidades. En fin.

El caso es que pasó del abrazo y se puso a darle un discurso a los demás de lo mucho que le ha gustado la experiencia.

En paralelo, Luis veía en el plató su vídeo resumen del paso por la casa y también lloraba. Para consolarle Milá le puso la cabeza al lado de una de las tetas y se sabía lo que era cabeza y lo que era teta porque Luis tiene pelo. Si llega a ser calvo no lo distingue ni Perry.

Luis le regaló a Milá un póster suyo vestido de torero que le firmó. JA JA JA, que sutil y modesto. ¿Para qué gastarse dinero en cosas caras cuando puedes regalar fotos de ti mismo? Estos reyes todos mis amigos van a recibir una puñetera postal con mis nalgas en primer plano.

Eres un bombón de mujer“,  le dijo Luis a Milá. Sí, un bombó de los envueltos.

“Que coño haces aquí tú”, le preguntó Milá a Juanma cuando llegó al plató. “La gente quiere que esté aquí“, dijo él. Cooooooorrecto.

Su entrevista duró tres minutos. “Tampoco habría sido una entrevista muy larga porque tú lo que has hecho ha sido hacer deporte y mantener la tablita”, le dijo Milá a bocajarro. Le faltó acabar con “pedazo de soplapollas” para ser más amable aún.

Y ahí acabó la cosa. Ya sólo queda votar al ganador y se irán acumulando los votos de una semana a otra… ¡Gracias por leerme!

Y el segundo expulsado de la noche es… JUANMA

Se acabó el tiempo.

Milá conecta con la casa. Ahora sabremos el que menos votos ha tenido y por lo tanto el que menos quiso la gente.

Y a la calle… ¡¡JUANMA!!

Joder, ahora la que llora como si estuviera meando por los lacrimales es Azahara. Juanma, que es muy atento, se ha despedido de todos antes que de ella. Hugo también llora.

Lo que pasa es que Hugo ve el anuncio en el que Antonio Banderas corta con los paluegos y también llora.

Juanma aprovecha que Aza le abraza… ¡¡AZA te ABRAZA!! JA JA JA Parece el nombre de un peluche para estas navidades. El caso es que pasa del abrazo y se pone a darle un discurso a los demás de lo mucho que le ha gustado la experiencia.

Más vídeos de Luis. Que pesadez. Menos mal que va a llegar Juanma que es mucho más divertido… ¡OH, ESPERA!

Bueno, vídeos de cuando Luis se llevaba mal con Alejandra. Ahora ya no, se llevan guay.

Ahora a Luis le presentan a Alvaro, el Pollito que se hostió y le mira como raro. Por lo pronto, le da la mano y evita abrazarle (aunque lo hace al final). El pollito se pone a vender su libro.

Vemos la relación de Luis con Aza. La muchacha pensó que todos los toreros eran poco menos que seres malvados del infierno. Pero Luis es majo (aunque mate toros) y Aza un poco radical, porque es demasiado intolerante.

“El chico es adorable, pero no puedo ser su amiga porque sé a qué se dedica”, ha dicho Aza hasta la saciedad.

También vemos el episodio de su envenenamiento con suavizante… es un cagao de cojones.

Luis ve su vídeo y se echa a llorar. Milá, para consolarle, le pone junto a la mejilla una de sus tetas, apretadas como si llevara dos globos pegaos al pecho.

Luis se despide de la casa: “Es una experiencia única, no dejéis de pasar un minuto… y palante”, dice. Es un puñetero poeta.

A Paula le dice que espera que esté en la final, que es única, que es una niña joven que ha vivido mucho y que si vuelve al paraíso él estará allí para vivirlo”.

Va uno a uno soltándoles discursitos lacrimógenos que podrían usarse para el anuncio de la lotería el año que viene.

Luis le regala a Milá un póster suyo de torero que le va a firmar. JA JA JA, que sutil y modesto. ¿Para qué gastarse dinero en cosas caras cuando puedes regalar fotos de ti mismo?

“Eres un bombón de mujer”, le dice Luis a Milá. Sí, de los envueltos.

Llega al plató Juanma. Mercedes dice que está flipando por estar leyendo esto… Juanma entra en el plató. Muchos abrazos y cariños.

“Que coño haces aquí tú”, le dice Milá. “La gente quiere que esté aquí”, dice él. Y así debe ser , porque sólo un 4,9% de la gente ha votado por él.

Milá le pregunta y él intenta responder, pero como a continuación la mujer se pone a peinarle, pues no responde.

Le pregunta si ha vivido una historia de amor por Aza. Él dice que “ha sentido cosas”.

“Si lo he hecho así es porque lo he sentido así”, dice él. Milá pregunta, pero no espera a las respuestas, porque dice que puede leer en los ojos.

“Tampoco habría sido una entrevista muy larga porque tú lo que has hecho ha sido hacer deporte y mantener la tablita”, dice Milá.

Juanma se despide. Al primo que disfrute, que le quiere. A Aza que no llore. Pero Aza llora. Que la quiere un montón. Que se apoye en Hugo. A las primas les dice cochinadas.

A Hugo: “eres un seta y un tolai”. JA JA JA JA JA JA. Lo dice en broma, pero tiene toda la razón.

Milá les despide y se acabó lo que se daba. Mañana, como siempre, resumencito de la Gala. ¡¡Gracias por estar ahí!!

La entrevista de Luis… o cómo hacer que te baje el pulso

Esta entrevista puede ser como meterse morfina en vena. Así de divertida.

Justo antes, Milá conecta de nuevo con la casa y les dice que ya no habrá nominaciones. Hugo está rebañando una tarta con un mendrugo de pan.

Abren sus cajas y hay cintas para el pelo con los números de teléfono.

A Hugo con la cinta puesta lo único que le falta ya es un contenedor en el que rebuscar.

Milá les dice que el menos votado será expulsado esta misma noche y que vayan haciendo todos las maletas. Tienen una hora.

Dice Milá que lo que se vote esta noche se acumula para la final.

Luis entra en el plató: abrazos y achuchones. Lo cogen en hombros. A ver de dónde saca las dos orejas y el rabo.

Dice que está contento porque “son ya 80 días y… estoy nervioso, cagonlamar”.

“Paula se ha quedado rota, llorando como si te hubieras muerto”, le dice Milá a Luis. Luis dice “es muy grande para mi”. Y hala, a poner vídeos, porque como esperen que hable mucho más…

Le ponen el vídeo del edredoning. El gesto de Luis es de estar mirando al cajero del banco mientras te cuenta dinero.

“¿Morreo o no morreo bajo el edredón?”, le pregunta Milá: “algún beso de cariño ha habido”, dice Luis, pero “es que esos micrófonos suenan mucho”, dice.

Madre mía… esto va a ser como entrevistar a un perezoso. Milá le pregunta y él tarde un minuto o dos en responder y cuando lo hace es como si lo hiciera un diplomático chino, que ni se moja ni le entiendes.

Vídeos de Luis con Fran. Ya os lo dije, mientras Fran estuvo en el concurso tuvo una mano metida por el culo de Luis para poder manejarle a su antojo.

Dice que todas las conversaciones que tuvo con Fran en las que analizaban a los demás (poniéndolos a parir trillizos) eran sólo “porque estaban analizando el terreno”. Mátame, camión.

En el plató los expulsados le dicen a Luis que Fran les decepcionó por sus mentiras. O sea, lo mismo que dijeron en la entrevista de Fran. La única novedad es que le dicen que él bien, pero que “su pareja no”.

52,1% de los votos es el porcentaje de Luis.

Vamos con el tema de la bronca de Luis con Omar. “Tienes una pluma que no hay quien la aguante”, le dijo Omar. Pero ojo, que Omar no piensa que eso sea malo, por eso lo usa como insulto…

El caso es que los encuentros que han tenido han sido un catálogo de chulerías, expresiones y gestitos de malote de barrio. Creo que Omar se pone pelis sobre el Bronx y luego practica delante del espejo.

Vemos también broncas entre Paula y Luis, sobre todo a raíz de la entrada de Lidia, de la que muchos pensaron que era la novia de Luis.

Luis cuando se enfada habla como la Pantoja cuando no quiere que la graben.

OJO, que Luis se quiere petar a la Milá. “Me encantas… tienes una forma de mirar que es intensa”, le dice a la presentadora. Yo creo que ha visto que la Milá va de rojo y se ha puesto como un Miura.

“Se me está poniendo el látex… qué calor tengo”, dice Milá mientras se airea los bajos con la faldita del vestido.

Milá conecta con la casa. Les pregunta que porqué tienen que ganar.

Yoli dice que aporta mucha energía a la casa. Paula porque ha sentido que es su lugar y que se ha mostrado como es y ha mostrado su corazón. Aza dice que… “no lo sé”. Señor, que niña más cansina.

Alejandra dice que tiene que ganar porque es muy alegre y contenta y está muy ilusionada. Hala, premio Nobel.

Juanma dice que le está sirviendo para aprender de sus compañeros. ¡¡QUE POR QUÉ TIENES QUE GANAR, JODER, QUE ESTO NO ES UN GRUPO DE AUTOAYUDA!!

Jonathan dice que por la inocencia que tiene, que no hace nada con mucha maldad. Hugo dice que porque es su sueño, que se siente un ganador. Que pestiño.

NUEVO POST. CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO