“Me has jod… la vida durante tres días”… manual para romper una amistad en ‘Gran Hermano VIP’

Fijaos en la cara de Antonio David… (FOTO: TELECINCO). No, en serio, fijaros.

Buena parte de los problemas de los concursantes de Gran Hermano vienen de que conocen a alguien de cinco minutos y ya se piensan que son familia. Tú te cruzas en un ascensor con un concursante de GH y para cuando llegas a tu planta te ha adoptado legalmente y estás vestido de marinetito para hacer la comunión.

Pero claro, luego llegan las decepciones y los disgustos y los Ricky Martin en los armarios con un perro y una mermelada. O sea, las sorpresas, sorpresas. Y eso le ha pasado a Adara y Hugo, que se pensaban que eran los más súper amiguis sólo porque se lo pasaron bien tirando uvas un día.

Anoche, amiguitas y amiguitos, no pude ver toda la gala, así que os resumo algunos pasajes más fundamentales.

Comenzamos con Gianmarco. La madre de Adara, Helena, se fía de él como de un cocodrilo haciéndose el dormido con la boca abierta. Si Adara entra por la puerta de su casa de la mano de un tipo con un mono naraja y esposado le da menos recelo que con el italiano.

Has intentado ligar con todas en la casa“, le reprochó la mujer a Gianmarco. Y es verdad. Se podrían sexar pollos usando a Gianmarco. Le pones delante del pollito y si Gianmarco le tira los tejos, es gallina. Si no, es pollo. Es un muchacho sin prejuicios. La única pregunta que Gianmarco se hace al plantearse cortejar a una mujer es ¿está viva? Sí, pues pa’lante. Y si está muerta de hace poco se valora.

El pobre e inocente muchacho se defendió diciendo: “He venido de Italia, sin conocer a nadie así que simplemente hablaba con las personas, porque soy un concursante”. JAJAJAJA Pobre niño desvalido y abandonado. No es Gian-Marco, es Marco, a secas.

Total, que la prueba semanal es el ya clásico hotel dentro de la casa, con parte de los concursantes haciendo de huéspedes y parte haciendo de trabajadores. A Hugo le tocó ser huésped.  Y como NO es un provocador, para nada, porque él se pasea desnudo por una clínica para ninfónamas pero sin querer provocar ni nada, pues lo primero que dijo al saber que Estela y Noemí serán miembros del servicio fue pedir un masaje en los pies.

Le faltó decir: “He dejado el retrete que parece que ha derrapado una anchoa, hala a limpiarlo pringadas, MUAHAHAHAHAHAHAHA”. Y así.

Noemí dijo que no, que ella no le hacía un masaje en los pies. Noemí antes le masajea los cuernos a Belcebú que a Hugo los pies. Estela dijo que ya si eso se lo pensaba. Me da que era otro no.

Hugo se quejó, diciendo: “Los pies los tengo limpios y dispuestos a recibir un masaje“. Faltaría más que dijera que tiene los pies como una fábrica de cabrales y que las cucarachas le rehúyen. Que Hugo es la Rosalía de los pies. Lo mismo tiene unas garras ahí abajo como para posarse en un cable de la luz.

Y llegó la bronquita guapa. La cosa comenzó con un vídeo (los vídeos son como el mechero de un pirómano, sirven para encender fuegos) en el que se veía el desencuentro entre ambos. “¿Por algún motivo no me hablas desde ayer?”, le preguntó Adara a Hugo, que le dijo “Pensaba que eras tú quién no me hablaba”.

Ay, malentendidillos. Creo que pasa lo mismo con Maduro y Donald Trump, que cada uno piensa que es el otro el que está enfadado, pero en realidad quieren taparse los agujeritos con amor.

Y nada, en directo llegó la bronca. Hugo afirmó con sosiego a su hasta ahora amiga, qué digo amiga, hermana Adara: “¡Eres una desleal, una chaquetera!”. Si eres una persona que cose chaquetas en un taller textil y te gritan “¡Chaquetera!”, qué confuso debe ser, ¿no?

Y Adara, que sacó ese genio dulce como una endivia mojada en café, dijo “NO ME GRITES, NO ME GRITES, NO ME GRITES, NO ME GRITES, NO ME GRITES”.

Todo con esa voz de grajo con amigdalitis que tanto oímos en su primer GH. Y luego le dijo “calculador, calculador, calculador, calculador , calculador , calculador , calculador , calculador , calculador , calculador , calculador”.

Adara nunca dice los adjetivos una sola vez. Ella con menos de 20 veces no se queda contenta. Su profesora de primaria acabó con baja laboral después de enseñarle los adverbios. Demasiado para ella.

– Señora, ¿cómo quiere el pan?

– Tostadito, tostadito, tostadito, tostadito, tostadito, tostadito, tostadito, tostadito, tostadito, tostadito, tostadito, tostadito, tostadito, tostadito, tostadito.

[Panadera se clava la baguette en el pecho]

Y así.

¡Es lo que has hecho, joderme la vida durante tres días para que sucediera ésto!“, le acusó Adara, algo que también hacía con Pol. Adara piensa que la gente se levanta por la mañana y lo primero que piensa es “a ver cómo le jodo la vida a Adara hoy”. Yo creo que en YouTube hay tutoriales para joderle la vida a Adara.

– Hola familia. Hoy vamos a aprender a joderle la vida a Adara. Necesitaremos…

Y así.

“Sí, estando yo sólo y tú de risas con las amiguitas, así es como te jodo la vida”, se quejó Hugo, que se ha sentido solo. Pero es que a Hugo no hay quien le soporte. Creo que cuando Noemí mató a Bunky la pequeña susurraba “graciaaaaassss, graciaaaaaaaaaaaaas”, sólo por perder de vista a Hugo.

JJV intervino para preguntarle a Adara cómo se sentía. De puta madre, no te jode.

“Siento una decepción, porque siento que no le conozco“, dijo ella. Es que no le conoces, Adara. Que no es como entrar en la cocina y encontrarte a la abuela fabricando explosivos.

“¡No tienes vergüenza, llevas días preparando esto, eres un calculador!“, le gritó Adara a Hugo. Esta parte de la gala la escuché por la ventana. Y es que Adara grita como si estuviera al lado del altavoz de una discoteca.

¡Das miedo, das miedo, das miedo, das miedo de lo que eres capaz de hacer!“, siguió Adara contra Hugo, que más allá de que tiene unas ojeras como el emperador de Star Wars tampoco es que de mucho miedo. Bueno, cuando baila, que sus coreografías las descartaron para el vídeoclip de Thriller por ser muy violentas.

“Lo has programado todo desde el martes”, le dijo Adara, que piensa que Hugo es como Steve Jobs en un garaje.

E intervino Alba, que le dijo a Hugo que Adara había estado llorando por perder a Joao y que él había pasado de ella “¡Te estás haciendo la víctima!”, le espetó. Hugo es como los juguetes de Toy Story, ve a alguien y se deja caer. ¿Para que no le vean? No, para ir de víctima. Hugo pasa las vacaciones tumbado en el arcén de una carretera con tripas de cerdo por encima, para parecer una liebre atropellada. Víctima.

“Jorge, éste tío me da miedo, te lo juro, no puedo creer que exista una persona así”, aseguró Adara. “Pero qué coño es ésto, no puedo creerlo, no he visto una persona así en mi vida”, insistió. Y eso que duro tampoco es tan raro. Como le pongan delante a Donatella Versace, flipa.

“Que discuta con otras personas vale, pero que discuta conmigo, que he estado con él siempre, he dado la cara por él siempre… me he comido muchos marrones por ti… ¿qué estás haciendo? Se acerca la final y te das la vuelta”, le dirigió Adara a Hugo. Adara ha estado en Guadalix que no merendaba ningún día de los marrones de Hugo que se comía. Menos mal que tienen pocas calorías, porque si no se le iban a poner unas cartucheras como para meter un bazoka.

Alba intervino de nuevo: “¡HUELE A MALETÍIIIIIN, HUELE A MALETIIIIIIIN!“, gritaba, como si oliera a gas. Pero Hugo dijo lo mismo que se dice en los ascensores cuando no es a maletín a lo que huele: “Es mentira”.

Estela, que no me acordaba yo de que seguía en la casa, intervino también: “Es que lo que él quiere es que Adara sea su marioneta, que es de lo que nos acusa a nosotros, pero Adara ha dicho que por aquí”. El por aquí no especificó por dónde era, pero sospecho que se refería a un camino oscuro y desagradable.

Y Adar por fin dijo lo que todos pensamos: “Mira, voy a decir algo. Cantas muy mal”.

cerdo puerco GIF by oing-oing

Se tenía que decir y se dijo.

JJV: “¿Tú das rota tu amistad con Hugo?” Adara: “¿Rota? Sí, sí, sí, sí”.

Y llegó el momento pajote o no de Antonio David.

La cosa es que Alba, que está obsesionada con las pajas, vio que Antonio David estaba en la ducha, con el agua corriendo, pero que al acabar salía de allí vestido, así que dedujo que Antonio David estaba apurándose el tubo de pasta de dientes. Vamos, que estaba estrangulándose la culebra.

Así que Alba, Estela, Noemí y después Mila especularon con que se había “hecho un Gianmarco”, como han bautizado a lo de bruñirse el florete, porque el italiano pasaba tanto tiempo con la mano en el pene que le iban a dar ya una minusvalía por ser manco.

“Entré al cuarto de baño a ponerme el pijama”, se justificó Antonio David. Sí, Antonio, sí, todos hemos entrado al baño a eso cuando éramos jóvenes. Bueno y ahora.

Total, que Mila, Hugo y Adara son clientes y los demás, sirvientes.

¡Y SE SALVARON DE LA EXPULSIÓN ADARA Y MILA!

Hugo, ligeramente reventado, más o menos así,

GIF bomba de explosión nuclear

Le dijo a su examiga: “Ojalá le cunda el no tener principios para avanzar en este concurso”. Hugo el de los principios. Le gustan tanto que sólo ve los dos primeros minutos de cada película.

Aún con todo, en los posicionamientos Adara se puso detrás de Antonio David y no de él e incluso se ofreció a hacer su alegato, que anoche lo hacían los compañeros.

“Hace unos días hubiese dicho que sí. Después de lo de esta noche, prefiero no tener alegato”, dijo Hugo, victimizándose a más no poder. Oh, pobre Hugo desvalido sin alegato. La cerillera esa que murió congelada se cruza con hugo y le presta la rebequita y dos euros para que coma algo.

Mila hizo el alegato de Antonio David: “Creo que sabe convivir, que sabe adaptarse al grupo”. De hecho sabe pasar desapercibido en cualquier grupo, como si no estuviera. A Antonio David le puedes infiltrar en la mafia porque no sabrían ni que está ahí.

Alba hizo el alegato de Noemí: “Se ha mojado siempre”. Sí, cuando llovía. Meritazo.

Antes de que preguntéis… yo echaba a Antonio David.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Estif Urquel

    “El italiano pasaba tanto tiempo con la mano en el pene que le iban a dar ya una minusvalía por ser manco” JAJAJAJA Buenísimo

    20 noviembre 2019 | 10:15

  2. Dice ser Mari Puri

    Dirás lo que quieras Gus, pero el único que vale la pena en esta casa es Hugo. La víctima le han hecho ellos mismos. No se puede estar dia si y día también mentando a la madre de Hugo. Y no todo es una provocación. Que tenemos poco sentido del humor en esta casa,aunque con la señora Mila es imposible.

    Hay que tener una cabezita muy fría para aguantar lo que está aguantando Hugo a diario. Eso se lo haces a cualquiera de los otros, y la que se lia es pardisima.

    A mi ya me aburre el machaque continuo contra Hugo.

    Para mi, Hugo ganador.

    20 noviembre 2019 | 10:25

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.