BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Archivo de la categoría ‘T, de Tom Hanks’

¿Quién mató a Theresa Allore?

Cuando mi hermana, de 19 años, desapareció del Champlain College y posteriormente fue hallada muerta en una carretera comarcal, la policía de Quebec le dijo a mi familia que había muerto a causa de una sobredosis. En la primavera de 2002, la reportera del National Post, Patricia Pearson, y yo iniciamos una investigación sobre la desaparición de Theresa. (…) Nuestra historia demuestra que la muerte de mi hermana pudo haber sido un crimen a manos de un asesino en serie, actualmente en libertad.

John Allore

John Allore ha creado y mantiene la web www.whokilledtheresa.com/ y un blog, Who Killed Theresa?, donde habla – entre otras cosas – de sus lecturas:

A sangre fría, de Capote

y

otras novelas de crímenes reales.

John también busca en las novelas al asesino de su hermana…

Tom Cruise

Tengo cuatro teorías sobre Tom Cruise que, de tener una mínima base científica, me harían merecedor de un Premio Nobel, un Pulitzer, una Clotilde (buena) y un Vale Descuento del Día. Paquémás.

Teoría número Uno:

Por muchas tonterías que diga Tom Cruise sobre sí mismo al mundo, nunca llegará – ni de lejos – a superar las tonterías que el mundo ha dicho sobre Tom Cruise (incluidas las mías, a continuación). Así es que el margen es enorme. De aquí a Lima de margen, vaya.

Teoría Número Dos:

Tom Cruise es una estrella porque Tom Cruise no es un actor: es un género cinematográfico. Una película suya (Misión Imposible -1, 2, 3. Minorty Report) sólo puede protagonizarla Tom Cruise.

Teoría Número Tres:

Tom Cruise es tan mal actor que cuando fue bueno – Magnolia – y se enteró, tuvo miedo a perder el registro y se quedó así de histriónico (el registro y el paquetón; que hay que ver la diferencia entre el escaso paquete contenido en el interior de los slips de Risky Business y el paquetón de Magnolia).

Teoría Número Cuatro:

Tom Cruise NO es gay. Ser gay es otra cosa. Que me lo digan a mí.

Nombres Trans: Tipologías

He encontrado una auténtica joya en la página de Carla Antonelli; las Memorias Trans de Pierrot, un impagable testimonio histórico de tiempos oscuros pese a la lentejuela y un desfile de personajes “más grandes que la vida”, como dijo de sí misma Santa Bette Davis.

Personajes – transexuales y travestis – que, para su nueva vida y su nueva apariencia, eligieron nombres exóticos, salvajes, sofisticados,

LITERARIOS

Pierrot

CAÑÍS

Carmen de Mairena

La Gardenia

FAMILIARES

Margarita

Margarita, disfrazada con un traje de volantes, hechos con papel de periódico, hacía que uno del publico les prendiera fuego para bailar al ritmo de la danza del fuego mientras rezaba para no terminar convertida en una pira funeraria.

Tulita

Rosalinda

ITALIANIZADOS

Lorena Capelli

Pampanini

Bertini

Walkiria Montini

DISPARATADOS

La Pasti

Violeta la burra

Juanita La Cachonda

NÓRDICOS

Bibi Andersen

Angie Vont Pritt

HOLLYWOODIENSES

Yeda Brown

Dolly Van Doll

Ely Yoen

Mireya Wells

Vanesa Star

Bianca Fox

Simone Caribe

AFRANCESADOS

Mitchel

Madame Arthur

Leslye Chanel

Todo un festival de imaginación nominal, de autobautismos conscientes y denominaciones de origen, pretensiones o deseos.

Disfrutad de las memorias y, si os queda tiempo, no dejéis de leer las delirantes intervenciones de mi travesti favorita de ficción: se llama La Retorno y es una genial creación de mi genial amigo Baby Killer.

Yo, mientras tanto, seguiré dándole vueltas a qué nombre me pondría… Inés de la Falange: Auténtica – pronunciado a la francesa, “falanx” – lleva las de ganar. De momento.

Feliz fin de semana.

John Travolta

Los Angeles. Interior Noche:

John Travolta se quita la peluca, sale corriendo hasta la casa de su más reciente mejor amigo, Fred Durst – el amadodiado cantante de los Limp Bizkit – y le pide que le haga enjuagues bucales (“Johnny wants mouthwash. Johnny loves mouthwash“), para enorme susto del tatuado cantante, que ignoraba el asunto de la prótesis capilar.

Y esto NO es un episodio de ‘South Park‘.

Fabio Mcnamara y lo travesti

Pero, ¿como parte de qué espectáculo? ¿y cuál es el sexo contrario?

Eso no lo aclara la RAE, porque la RAE no define “lo travesti”, de eso se encarga Fangoria en “Miro la vida pasar”:

“Y en plan travesti radical

Le doy la espalda a cualquier muestra de tristeza

¿Melancolía o decepción?

¿Felicidad o tentación?

Todo podría ir a peor…”.

Y también The Rocky Horror Picture Show, Divine, Miss Shangay Lily, Candy Darling, Boy George, Quentin Crisp, … y Fabio McNamara.

Lo travesti como una actitud ante la vida, como un disfraz, un maquillaje protector, casi una máscara de clown lenguaraz consentido por la audiencia. Lo travesti como una actitud irreverente, que parte del juego con lo sexual pero llega mucho más allá. Como Fabio McNamara, cómplice de delirios musicales con Almodóvar en los 80, distribuidora de Avon a domicilio en “Pepi, Luci y Bom…”, esnifador de laca de uñas en “Laberinto de pasiones” (donde exclamaba su famoso “¡Qué overdose!”), travesti acompañante de Almodóvar en el play-back de “La bien pagá” en “Qué he hecho yo para merecer ésto”.

Fabio McNamara, el Rey del Glam; cantante, compositor, pintor y genio.

Capaz de hilarantes letras tales como la de su último lanzamiento, “Hijadeputa”:

“Has venido en una nave interestelar/ eres una hija de puta internacional”

“Una maricona llamada Rael – de la secta de las raelianas – ha sido abducida por ZP, has hecho clonación con Loles León.

De declaraciones de principios perfectas, que combinan la amarga lucidez con la frivolidad desgarrada:

“Vivir no es Beverly Hills”

Gritos de guerra:

“Si te sientes sola, si estás abandonada, si tu novio te ha puesto los cuernos el día de San Valentín, ¡feliz día de San Ballantine´s!”

O maravillosas respuestas a la prensa, como la que dio hace unos meses a la revista Rolling Stone:

“Me quitó de las drogas la Virgen”

O a Metrópoli, El Mundo:

“Creo que Pedro Almodóvar se parece más a Dulcinea del Toboso, en su caso, Dulcinea de Calzada de Calatrava o Dulcinea de Tomelloso. Porque yo sé que tiene unas buenas curvas y unos buenos pechos… Para nada le veo como Don Quijote, ni tampoco como Sancho, Pedro es mucho más sofisticado que él.”

Lo travesti como uno de los últimos refugios contra la corrección política y también – contra lo que me resulta aún más insoportable: lo reaccionario vintage. Lo travesti como una aceptación de lo absurdo de la vida, como un punto de vista übermoderno de nuestra realidad compleja, como un territorio multimarca del sentido de la vida combinado con atrevidos complementos de temporada. Como McNamara. Y – en letra de una de sus canciones, “Gritando amor” – como una de las mejores definiciones del rapto amoroso sin un ápice de cursilería, mucho humor y mucha verdad:

“El cielo abrió mi corazón

y entraste tú más rápido que una bala

y con la precisión del bisturí de un cirujano plástico.

Y en el infierno se oye mi voz, gritando amor,

gritando Te quiero.

No hay remedio, ya no ha solución”.

Una auténtica bendición. Que recibirá muy pronto un merecidísimo homenaje: “¿Seguro que fue en París? Homenaje a Fabio McNamara.”

Tory Dent, poeta

El pasado viernes 30 de diciembre, un día antes de que acabara el año, murió Tory Dent; una poeta neoyorquina que dedicó su obra a escribir acerca de la vida. De la vida con sida.

Que había pasado los últimos diecisiete años diciéndose que no viviría otro más.

No voy a contaros cómo conocí la obra de Dent (un “melodrama culebronero en Central Park” a la semana es más que suficiente), pero sí he querido traducir un extracto de uno de los poemas de su libro ‘HIV, Mon Amour’ para que la descubráis:

(…)

Sentí una relación con la muerte, una comunicación, más familiar

De lo que imaginé nunca, que a lo que había acudido siempre como signo de mí, el ser

Que atribuímos a la misteriosa y perfectamente ordenada Romántica noción de origen.

Lo que intento decir es que no era extranjera. No era extranjera,

Pero tampoco fue una vuelta a casa.

No había dios, ni otra tierra, ni más allá;

Ni ámbar, ni amatista, ni avatar.

Pero había una suspensión, había un ‘adieu’ de reconocimiento

A los zapatos de quienes amé, como los de Van Gogh, un par, pero solitario

Las voces de los amados, sus tonos, sus entonaciones, su circulación,

De circuito cerrado pero eficaz.

(…)

Lo que intento decir es que no estuve sola.

R.I.P., My Love

Ojalá.

Mormones contra Tom Hanks

¿El motivo? Hanks es el productor de una nueva serie que tenía pensado poner en antena la HBO (‘Six Feet Under’, ‘Sex and the city’, ‘Angels in America’,…), titulada ‘Big Love’ acerca de un polígamo con tres esposas y sus problemas cotidianos (con la Viagra, entre otras cosas).

Según los portavoces de la Iglesia de Jesús de los Últimos Días, Hanks es un mormón resentido que pretende vengarse de ellos con esta serie; y los guionistas una panda de maricas malvados que se dedican a hacer apología de la homosexualidad y de otras formas de familia.

Aunque la HBO, para curarse en salud, haya asegurado que el protagonista de la serie NO es mormón y haya explicado en los previos que la poligamia no está permitida entre los mormones, ellos no se lo tragan.

También es cierto que resulta un pelín sospechoso que una de las adolescentes que aparece en la serie se dedique a entonar

– ATENCIÓN A ESTO QUE TIENE MIGA-

¡cantos de animadoras mormonas!

(OS LO DIJE)

A saber:

Drugs are an abomination.

We’re the Mormon congregation.

That should be an indication,

Heaven is our destination!

(Las drogas son una abominación/ somos de la congregación mormona/ eso debería ser una indicación/ el Cielo es nuestro destino)

O esta, que es incluso mejor:

We can wait. We can wait. We can

wait to procreate. Till

aaaaffffffter marriage. Yeah.

(Podemos esperar. Podemos esperar. Podemos/ esperar a procrear. Hasta/ despueeeeeeeeeeeeeeeeés del matrimonio. Sí.)

  • Si queréis leer más sobre las entusiastas muchachas mormonas, AQUÍ.
  • Si queréis saber más sobre la serie, dadme tiempo a que la consiga en DVD.

    Feliz Año Nuevo a (casi) todos y hasta el lunes. Ah… y ya sabéis: We can wait. We can wait. We can wait to procreate. Till aaaaffffffter marriage. Yeah.

    ¡Qué jitazo, por dios!

  • Tim LaHaye, Pope del Armageddon

    Tim LaHaye es un señor encantador que deja en mantillas cualquier pesadilla literaria antes conocida (a excepción de Antonio Gala, que no necesita de nadie para el uso de tan tradicional prenda española).

    El buen señor LaHaye es co-autor de uno de los grandes best-sellers actuales en EEUU: la serie ‘Left Behind’, una bonita ficción basada en ese entrañable momento en el que el Dios Castigador lleva consigo a los justos (evangelistas radicales y judíos ortodoxísimos) e inicia la sagrada guerra contra todos los demás, contra nosotros, vamos: maricas, librepensadores, autores de columnas en periódicos gratuitos (esto último va por vosotros – Cervera y Saco – que lo vais a flipar; por ateo uno y por científico el otro), funcionarios de la ONU y demás actividades purititamente demoniacas. Condenaditos vivos.

    Una hermosura, que lleva vendidos más de 63 millones de ejemplares en Estados Unidos y que ATENCIÓN: en cuya veracidad creen el 59% de los norteamericanos (¡pásame la mantilla, Antonio, que nos vamos a procesionar DESCALZOS!)

    Lo bueno de todo esto es que el Señor – según todas las escrituras, las de LaHaye y las apócrifas – se llevará a los suyos desnuditos y despojados de todas sus riquezas, así es que mientras tanto, amigos condenados, aprovechemos y dediquémonos al saqueo. Que se jodan los justos. Anda que no.

    Lo mejor de todo esto es que la editorial que publica esta belleza es la misma que acaba de lanzar la hagiografía de…

    ¡SÍ! George W. Bush, ‘Portrait of a leader’, con JAJAJAJAJA, ¡selectas citas del mismísimo Bush!

    Ciencia Ficción y Humor. Todo apocalíptico, eso sí; que viva la coherencia editorial.