BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Los animales no deberían ser la muleta emocional de nadie

Un animal puede ser un apoyo emocional importante en muchas circunstancias, eso es innegable. Pero no creo un animal que deba ser la muleta emocional de nadie. Nosotros somos sus cuidadores. Ellos nos pueden dar mucha compañía, mucho consuelo, mucho amor, pueden ser una presencia muy positiva en nuestra vida… pero no debe haber dependencias lesivas.

Dicho esto, os dejo con el último estudio de la Fundación Affinity sobre el vínculo con el animal de compañía en el núcleo familiar, en el que aseguran que la presencia de un perro o gato en el hogar puede ayudar a compensar emocionalmente cambios en la dinámica familiar como, por ejemplo, la marcha de los hijos, lo que se conoce como ‘síndrome del nido vacío’.

El estudio, de carácter cualitativo, ha analizado cinco tipos de familias (parejas con hijos independizados, parejas sin hijos, hogares con hijos, familias monoparentales y singles) para llegar a la conclusión de que tener un animal de compañía no sólo es beneficioso para las personas como individuos, sino que también mejora la dinámica familiar en todas las tipologías de hogares.

Según el Estudio de Fundación Affinity, en un hogar formado por una pareja aún sin hijos, el animal puede representar un entrenamiento para las futuras responsabilidades cuando estos se planteen ser padres. El beneficio que puede aportar el animal es ayudar a crear familia y hacerles madurar como pareja, porque refuerza el vínculo entre ellos y les prepara emocional y estructuralmente para la posible llegada de un nuevo miembro al hogar.

Pero eso sí, que cuando lleguen los niños el animal no pase a ser un juguete roto. Miedos infundados por la seguridad del niño, por la toxoplasmosis o la falta de tiempo tras la llegada del bebé no justifican nunca un abandono. Un perro o un gato pueden vivir entre quince y veinte años, y nuestras circunstancias pueden cambiar mucho y de muchas formas. Un perro o un gato son un miembro de nuestra familia y una responsabilidad que debemos asumir pese a esos cambios.

En un hogar con hijos, se ha observado que el perro o el gato son un nexo de unión, un motivo de orgullo y en cierto modo, el reflejo de esa familia. También puede ser un aliado en la educación de los niños, además de protegerlos y cuidarlos. Como demostró el I Análisis Científico del Vínculo entre personas y animales de compañía de la Fundación Affinity (2013), 8 de cada 10 niños, de entre 9 y 12, años prefieren jugar con su perro o su gato que con videojuegos. Además los lazos afectivos con sus mascotas les ayudan a superar situaciones de miedo o tristeza y son para ellos una fuente de consuelo igual que para los padres. La presencia del animal de compañía en casa puede facilitar que las tareas estén más repartidas.

Los beneficios de tener un perro o gato en el hogar también se han observado en el caso de familias monoparentales y singles. En el caso de las monoparentales, el perro o gato puede convertirse en el aliado del progenitor en la educación y protección de los hijos. En estos casos, el animal proporciona un gran apoyo emocional y ayuda a estrechar vínculos con los más pequeños. En el caso de los singles, que han tomado la opción de estar solos, el animal puede ser un apoyo emocional muy importante.

Y pese a todos los efectos positivos de los que hable esta Fundación, hay que tener muy presente que tener animales no es algo obligatorio. En absoluto. Tampoco algo que beneficie a todos. De hecho, si solo asumiera esa responsabilidad la gente que realmente está preparada para hacerlo, se evitarían muchas situaciones de maltrato y abandono.

Gigi es una mastina que con tan sólo 18 meses ya ha pasado de todo. Apareció cuando tenía un año abandonada a esa edad junto a sus cachorros en el estado que veis en la siguiente foto:

Sus cachorros fueron adoptados, pero ella que era poco más que una cachorra no ha logrado una familia. Ahora está acogida por unos estudiantes, pero antes del verano se marcharan y lo ideal sería lograr para ella una familia.

Aunque pese 40 kilos es una maravilla lo bien que se ha adaptado, hace sus necesidades fuera, se porta genial, le encanta dormir, se lleva bien con otros perros. En definitiva, es un encanto de perrita rechazada simplemente por ser grande y ahora necesita de nuestra ayuda.

Se encuentra en Lugo, pertenece a la Protectora de Lugo
Contacto: voluntariosprotectora@hotmail.com

 

Otros contenidos relacionados:

7 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser José Luis Blanco Coli

    Los humanos jamás me han dado buenos ejemplos y nunca me han invitado a imitarlos en sus comportamientos y en sus ideas.Más bien me ha hecho pensar si nuestro planeta no seria mucho más feliz sin su presencia maligna. Guerras, persecuciones religiosas, inquisición,pobrezas extremas y riquezas faraónicas, conviviendo en un mundo cruel y despiadado.
    La compañía de los animales nos dan ejemplos de lo que debe de ser la ley natural, mucho más pura, ética y proporcionada.

    10 Abril 2017 | 10:04

  2. Dice ser Ya sabes Jose Luis.

    Danos ejemplo de coherencia y suicidate….

    10 Abril 2017 | 16:38

  3. Dice ser jajaja

    Este José Luis habla como si no fuera humano y fuera un extraterrestre jajaja

    10 Abril 2017 | 17:47

  4. Dice ser Nerea

    Poner un animal a vivir con personas no es algo natural,unas especies no meten a vivir a otras en sus madrigueras,es solo un capricho humano más como tantos otros. La dignidad para los animales llegará cuando no necesiten ser “mascotas de compañía” para poder sobrevivir. En la descripción de ésta perra dice -“Hace sus necesidades fuera”, por favor educad a los animales a que lo hagan dentro de vuestras casas,que usen arenero, porque es total que vayan soltando de todo por los espacios públicos,que los microbios se quedan,aunque lo recojáis

    10 Abril 2017 | 21:57

  5. Dice ser Txispas

    De mi perro aprendí….que lo dan todo a cambio de nada, que viven el momento, que son leales hasta la muerte, que está a tu lado siempre, que son felices con lo básico, que no te juzgan, que te quieren como eres…que te miran como si tuvieses magia, como si fueses un dios…durante toda su vida….nadie como ellos…..Ojala Gigi encuentre una buena familia, todos los animales se la merecen…. Suerte preciosa!!!!!

    10 Abril 2017 | 23:20

  6. Dice ser guau

    Melisa, tranquila, no pasa nada, relájate y disfruta. No amargues la vida a los animales con tus espesuras, relájate un poquito.

    11 Abril 2017 | 0:18

  7. Dice ser angela

    Querida Nerea, nunca has oído hablar de la adopción interespecie? Te recomiendo leas algo sobre el tema antes de asegurar que “unas especies no meten a vivir a otras en sus madrigueras”.
    Aunque sea ocasional, están documentados casos descritos de adopción incluso entre especies diferentes y si, en la naturaleza también, no solo en zoos o en animales en contacto con humanos.

    11 Abril 2017 | 7:32

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.