20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘no more heroes’

Los juegos más gamberros de Wii

Las consolas de Nintendo han estado tradicional y, a menudo, injustamente asociadas con una imagen de infantilismo. En los tiempos de las 8 bits, la Master System no podía presumir de ser más “madura” que la NES. La Super Nintendo tenía un catálogo igual o más adulto que el de la Mega Drive. La Nintendo 64 sufrió el abandono masivo de las third parties, pero también tuvo buenos exponentes en el género de los shooters, por poner un ejemplo. GameCube recibió joyitas como Eternal Darkeness o la saga completa de Resident Evil.

Por supuesto, la Wii ha heredado esa imagen de consola para niños que va asociada siempre a los productos de Nintendo. Además, en esta ocasión se le ha añadido (de forma intencionada por la compañía) la etiqueta de “entretenimiento familiar”. Pero eso no significa que no haya títulos para jugadores hardcore o con una temática más o menos adulta. De hecho, entre los títulos exclusivos para esta consola existen algunos de los más gamberros, disparatados y salvajes videojuegos de la actual generación. Aquí van algunos de ellos:

House of the Dead: Overkill

No os imagináis cuánto me arrepiento de haber ignorado este juego cuando vio la luz. Si digo que es brutal, me quedo corto. Nada que ver con los viejos House of the Dead, aquí se respira una cantidad de libertad creativa que ya quisieran muchos. Con una textura de película desgastada, Overkill simula ser una película de serie B en la que todos los tópicos se llevan al extremo para hacernos sonreír o incluso romper a carcajadas.

Los protagonistas son el malhablado detective Isaac Washington (que no puede decir una frase completa sin llenarla de “fucks”) y el caballeroso agente G. Ellos nos conducirán a través de una aventura, con muchos toques a lo Planet Terror, en la que no faltan los malos malísimos, el gore salvaje y exagerado, una tía buenorra, los letrerones grandes con letras sanguinolentas típicos de las pelis de terror, una cachonda voz en off, fallos de racord desternillantes… y un guión absolutamente demencial. El desarrollo no tienen ninguna complicación. Tanto es así que el juego está tirado, pero la diversión compensa con creces ese defectillo.

No More Heroes

Esta creación de Suda 51, cuya secuela aún está en camino y que no tardará en verse en HD en PS3 y Xbox 360, es uno de los juegos que sufrieron la dura injusticia de la tijera censuradora en su cruce de fronteras. Debido a los cambios sufridos, las decapitaciones y los desmembramientos, aderezados con los típicos chorros de sangre a propulsión, fueron sustituidos por cenicientas desintegraciones.

A pesar de estos lamentables cambios, el juego conservó su esencia: referencias al anime y a los videojuegos clásicos, espadas láser (que se recargan con un gesto más bien obsceno), chicas seductoras y una “frikiesca” obsesión con México y la lucha libre de ese país. La acción, el humor y las constantes parodias lo convierten en un título ideal para los jugadores tradicionales.

Mad World

Este beat’em up, repetitivo como todo buen beat’em up, se encuentra entre los juegos más provocadores y bestias de la Wii. El personaje es un bestiajo que se dedica a detrozar a los enemigos empalándolos en señales de tráfico, utilizándolos como dardos contra una diana gigante, lanzándolos a la vía del tren o cortándolos en dos con una motosierra. El look, con estilo de cómic (bocadillos incluidos) y en blanco, negro y rojo, encaja perfectamente con el agresivo desarrollo del título.

Tampoco podemos olvidarnos de Manhunt 2, uno de los juegos más polémicos de la historia debido a sus altas cotas de violencia.

¿Quién dijo que la Wii era sólo para niños?

No More Heroes se pasa a PS3 y 360

Decenas de veces he escuchado eso de “no, si el juego parece que está bien, la idea mola, pero si sale sólo para la Wii…”. Muchos usuarios de PlayStation 3 y Xbox 360 comentan a menudo que les gustaría disfrutar en su consola de títulos que han quedado relegados a la exclusividad de la máquina de Nintendo. El caso más reciente es el de Epic Mickey. Otro buen ejemplo es el de No More Heroes.

Lo cierto es que el irreverente juego de Suda 51, salvo por el rollito de la espada láser, nunca me ha pegado demasiado con la Wii: es violento, tiene un humor muy friki… es un juego hardcore y salió en una consola muy casual. Pues bien, ya se ha anunciado oficialmente que No More Heroes verá la luz para PlayStation 3 y Xbox 360.

Hasta ahí la buena noticia, la mala es que será una adaptación del No More Heroes original y que los cambios serán mínimos. Se sabe que los gráficos pasarán a HD y que la censura, que hizo de las suyas en la Wii, será menor: las chicas irán con la ropa justa (o sea, poca) y, casi con total seguridad, la sangre volverá a estar presente con decapitaciones y desmembramientos varios.

Aun así, No More Heroes ya era un gran juego, así que, por pocos cambios que tenga esta nueva versión, seguirá siendo una joyita. Además, si no me equivoco, esta noticia es sólo un adelanto de un futuro No More Heroes específico para las máquinas de Sony y de Microsoft… o para una de las dos si alguna es capaz de hacerse con la exclusividad.

Este movimiento, aunque inesperado, no resulta demasiado sorprendente. Todo el mundo sabe que Nintendo acapara la mayor parte de las ventas de los juegos de Wii. A las third parties les cuesta hacer que sus títulos funcionen en el mercado, sobre todo si son tan hardcore como esta creación de Suda. Dadas las circuntancias, resulta comprensible que se busque mercado en otras plataformas.

¿Qué opináis sobre esta noticia?

Grandes figuras: Suda 51

Si hace unos días arremetía contra el grueso de lanzamientos actuales de Nintendo DS, hoy quiero dedicarle unas líneas a una de las pocas excepciones, a uno de los pocos juegos que no van sobre perritos, bodas y diseños de ropa.

Estoy hablando de Flower, Sun and Rain. Con ese nombre bien podría ser un simulador de jardinería táctil, pero no, se trata de una creación de Goichi Suda (alias Suda 51).

Este artista japonés quizá no aportará grandes ideas al sector, creaciones visionarias que influirán en muchos de los videojuegos venideros (como sí sucede en el caso de Shigeru Miyamoto). Su grandeza, su talento, consiste justamente en lo contrario, en producir obras únicas e inimitables, con una personalidad arrolladora.

El citado Flower, Sun and Rain es una aventura de puzles que se desarrolla en el hotel que da nombre al juego. Lanzado en 2001 para PlayStation 2, nunca vio la luz fuera de Japón, así que este remake para Nintendo DS es una buena oportunidad para que americanos y europeos disfrutemos de una muestra más de la obra de Suda.

Cualquiera que haya visto o jugado a uno de los juegos de Suda ya se puede imaginar que la aventura es más bien “especialita” y que no gustará a todo el mundo. El protagonista debe resolver todos los misterios que rodean a los huéspedes y trabajadores de un hotel a base de completar puzles numéricos. Para hacerlo todo un poco más extraordinario, el mismo día se repite una y otra vez como en la mítica Atrapado en el tiempo (adoro esta película).

La estética es typical Suda, aunque los gráficos acusan las limitaciones de la Nintendo DS. El surrealismo también es una constante en los juegos del japonés y em>Flower, Sun and Rain no es una excepción. De hecho, una de las tareas fundamentales en la aventura es conectarse a objetos y personas utilizando un extraño aparato que responde a una lógica completamente ilógica.

La popularidad de Goichi Suda en España se debe sobre todo a dos títulos Killer 7 y No More Heroes. El primero, Killer 7, era una extrañísima aventura de acción que salió para GameCube y PlayStation 2.

Muy violento, con gráficos cel shading, argumento desconcertante, avance predeterminado por raíles (aunque con bifurcaciones que abren varios caminos), personajes que hablan con siniestras voces electrónicas, protagonizado por un asesino con siete personalidades capaces de manifestarse físicamente… vamos, que es un juego raro, raro, raro.

El primer contacto con Killer 7 siempre es duro, por muy experimentado que sea el jugador. La perplejidad inicial que produce es tal que la mayoría no le da una oportunidad al juego. En cambio, el que se la da, se ve ampliamente recompensado con una experiencia original y psicopática como pocas. A mí me gustó. He dicho.

Mucho más reciente es No More Heroes para la Wii, friki hasta la saciedad pero también bastante más comercial que Killer 7. Manga y anime, cel sahding, violencia cinematográfica (censurada en Europa), sables de luz…

No More Heroes ha sido uno de los juegos más exitosos de la Wii y sus desarrolladores ya preparan la segunda parte, que pudo verse en el pasado Tokyo Game Show.

Los juegos de Suda 51 pueden gustar o no gustar, pero lo que es innegables es que son diferentes e inimitables.

Los juegos desaparecidos de la Wii

Aún hoy me sigue sorprendiendo la brutal demanda que hay de la Wii. Y no sólo de la consola, también de sus juegos estrella.

El pasado fin de semana acompañé a un amigo de compras por el centro de Madrid. Quería pillarse el No More Heroes. Estuvimos en al menos cinco o seis tiendas diferentes, desde comercios especializados hasta grandes superficies.

Nada, ni rastro del juego, agotadísimo. Sólo habían pasado unos pocos días desde el lanzamiento y ya era imposible adquirirlo. Según nos comentaron, apareció y se agotó casi al instante.

Lo que más me sorprende es que, a diferencia de la Wii y de la mayoría de su catálogo, No More Heroes no es un juego casual. Se trata de un título dirigido a hardcore players, o al menos eso pensaba hasta ahora. No es tan minoritario como el “especialito” Killer 7 (otra de las obras de Suda 51), pero el rollo anime y su humor ‘japo’ parecían destinarlo a un público muy concreto.

¿Se habrán puesto a la venta pocas unidades?, ¿la campaña publicitaria habrá sido muy efectiva?, ¿hay más hardcore players con Wii de los que parecía? Sinceramente, no tengo ni idea.

Más alucinante me parece el caso de Super Mario Galaxy, también en paradero desconocido. Es cierto que se trata de un lanzamiento mucho más mayoritario, pero resulta que salió a finales del año pasado, se agotó en Navidades… ¡y no ha vuelto a ver la luz!

Que yo recuerde, ningún juego fabricado por Nintendo (que tienen una enorme distribución) ha pasado nunca tanto tiempo desaparecido, por muy superventas que fuese. Pues nada, ni una mala copia de segunda mano encontramos. El tipo de una de las tiendas nos aseguró que, si éramos capaces de conseguir algunos Super Mario Galaxy en algún pueblo remoto, nos los compraba todos.

¿Alguna vez os ha costado tanto encontrar un juego o una consola?, ¿cuál?

Un anime ‘jugable’

Aun a riesgo de parecer obsesionado con la Wii, no me queda más remedio que hablar de nuevo de la consola de Nintendo. ¿El motivo? Pues que esta mañana he tenido la oportunidad de asistir a la presentación del videojuego No More Heroes en Madrid.

Cuando hace muchos meses aparecieron las primeras imágenes del juego, me alegré sobremanera. Creí que No More Heroes conseguiría lo que el decepcionante Red Steel prometió y no consiguió: hacernos sentir que el mando de Wii era una auténtica espada.

Después de lo que he visto hoy, he de admitir que estaba completamente equivocado: este juego no tiene absolutamente nada que ver con Red Steel. Es mucho mejor que eso.

El propio Goichi Suda, papá de la criatura y figura destacada en el mundillo, nos ha mostrado los primeros minutos del juego.

El protagonista, Travis Touchdown, es un apasionado de la animación que logra hacerse con una espada láser y que, tras una serie de acontecimientos, acaba ingresando en una organización de asesinos. Él es el asesino número 11 en el ranking mundial y debe acabar con los 10 matones que le superan en la lista.

Lo primero que impacta es la estética, cien por cien de película de animación japonesa (las secuencias introductorias son una maravilla). Tras los primeros vídeos, Suda nos ha mostrado la primera fase: un nivel no demasiado largo pero repleto de enemigos a los que aplicar espectaculares movimientos especiales a base de botonazos y movimientos del mando. Muy impactante al principio, aunque después de tres o cuatro minutos viendo lo mismo, la cosa empieza a parecer repetitiva.

Sin embargo, tras esa fase la cosa cambia. El jugador puede moverse libremente por un amplio mapeado a lo GTA subido en una moto futurista que hace giros de 90 grados casi instantáneos. El objetivo es ganar dinero realizando pequeños trabajillos, desde asesinatos menores hasta labores más mundanas (como recoger cocos de las palmeras) que hacen las veces de minijuegos.

Aparte de la estética, me ha llamado mucho la atención el sentido del humor del juego. Sirva como ejemplo la pantalla de salvar partida en la que Travis se sienta en el retrete para… hacer aguas mayores.

Si finalmente los tramos de acción no resultan demasiado repetitivos, estaremos ante el tipo de juego que la Wii estaba necesitando: profundo, fresco e innovador (no es una secuela, ni precuela, ni spin off…) y que está pensado específicamente para esta plataforma.

Tendremos que esperar hasta el 29 de febrero para comprobarlo.