Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘subvenciones’

A la espera de las subvenciones para la instalación de ascensores

Por Mª del Pilar Sierra

Ascensor de un edificio residencial. (ATLAS)

Ascensor de un edificio residencial. (ATLAS)

Hace algunos años, la Comunidad de Madrid ofreció subvenciones de ayuda para la instalación de ascensores de edificios residenciales. En principio, las subvenciones alcanzaban el 100% para las comunidades o personas que cumplieran los requisitos.

Fueron muchos, entre los que puedo incluirme yo, los que nos embarcamos en la instalación del ascensor. Tuvimos que pedir préstamos y ayudas a familiares que aún continuamos pagando con nuestras pequeñas pensiones.

Pasado algún tiempo, conocimos que las subvenciones habían bajado a 50.000€ por comunidad, después a 15.000€ y así, suma y sigue. En poco tiempo, tendremos que pagar por haber tenido la “osadía” de instalar el dichoso ascensor.

¿Qué hay del resto de jubilados y trabajadores humildes que todavía esperamos esa subvención? La respuesta recibida es que no hay presupuesto para ello. Créanme, hay muchas personas que esperan y desean esas subvenciones.

Quejas por no tener ni para comer

Por M. M. C.

Oficina de empleo [Réplica a la carta ‘¡Yupi, mi novio tiene trabajo!, sí, ese que dignifica’] En respuesta a la carta de Susana R., en la que nos contaba que su novio tenía trabajo pero todo lo demás eran quejas. Solo quiero decir que recuerde los seis millones de personas que no tienen trabajo y que sus quejas vienen porque no tienen ni para comer.

Yo he tenido la suerte de encontrar una sustitucion de un mes donde no haré ni 50 horas mensuales y donde cobro menos de 300 euros. Cobraba más del desempleo pero no he podido rechazar ese trabajo porque si no se acabaron las sustituciones. Me gustaría recomendarle que antes de quejarse, podría haber dejado ese trabajo a otra persona que lo hubiera agradecido más que ella. Yo solo puedo dar gracias a Dios por tener un trabajo.

Empresas que dan empleo… y que se lucran con la guerra

Por Josune García

Soy alumna de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao. La semana pasada ha tenido lugar en la Universidad el Programa de jornadas de empleo y presentación de empresas, algo positivo para el alumnado que nos permite conocer la realidad industrial y establecer un primer contacto con el mundo laboral. Ha habido muchas empresas, pero algunas como Indra, Sener, ITP, Aernnova, Siemens o Sisteplant obtienen parte de sus beneficios mediante la fabricación de armamento, como cazas, helicópteros de combate y misiles. En otras palabras, se lucran con la guerra, se lucran con el mayor crimen contra la humanidad, se lucran con la muerte de personas. Y, claro, eso no se ha dicho en las charlas.Armas

Además, estas empresas reciben grandes cantidades de dinero público en contratos y subvenciones… que sale de lo que en el País Vasco se destina a gasto militar: 666 euros por persona y año. La educación debe ser un medio para mejorar nuestra sociedad. Resulta paradójico e indignante que se invite a la universidad pública a empresas de carácter armamentístico. Las guerras las sufren personas que viven muy lejos de nuestras casas. Sin embargo, empiezan aquí, junto a nuestras casas, en fábricas y empresas que se enriquecen gracias al sufrimiento y la muerte.

———————————————————————————————————————

Por Xabier Eguskizaga*

Sisteplant no fabrica productos para el sector militar. La actividad empresarial de Sisteplant se limita a ofrecer servicios de ingeniería, consultoría y desarrollo y comercialización de software. Dichos servicios son prestados a diversas empresas del ámbito industrial y de servicios. Es cierto que algunas de ellas pertenecen al sector militar pero son las mínimas. Por supuesto no recibimos ningún tipo de subvención por prestar estos servicios.

*Área de marketing de Sisteplant

Los empresarios y su descontrol de calidad

Por M. M.

En los cuatro años que pertenecí a una empresa importante de transportes en el departamento de Control de Calidad usaba este juego de palabras para ironizar sobre la verdadera misión de este departamento: “des-control de calidad”, porque mi jefe daba más importancia a la existencia de un informe de calidad que realmente al control físico de la misma. A qué viene esto. Actualmente estoy en paro por el despido de un gran empresario el cual –a través de los palmeros de alrededor- me consideraba un buen empleado por la polivalencia y por una docilidad que les venía muy bien. Dinero para subverncionesMis contratos han sido un cúmulo de ilegalidades y ahora los he denunciado. He estado en la calle Princesa 5 en un acto de conciliación y no he llegado a ningún acuerdo.

Pero lo que de verdad más me ha sorprendido es la cantidad de personas (trabajadores despedidos) a los que los abogados de las empresas denunciadas intentaban convencer para “liquidar” la relación laboral con el trabajador con una patada en el trasero lo más fuerte posible. Sé que no es bueno generalizar pero solo los casos en los que conseguí “pegar la oreja” me parecían increíbles: utilizando una comparación es como un combate de boxeo en la que el trabajador lleva las manos atrás atadas.

Los grandes empresarios usan a los trabajadores para conseguir subvenciones millonarias que rara vez revierten en el trabajador. No son empresarios, son gestores de subvenciones y cuando se las bajan o quitan, para ellos la razón de ser de la empresa no tiene sentido y la elimina. En España hay jóvenes emprendedores con una actitud productiva para formar empresas sin ayudas económicas porque creen en ello, pero hay una cantidad de empresarios rancios y viejos que se han subido en el carro de las subvenciones; es un des-control de la calidad de los empresarios españoles. Mi apuesta es por los jóvenes empresarios y por el control de la calidad del empresario.