Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘agradecimiento’

Gracias a los amigos de mi hijo Jordi

Por Nuria Congost

Quiero agradecer desde este medio a todos los amigos de mi hijo Jordi Joel Congost, y en especial a Víctor Bujalance, por el acto de socorro que realizó el pasado domingo y gracias al cual hoy esté mi hijo Jordi vivo y pueda contarlo. Amistad

Gracias Víctor. Nunca olvidaré lo que hiciste por él, al igual que el resto de amigos de Jordi, que se han volcado durante estos días que ha estado tan grave en el Hospital Moisès Broggi de Sant Joan Despí (Barcelona). Mi hijo tiene el mayor tesoro que una persona pueda desear: tener amigos de verdad. He visto a esos chicos y chicas de Torrellas de Llobregat y alrededores llorar temiendo lo peor, desfilar por el hospital cuando terminaban sus trabajos o la escuela, solo para verlo un ratito o incluso para preguntar cómo estaba, porque eran tantos que no podían entrar todos.

Como son tantos, no me gustaría herir a ninguno si me olvido de citar aquí su nombre. Por esta razón, he decidido darte las gracias Víctor. Por decidir que Jordi se quedara a dormir en tu casa después de vuestra celebración de cumpleaños, por darte cuenta de que algo grave le ocurría al oír los golpes que daba mientras sufría su ataque comatoso (mi hijo es diabético y sufrió una hipoglucemia severa que le provocó casi la muerte). Gracias por ponerlo de lado e intentar que no se ahogara ni se mordiera la lengua. Gracias por tu capacidad de reacción, aunque sé que estabas muerto de miedo.

Gracias a todos los que de verdad le queréis, los que estuvisteis en el hospital, los que llamasteis y los que no pudisteis venir pero os habéis interesado. A todos os digo que por mucho tiempo que viva, no olvidaré nunca vuestro cariño hacia mi hijo. Recuerdo todos vuestros nombres, pero por miedo a olvidar alguno perdonadme que no os nombre aquí y que solo nombre al quien, a buen seguro, le ha salvado la vida.

Las madres tenemos memoria histórica y yo guardaré en la mía lo que ha pasado y vuestro comportamiento en estos trágicos momentos y días. Urgencias estaba colapsada de amor y de esperanza, de la de todos vosotros, que me dabais ánimos y fuerzas cuando no sabíamos qué daños cerebrales podía tener o si llegaría a sobrevivir al ataque. Gracias a todos/as, a los de Torrelles y a los que no viven en el pueblo, pero sobre todo a ti, Victor, por tu valentía y capacidad de reacción, porque sin tu ayuda, Jordi ‘el nen’, ‘el cungui’, no estaría entre nosotros.

Gracias Angrois

Por Cristina, Mª Concepción, Mª del Carmen, Verónica y Mª Dolores*

Asistencia a las víctimas de SantiagoTras el desgraciado accidente del tren Alvia de Santiago de Compostela, el presidente del Gobierno agradeció a funcionarios y empleados públicos de todos los sectores su “comportamiento admirable y ejemplar”. Otros cargos políticos aludieron también a ello.

En situación de descanso, período vacacional, huelga, paro, incluso doblando turnos, no dudaron en prestar sus servicios, dando muestras de su sentido de la responsabilidad.

Recordamos que, en los gobiernos socialistas ya pasados y ahora con el PP, hemos sufrido serios recortes profesionales y económicos y hemos sido desprestigiados repetidas veces en los medios, tildándonos de ser una carga innecesaria para el Estado.

Somos los que fuimos pero más desamparados en nuestros derechos laborales, en la consideración social y en nuestros sueldos (la mayoría mileuristas). El Estado se articula sobre la profesionalidad y la dedicación de los buenos funcionarios y la cooperación ciudadana, algo que en Angrois se dio con el más alto grado de generosidad. Gracias a todos por ello.

*Trabajadoras del Hospital Universitario Central de Asturias.

Quejas por no tener ni para comer

Por M. M. C.

Oficina de empleo [Réplica a la carta ‘¡Yupi, mi novio tiene trabajo!, sí, ese que dignifica’] En respuesta a la carta de Susana R., en la que nos contaba que su novio tenía trabajo pero todo lo demás eran quejas. Solo quiero decir que recuerde los seis millones de personas que no tienen trabajo y que sus quejas vienen porque no tienen ni para comer.

Yo he tenido la suerte de encontrar una sustitucion de un mes donde no haré ni 50 horas mensuales y donde cobro menos de 300 euros. Cobraba más del desempleo pero no he podido rechazar ese trabajo porque si no se acabaron las sustituciones. Me gustaría recomendarle que antes de quejarse, podría haber dejado ese trabajo a otra persona que lo hubiera agradecido más que ella. Yo solo puedo dar gracias a Dios por tener un trabajo.

Agradecimiento de un trasplantado

Por Emilio del Molino

Trasplante en quirófanoMe han realizado un trasplante bilateral de pulmones. En primer lugar quiero dar las gracias al donante y su familia, que decidieron en momentos tan duros que se realizase la donación (a finales de abril) y me salvase la vida, porque mi vida era vivir agonizando. Ahora vivo gracias a él y parte de él vive en mí. Muchas gracias a la ONT, coordinadoras, equipo de cirujanos (Dr. Varela), neumología (Dra. Ussetti), fisios, auxiliares, enfermeras del módulo de trasplantes de la 2ª planta. En general, todos me han atendido muy bien, y en particular Estefanía: su trato es inmejorable, muy humana y con muchísima vocación (te da vida). Muchas gracias al Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda. La sanidad pública funciona.

Gracias al Hospital del Mar de Barcelona

Por Fausto Ruiz

Entrada del Hospital del MarPor una serie de circunstancias que ahora no vienen al caso, el mes de mayo tuve que someterme a una operación quirúrgica. La verdad es que en un principio me daba un poco de miedo, no ya tan solo por la misma operación si no también el tema de los recortes en sanidad.

Ahora que prácticamente todo ha pasado, puedo decir y felicitar a todos los médicos, ayudantes, etc. que de alguna forma han contribuido a mejorar mi salud. Punto y aparte se merecen todas las enfermeras y practicantes en sus varios turnos han contribuido, a pesar de mis dolores, molestias, padecimientos y malestares, a hacerme la vida más llevadera dentro del hospital.

Es curioso que tanto en el primer agradecimiento como en el segundo no haya echado de menos la simpatía, amabilidad y el buen hacer y las horas dedicadas a que mi salud mejore. Como solía decir, “menos mal que los recortes no han influido en el comportamiento de todas esas personas en el tratamiento a los enfermos”.

Gracias a todos los empleados de la planta 4 del Hospital del Mar de Barcelona.