Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘pp’

Peligrosos bandazos del señor Sánchez

Por Javier Sanz Ridruejo

Pedro Sánchez en la presentación del documento 'Sí por el cambio' (Europa Press).

Pedro Sánchez en la presentación del documento ‘Sí por el cambio’ (Europa Press).

Los actuales cambios y recambios políticos tan inusuales en España, cansan a todos, máxime a los bisoños conductores de algunos partidos. Presionados al máximo por los grandes empresarios, temerosos de un final del bipartidismo, lo que para ellos sería sin duda un peligro, Sánchez ha hecho un brusco y fuerte viraje a la derecha, prometiéndoles que si no conseguía ser presidente dejaría serlo al del PP.

Este tumbo ha alarmado y hecho reaccionar a gritos incluso a su mismo equipo, por lo que él  ha intentado reenderezar su rumbo con otro bandazo, prometiendo ahora que no se abstendrá para permitir gobernar al PP. Esos peligrosos zigzags en plena carrera auguran lo peor e invitan a algunos a bajarse del carro. Al final va a tener razón la pintada andaluza: “¿Quieres cambiar? Deja al PP ya. ¿Te da igual? Vota al PSOE o a ná”.

Votar o no votar

Por Ángel Villegas

Elecciones (Europa Press).

Elecciones (Europa Press).

Hay quien dice, con todo su derecho, que no piensa votar en las elecciones que nos esperan; alegan que están hartos, que los políticos les han llevado al hastío, unos por unas cosas y otros por otras; que son todos iguales y que en todas partes cuecen habas.

Yo también estoy harto pero, a pesar de todo, sí pienso votar. No quiero quedarme al margen, no quiero dejar de expresar mi opinión respecto a la legislatura pasada y no quiero dar un cheque en blanco a nadie. Tampoco creo que todos sean exactamente iguales o, por lo menos, unos son más iguales que otros. Y, desde luego, no en todos los calderos se cuece la misma cantidad de habas.
Voy a votar, porque es una de las cosas que podemos hacer los ciudadanos; algo que nos permite la democracia y, por ello, no pienso renunciar a mi derecho. Y lo hago con la esperanza de que mi voto valga, por lo menos, un poquito más que si no lo hubiera emitido. Lo hago porque, durante muchos años no lo pude hacer y tuve que aguantar calladito lo que me echaran. No me quedaré en silencio.

Casta política, basta ya

Por Rafael Bueno

El Congreso de los Diputados (Europa Press).

El Congreso de los Diputados (Europa Press).

Señores políticos, basta ya de abusar y engañar. Ustedes saben muy bien que no representan al pueblo, sino a los partidos que os imponen en esas listas cerradas y bloqueadas. Ustedes saben igualmente, que esto nunca ha sido una Democracia, sino una Partitocracia pura y dura, que mantuvo la oligarquía de poder del franquismo.

Ahora hay que repetir elecciones, porque ustedes no se han puesto de acuerdo en la defensa de vuestros intereses particulares, sin importar los del pueblo. No hay derecho a que vivan ustedes como dioses a costa de un pueblo pobre y sin futuro, por vuestra culpa.

Ni hay derecho a que las cárceles estén llenas de pobres robagallinas, mientras que los grandes saqueadores permanecen impunes, al no haber la imprescindible separación de poderes que garantice una mínima justicia. ¡Basta ya!

¿Van a esperar ustedes a que el pueblo reviente?

El Gobierno que pudo ser y no fue

Por Miguel Fernández-Palacios Gordon

Pedro Sánchez y Albert Rivera durante la firma de su acuerdo de investidura fallido (EFE).

Pedro Sánchez y Albert Rivera durante la firma de su acuerdo de investidura fallido (EFE).

En los más de cuatro meses transcurridos desde las elecciones hemos asistido a unas negociaciones fallidas en las que unos han optado por pactos contra natura, otros por preservar sus principios y, los de más allá, acaudillados por el tancredismo, se han sentado impertérritos a la puerta esperando sacar algún beneficio. Y, de este modo insólito, hemos llegado a la nueva convocatoria electoral. Todos son responsables y por ello el juego de las justificaciones no debería ser el de buscar culpables.

Es injusto argumentar que votar no al acuerdo entre PSOE y C’s es votar al PP. De los resultados de diciembre se deducía que una mayoría de votantes estaba de acuerdo en tratar de dar un giro de 180 grados a las políticas conservadoras, que han generado centenares de miles de marginados sociales y dejado recortes en libertades y servicios públicos esenciales, no de aplicar un mero barniz cosmético.

En este tiempo el PSOE, que lleva en sus siglas la S de socialista y la O de obrero optó, debido a presiones internas y externas, por un pacto antinatural que hubiera consolidado varias reformas del PP. En cualquier caso es descorazonador, si se considera su origen, que se haya decantado tenazmente por aliarse con la derecha, aunque no tanto si se examina su deriva de las últimas décadas. Tal vez si hubiera explorado una alianza de izquierdas, que contaba con más apoyos que el pacto reclamado, a estas alturas Rajoy sería un okupa en la Moncloa a punto de ser desalojado y el cambio estaría iniciando su esperanzadora andadura en España.

¿Nos lamentaremos en junio del Gobierno que pudo ser y no fue?

Nuevas elecciones, eso sí, con más datos

Por Félix Jiménez

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez (EFE).

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez (EFE).

Ahora entramos en el tiempo de las culpas, pero ya sabemos quién es capaz de pactar con quién. ¿Quién decía antes que Ciudadanos era el PP y que eran las nuevas generaciones del PP, y ha sido capaz de pactar con ellos? ¿Quién señaló que el Sr. Rajoy era un político indecente, ahora en nueva campaña electoral, dice que se equivocó? Leamos entre líneas estas consideraciones y la intención que encierra.

El caso es que la ambición de pretender gobernar en solitario y con independientes, con tan solo 90 escaños lo dice todo. No han entendido nada o la influencia de los poderes extramuros ha podido más que cualquier otra consideración y el triste resultado de todo esto es que el pato lo vamos a pagar los de siempre. Estamos abocados a nuevas elecciones, eso sí, ahora tenemos más datos.

Soria, como síntoma de la política del PP

Por Francisco Javier Aparicio Carrera

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (EFE).

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (EFE).

La renuncia a su cargo del Ministro de Industria, José Manuel Soria, por sus vínculos con sociedades ubicadas en paraísos fiscales no deja de ser el paradigma de la política del Partido Popular. Sin explicaciones coherentes y con unos relatos falaces, aludiendo a su falta de memoria y a errores comunicativos, se ha ido sin ser cesado, y entre loas a su honradez, como lo hicieron numerosos cargos populares inmersos en diversas tramas de corrupción.

Se podrá alegar su presunción de inocencia y que no hay indicios racionales de criminalidad; puede ser cierto, pero hablamos de actuaciones que, pudiendo ser legales, en ningún caso son éticas, quedando claro que si no se diferencia entre responsabilidades políticas y judiciales nunca acabaremos con esta lacra, sirviendo de poco las diversas leyes de transparencia y lucha contra la corrupción, y siendo necesaria y urgente una legislación europea homogénea que resuelva los graves problemas de opacidad fiscal.

 

Quien resiste, gana… o no

Por Jon García Rodríguez

El actual Presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (José Manuel Vidal/EFE).

El actual Presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (José Manuel Vidal/EFE).

Corrían los años 80 y tras varias veces de haber quedado finalista en los premios Príncipe de Asturias por fin se vio ganador Camilo José Cela. Se acercó al atril y dirigiéndose al príncipe Felipe, le espetó: «En España, yo os lo digo, alteza; el que resiste, gana».

Un sabio consejo que muchos llevan a la práctica, como es el caso de su paisano gallego Mariano Rajoy. Con su perseverante idea de formar un gobierno de gran coalición (PP-PSOE-C´S) demuestra que la cita de Cela no solo le engancha, sino forma parte de su idiosincrasia; y es su leitmotiv a la hora de sentarse a negociar. Hay quien ve en su forma de hacer política cierto autoritarismo o, dicho de otra forma, creen que carece de la necesaria ductilidad que todo líder debe tener para dar un espacio a las ideas que provienen de los demás.

Volviendo a lo de la perseverancia, no hace mucho leí un libro oracular titulado I Ching, en el que de manera recurrente aparece el siguiente consejo: «La perseverancia trae ventura, la perseverancia trae desventura». Lo que significa que la obcecación puede llevar tanto a lo bueno como a lo malo. En estos tiempos tan revueltos que vivimos, a los políticos como Rajoy que se enrocan siguiendo el consejo de Cela, habría que decirles que su cita no es del todo exacta. Lo correcto sería que hubiera dicho: «Quien resiste, gana»… O estrepitosamente fracasa.

 

Cansada de pactos, corrupción y recortes

Por Ana Sánchez Saes

Los cuatro candidatos más votados para ocupar la presidencia del Gobierno (20minutos).

Los cuatro candidatos más votados para ocupar la presidencia del Gobierno (20minutos).

Cansada de llamadas que nunca suceden, cansada de pactos que nunca llegan, cansada de la corrupción, cansada de los recortes, cansada de políticos más sagaces en sus cuentas de Twitter que en buscar soluciones.

Pero sobre todo, cansada de presenciar un espectáculo de cuatro protagonistas que mediante sombras chinescas nos cuentan cada uno su versión del por qué el de al lado es aún peor que sí mismo, sobre un teatro a punto de derrumbarse en el que los ciudadanos somos espectadores sin voz ni voto.

 

Rajoy ha vuelto a decir que no sabía nada de lo que pasaba en el PP valenciano y se ha quedado tan ancho

Por Ángel Villegas Bravo

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, responde a los medios tras la comparecencia de Rita Barberá (Vídeo ATLAS).

Rajoy responde a los medios tras la comparecencia de Rita Barberá (Vídeo ATLAS).

Por increíble que parezca Rajoy lo ha vuelto a hacer: ha dicho que él no sabía nada de lo que pasaba en el Partido Popular de Valencia, y se ha quedado tan ancho. Parece que este señor, que es nada más y nada menos que Presidente del Gobierno de España, además de presidente del PP, no se entera de nada hasta que ya todo el mundo lo sabe y, es más, todo el mundo lo sospechaba desde hace mucho tiempo.

Tampoco sabía nada de Bárcenas, del caso Gürtel, de la trama Púnica y, por no saber, no sabe ni siquiera que su partido está investigado (antes imputado).
Ya solo falta que nos diga que él no tiene nada que ver (ni sabía nada, claro) de cómo llegó Rita Barberá al Senado y, por tanto, de su aforamiento. Pero, vista su trayectoria, no hay que desesperar, porque en cualquier momento puede salirnos por peteneras.

¿De verdad puede este país permitirse seguir con un presidente tan irresponsable que le permite vivir en el limbo, sin saber nada de nada, sin asumir ninguna responsabilidad y, según parece, gobernar sin rendir cuentas al Congreso?

Aunque uno esté acostumbrado a ver cosas tan peregrinas como las que pasan de unos años a esta parte, es evidente que tal estado de cosas no puede continuar. O perderemos la poca credibilidad que nos quede fuera de nuestras fronteras.

¿Quién paga la corrupción?

Por César Moya Villasante

El expresidente balear, Jaume Matas (EFE).

El expresidente balear Jaume Matas (EFE).

Es agotador escuchar cada día las denuncias, los imputados, los juicios que se demoran años, las sospechas de casos nuevos.  Pero con todo ello nadie paga la corrupción.

Los poquísimos que van a la cárcel salen enseguida, como Matas, Isabel Pantoja y otros. Todos están aforados, como Barberá, que además no va al Senado porque “se enfada”, pero que sigue cobrando. No se actúa políticamente contra nadie.

¿Alguien puede pensar que esta sociedad pueda avanzar con una corrupción a la que algunos políticos gobernantes dan protección? Y tienen la desfachatez de pasar el muerto a los jueces, cuando ellos tienen el poder absoluto. Si provocan nuevas elecciones puede que algunos lo paguen. Y todos, con más abstención.