Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘industria’

Demasiada carne

Por M. S. Capdevila

Son muchos los alimentos que, en distinto grado y según su dosis y modo de preparación, producen cáncer. El reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud no ha hecho sino concretar más algunos aspectos suyos en lo relativo a la carne, rompiendo –y eso es muy importante- el muro de intereses que intentaban disimularlo.

245863-620-465La industria cárnica ha cuadriplicado su producción en cincuenta años, a costa de “cultivar” una carne con productos muy perjudiciales para la salud, tanto respecto al cáncer como a otras enfermedades. Ha propagado la idea insana de que hay que comer carne en cantidades antes impensables.

Esto produce una erosión acelerada de los suelos, obliga a labrar otros nuevos y desgasta nuestra única Tierra. Un mismo terreno produce de diez a veinte veces más proteínas vegetales que animales.  La cría de ganado consume la mitad de los cereales y agua del mundo. Una dieta a base de carne cuesta el triple. También agrava la desnutrición de una gran parte de la humanidad.

De ahí que por mi salud, por mi economía, por mi planeta y por solidaridad con los demás y también con los animales  -criados en forma bárbara para el matadero- procuro, desde que fui tomando conciencia de estos hechos, consumir menos carne que la que mi ambiente me habían inducido a comer y que de tantas maneras nos perjudica, directa o indirectamente, a todos.

Leche derramada, leche malgastada

Por Jacinta Galindo González

Las demandas de los ganaderos por el precio de la leche pueden estar justificadas, pero no su actitud en la protesta. Miles de litros de leche se han derramado porque no pueden ponerlos en el mercado a precios razonables, pero ellos mismos dicen que lo hacen en protesta por la negativa de la industria a recogerla en varias explotaciones gallegas. De forma simbólica, se tiraron un buen número de litros de leche pero la imagen que deja es amarga, como de leche agria.

Y es que vemos que miles de litros de un alimento básico son tirados a la basura mientras casi uno de cada tres menores españoles están en situación de pobreza. El estado, con tal de no gastar, no hará nada para evitar que el hambre de sus ciudadanos sea paliado con la leche que se tira y, seguramente, los productores, distribuidores y transportistas no tienen toda la culpa en el conflicto pero no han sido capaces de ofrecer su producción para sus compatriotas en vez de arrojarlas a las alcantarillas con tal de lograr un mayor efecto mediático.

Foto de una de las protestas.  (Óscar Corral / EFE )

Foto de una de las protestas en Galicia. (Óscar Corral / EFE )

No es la primera vez que esto pasa en el sector lácteo y hay otros episodios similares con productos agrarios. Sin embargo, no podemos permitirnos que, habiendo producción alimentaria suficiente, se tire sin más mientras hay gente a la vuelta de la esquina que no tiene qué comer.

Inversión en juegos y casinos

Por Manuel Nogueras

13-09-23-osoMe avergüenza que mi gobierno de la Comunidad de Madrid solo busque inversión en juegos y casinos para reducir las listas del paro. Me avergüenza que gobierne sin un programa para crear empleo. Me avergüenza que se baje los pantalones aceptando las condiciones de un empresario que sabe que las leyes no se pueden hacer a su gusto para obtener sus propios intereses.

Mi gobierno de Madrid no busca inversión para investigación y desarrollo, como lo hace Alemania con sus industrias buscando actividad empresarial. Solo quiere ludópatas enfermos y enfermos de cáncer, donde se tendrán que costear las medicinas con el repago. Mi gobierno no invierte en industria farmacéutica, ni en industria geriátrica, a pesar de que nuestra población dentro de unos años será la más envejecida de toda Europa.

Las impresiones de los lectores sobre la huelga general del 14-N

Por Francisco Javier España Moscoso

“La sombra de los violentos”

A pesar de los datos sesgados del consumo energético ofrecidos por el Gobierno y a pesar de los intentos de demonizar la acción piquetera con algún que otro infiltrado de por medio, la huelga ha sido un éxito. La sociedad en su conjunto ha sentido y compartido el significado del 14-N; unos participando de forma activa y los más, sufriendo el chantaje impuesto por una reforma laboral que ha precarizado el trabajo de tal manera que anula de facto el derecho a huelga, y unos y otros tuvieron ocasión de demostrar su músculo reivindicativo en las multitudinarias manifestaciones que cerraron el día; pero como siempre, aparecieron esos vándalos a sueldo que le regalan la foto de portada a los periódicos ultracentristas y dan argumentos a los opinadores profesionales de los saraos televisivos que llevan tiempo pidiendo que se regule, o mejor dicho, se anule el derecho a huelga.

Sr. Fernández Díaz [ministro del Interior]: no estaría de más investigar quién está detrás de estos reventadores de manifestaciones al igual que se persiguen otras tribus urbanas, aunque me temo que en este caso la alargada sombra de los violentos dejaría en evidencia a más de uno.

———————————————————————————————————————

Por Sarah Tabraue Artiles (Barcelona)

“A patadas con las maletas de los pasajeros”

Quiero compartir mi peculiar experiencia de madrugada. Mi vuelo salía a las 6 de la mañana y ante la ausencia completa de Nit Bus decidí coger un taxi. El conductor al principio se negó a llevarme: “ni yo ni ningún otro te llevará al aeropuerto porque hay piquetes y nos rompen el coche”. Con un par de súplicas decidió que me dejaría al otro lado del parking de la T2 del aeropuerto del Prat. Mientras conducía me contaba: “Otros años tiran piedras desde los puentes de la autopista” y “en Mercabarna están tirando neumáticos en llamas y por la ciudad, hay contenedores de basura quemándose”. Tuvimos que desplazarnos a otro cajero, porque el de la esquina lo habían llenado de silicona y no podía meter la tarjeta para sacar dinero para pagarle. Cuando llegué a la T2, antes de llegar al control de seguridad, había un gran piquete rodeado de Mossos d’Esquadra que gritaban al son de “esquirol” y “ojalá se os quede el avión sin gasolina”. También concedían patadas a las maletas de los pasajeros. Gran experiencia.

———————————————————————————————————————

Por José Antonio Pozo Maqueda

“Al final el Gobierno se quemará”

En un ejercicio de cinismo desmedido el gobierno “impopular” niega la huelga general y las manifestaciones masivas en las principales ciudades españolas del 14 de noviembre: calla, no aporta datos y destaca la normalidad de la jornada. El gobierno no se da por aludido y hace oídos sordos a los que claman contra su “antipolítica” de recortes suicidas –dice que “no hay alternativa a sus medidas”, pero si esto es así sobra el gobierno entero- que pone en cuestión no solo el Estado de bienestar sino al Estado mismo. Pero este solipsismo político no le saldrá gratis a nuestro gobierno. Está jugando con fuego y al final se quemará.

———————————————————————————————————————

Por Almudena Molina (Estudiante de 16 años)

“Respetar los derechos ajenos”

El artículo 28.2 de la Constitución dicta: Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. Por lo que no se le puede negar a nadie la elección de no trabajar como medio de protesta. En la huelga del 14 de noviembre hubo varias personas que decidieron brillar por su ausencia en sus respectivos oficios. Estos trabajadores reivindicaban derechos al gobierno. Piden derechos laborales pero no se percatan de que no pueden pedir un derecho negando otro: el miércoles había piquetes en las entradas de fábricas, comercios o centros públicos que impedían la entrada a trabajar a ciudadanos, derecho reconocido en la constitución en el artículo 35.

Muchos huelguistas han pensado en sus propios derechos sin percatarse en los demás, en la repercusión que pueden tener. Se han olvidado de la libertad de aquella persona que ha decidido asistir al trabajo, no se han acordado del trabajador que al día siguiente tendrá que limpiar las pintarrajeadas en la boca del metro y muchos nos han demostrado que no saben comportase como personas civilizadas. La huelga era un método de protesta efectivo a principios del siglo XX, pero a mi parecer se ha convertido en un medio obsoleto. No tiene más razón quien más grita. Quizá habrá que proponer soluciones eficaces en vez de protestar tanto y pensar también en los derechos de los demás.

———————————————————————————————————————

Por José Manuel Micó Abella (Valencia)

“¿Y los trabajadores de la administración?”

Me sorprende que los trabajadores de la administración han sido el sector que menos ha secundado la huelga general, cuando de un tiempo a esta parte son los que mas ruido hacen y mas protestas a las puertas de los organismos públicos montan. Y ahora qué, ¿es que el resto de días que protestan no les descuentan el salario y por eso el día de la huelga si trabajan?
Pienso desde la acera del trabajador del sector privado: es posible que no sea tan grave que solo te recorten el salario y las pagas extras cuando en la privada te recortan el empleo al 100%. Seguro que cuando les llegue a ellos este tipo de recorte se replantean el secundar la huelga en mayor número de participación. Como ejemplo: Canal 9, FGV (Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana) y Vaersa (Empresa pública valenciana de aprovechamiento energético de residuos S.A.)

———————————————————————————————————————